Seleccionar página

Solo 4 de 96 negocios de criptomonedas en Corea del Sur han acatado las regulaciones vigentes

Solo 4 de 96 negocios de criptomonedas en Corea del Sur han acatado las regulaciones vigentes

El mercado de criptomonedas de Corea del Sur se encuentra sometido hoy en día a estrictas medidas que permiten transacciones con criptomonedas sólo con cuentas bancarias a nombre personal. Una medida que en la actualidad es sólo acatada por las cuatros empresas de intercambio de activos digitales más grande del país, dejando a un total de 96 casas de cambio trabajando en la ilegalidad.

Fuentes del diario local, Business Korea, destacan que el mercado de activos digitales nacional se ha convertido en un total caos debido a su pronunciado desorden y disparidad regulatoria. Esto se puede constatar en el hecho de que, de las 100 casas de cambio que se encuentran activas en el país actualmente, sólo las plataformas Upbit, Bithumb, Coinone y Koibit se encuentran trabajando con el nuevo esquema aplicado por las autoridades.

Para entender el contexto de esta irregularidad se debe saber que hace tres meses atrás las autoridades financieras de Corea del Sur —de la mano de Kim Yon-beom, vicepresidente de la Comisión de Servicios Financieros (FSC)— aplicaron un grupo de nuevas regulaciones a los bancos y casas de cambio de criptomonedas, obligando a ambas entidades a trabajar con cuentas bancarias con nombre personal para realizar comercializaciones con activos digitales.

No obstante, por más que estas medidas tienen el objetivo de brindar mayor transparencia al mercado de criptomonedas, la actual situación del mercado surcoreano se caracteriza por esta evasión normativa. ¿A qué se debe este descontrol? Al parecer, las entidades regulatorias nacionales no están presionando a los bancos ni a los medios de intercambio para que los usuarios usen su nombre real.

Especialistas del criptomercado y del sector regulatorio del país destacan que a su vez el gobierno insiste en mantener el asunto de las criptomonedas en conversaciones con los bancos y las bolsas de valores, restandole la importancia legal que necesitan en pleno auge de popularidad en todo el territorio.

Por si no fuera poco, las autoridades surcoreanas tampoco tienen competencia ni están facultadas para supervisar el mercado de activos digitales, por lo cual han empezado a inspeccionar a las casas de cambio por medio de sus datos bancarios. En este sentido, los bancos nacionales tienen el derecho de permitir la apertura de una cuenta bancaria o no en nombre de una casa de cambio, mas también están amenazados de ser sometidos a intensas investigaciones por administrar dinero proveniente de criptomonedas.

De esta manera, en medio de un ecosistema que está en su plena proliferación —anotándose en los últimos 100 días unos 40 nuevos negocios de intercambio de criptomonedas— el mercado se encuentra en el aspecto regulatorio considerablemente descuidado y cada vez más problematizado.

Frente al poco alentador panorama, incluso las casas de cambio y bolsas de valores extranjeras ven una oportunidad en Corea para establecerse debido a su aplicación regulatoria laxa. En este sentido, la casa de cambio china, Huobi, es uno de los medios de intercambio que está usando cuentas corporativas para transferencias y no de nombre personal, debido a su estatuto internacional.

Un experto, que prefirió mantenerse en anonimato, comentó para Business Korea en una entrevista que la incorporación cada vez más constante de bolsas y casas de cambio de criptomonedas de origen extranjero desataría una perturbación mayor en la comunidad de activos digitales, situación que podría traer en un futuro mayores dificultades para mantener la transparencia del mercado.

Después de que Japón y Estados Unidos endurecen las regulaciones sobre la criptomoneda, las bolsas extranjeras están buscando fortalecerse en el mercado surcoreano que tiene regulaciones relativamente laxas. Si la tendencia continúa, el gobierno enfrentará más dificultades para hacer que el mercado interno de criptomonedas sea transparente.

Anónimo

Experto en el mercado de criptomonedas.

El fracaso de las implementaciones regulatorias ha desatado toda clase de controversias en la comunidad de criptomonedas, plataformas donde algunos de sus miembros creen que el plan real del gobierno es desmovilizar y controlar el mercado de activos criptográficos manteniendo sólo cuatro casas de cambio grandes y apocando los negocios más pequeños. Una dura actitud regulatoria que ya se ha criticado en un pasado y que sigue generando escozor entre los entusiastas de criptomonedas del país.

Tratándose una tecnología relativamente reciente como la blockchain, con menos de una década de evolución, es notorio que sea China el país que está a la cabeza en solicitudes de patente relacionadas con esta tecnologías, pues en 2017 introdujo 225 solicitudes ante la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos (USPTO) del total de 406 solicitudes introducidas ese año, es decir, 56% del total, frente a un 22% de Estados Unidos, que introdujo 91 solicitudes.

Yu Kequn, el director del Centro Nacional de Seguridad de Tecnología de Información, dijo en un reciente evento de blockchain, que esta tecnología liderará una nueva ola de innovación tecnológica y nuevos desarrollos industriales, ya que conjuga varias funcionalidades, como almacenamiento distribuido de datos, comunicación entre pares (P2P), mecanismos de consenso, y algoritmos de cifrado de datos. Tiene además, agrega Yequn, características de decentralización, apertura, resistencia a ser alterada y puede preservar el anonimato.

Los grandes bancos de China, incluyendo el Banco de la Construcción de China y el Banco de China, entre otros, han comenzado el despliegue de la tecnología blockchain en campos como comercio internacional, alivio de la pobreza, plataformas de arrendamiento inmobiliario y cadenas de suministro para comercio electrónico. Las grandes corporaciones chinas, por otra parte también están impulsando la tecnología blockchain, en concordancia con el interés que ha mostrado el gobierno.

La nota discordante, sin embargo, sale a la luz en el terreno regulatorio frente a las criptomonedas, donde el gobierno chino ha mostrado una actitud inflexible con la prohibición de las casas de cambio en febrero pasado y de las ofertas iniciales de moneda (ICO) en septiembre de 2016.

Imagen destacada por openwater / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Andrea Leal

Si somos lo que leemos, entonces quiero ser de Rimbaud a Pavese.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD