Seleccionar página

El “ancla” de la economía venezolana: lo que se sabe sobre el Petro

El “ancla” de la economía venezolana: lo que se sabe sobre el Petro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este 25 de julio que el nuevo cono monetario del país estará “anclado” al valor del Petro, un criptoactivo creado por el gobierno de la nación suramericana el año pasado.

Aún no hay detalles en torno a esta decisión, aunque se estableció el 20 de agosto como fecha tope para el cambio económico, después de varias dilaciones. A pesar de que el gobierno central ya había “utilizado” Petros para financiar políticas públicas, solo este miércoles se dio el paso definitivo, al “anclar” el valor del nuevo cono monetario al Petro:

Anuncio que la reconversión monetaria va a arrancar el 20 de agosto con la circulación del bolívar soberano que va tener una nueva modalidad de anclaje al Petro. Un nuevo sistema monetario del bolívar soberano anclado a la criptomoneda el Petro (…) La reconversión va a tener dos componentes: un componente central, el cambio del cono monetario, y la reducción de 5 ceros a la moneda venezolana a través del bolívar soberano y va a tener una base de cambio e intercambio basada en la moneda Petro. El valor del Petro se determina de acuerdo al valor de la cesta petrolera venezolana que se vende en el mercado internacional.

Nicolás Maduro

Presidente, Venezuela

Lo que se sabe

El proyecto fue concebido como una “solución” a los problemas económicos que aquejan a Venezuela. No obstante, su desarrollo ha sido lento, entre el rechazo de un importante sector del país y las dificultades que ha encontrado para entrar al ecosistema de los criptoactivos y estabilizarse.

Recordemos que, según el propio Maduro, el Petro tendrá una emisión máxima de 100 millones de fichas, respaldadas en más de 5.300 millones de barriles de petróleo, ubicados en el Bloque Ayacucho de la Faja petrolífera del Orinoco. Además, tras la preventa privada, el presidente informó que fueron invertidos unos 3.380 millones de dólares. El gobierno venezolano incluso anunció el Petro Oro, aunque este se trata de pequeñas láminas de este metal precioso y no queda clara su relación con la criptografía.

El contrato inteligente del PTR no se conoce públicamente. Ni en NEM ni en Ethereum se ha confirmado la existencia de este contrato oficial y ante el silencio de las autoridades, han proliferado una serie de estafas asociadas al token. De acuerdo con la data de Etherscan, en Ethereum existen más de 30 tokens con los tickers PTR o PETRO, lo que podría generar confusión en usuarios incautos.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos emitió una dura sanción sobre esta criptomoneda, prohibiendo a ciudadanos americanos invertir e instando a los demás países del mundo a no trabajar con este criptoactivo. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) informó al público en general que el Petro parece ser una extensión del crédito del gobierno venezolano, por lo que las personas que inviertan en él incumplirían la Orden Ejecutiva 13.808 y “podrían estar expuestas a riesgo de sanciones estadounidenses”.

Países como India han sido contactados para recibir pagos con PTR, aunque esta decisión no prosperó. Solo un banco ruso llamado Evrofinance Mosnarbank, al parecer en parte propiedad del gobierno venezolano, habría decidido utilizarlo, aunque no se conocen detalles de este posible negocio.

Pese a todo, 16 operadoras para el intercambio de criptomonedas trabajan con este token: Crypto Exchange, Cripto Capital, Asesoría Financiera C.A., Italcambio, Criptomundo Casa de Intercambio C.A., Amberes Coin, Cave Blockchain, Valorata Casa de Bolsa, Coinsecure.ve, Critio Exchange, CriptoLago, Criptoven Trade C.A., Criptoactivos Menex C.A., Criptoactivos Bancar C.A., Inversiones Financieras 1444 C.A. y Criptoactivo Criptoex.

Casas de cambio como Bitfinex o Crypto Zeus se han deslindado de este proyecto, afirmando que no trabajarán con este token ni ahora ni en el futuro. Además, algunos rankings especializados en la evaluación de criptomonedas y Ofertas Iniciales de Moneda (ICO) han desaconsejado esta inversión, que incluso ha sido calificada como una estafa.

Debido a esto, el economista Luis Vicente León, a través de su cuenta en la red social Twitter, aseguró que “El Petro es una moneda sin circulación relevante, sin confianza en el mercado y prohibida en las grandes economías. Atar el nuevo bolívar al Petro es atarlo a la nada”.

Por otro lado, hace poco hubo una oleada de rumores sobre la posibilidad de que en un robo ocurrido en la Universidad Experimental Simón Rodríguez (UNESR) los ladrones se llevaran únicamente “discos duros de respaldo” de las transacciones de esta criptomoneda; sin embargo, esta información no fue confirmada.

Los usuarios interesados en adquirir el token deben esperar a su comercialización a través de casas de cambio, ya que el último proceso de compra finalizó en marzo. El gobierno venezolano creó el sitio web elpetro.gob.ve, para que los usuarios accedieran al PTR. Sin embargo, en ese momento se reportaron algunas irregularidades en torno al manejo de la data, la identificación del cliente (KYC) y las políticas contra el lavado de dinero (AML).

Los tokens no han sido liberados y el gobierno de Maduro no ha emitido una postura oficial con respecto a este tema. Para sus inicios, según fuentes locales, el precio del PTR se ubicaba en 60,98 dólares por token, lo que, a la tasa oficial de cambio, equivale a más de 8 millones de bolívares. Esto implica que la mayoría de los venezolanos seguramente están imposibilitados de adquirir petros, o cuando menos uno completo, pues el salario mínimo integral, para julio de 2018, se ubica en 5.196.000 bolívares.

Imagen Destacada por AlekseyIvanov / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Javier Bastardo

Filósofo poseedor de una curiosidad incurable. Entusiasmado por las potencialidades de las criptomonedas y blockchain en el mundo que viene.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD