miércoles, agosto 4, 2021
bloque ₿: 694.128
miércoles, agosto 4, 2021 | bloque ₿: 694.128

¿Cómo leo un gráfico de precios del mercado de criptomonedas?

Si has comprado o vendido criptomonedas, al menos una vez has tenido que leer un gráfico de precios. Estas herramientas son ampliamente utilizadas por traders e inversionistas para monitorear las fluctuaciones en el precio de los activos financieros, facilitando el pronóstico de futuras tendencias con base en datos históricos.

Debido a la importancia de las gráficas en el trading, resulta vital saber entender los elementos de una gráfica y configurarla para que presente la información que necesitamos. En CriptoNoticias ahondaremos en todos los detalles que tienes que saber para poder leer fácilmente gráficas de precios de tus criptomonedas favoritas.

¿Qué es un gráfico?

Un gráfico en el mundo del trading es una secuencia de datos dibujados sobre un periodo de tiempo determinado. Los gráficos están conformados por un plano de coordenadas con un eje vertical (eje y) que representa la escala de precios y un eje horizontal (eje x) que registra la escala de tiempo.

Existen tres tipos distintos de gráficas de precio que varían dependiendo de cómo disponen la información para el público. A continuación, detalles sobre las diferencias de este tipo de gráficas.

Gráficos lineales

Las gráficas lineales son algunas de las más conocidas en el mercado de criptomonedas, ya que se pueden consultar en portales como CoinMarketCap o CoinGecko. Estas herramientas contienen datos comerciales, como las variaciones del precio de bitcoin en las últimas 24 horas, para ilustrar el valor alcanzando por un activo en determinado tiempo.

Una de sus características más significativas, es que todas las fluctuaciones en el precio de los activos son representadas por medio de líneas que se unen en una secuencia. De esta manera, cuando el precio aumenta, las líneas describen un movimiento ascendente. Sin embargo, cuando el precio disminuye, las líneas se precipitan en dirección descendente.

Los gráficos lineales ilustran las fluctuaciones de precio por medio de líneas

Los gráficos lineales ayudan a tener una visión más generalizada sobre las fluctuaciones del mercado, sin necesidad de entrar en información más detallada.

Gráfico de barra

Los gráficos de barras también destacan entre los traders de criptomonedas, puesto que exponen distintas variaciones de precio en un mismo periodo de tiempo. Esta herramienta indica el precio máximo, el precio mínimo, el precio de apertura y el de cierre que alcanzó un activo en el transcurso de una hora, día o semana.

Los periodos de tiempo son representados como líneas de colores, siendo el verde un indicador de que el precio está aumentando y el color rojo que el valor está disminuyendo. El precio mínimo está ubicado en la parte inferior de la barra, mientras que el máximo que alcanzó la criptomoneda en ese periodo está ubicado en la parte superior.

Las gráficas de barra registran información como el precio de apertura, cierre, mínimo y máximo que alcanzó la criptomoneda en un periodo

El precio de apertura, por otro lado, se representa como una línea horizontal corta que se extiende de la barra hacia el lado izquierdo del plano de coordenadas. El precio de cierre, mientras tanto, es una línea horizontal corta que se ubica hacia la izquierda de la gráfica.

Los gráficos de barra se destacan porque contiene información más detallada sobre el comportamiento del precio de un activo en un determinado momento. Asimismo, como cada barra tiene un tamaño convencionalmente pequeño, pueden mostrar una gran cantidad de datos en una sola gráfica; permitiendo que los traders puedan hacer análisis históricos con mayor facilidad.

Gráfico de vela

Originarias de Japón, las gráficas de velas se han vuelto una de las herramientas más utilizadas por los traders alrededor del mundo. Al igual que las gráficas de barra, las velas ayudan a registrar diversas variaciones en el precio de una criptomoneda en un periodo de tiempo determinado.

Representados por medio de unos cuerpos rectangulares, conocidos como velas, se indica el precio máximo y mínimo que alcanzó el activo en ese tiempo, así como el precio de apertura y cierre que marcó el mercado para aquel momento. Las velas, además, suelen estar coloreadas con verde o blanco para representar movimientos hacia el alza y rojo o negro para un precio que se mueve hacia la baja.

Las velas japonesas son una de las gráficas más populares del mercado de criptomonedas.

En CriptoNoticias tenemos un artículo donde se profundiza en todos los detalles que debes tener en cuenta para poder leer velas japonesas y pronosticar futuros patrones de precio.

¿Para qué sirven los gráficos en el mercado de criptomonedas?

Las gráficas de precio, al igual que otras herramientas financieras, están al servicio de los traders e inversionistas para llevar a cabo análisis técnico (AT) y fundamental (AF) sobre un mercado en cuestión. Una gráfica por sí sola no nos permite predecir una futura tendencia, pero sí nos ayuda a identificar patrones de comportamiento.

Por ejemplo, con una gráfica lineal o de barras podemos analizar la evolución del precio de una criptomoneda a lo largo del tiempo. Con las velas japonesas se puede identificar si existe una mayor dominancia en el mercado de vendedores o compradores, o si cierto evento social generó alguna variación en el precio o es el origen de una fluctuación.

En el análisis fundamental, las gráficas precio pueden ser comparadas con las de volumen, capitalización de mercado o datos sobre la blockchain, para calcular el valor real de un activo criptográfico. Asimismo, permiten identificar datos de mercado de forma rápida y detallada, lo que ayuda a visualizar el mercado de una manera más amplia.

Partes de un gráfico

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los gráficos están compuestos por distintos elementos que otorgan información útil para saber cómo se encuentra el mercado de criptomonedas en ese momento. Identificar estos elementos nos permite a hacer una correcta lectura de los datos presentados.

Activo (o el par de divisa)

Todas las gráficas de trading ilustran información sobre un activo financiero, que, en el caso de nuestro interés, es una criptomoneda. Para saber qué tipo de activo estamos consultando, tenemos que revisar la barra superior de las gráficas, donde generalmente en el lado izquierdo se señala el símbolo de la criptomoneda que se está analizando (BTC/ ETH/ XRP, por poner un ejemplo).

Las gráficas también indican el tipo de par de divisa que se está representando en el plano de coordenadas. O sea, apunta si el valor de la criptomoneda en la gráfica está expresado en su equivalente en dólares, euros, soles o pesos. El par de divisa más común es el BTC/USD.

La barra del gráfico, además, puede señalar la capitalización de mercado del activo financiero. Asimismo, se registra en tiempo real el porcentaje (%) en el que ha disminuido o aumentado el precio del activo en las últimas 24 horas.

Barra de tiempo

Ubicado en el eje horizontal del gráfico, la barra de tiempo o marco temporal (timeframe) indica cada cuánto tiempo se están tomando los datos para conformar la gráfica. Esta es configurable y el usuario puede determinar qué periodo quiere analizar.

Los marcos temporales más utilizados son los mensuales, semanales y diarios. Asimismo, también se puede seleccionar que se muestre únicamente las variaciones del mercado en las últimas 4 horas, 1 hora, 30 minutos o hasta 1 minuto. Las gráficas lineales se pueden configurar para que muestren la actividad histórica del activo desde el momento de su emisión.

Mientras mayor sea el timeframe, es más general la visión que se tiene del mercado. Los marcos temporales más específicos, por el contrario, dan detalle sobre lo que está sucediendo con el activo minuto a minuto.

Barra de precio

Ubicada en el eje vertical, la barra de precio indica los diversos niveles de precio que alcanzó o ha alcanzado la criptomoneda. De esta manera, se van ubicando todos los elementos de la gráfica conforme se cotiza el activo bajo dicha escala de precios.

Los cuerpos dentro de la gráfica, tales como las barras o las líneas, ayudan a especificar el precio exacto que alcanzó la criptomoneda en un determinado momento, completando así la información comercial.

El eje de precios, además, es un parámetro configurable. Los trades pueden decidir si quieren que los datos del gráfico sean presentados de forma lineal o logarítmica, un elemento que determina cómo se ilustran las variaciones de precio en el plano de coordenadas.

  1. Escala lineal: ilustra variaciones de precio con una longitud similar entre una unidad y otra. Por ejemplo, para mostrar que un activo subió de 5 dólares a 10 dólares se usa la misma cantidad de pixeles, o distancia, que si se ilustrase un movimiento de 50 dólares a 55 dólares.
La escala lineal registra las variaciones de precio de una criptomoneda en divisiones entre unidades que son iguales entre sí de forma aditiva.

La escala de precios lineal facilita leer las variaciones de precio de una criptomoneda porque es una gráfica más intuitiva. No obstante, no se recomienda utilizar este tipo de escala cuando se quiere visualizar la evolución del precio de un activo en un rango de tiempo muy amplio, puesto que puede hacer pasar desapercibidos detalles importantes para hacer un buen análisis técnico.

Debido a ello, suele ser una escala que se usa en la mayoría de los casos para monitorear las variaciones de precio intradía.

  • Escala logarítmica: también conocida como semi-logarítmica, muestra las variaciones de precio en proporciones constantes. Es decir, la longitud con la que se ilustran los cambios de precio no está determinada por las unidades (números brutos: 5$, 10$, 45$), sino por cuánto aumentó o disminuyó porcentualmente el valor de dicho activo.

    Para entender esto sigamos el ejemplo anterior. Una criptomoneda aumenta su valor de 5 dólares a 10 dólares. Esto significa que su precio se ha duplicado, por lo que la escala logarítmica mostrará una enorme subida en la gráfica. No obstante, si el precio pasa de 50 dólares a 55, esto en la práctica es un pequeño avance, por lo que quedará reflejada en la gráfica con una longitud menor que la anterior variación de precio.
La escala logarítmica mide las variaciones de precio de criptomonedas en relación a su proporción de aumento o disminución de precio.

Tal y como podemos ver, la escala logarítmica facilita monitorear el porcentaje de rentabilidad de un activo criptográfico. Asimismo, puede ser una herramienta muy útil para notar detalles en las variaciones de precio cuando se hace un análisis histórico. En este sentido, los traders suelen utilizar esta escala para crear sus objetivos chartistas, dibujando patrones en el gráfico, o para visualizar el comercio de la criptomoneda en toda una semana, mes o año.

Líneas, barras o velas

Los gráficos de trading no están completos sin aquellos cuerpos que ilustran el movimiento del mercado. Las líneas, las barras o las velas son elementos que nos ayudan a unir los datos de la barra de precio con los del marco temporal, señalando un comportamiento específico del activo para ese momento.

Tal y como hemos mencionado antes, las líneas indican de forma sucesiva el precio de cierre de un activo en determinados periodos, describiendo movimientos ascendentes y descendentes dependiendo de la tendencia.

Las barras y las velas, por otro lado, señalan con sus colores las tendencias bajistas y alcistas, mientras especifican el precio de cierre, apertura, máximo y mínimo que alcanzó el activo en un tiempo específico.

¿Cómo predigo un cambio de comportamiento en el mercado por medio de las gráficas?

Con todo el conocimiento que hemos adquirido hoy, muchos se estarán preguntando cómo puedo empezar a predecir futuras tendencias observando una gráfica de precio de bitcoin, ether o LTC. Y, aunque es posible especular sobre el comportamiento del mercado de criptomonedas al ver ciertos patrones en las gráficas, es importante tener en cuenta que para hacer un verdadero pronóstico de mercado se necesita llevar a cabo un análisis técnico.

Un trader no puede planificar una estrategia comercial únicamente basándose en lo que ve en una gráfica, puesto que esta información estaría incompleta. Las gráficas dan información útil, sí. Pero sólo podemos sacar conclusiones sobre cómo se comportará el mercado si hacemos uso de indicadores como la media móvil, las secuencias Fibonacci o el punto de resistencia y soporte.

No obstante, existen patrones que nos pueden dar algunas pistas si dibujamos líneas de tendencia sobre nuestros gráficos de trading.

Cabeza y hombros

Cuando en los elementos de una gráfica, ya sean líneas, barras o velas, notamos tres picos o una sucesión de ellos podemos decir que estamos frente a un patrón de cabeza u hombros. Este es un patrón de inversión, el cual refleja un «tira y afloja» entre compradores y vendedores.

El patrón cabeza y hombro puede ser tanto de tendencia alcista, como bajista.

Cuando la gráfica indica un movimiento ascendente es que los compradores han tomado el control, mientras que un movimiento descendente en el precio indica que los vendedores son los que están dominando en ese periodo.

Este patrón refleja inversión, donde los compradores y vendedores pelean por la dominancia en el mercado.

Triángulos

Tal y como lo indica su nombre, son patrones en las gráficas de precio que generan figuras triangulares ascendentes, descendentes o simétricas. Estas señalan tendencias claras y mantenidas hacia un precio alcista o bajista.

Cuando se dibujan unas líneas de tendencia donde la superior es plana, pero la inferior está aumentando, entonces estamos frente a un triángulo ascendente. Esto significa que hay un mayor volumen de vendedores y que están siendo más agresivos que los compradores, por lo que el precio puede romper hacia el alza.

El patrón triángulo ascendente refleja un mercado que tiene mayores posibilidades de romper hacia el alza.

Un triángulo descendente está compuesto por una línea superior descendente y una línea inferior plana. A diferencia del anterior, significa que los vendedores tienen mayor control sobre el mercado y el patrón podría perpetuarse hacia una tendencia bajista.

Los triángulos descendentes, tal y como dicen su nombre, indican un patrón que podría perpetuarse con precios a la baja.

Los triángulos simétricos, por otro lado, son indicadores neutros que señalan que en ese punto el mercado no se inclina a ninguna dirección.

Los triángulos simétricos ilustran indecisión en el mercado, ya que el precio no se inclina hacia ninguna tendencia en ese periodo.

Porciones o cuñas

Las porciones, también conocidas como cuñas, muestran tendencias que se están agotando en acción o futuras rupturas de patrones. Estas se conforman cuando se dibujan dos líneas de tendencias y estás describen un camino parecido a un embudo.

Una cuña bajista empieza con líneas muy separadas entre sí y que tiende hacia la unión.

La aparición de una cuña puede ser leído como que el mercado tiene posibilidades de entrar a una tendencia opuesta a la que venía siendo predominante. Por ejemplo, si la porción empieza amplia y termina delgada, entonces podríamos estar frente a un cambio de tendencia alcista a bajista.

Las cuñas alcistas, por el contrario, empiezan con líneas muy cerca la una de la otra y que se expanden mientras el precio crece.

Si la porción, por el contrario, empieza delgada y se expande hacia los lados, entonces podríamos estar frente a una ruptura de tendencia bajista para cambiar a una tendencia alcista.