Seleccionar página

¿Cómo elegir un monedero de Bitcoin, otras criptomonedas y criptoactivos?

Los monederos, carteras o wallets de Bitcoin, otras criptomonedas y criptoactivos almacenan las claves privadas que se necesitan para acceder a los saldos registrados en una dirección o clave pública de la cadena de bloques correspondiente y poder gastarlos. Actualmente existen varios tipos de carteras de criptomonedas que pueden ser categorizadas utilizando dos variables: facilidad de uso y seguridad.

Monederos Bitcoin Blockchain Criptomonedas

Tipos de carteras de criptoactivos, categorizados por seguridad y facilidad de uso

En la punta de la pirámide mostrada en la imagen están las carteras más seguras y más difíciles de usar, mientras que en el fondo se encuentran las más fáciles de usar, pero también las menos seguras. La pirámide también representa la adopción en uso de cada tipo de cartera: las del fondo son ampliamente usadas, mientras que las del tope no son tan usadas; una condición contradictoria del ecosistema de carteras de criptoactivos, dado el hecho de que es dinero con lo que tratamos. La seguridad es un factor determinante de una buena cartera de criptoactivos.

Comenzando por la parte de abajo de la pirámide, se encuentran las casas de cambio, que actúan como un banco de criptomonedas: los usuarios introducen sus criptoactivos en una dirección asignada y el “banco” se encarga de gestionarlo por ellos, esto es, mueven el dinero de los usuarios a una o más carteras centrales y desde allí realizan las instrucciones de pago, compra o venta que sus clientes indican. Son útiles para el intercambio entre criptoactivos y monedas fiduciarias. Estos servicios son propensos a hackeo, estafa, caídas de servicio y demás riesgos, por lo que el dinero de los usuarios puede estar indisponible o simplemente desaparecer; además, suelen cambiar las condiciones de uso a su entera discreción, ocasionando cierres de cuentas y demás inconveniencias a los usuarios.

Algunos servicios de casa de cambio son Coinbase, Poloniex, Bittrex, Xapo, Bitfinex, Bitstamp, LocalBitcoins y muchos otros.

Las casas de cambio representan un negocio que permite el encuentro entre el mundo real (monedas físicas) y el digital (criptomonedas), aunque también los hay entre criptoactivos. Los usuarios que almacenan sus ahorros en estos servicios corren riesgos de perder su dinero. Con el desarrollo de la tecnología de Bitcoin, avances como los Atomic Swaps harán que su uso no sea necesario en el futuro.

Un escalón más arriba en la pirámide se encuentran las carteras en línea: sitios web que permiten a los usuarios movilizar su dinero de forma independiente, teniendo control exclusivo de sus llaves privadas y sin tener que instalar ningún software. En este tipo de monederos (y en los dos siguientes de la pirámide) se genera una abstracción de la llave privada en forma de 12 o más palabras llamado semilla o respaldo que debe ser anotado por el usuario en papel u otro medio resistente y fuera de línea, con el fin de resguardar su dinero.

En las carteras en línea la probabilidad de hackeo de los fondos de los usuarios disminuye drásticamente, aún así no es cero, ya que un hacker podría instalar algún código malicioso en el sitio web y robar las semillas de los usuarios que accedan a la página. La indisponibilidad de los fondos sigue siendo un problema en estos monederos, ya que pueden sufrir de caídas temporales por diversos motivos.

Blockchain.info y MyEtherWallet son dos de las carteras en línea más utilizadas.

En el penúltimo escalón de la pirámide se encuentran las aplicaciones de cartera: softwares que pueden ser instalados en computadoras y/o dispositivos móviles y sirven de interfaz para visualizar saldos en las direcciones que el usuario posee y movilizar el dinero en ellas. Pueden generar una semilla nueva o utilizar un respaldo previamente creado, así como permitir la activación de un código o clave extra, a nivel de software, para movilización del dinero.

Estas aplicaciones eliminan el problema de indisponibilidad del dinero (a menos que se dañe o no se tenga el dispositivo con el software cerca) y transfieren totalmente la responsabilidad sobre la seguridad al usuario, que deberá mantener su dispositivo libre de virus, absteniéndose de entrar a páginas inseguras, de conectarse a redes Wi-Fi libres y de insertar cualquier periférico desconocido, como pendrives o discos duros externos, en el sistema.

Ejemplos de aplicaciones de cartera son Exodus, Jaxx, Electrum, Mycelium, Coinomi y Bitpay.

En el tope de la pirámide están los monederos en hardware, también llamados carteras frías: dispositivos físicos que albergan la clave privada de las cuentas asociadas fuera de línea, lo que permite firmar transacciones sin exponer la semilla. Estas carteras son parecidas a un pendrive, se conectan por USB a la computadora y representan la forma más segura de resguardar criptoactivos. Estos dispositivos permiten enviar criptomonedas incluso en entornos inseguros, como computadoras ajenas.

Las carteras en hardware son las únicas que generan un costo directo para el usuario. Sus precios varían, pero pueden conseguirse desde 50$ en adelante. Algunas marcas reconocidas son Trezor, Ledger, KeepKey y Digital Bitbox.

Características esenciales de un monedero de criptomonedas

Control sobre el dinero: las carteras de criptomonedas pueden permitir el manejo individual (solo el usuario posee las llaves privadas), el manejo conjunto (el dueño y la empresa poseen llaves privadas), o por parte de un tercero (la empresa posee las llaves privadas) del dinero almacenado en ellas. Dependiendo del control sobre el manejo del dinero que se escoja, aumenta o disminuye la responsabilidad y control del usuario y la seguridad de los fondos en la cartera.

Validación: los monederos de criptomonedas pueden utilizar para validar las transacciones realizadas, validación completa (nodo completo, descarga en su totalidad la cadena de bloques), validación simplificada (nodo simple, solo descarga los hash del bloque), o validación centralizada (nodo completo de un tercero). Basado en el tipo de validación que utilice el monedero, se deberá confiar o no en que un tercero realice la correcta validación de las transacciones realizadas.

Transparencia: los monederos de criptomonedas pueden ser totalmente transparentes (el código de la aplicación puede ser auditado y verificado por el usuario), transparentes (el código puede ser auditado, pero no puede ser verificado por el usuario), o nada transparentes (el código de la aplicación es cerrado y la aplicación se corre remoto). Dependiendo del grado de transparencia, el usuario deberá confiar más o menos en que el desarrollador de la aplicación no añadió códigos secretos o maliciosos que puedan hacer que pierda sus fondos o sean hurtados.

Entorno: las carteras de criptomonedas pueden ser instaladas en entornos vulnerables (propensos a virus) con o sin autenticación de dos pasos, entornos seguros (como teléfonos celulares en los que las aplicaciones están aisladas), y entornos muy seguros (como carteras físicas de criptomonedas, gadgets). Dado el tipo de entorno usado, el usuario deberá activar mecanismos como la autenticación de dos pasos y colocar contraseñas complejas a sus carteras y dispositivos para evitar la pérdida o hurto de fondos.

Privacidad: las carteras de criptomonedas pueden revelar o no información de sus usuarios a los nodos de la red (como por ejemplo la dirección IP), re-usar o no las direcciones de las carteras con cada pago, y permitir o no el uso del explorador Tor para prevenir que otras personas o empresas puedan asociar las transacciones con la dirección IP del usuario. Dependiendo del tipo de privacidad que la cartera proporcione, el usuario deberá estar más o menos atento de la información que revela a la red.

Nodos completos

Carteras frías o físicas (hardware) de criptomonedas

Aplicaciones de cartera (móviles y/o PC) de criptoactivos

Carteras en línea

Casas de cambio (bancos) internacionales

Casas de cambio (bancos) latinas

Con información de: bitcoin.org