sábado, septiembre 18, 2021
bloque ₿: 701.121
sábado, septiembre 18, 2021 | bloque ₿: 701.121

Tipos de trading: estilos para comprar y vender bitcoin

Tabla de Contenidos

El trading es el oficio de comprar y vender activos financieros, contados entre ellos criptomonedas como bitcoin (BTC). Tal y como ocurre con otros oficios, existen diversas maneras de llevarlo a cabo con éxito, las cuales dependerán del tiempo disponible de quien opera, su nivel de conocimiento y el capital que está dispuesto a invertir.

La manera en que operan los traders es conocida como estilos, tipos o modalidades de trading. Esta clasificación es necesaria para determinar cómo el trader aprovecha las fluctuaciones del mercado y cuál es su objetivo a la hora de iniciar una operación, incluso antes de que abra una posición.

¿Qué significan los tipos de trading?

Los tipos del trading son una de las piezas fundamentales para que los comerciantes conformen una estrategia al momento de operar en el mercado financiero. Esto se debe a que, gracias a dicha clasificación, el trader puede determinar cómo generará los beneficios, de qué manera desea abrir posiciones en el mercado y por cuánto tiempo quiere mantener dichas posiciones activas.

Por ejemplo, un trader puede decidir operar bajo el estilo scalping y aprovechar los cambios que ocurren en el precio de una criptomoneda en cuestión de segundos o minutos. En este sentido, el comerciante sabe que trabajará con operaciones a muy corto plazo y de forma constante para sacarle mayor beneficio a su estrategia. Por el contrario, si el trader prefiere operar bajo la modalidad de largo plazo, entonces buscará sacar provecho a los ciclos del mercado y las tendencias primarias. Para ello, tendrá que operar a largo plazo y abriendo posiciones por varias semanas e incluso meses; a diferencia de otros comerciantes.

Tal y como podemos ver, saber qué tipo de trading preferimos practicar, cuál se acopla a nuestro ritmo de vida, personalidad y a las expectativas de retorno que tenemos en mente, resulta una herramienta sumamente útil para precisar cómo llevaremos a cabo nuestras estrategias en el mercado de criptomonedas. No es lo mismo esperar retornos diarios con múltiples operaciones en 24 horas, a tomar ganancias luego de haber abierto una posición hacia seis meses atrás.

En este sentido, antes de empezar a operar en un mercado, el trader debe definir qué tipo de estilo quiere aplicar a sus operaciones. Si escoge un trading del tipo scalping, entonces hará un estudio de mercado entre las diferenciales entre el precio de oferta y demanda en los últimos minutos u horas, calculando cuánto puede invertir en una sola operación comercial y qué tanto está dispuesto a perder.

El estilo de trading define el periodo de tiempo y la manera en que un comerciante opera en el mercado.

No obstante, si se decide por un estilo de largo plazo, entonces el análisis al que se someterá al mercado de bitcoin será distinto y enfocado mayoritariamente en la conformación de futuras tendencias o la estabilidad de los movimientos de precio actuales. De esta manera, el trader sabrá si puede invertir su dinero esperando generar retornos por una tendencia bajista o alcista en el transcurso de unas cuantas semanas o meses. Allí la importancia de saber qué tipo de trading prefieres.

Los estilos más populares de trading en bitcoin

Cuando se habla de estilos de trading basados en plazos de tiempo, las palabras «intradía», «scalping«, «swing«, «tendencias» y «hold» son muy conocidas en el mundo del comercio de criptomonedas y activos financieros en general.

Cada uno de estos términos precisa un marco de tiempo en la que se abren y cierran posiciones de comercialización, siendo esta la característica principal que los diferencia. A continuación, profundizaremos en estas cinco modalidades:

Trading intradía

El trading de intradía, también conocido en inglés como day trading, es una modalidad de comercio de activos financieros que implica abrir y cerrar posiciones en el transcurso de un solo día. Los traders aprovechan las múltiples variaciones de precio que ocurren en el mercado de criptomonedas, en un periodo de 24 horas, para crear una estrategia que les ayude a sacar beneficios de estos cambios.

Por ejemplo, un trader puede suponer que el precio de bitcoin para la mañana del 5 de agosto es mayoritariamente bajista, mientras que nota que para la tarde de ese mismo día tiene posibilidades de subir. En este sentido, hace una compra de bitcoins a las 7 de la mañana y espera a que el mercado entre en tendencia alcista, para luego venderlo a un precio mayor por la tarde. La diferencia entre el precio de compra y el precio de venta son las ganancias que percibe el comerciante por su operación.

Debido a que el trading intradía tiene su origen en el mercado de valores, donde las plataformas sólo operan los días laborales y por determinadas horas, es una práctica muy extendida que los comerciantes que aplican esta modalidad no tengan exposición a BTC por la noche. Debido a ello, se trata de una actividad que ocurre mayoritariamente en el transcurso de 12 horas.

Este estilo de trading es popular entre los comerciantes que buscan hacer inversiones a corto plazo, cobrando sus ganancias al momento. Es decir, se trata de un tipo de trading que se caracteriza por tener un marco de tiempo muy pequeño, el cual no supera unas cuantas horas de operaciones.

Para llevarlo a cabo, suelen monitorear la volatilidad diaria de bitcoin, así como guiarse por puntos de soporte y resistencia del mercado. Asimismo, para protegerse de los reveses del mercado, suelen utilizar las ordenes stop-loss o take-profit que les ayuda a controlar sus pérdidas y ganancias.

Scalping

El scalping es un tipo de trading íntimamente relacionado con el comercio de alta frecuencia (HFT), debido a que se trata de una de las operaciones más rápidas que existen en el oficio de comprar y vender activos criptográficos. Y es que el marco de tiempo en el que operan los traders de scalping no supera unos cuantos segundos o minutos.

El objetivo principal de este estilo es explotar pequeños movimientos del mercado una y otra vez para generar ingresos. Es ampliamente extendido que los comerciantes saquen provecho de las ineficiencias de las bolsas, plataformas de comercio o del mismo mercado; tal y como ocurre con las brechas de liquidez, las diferencias en la oferta y demanda, o el arbitraje entre negocios.

Bajo este estilo, se tiene la creencia de que los movimientos de precio pequeños son más fáciles de detectar que los grandes. Debido a ello, un trader puede abrir y cerrar posiciones en cuestión de segundos o minutos, llegando incluso a generar entre 10 y 100 operaciones diarias.

El scalping es un tipo de trading de alta frecuencia. Fuente: twenty20photos / elements.envato.com

El scalping es considerado un tipo de trading avanzando. Es decir, no es una forma de comprar y vender bitcoins para principiantes. Los traders que llevan a cabo este estilo tienen que tener experiencia en el mercado, conocimiento de los eventos (o elementos) que influyen en el mercado y haber desarrollado rapidez de decisión. Practicar la gestión de riesgo, saber leer un gráfico de velas y aplicar el análisis técnico es vital para sobrevivir bajo este esquema.

Swing trading

El swing trading es otro de los estilos de comercio de activos criptográficos a corto plazo y mediano plazo. Estas operaciones duran más de un día, pero nunca exceden el par de semanas ni llegan al mes. En este sentido, se considera que su marco de operación es mediano, en comparación con otros estilos como el scalping o el trading de posición. La meta de los traders que practican esta modalidad es beneficiarse de los picos y las caídas de precio.

Los comerciantes que están comprometidos con este estilo se encuentran siempre a la búsqueda de aumentos de precio rápidos o caídas abruptas. No obstante, existen algunos traders que prefieren más estabilidad, por lo que pueden dedicarse a generar ganancias capturan una parte del movimiento de un precio y saliéndose antes de que se revierta dicha tendencia.

Las estrategias swing se basan en el pronóstico de que un mercado se comportará de determinada manera o que se revertirá este patrón. Claro está, esto solo se logra aplicando análisis técnico (AT) al mercado de criptomonedas, enfocándose en detectar patrones o posibles reversiones en las tendencias. El análisis fundamental (AF) también puede ayudar a prever si un activo está sobrevalorado y entrará en tendencia bajista; o si, por el contrario, está infravalorado y su precio puede empezar a tener un movimiento ascendente a mediano o largo plazo.

Por ejemplo, un swing trader puede tener la teoría de que bitcoin está dando señales de que pronto entrará en un periodo de euforia y su precio llegará a sus niveles máximos. Entonces, abrir una posición larga para beneficiarse de la tendencia alcista o comprar bitcoins para ganar exposición. El comerciante puede salirse del mercado antes de que culmine la tendencia, puesto que querrá asegurar sus ganancias.

Por el contrario, si considera que poco después —por la excesiva especulación y la disminución de la demanda— el precio empezará a caer en picada, entonces puede decidir comprar bitcoins a un precio de «descuento» o abrir una posición en corto para sacar provecho de la caída.

Trading de largo plazo o de tendencia

El trading de largo plazo, también conocido como de tendencias o posición, implica un estilo de comercio de activos criptográficos cuyo marco temporal es el más grande del mercado. Este puede durar entre varias semanas, meses e incluso años para sacarle provecho máximo a una tendencia que domina los movimientos de precio de un activo. El objetivo es estar tras la pista de tendencias primarias, tal y como las define la teoría de Dow.

Los traders que lo practican suelen, por medio del análisis técnico y fundamental, pronosticar futuras comportamientos que se consolidarán en el mercado. De esta manera, tratan de captar cuando un mercado entrará en una tendencia alcista y en qué momento se revertirá a una tendencia bajista. El objetivo principal es acumular bitcoins cuando el precio del activo está bajo, para luego venderlo cuando este aumente exponencialmente.

Aquellos que hacen trading a largo plazo tienden a analizar cuál es la tendencia dominante en el mercado. Fuente: avanti_photo / elements.envato.com

Asimismo, algunos traders pueden también abrir posiciones en largo cuando sospechan que el mercado está por entra en una tendencia alcista que se consolidará. Por el contrario, si consideran que la tendencia bajista dominará, prefieren operar con posiciones en corto que les ayudan a aprovechar la caída del precio para generar ganancias.

En caso de que se demuestre que una tendencia (alcista o bajista) está llegando a su fin o frena, entonces el trader cierra su posición para empezar otra operación que le permita generar exposición bajo el nuevo comportamiento del mercado. Algunos comerciantes pueden esperar a que se confirme que definitivamente la tendencia del mercado ha cambiado, recogiendo ciertas ganancias y abriendo una orden stop-loss que evite que pierdan todo su capital.

Hodl

Algunos puristas del mercado financiero podrían decir que la estrategia de «hodl» no es un estilo de trading, sino un método de inversión pasiva. No obstante, en la actualidad es una de las modalidades de inversión más difundidas en el ecosistema de bitcoin, así que no se puede pasar por alto a la hora de hablar de comercio de criptomonedas y puede ser considerada un tipo de trading de muy largo plazo.

El hodl es considerado como una estrategia de inversión conveniente para los usuarios más novatos, ya que permite exposición sin necesidad de tener conocimientos profundos sobre el trading. Por ejemplo, un inversionista puede apostar por el crecimiento de un mercado sin tener que ser un experto en velas japonesas, indicadores o puntos de resistencia y soporte. Bajo la óptica del análisis fundamental, un usuario puede determinar si un activo tiene potencial de revalorizarse o no, sin tener que preocuparse por la volatilidad del mercado.

A pesar de las variaciones del mercado, desde el momento de su lanzamiento hasta la actualidad el precio de BTC ha aumentado considerablemente. Fuente: CoinMarketCap

El término «hodl» nació en la comunidad de Bitcoin como una manera de referirse a aquellos usuarios que compran bitcoins y los mantienen por un largo periodo de tiempo. La palabra —mal escrita— viene del inglés «mantener» o «aguantar» una posición en un mercado, independientemente de las fluctuaciones de precio a corto plazo. Tal y como podemos ver, se trata de un estilo de inversión de años donde poco importan las pérdidas de rendimiento que tenga el activo en un día, semana o mes. La visión es histórica, donde los traders analizan el rendimiento de la criptomoneda desde su lanzamiento hasta la actualidad.

Quienes practican el holding suelen invertir parte de su capital en activos como bitcoin, para luego depositarlos en un monedero por años sin pretensiones de gastarlos. La idea principal de esta práctica es que, mientras más pasen los años, el precio de la criptomoneda aumentará. De esta manera, los usuarios que tengan ahorros del activo se verán altamente beneficiados, ya que su inversión inicial se revalorizará. Si lo comparamos con los anteriores tipos de trading expuestos, se trata de la operación comercial que más tiempo se mantiene operativa, puesto que los holders pueden mantener por años sus bitcoins sin planes de venderlos.