Seleccionar página

Estudio revela que 77% de la minería de Bitcoin usa energía renovable

  • La investigación analiza la composición, eficiencia y consumo de electricidad de la red Bitcoin
  • Considera que la minería es una de las industrias “más verdes” del planeta
Estudio revela que 77% de la minería de Bitcoin usa energía renovable

Un estudio realizado por CoinShare Research determinó que más de 70% de la energía que utilizan los equipos para minería de Bitcoin es renovable.

La investigación, publicada este 29 de noviembre y liderada por Christopher Bendiksen, Jefe de Investigación en CoinShare Research, y su equipo, explica que esto se debe a que la actividad suele llevarse a cabo en regiones donde hay grandes suministros no utilizados de electricidad, lo cual demuestra que la minería de criptomonedas es una práctica “más verde que casi cualquier otra industria a gran escala en el mundo”, contrariamente a lo que se ha dicho sobre ella.

Los investigadores señalan que uno de los objetivos del estudio es cuantificar la cantidad de energía renovable utilizada en la industria minera de Bitcoin, además de identificar los sitios geográficos donde mayormente operan los mineros actualmente.

En ese sentido, explican que partieron de una creencia preexistente,  que supone que la mayor actividad minera todavía tiene lugar en China, aunque en el informe se estima que no más del 60% de los mineros se mantiene en el país asiático.

Aun así, la investigación considera que China sigue siendo una región importante para la industria criptominera, por lo cual centraron allí sus investigaciones, recopilando datos disponibles sobre la generación eléctrica por provincia, cifras sobre la generación de energía renovable y los mineros que operan con este tipo de energía. Allí pudieron determinar que los mineros chinos se encuentran mayormente en las provincias de Sichuan, con 80% de la actividad, además de Yunnan, Guizhou, Tibet, Xinjiang, Mongolia Interior Occidental y Heilongjiang.

Vale mencionar que los investigadores partieron de la hipótesis de que la mayoría de la minería china de Bitcoin se ejecuta mediante el uso de energías renovables; idea que quedó evidenciada, según el estudio, por cifras que mostraron que el 43,2% de la minería global de Bitcoin se realiza con energías renovables extraídas de estas provincias chinas, encabezada por Sichuan.

Los datos también indicaron que los porcentajes de uso de energía fósil tienden a ser bajos y que, en algunas casos, el uso es mixto (combinan el uso de renovables con fósiles).  Como demostración de la anterior afirmación, los investigadores alegan que los sitios donde se realiza la actividad no son elegidos al azar, tratándose de lugares donde abundan  las energías renovables, con excedentes que venden a bajos costos.

Cita, como ejemplo, a los lugares mayormente elegidos, fuera de China, para la minería de Bitcoin, en parte ubicado en los estados de Oregon y Washington, en Estados Unidos; y las provincias Columbia Británica y Quebec, en Canadá. A estos se suman lugares fríos al norte del estado de Nueva York (EEUU) y países como Noruega, Suecia, Islandia, Rusia y Georgia.

(…) La consideración clave que conduce a la decisión sobre su ubicación para estos mineros es la presencia de bajo costo de electricidad, internet de alta velocidad, y en el caso de las regiones del norte, bajas temperaturas que reducen la necesidad de costos adicionales de refrigeración.

CoinShare Research

La minería de criptomonedas puede ayudar al planeta

El informe concluye que, contrariamente a la narrativa común, la gran mayoría de la red global para la minería de Bitcoin (mínimo 77.6%) funciona con energías renovables.

Se trata de datos que contradicen otras afirmaciones que acusan a la práctica de minería de criptomonedas de contaminar el planeta por la emisión de dióxido de carbono mediante el uso de energías fósiles; tal como se expuso en un artículo publicado en agosto pasado, que señalaba que la minería de criptomonedas estaba liberando unos 20 megatones de dióxido de carbono a la atmósfera por año.

Este planteamiento fue contrariado en otro escrito publicado por Katrina Kelly (Kelly-Pitou), directora de estrategia del Centro de Energía de la Universidad de Pittsburgh, quien observa un aumento del consumo de energía hidroeléctrica “limpia y barata”, por parte de los mineros.

Kelly-Pitou resaltó la tendencia de las granjas de minería por movilizarse hacia países que manejan energía más limpia y económica, siendo una las pocas industrias que están migrando hacia otras partes del mundo.

Este es el argumento que Bendiksen, Gibbons y Lim apoyan, al expresar que la práctica minera no está causando daños, sino que, por el contrario, en realidad podría estar haciendo bien.

Imagen destacada por iaremenko / stock.adobe.com

Acerca del autor

Glenda González

Periodista, terapeuta, amante de la investigación y encantada con esta era de la tecnología.

Mercado Latino

Bitcoin
3.025,94 EUR
136.185,00 ARS
13.547,98 BRL

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad