Seleccionar página

La confianza es clave para el crecimiento de la criptoeconomía

  • Herramientas amigables para los servicios financieros fueron populares durante el primer trimestre.
  • Desarrolladores seguirán construyendo formas para interactuar de manera simple con la blockchain.
La confianza es clave para el crecimiento de la criptoeconomía

Jhonnatan morales es un comerciante autodidacta que comenzó en el viaje en bitcoin a finales del 2016. Se desenvuelve como administrador de fondos y consultor independiente. En este artículo nos muestra un resumen de la adopción institucional de los criptoactivos durante el primer trimestre del 2019.


Bitcoin (BTC) la moneda descentralizada que creó Satoshi Nakamoto en el 2009, ha bajado un 70% en el último año, después de alcanzar su punto más alto (ATH) alrededor de los USD 20.000 en diciembre de 2017. En este momento, el criptoactivo cuenta con una capitalización de mercado de unos USD 91 mil millones, con un volumen negociado de USD 5 mil millones en las últimas 24h, posicionándose en la parte superior de la tabla de capitalización de mercado de BraveNewCoin.

Cerrando el primer trimestre (Q1), los temas sobre la mesa son la adopción y los canales de inversión para las instituciones, con el propósito de crear un mercado mucho más estable, seguro y regulado. El desarrollo de un ecosistema confiable es clave para un crecimiento sostenido del espacio criptográfico.

Propuestas dirigidas a construir herramientas más amigables para los servicios financieros actuales se están volviendo cada vez más recurrentes en la industria. Casos como los de Fidelity Digital Assets, quienes acaban de lanzar su servicio de custodia institucional para clientes particulares, o como los del grupo Bakkt, una filial de Intercontinental Exchange que permitirá la cotización de futuros Bitcoin con una liquidación física; subrayan una tendencia cada vez más clara por parte de las instituciones a desarrollar productos o mecanismos que simplifiquen la tarea de acoplarse al mercado criptográfico bajo los parámetros regulatorios.

Pero no solo se limita a estas acciones, la reciente integración del Bitcoin Liquid Index (BLX) y Ethereum
Liquid Index (ELX) a Nasdaq y legislaciones menos opacas en cuanto las STO, señalan que los comerciantes pronto estarán jugando en un campo más limpio y claro.

En la actualidad, el trabajo más arduo para la industria será confeccionar todos esos canales para que los actores institucionales adquieran la infraestructura adecuada para sus operaciones sin dejar de cumplir los requisitos regulatorios. Esta una de las razones principales por la cual muchas de las empresas u organizaciones han aprovechado el denominado criptoinvierno para centrarse el desarrollo de dichos mecanismos. Si bien los operadores de Wall street esperan una mayor claridad en otros aspectos antes de sumergirse en las inversiones criptográficas, muchas de las soluciones ya propuestas por criptobolsas, proveedores de datos e instituciones financieras de alta gama van dirigidas a satisfacer esas necesidades.

Sin embargo, los procedimientos para crear las conexiones entre los grupos institucionales y los criptoactivos no han sido una tarea fácil para la gran mayoría de las compañía que gestionan esos trámites. Uno de los casos más emblemáticos y conocidos son los de los fondos de inversión cotizados (ETF). Una propuesta llevada por la unión entre VanEck/SolidX en compañía de Cboe BZX Exchange desde mediados del año pasado, ha tenido un sin fin de inconvenientes en su esfuerzo por obtener la aprobación de parte del
regulador, que van desde el cierre de gobierno más largo vivido por los EEUU, hasta las críticas de seis de las siete sugerencias propuestas ante la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) instando a rechazar los ETF por inquietudes en cuanto a la volatilidad y la manipulación de Bitcoin. Sin importar las demoras en los plazos y la reciente prórroga de 45 días para la declaraciones por parte del SEC, la comunidad no ha menguado su
optimismo sobre la posibilidad de unos ETF Bitcoin para este año.

En cuanto a los procesos de adopción, las acciones han sido más inmediatas e intensas a medida que los países comienzan a perfilarse en sus legislaciones criptográficas. Las declaraciones de Binance sobre la posibilidad de adquirir Bitcoin con efectivo en más de 1300 puntos ubicados alrededor de Australia, así como la apertura de sistemas de pago en criptomonedas como los de Digitec Galaxus (el minorista más grande de suiza), son sin dudar alguna estrategias de cara al futuro para la accesibilidad de productos a personas no
bancarizadas como mecanismos para aprovechar mercados desatendidos por gran parte de la población.

Por otro lado, el auge en las soluciones de segunda capa dentro de Bitcoin como la Lightning network (LN) han ido ganando terrero desde su activación el 15 de marzo del 2018. Ha pasado de unos 15.000 canales en funcionamiento, a albergar más de 36.000 canales en el primer trimestre del año (un aumento del 130%). Con un volumen de 1000 BTC (46% más que el mes pasado) y un tamaño de transacción limitado a 0.04 satoshis mientras la red se desarrolla y construye. Esto ha dado pie a que gran parte de la comunidad desarrolle herramientas que den practicidad real a este tipo de soluciones.

Proyectos como Ln.pizza, que ofrece a los usuarios de EEUU comprar de manera instantánea en Domino’s Pizza con un 5% descuento usando la LN y Tippin.Me, un servicio de propinas en Twitter que simplifica a los usuarios enviar micro-transacciones en la Lightning Network (LN) con tan solo unos clics; son algunos de los muchos casos que buscan captar la atención de los usuarios mediante transacciones mas económicas y rápidas.

El constante trabajo por parte de los programadores ha llevado que grandes empresas y personalidades respetadas en el ámbito de la tecnología pongan en el centro de atención a Bitcoin. Los anuncios realizados por Jack Dorsey, el CEO de twitter, quien propuso la conformación de un equipo de ingenieros con la finalidad de trabajar a tiempo completo en Bitcoin/Crypto y las declaraciones dadas al New York Times por empleados de Facebook sobre la posibilidad de que la red social lance en el transcurso del año su propia
criptomoneda; dan cabida a la usabilidad de la tecnología blockchain como un promotor para simplificar procesos actuales en empresas, haciendo más sencillo la transferencia de valor, la seguridad de los datos y la interacción con sistemas de pago más veloces.

Como conclusión, los brazos de Wall Street están acogiendo cada vez más el mundo cripto con el objetivo de crear canales más adecuados para grandes capitales. La integración de los índices de Bitcoin a Nasdaq y el barco de Fidelity ya en marcha, nos orienta a un mercado más estable y seguro a mediano plazo. Sin embargo, este tipo de iniciativas por sí solas no serán suficientes para que otras instituciones se acoplen al mercado criptográfico, siendo este el caso específico de los fondos cotizados (ETF), a pesar de tener altas
expectativas para su aprobación, parece que todavía estamos lejos de ver Bitcoin cotizando en la bolsa de E.E.U.U., ya que gran parte del mercado spot se encuentra en pañales y sin la suficiente vigilancia comercial para satisfacer las necesidades de la SEC.

De igual forma, acciones similares de parte de Bakkt, siguen en espera por la continuidad en las conversaciones con el regulador (en este caso el CFTC) para garantizar que el uso de su plataforma cumpla con todos los requisitos de proveedor de servicios de inversión.

Cualquier futuro avance con alguna de estas iniciativas podría convertirse un detonador potente para un repunte alcista y un catalizador para futuras inversiones institucionales dentro del ecosistema. No obstante, estos temas no serán un impedimento para que los desarrolladores y la comunidad criptográfica sigan avanzando y construyendo nuevas formas para que los usuarios interactúen con la blockchain a través de herramientas que simplifiquen procesos.

En cambio, este periodo de tiempo donde el valor nominal de Bitcoin y casi todo los activos se ha reducido drásticamente, las opciones para comprar, venta o almacenaje se han ido expandiendo, las tarifas son las más bajas desde el 2016, los volúmenes de negociación en Bitcoin siguen aumentando y las transacciones (dentro de la cadena y fuera de ella) están casi por alcanzar su punto más alto, así que el cielo es el límite, o en este caso, la luna.

Imagen destacada por rcfotostock / Stock.adobe.com


Descargo de responsabilidad: los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no necesariamente reflejan aquellas de CriptoNoticias.

Acerca del autor

Autor Invitado

Entusiastas del ecosistema de Bitcoin, Blockchain y las criptomonedas que tienen información valiosa que compartir con la comunidad.

Mercado Latino

Bitcoin
3.747.600,00 CLP
22.250,01 BRL
283.957,16 DOP

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad