sábado, diciembre 4, 2021
bloque ₿: 712.619
sábado, diciembre 4, 2021 | bloque ₿: 712.619

Por favor, ayúdanos a mejorar contestando la siguiente encuesta .

DeFi: Todo sobre las finanzas descentralizadas y sus aplicaciones

Este artículo fue patrocinado por IOVLabs.


DeFi, abreviatura del término “finanzas descentralizadas”, designa a un conjunto de aplicaciones financieras basadas en redes blockchain, las cuales, en principio, no necesitan de intermediarios para funcionar y, por ende, otorgan al usuario una mayor apertura financiera. 

Las aplicaciones DeFi engloban desde plataformas de préstamos, mercados predictivos, exchanges descentralizados (DEX), criptomonedas estables (stablecoins) e incluso acciones tokenizadas. El elemento común que comparten todas estas iniciativas es incorporar servicios financieros tradicionales en una blockchain, registrando así cada una de sus operaciones en el historial de la red. Asimismo, todas sus funciones se ejecutan gracias a contratos inteligentes que las automatizan.

¿Qué es DeFi?

DeFi es un concepto utilizado para denominar a un conjunto de productos financieros, que tiene características similares a los servicios tradicionales, pero que han sido creados en una blockchain. Los datos y transacciones que movilizan estas redes son registrados de forma colectiva, promoviendo así la descentralización de la información, aunque también existen blockchains de uso privado, cuyo control es considerablemente más centralizado, tal y como hemos explicado anteriormente en la Criptopedia.

El ecosistema DeFi se ha constituido como una industria capaz de expandir los casos de uso que ya tenían otras blockchains en el sector de las finanzas, convirtiendo simples transacciones de valor en productos financiero de mayor complejidad. Se tratan de protocolos de código abierto, capaces de emitir activos, procesar transacciones y cumplir acuerdos financieros.

¿Cómo funcionan las Defi?

En el funcionamiento de las DeFi, los contratos inteligentes son una pieza fundamental, ya que estas aplicaciones funcionan gracias a la creación y ejecución de ellos. Los contratos inteligentes son acuerdos autoejecutables y programables que permiten transacciones de valor bajo condiciones especiales. Por ejemplo, una persona puede programar un contrato para enviar cierta cantidad de dinero cuando el bitcoin llegue a un precio específico o cuando se cumpla una fecha exacta.

Logo stablecoin money on chain Defi
La empresa Money on Chain ha lanzado dos productos DeFi en la red de RSK, una stablecoin y también un exchange descentralizado para intercambio de tokens. Fuente: Money on Chain/moneyonchain.com

De esta manera, no se necesitan intermediarios para llevar a cabo un préstamo, la emisión de una moneda o dar los resultados de una predicción de mercado. El contrato ejecuta la acción, mientras que los datos son registrados de forma permanente en la blockchain a ojos de todo público. De esta manera, se construye en teoría aplicaciones financieras más descentralizadas y transparentes.

Aunque el término “finanzas descentralizadas” ha tomado fuerza para identificar a este ecosistema, algunas personas consideran que sería más adecuado llamarlo “finanzas abiertas”. No todas las aplicaciones DeFi son propiamente descentralizadas y sin custodia, como es el caso de los oráculos en blockchain que necesitan de un tercero que registre información que se encuentra fuera de la blockchain.

No obstante, sí se puede decir que la gran mayoría de las iniciativas de este ecosistema son inclusivas y de código abierto. La primera característica la diferencia de las finanzas tradicionales, donde ciertos requisitos (como las cuentas bancarias o tener una certificación como inversionista calificado) son imprescindibles para poder iniciar una operación. En el caso de las DeFi, esto no es necesario, ya que hasta un desbancarizado puede hacer uso de estas plataformas si tiene los conocimientos necesarios y acceso a Internet.

En cuanto al código abierto, esto permite que sean aplicaciones auditables e interoperables. El código con el que se constituyó la plataforma está abierto al público para su consulta, por lo cual la gente puede verificar su funcionamiento e incluso copiarlo para crear nuevos tipos de servicios. Debido a ello, muchas de estas aplicaciones son capaces de interactuar entre sí y crear servicios aún más complejos; interconectando así a toda la red en un gran mercado financiero.     

Origen de las finanzas descentralizadas

logos bitUSD NuBits tether stablecoins Defi
bitUSD, NuBits y Tether son las tres primeras stablecoins que aparecieron en el mercado. Fuente: bitUSD/steemit.com ; NuBits/nubits.com ; tether/tether.to

Se podría decir que el origen de las finanzas descentralizadas se remota al 2009, cuando se minó el primer Bitcoin. La criptomoneda creada por Satoshi Nakamoto es el primer dinero digital desarrollado en una blockchain, así como el caso de uso más exitoso de esta tecnología y un método de pago ampliamente extendido.

Nakamoto teorizaba por el 2010, en el famoso foro Bitcoin Talk, que el diseño de Bitcoin admitía una gran variedad de transacciones, llegando incluso a mencionar “transacciones de fidecomiso, arbitraje de terceros y firmas de múltiples partes” entre sus posibilidades.

Bitcoin trazó el camino para un sector financiero alternativo. Pero para entender el nacimiento de DeFi como concepto, tenemos que centrarnos en el lanzamiento de Ethereum y sus contratos inteligentes.

La red apareció en el mercado en el año 2015, persiguiendo el objetivo de revolucionar aún más las finanzas digitales y agregar mayores funciones de las que ofrecían para aquel entonces las redes blockchain. Ya hemos dicho que los contratos inteligentes juegan un papel medular para la creación del ecosistema DeFi, y es que, a pocos años de la aparición de Ethereum y sus contratos, se vislumbró el inicio de este nuevo término.

El primer producto que se lanzó al mercado y entró en la categoría de “DeFi” fueron las stablecoins, o criptomonedas estables. Proyectos como BitUSD y NuBits fueron las predecesoras de este mercado al aparecer por primera vez en el año 2014, abriendo el camino para el lanzamiento un año después de una de las stablecoins más populares del mercado, Tether.

La idea de estos proyectos era emitir un activo en blockchain que estuviese vinculado al dólar en una proporción de 1:1. Esto permitía que los usuarios pudiesen transmitir y negociar con representaciones digitales del dólar, sin exponerse a la volatilidad que poseen otras criptomonedas.

En el 2017 el panorama se diversificó con MakerDAO, la primera stablecoin garantizada con ether y uno de los proyectos DeFi con mayor cantidad de tokens depositados en sus contratos inteligentes.

Logo RSK cadena lateral de bitcoin
RSK es una de las cadenas laterales de Bitcoin más antigua, la red está enfocada en los contratos inteligentes. Fuente: RSK/rsk.co

La creación de las stablecoins fue el primer paso para conformar una enorme comunidad de aplicaciones financieras, muchas de ellas venidas de proyectos financiados por Ofertas Iniciales de Moneda. Para el 2018 Ethereum ya poseía más de 15 proyectos dedicados a DeFi, la mayoría enfocados en mercados de liquidez y préstamos de criptomonedas. Mientras que en el 2019 el salto fue abrupto, con un ecosistema que lograba movilizar 500 millones de dólares al año.

2020, sin lugar a duda, ha sido uno de los años más exitosos y movidos para las aplicaciones DeFi de Ethereum. Con la aparición de métodos de inversión como “el yield farming” y la explosión de popularidad de las plataformas de préstamos, el valor total almacenado en contratos inteligentes de estas plataformas supera los 14 mil millones de dólares y contando. De esta manera, Ethereum congrega la mayor cantidad de aplicaciones de finanzas descentralizadas de todo el sector de criptomonedas, y las DeFi se han convertido en producto insigne de la blockchain.

Logo Liquid cadena lateral de bitcoin
Liquid, cadena lateral de Bitcoin desarrollada por Blockstream, ha ido aumentando con el paso de los años sus productos DeFi. Fuente: Liquid/blockstream.com

A pesar del indiscutible éxito de Ethereum, no es la única red que ha explorado el uso de contratos inteligentes y sus implicaciones en las finanzas abiertas. Redes como EOS y Tron también han tenido un impacto significativo en el mercado, luego de que aparecieran como potenciales proyectos en el año 2017. Ambas manejadas bajo un esquema empresarial, su comunidad DeFi se ha destacado por los exchanges descentralizados (DEX), los juegos de apuestas y stablecoins.

El ecosistema de Bitcoin tampoco se ha quedado atrás en la historia de las finanzas descentralizadas, incorporándose a este mercado gracias a los proyectos de cadenas laterales que exploran los contratos inteligentes para Bitcoin. El proyecto RSK, por ejemplo, en los últimos años ha concentrado sus esfuerzos en crear un mercado DeFi respaldado en Bitcoin, registrando un historial de las operaciones de sus contratos inteligentes en dicha blockchain.

La cadena lateral Liquid también dio el salto a la cofradía de las DeFi en el transcurso del 2020, presentando su primer exchange descentralizado (DEX). Lightning Network (LN), por otro lado, también se está moviendo a servicios financieros más complejos con el lanzamiento de su primer pool de liquidez a mediados del 2020. Asimismo, en la red de pagos también se está trabajando para integrar una herramienta llamada RGB, la cual podría aumentar aún más el uso de LN para el ecosistema DeFi.

El caso de RSK también ha contribuido en el crecimiento de las DeFi para usuarios de Bitcoin, recibiendo el apoyo de la firma Money on Chain. En el último año ambas iniciativas han lanzado la primera stablecoin y un exchange descentralizado en dicha cadena lateral. De esta manera, se estaría empezando a conformar un nicho DeFi fuera de Ethereum.

Aplicaciones DeFi

El ecosistema de finanzas descentralizadas se caracteriza por sus muy variados casos de uso en el sector financiero. De esta manera, se puede conseguir en dicho mercado servicios de préstamo, cuentas de ahorro, financiamiento colectivo, emisión de tokens, activos anclados al dólar y mercados predictivos. Una oferta que sigue aumentando con el paso de los años, y que ha llegado a reinventar la forma en que entendemos las finanzas.

Exchange descentralizados (DEX)

Una de las aplicaciones más populares del ecosistema DeFi son los exchanges descentralizados, o también conocido por sus siglas en inglés “DEX”. El concepto se introdujo tan temprano como en el 2013, cuando usuarios del famoso foro Bitcoin Talk teorizaban la posibilidad de crear plataformas de intercambio para bitcoin que no necesitaran de la participación de un tercero.

Bisq fue uno de los primeros exchanges descentralizados que apareció en el mercado por el año 2014, y la tendencia tomó fuerza en la blockchain de Ethereum. Estas plataformas ahora se destacan por ser la contraparte comercial de las ya conocidas y populares casas de bolsa de criptomonedas que comúnmente hacen vida en la comunidad, tales como Coinbase, Binance o Bittrex, cuyo funcionamiento es centralizado y se basa en la custodia de los activos de sus clientes.  

Logos de exchanges descentralizados Binance y Tex
EtherDelta, IDEX y Binance Dex son tres de los exchanges descentralizados más utilizados en Ethereum. Fuente: @EtherDelta/Twitter ; Paycent/medium.com; IDEX/stickpng.com ; Tex/ moneyonchain.com

Tal y como lo designa su nombre “descentralizado”, las plataformas DEX son servicios de intercambio de criptomonedas que funcionan sin intermediarios. Dependiendo de las necesidades del cliente, existe una oferta con varias posibilidades de descentralización de estos servicios. Por ejemplo, hay exchange que prometen únicamente custodia descentralizada para sus usuarios, mientras que otros también proveen de liquidez y ejecución de intercambios sin necesidad de un intermediario. Incluso, existen mercados como Uniswap que permiten a cualquier usuario listar sus proyectos de criptomonedas sin que una autoridad lo apruebe o no.

La función principal de estos exchanges es la de conectar a los usuarios directamente unos con otros, permitiendo la realización de transacciones peer-to-peer (persona a persona) desde los monederos de sus clientes. Todos estos servicios son posibles sin ayuda de un intermediario puesto que los acuerdos de intercambio son ejecutados por medio de transacciones multifirmas, contratos inteligente y contratos HTLC, los cuales aseguran que ambas parten cumplan con la transacción de valor pactada.

Este tipo de operación es conocida como “atomic swaps” o “intercambio atómico”, nombre que refiere a la palabra “a-tomo”, sin partes, puesto que estas operaciones son ejecutadas por completo sin necesidad de la ayuda de un tercero o son canceladas en su totalidad. La idea de los atomic swaps es que los usuarios no tengan que ceder la custodia de sus activos a una empresa o entidad para llevar a cabo una transacción.

Tres de los exchanges descentralizados más conocidos del ecosistema DeFi son Etherdelta, IDEx y BinanceDEX. Estas plataformas permiten que los usuarios comercialicen tokens, stablecoins, e incluso activos no-fungibles, como es el caso de los objetos digitales criptográficos coleccionables. Algunos de estos servicios también tienen la capacidad de que los usuarios creen sus propios mercados y voten por la gobernanza de estos. En el caso de Bitcoin, también existen exchanges descentralizados que funcionan con contratos inteligentes, como es el caso del que recientemente se lanzó en la red de RSK, llamado TEX.

Stablecoins

Las criptomonedas estables o stablecoins son un tipo de token, emitido en blockchain, que ha sido diseñado para mantener una vinculación con un activo externo, que en la mayoría de los casos se trata del dólar americano. Debido a ello, estos criptoactivos tratan de mantener un valor paritario con la moneda fiat a la que están anclados, estabilizando así su precio.

Logo stablecoin DAI ethereum Defi
DAI es una de las stablecoins colaterizadas con criptomonedas que ha sido más utilizada en Ethereum y por otras DeFi. Fuente: DAI/worldvectorlogo.com

Las stablecoins nacieron como un producto que busca solucionar la volatilidad de las criptomonedas, introduciendo la comercialización de representaciones de dinero fiat digital, que poseen valoraciones más estables. En este sentido, cuando un inversionista quiere resguardarse ante caídas del mercado o retirar ganancias de sus operaciones, puede intercambiar sus criptomonedas por estas representaciones del dólar o el euro.

Existen tres categorías distintas de criptomoneda estables: están los criptocolaterizados, los fiat garantizados y los sin garantía, o también conocidos como algorítmicos. Estas clasificaciones se basan en cómo el valor del token está respaldado, así como cuán centralizada es la custodia y auditoria de sus reservas.

Por ejemplo, DAI es un criptoactivo colateralizado con criptoactivos. Esto significa que es un token anclado al dólar, pero que se encuentra garantizado por otra criptomoneda, en este caso el ether. De esta manera, para que la plataforma Maker emita nuevos DAI, los usuarios deben depositar ethers en el contrato inteligente del protocolo. Los fondos quedarán bloqueados en las bóvedas de Maker, generando una deuda, que a su vez permite la creación de nuevos DAI. Otro ejemplo de este tipo de stablecoin es Dollar on Chain (DOC), una criptoactivo colaterizado en bitcoin que está haciendo vida en la red de contratos inteligentes, RSK.

La emisión de stablecoins garantizadas con fiat, por otro lado, depende de reservas bancarias de la moneda a la que están vinculadas. El suministro total de tokens emitidos estaría respaldado por depósitos de dólar, euro u otra moneda fiat. Dichas reservas son custodiadas por bancos y manejadas por la empresa emisora del token, siendo algunas de estas stablecoins Tether, USDC y Gemini Dollar.

Debido a que los usuarios tienen que confiar en la transparencia de la empresa a la hora de auditar sus reservas y emitir nuevos tokens, miembros de la comunidad DeFi consideran que este tipo de stablecoins no es un servicio financiero descentralizado. E incluso se ha señalado que estos tokens pueden agregar una nueva capa de riesgo al ecosistema DeFi, ya que las empresas custodia estarían funcionando como intermediarios y podría confiscar, e incluso censurar transacciones de dinero de sus clientes.

