sábado, septiembre 18, 2021
bloque ₿: 701.117
sábado, septiembre 18, 2021 | bloque ₿: 701.117

Tipos de órdenes que todo trader de bitcoin debe conocer

Comprar, vender y sacar beneficios. El trading de activos consiste —a grandes rasgos— en llevar a cabo estas tres acciones en el mercado de tu preferencia, ya sea de criptomonedas o activos tradicionales. Cualquier actividad de compra y venta de bitcoin u otros activos, dentro de las plataformas de trading o bajo la administración de un bróker, se identifica con el término de «orden».

O sea, por medio de una orden, un comerciante puede determinar a qué precio quiere entrar en el mercado, en qué área prefiere salir o cuántos activos quiere comprar en un momento determinado. Especificaciones que facilitan el trabajo del trading, por lo que todo operador debería saber utilizar a su favor.

¿Qué es una orden en el trading de bitcoin?

Cuando hablamos de órdenes en trading nos referimos a una solicitud que realizan los clientes de un corredor/bróker —es decir, un comerciante— para comprar o vender activos financieros bajo condiciones específicas. Por ejemplo, cuando un usuario realiza una adquisición de bitcoins por medio de un exchange, la acción misma de comprar es una orden de mercado.

Las órdenes son procesadas por el bróker o casa de cambio, quienes son los encargados de hacer efectiva la operación y registrarlas en un libro de órdenes electrónico. Asimismo, en el caso de las criptomonedas, existen plataformas denominadas exchanges descentralizados que funcionan por medio de contratos inteligentes y hacen posible la programación de estas órdenes sin necesidad de un intermediario.

En líneas generales, una orden posee información específica sobre la operación comercial, tal y como el tipo de instrumento o activo con el que se realiza la compra/venta. Puede tratarse de una compra de bitcoins, acciones o bonos. De igual manera, se puede estar efectuando una orden de compra de un derivado, tales como un contrato a futuro o un ETF. Adicional, puede señalar la cantidad de activos que se compran, el precio con el que el comerciante desea ejecutar su operación y el tiempo durante el cual la orden es válida.

Al momento de registrarlas en el libro de órdenes, cada una de estas solicitudes se incorpora con base en la hora de ingreso o su precio. No están identificadas con el nombre del comerciante. En este sentido, se preserva cierta privacidad a la hora de operar en público, aunque la mayoría de las plataformas de compraventa licenciadas exijan a sus usuarios el identificarse para poder utilizar sus servicios.

Tipos de órdenes en trading

Tal y como hemos mencionado antes, una orden puede determinar las características de una operación comercial. Por ejemplo, dependiendo del tipo de orden se puede estar comprando un activo o vendiéndolo, así como también hay ciertas solicitudes que especifican cuántas unidades se desean adquirir o a qué precio se quiere empezar a operar en un mercado.

En este artículo profundizaremos sobre el funcionamiento de ambos tipos, así como en sus múltiples funciones en los mercados de criptomonedas:

Orden de mercado

Las órdenes de mercado son una de las solicitudes más utilizadas por los traders, puesto que se utiliza para comprar o vender un número determinado de activos al precio que cotiza el mercado en ese momento. Cuando un comerciante adquiere en un exchange 100 dólares en bitcoin de manera inmediata, por poner un ejemplo, estaría llevando a cabo una orden de mercado.

Este tipo de órdenes se ejecuta al precio que está cotizando el activo en el momento en el que bróker o el exchange reciben la solicitud de compra o venta. Se trata de una operación inmediata, porque no hay necesidad de esperar a que el mercado cumpla un requisito específico para hacerla operativa. Debido a ello, puede durar en procesarse menos de un segundo.

Las órdenes de mercado son una de las solicitudes comerciales más utilizadas y populares del trading.

Ilustremos la dinámica. Un comerciante quiere comprar 100 dólares de BTC y consulta el precio en su exchange de confianza. Para ese momento, la criptomoneda se cotiza en 46.702 dólares, por lo que su operación será procesada en ese precio y se hará efectiva apenas acepte la transacción.

Órdenes pendientes:

Por otro lado, las órdenes pendientes son aquellas que se registran en el libro de órdenes y sólo se ejecutan cuando cumplen un requerimiento especifico. Un trader puede solicitar a su exchange que realice una compra cuando el precio de bitcoin alcance determinado precio, también puede informar que desea salirse del mercado antes de que llegue a una zona de resistencia o soporte.

Este tipo de órdenes necesita cumplir una condición de precio para hacerse efectiva. Es decir, el trader no pretende operar al precio del mercado actual, como sí lo hace con las ordenes de mercado, sino que solo ejecutará su acción de compra o venta si el activo cotiza a un precio previamente señalado. Tal y como podemos ver, se le llama órdenes pendientes, puesto que estas operaciones suelen quedar registradas en el libro órdenes sin efectuarse hasta que se cumplan los requerimientos mínimos o se cancele. O sea, no es una actividad que ocurra de forma inmediata.

1. Órdenes limitadas

Este tipo de orden se ejecuta al precio propuesto por el operador o en una cifra cercana a dicho precio. Debido a ello, a diferencia de una orden de mercado, esta tarda en ejecutarse y no se somete al precio que tiene el mercado en ese momento. Los exchanges, incluso, dan la opción de que estas órdenes puedan estar pendientes por varios días.

Con las órdenes limitadas, los traders pueden solicitar un límite de compra, proponiendo un precio máximo al que están dispuestos a adquirir un activo. O, por el contrario, pueden estipular un precio mínimo en el que desean venderlo. El objetivo principal es controlar el déficit que puedan generar estas operaciones, pero también influyen en las cotizaciones del mercado al introducir nuevas ofertas y demandas.

En las órdenes limitadas, los comerciantes pueden proponer un precio máximo o mínimo por el cual están dispuestos a pagar por un activo financiero.

Por ejemplo. Un comerciante desea comprar unas centésimas de bitcoin y está dispuesto a pagar máximo 46.400 dólares por unidad. Para el momento en que introduce la orden, el activo criptográfico se cotiza en 46.500 dólares, por lo que solicita al exchange esperar hasta que existe alguna oferta que se acerque a su número propuesto. Si algún vendedor está dispuesto a vender sus bitcoins a un precio de USD 46.440 o 46.430, entonces como estos números más cercanos al precio propuesto podría ejecutar la compra.

2. Órdenes Stop

Aunque pueden resultar muy similares a las órdenes limitadas, las órdenes stop permiten que un trader abra o cierre una posición solo sí el activo llega a cotizarse en un precio especifico. Esto quiere decir que el mercado debe cumplir con un dicho comportamiento para que el exchange haga efectiva la orden de compra o venta del comerciante.

Al igual que otras órdenes pendientes, las órdenes stop no se procesan de forma inmediata e, incluso, pueden nunca llegar a procesarse. La mayoría de los traders las utilizan como una herramienta de gestión de riesgo, ya que el uso estrategia de dichas órdenes puede minimizar las pérdidas y asegurar las ganancias de una operación comercial.

Para saber más de las ordenes stop es necesario conocer dos de sus variantes que son las más utilizadas: el stop-loss y el stop-limit.

a. Stop-loss:

El stop-loss, también conocida por sus siglas SL, es una orden utilizada para establecer la pérdida máxima que está dispuesto a asumir un trader por una operación. De esta manera, los comerciantes solicitan al exchange que, si el activo llega a cotizarse a un precio determinado, desean cerrar su posición y salirse del mercado.

Al igual que otras ordenes stop, se mantiene inactiva hasta que se cumpla el precio estipulado por el trader. Asimismo, si el mercado nunca toca el precio acordado, entonces la orden nunca se ejecuta. De esta manera, los comerciantes evitan seguir perdiendo dinero si hay caída abrupta en el precio de la criptomoneda o hay un comportamiento de mercado que anula la estrategia propuesta.

Las órdenes stop se registran en el libro de órdenes solo si el precio o el mercado cumple con requisitos específicos.

Pongamos un ejemplo. Un trader ha desarrollado una estrategia comercial, la cual genera pérdidas si el precio de bitcoin rompe su barrera de soporte, que considera está en los 40.000 dólares por unidad. Así que, decide entrar al mercado que se encuentra cotizándose sobre los 45.000 dólares, y solicita al exchange colocar una orden de stop (stop-loss) por debajo del área de resistencia. Es decir, en los 39.900 dólares por unidad.

Si, en el peor de los casos, el precio del activo llega a precipitarse hasta este valor estipulado por el trader para el stop-loss, entonces dicha orden se ejecutaría y la operación se cancelaría para evitar aún más pérdidas. Tal y como pueden ver, funciona como una especie de botón de emergencia.

b. Stop-Limit:

Tal y como dice su nombre, este tipo de solicitudes mezcla las características de una orden stop y una limitada. De esta manera, un trader especifica a su exchange o bróker que desea enviar una orden limitada (con una propuesta de precio) cuando el mercado se empieza a cotizar a un precio especifico.

En este sentido, los traders que usan estas órdenes suelen señalar un precio de stop que deberá alcanzar el mercado para que él abra una posición. Si el mercado alcanza dicho precio, entonces se registra la orden limitada donde él hará una propuesta de compra o venta.

Las órdenes stop-limit son una mezcla entre una orden que se activa con condiciones y otra que se registra en el mercado en una situación específica.

Pongamos un ejemplo para ilustrar mejor. Un trader está esperando a que bitcoin llegue a los 47.000 dólares por unidad para hacer una oferta de venta. Entonces, propone una orden stop en los 47.000 dólares, mientras especifica que para ese punto del mercado querrá abrir una orden limitada con un precio máximo de venta de 46.990 dólares por unidad. De cumplirse las condiciones, la orden limitada se registrará en el libro de órdenes y algún comprador podría acceder a la oferta.

Otras órdenes que necesitas conocer si quieres ser trader:

1. Take-profit:

Una orden take-profit, conocida en español como «toma de beneficios», tiene como función cerrar una operación si el activo tradeado alcanza un precio determinado previamente por el comerciante. Esta definición puede ser bastante similar a la de stop-loss, puesto que take-profit es la orden opuesta a aquella que garantiza minimizar las pérdidas.

Tal y como ocurre con el stop-loss, los comerciantes pueden solicitar al exchange generar una orden que solo se active si el precio de la criptomoneda alcanza un dígito en específico. Sin embargo, esto lo hacen previendo que la criptomoneda aumentará de precio y desean salvaguardar ganancias antes de que la tendencia alcista se revierta. O sea, el objetivo principal acá es asegurar ganancias para no engolosinarse con el mercado de toros.

Las órdenes Take-Profit permiten a los comerciantes programar la toma de ganancias por sus actividades comerciales.

Digamos: Un trader entró al mercado cuando bitcoin apenas se cotizaba sobre los 45.000 dólares. Sin embargo, él considera que el precio puede llegar a los 50.000 por unidad, así que fija una orden take-profit a esa altura y espera a que el precio aumente. De cumplirse su predicción y el activo cotizarse a dicho precio, la orden se activará y el usuario quedará fuera del mercado con sus ganancias a salvo.

2. Órdenes «una cancela a la otra» (OCO)

Cuando se trata de ordenes comerciales que cumplen con ciertas condiciones para ejecutarse, las solicitudes «una cancela a la otra» son unas de las más utilizadas para hacer trading. Mejor conocidas en inglés como one cancels the other, frase que se resume en las siglas OCO, este tipo de órdenes permite comprar o vender un activo si se cumple un requisito propuesto por el trader.

Para entender a mayor profundidad las órdenes OCO, hay que tener en cuenta que los comerciantes tienen la posibilidad de solicitar dos órdenes con distintas condiciones al exchange, pero solo una se ejecutará. Por ejemplo, podemos programar una orden de compra y una orden stop-loss al mismo tiempo, las cuales se mantendrán inactivas. ¿Cómo se sabe cuál de las dos órdenes se llevará a cabo? Pues, dependiendo de las cotizaciones del activo y su comportamiento en el mercado.

El trader especificará las condiciones en las que debe estar el precio del activo para que una o la otra orden se active. El comerciante puede señalar que quiere ejecutar una orden de venta si BTC alcanza los 48.000 dólares por unidad, mientras que si el precio baja de los 40.000 dólares entonces prefiere que se ejecute una orden stop-loss. Si el mercado sube y llega al área de los USD 48.000, entonces se registrará la orden de venta. Sin embargo, si el mercado entra en tendencia bajista y se precipita a los USD 40.000, entonces se activará la orden stop-loss y saldrá del mercado para detener las pérdidas.

3. Órdenes «Todo o nada» (AON)

Las órdenes todo o nada, que es una traducción del inglés «all or none» (AON), son solicitudes que garantizan que el trader complete su orden comercial solo bajo las condiciones que desea. Es decir, se tienen que cumplir una serie de requisitos comerciales para que la orden se ejecute.

Pongamos un ejemplo: un trader desea comprar 4 BTC a un precio de 46.700 dólares por unidad. No se conformará con un precio distinto o una cantidad menor de bitcoins, por lo que esperará a que en el mercado exista alguien dispuesto a cubrir su demanda. Para ello, propone una orden AON, ya que de lo contrario su solicitud será ejecutada parcialmente con cualquiera otra oferta que tenga un precio similar, pero tal vez no la cantidad de bitcoins requeridos.

Las órdenes AON solo se procesan si se cumplen todas las condiciones indicadas por el comerciante.

Las órdenes «todo o nada» se mantienen vigentes en el mercado hasta que se ejecuten, por lo que pueden pasar varios días o semanas. No obstante, el mismo trader puede cancelarla si así lo desea.