Las stablecoins sin custodia no han tenido tanta popularidad como los grupos anteriormente mencionados, aunque se empezó a hablar de ellas con el extinto proyecto Basis. Se tratan de criptomonedas estables cuyo precio depende de las contracciones y expansiones de la oferta de mercado, las cuales son calculadas por un algoritmo que busca mantener la paridad del activo con la moneda a la cual está anclada.

Plataformas de préstamos descentralizados

Logos de plataformas Defi 2020 Maker Compound Blockf
Las plataformas MakerDao y Compound estuvieron disputándose el primer lugar entre las plataformas DeFi este 2020. Fuente: CTFCapital/medium.com ; Compound/compound.finance ; blockFi/finder.com

Emulando los servicios de préstamos de las entidades bancarias, existe un tipo de aplicación DeFi que busca conectar a prestamistas y prestatarios directamente por medio de contratos inteligentes. Sin la necesidad de un tercero que custodie y emita los préstamos, los usuarios pueden pedir un crédito en criptomonedas o ganar intereses por depositar sus fondos en estos protocolos.

La clientela puede optar por uno de estos préstamos dando una garantía con activos digitales, que se bloquea en un contrato inteligente hasta que se cumpla el pago de la deuda o esta sea liquidada. Cada una de estas funciones está programada y las deudas se cobra de forma automática, por lo cual se reduce el riesgo de contraparte al no necesitar un tercero que custodie los activos.

Con el objetivo de convertirse en una alternativa a las estructuras crediticias tradicionales, los usuarios que hacen vida en estas plataformas no necesitan una cuenta bancaria, identificación personal o tener un empleo estable para poder participar en las plataformas. Una característica que ha convertido a las plataformas de préstamo descentralizado en una de las herramientas DeFi más populares de los últimos dos años, destacando entre ellas los proyectos MakerDAO, Compound y BlockFi.

Oráculos

Un oráculo de blockchain es una herramienta que se encarga de verificar, recabar y registrar información que se encuentra fuera de la blockchain, ya sea en el mundo físico o la internet, para introducirla como datos fidedignos a dicha red.

La idea es crear un puente entre aquellos datos que son externos a la blockchain y los contratos inteligentes desarrollados en esta, nutriendo a la red con datos útiles que luego pueden ser utilizados para ejecutar un contrato inteligente que valida una transacción o cierra una disputa en un mercado predictivo.

Los oráculos se han convertido en piezas de gran importancia para el funcionamiento óptimo de las DeFi, ya que muchos servicios financieros de alta complejidad necesitan tener datos “de la vida real” para poder operar conforme al mercado global. Por ejemplo, los oráculos son los quedarían la información sobre el ganador de un equipo de futbol o de una elección presidencial, datos que serían necesarios para poder cerrar una apuesta en un mercado predictivo.

Logo Chainlink oráculo Defi  Ethereum
Chainlink es el oráculo más popular entre las DeFi de Ethereum, ya que funciona como una red descentralizada de oráculos. Fuente: Chainlink/bitcoinexchange.es

Chainlink es uno de los oráculos más usados por las aplicaciones DeFi, ya que se trata de una red de oráculos que procesa información verificada en tiempo real. Debido a su modelo colectivo, los servicios DeFi tienden a confiar en su data, ya que estaría siendo comparado con distintos proveedores de información.

Uno de los riesgos que presuponen los oráculos es que estas herramientas necesitan de un tercero para funcionar, ya que los mismos aún no pueden ser programados. Una persona, y no un código, es quien introduce estos datos dentro de la blockchain para que sean comparados y procesados. En este sentido, se cree que los oráculos pueden introducir información errada, tener malas intenciones o incluso existe la posibilidad de que sean sobornados por usuarios de la blockchain con tal de que favorezcan una información sobre otra, una teoría que expuso el investigador y periodista, Kyle Torpey.

 Mercados predictivos

Un mercado predictivo descentralizado es una plataforma donde se apuesta acerca de los resultados que tendrán eventos futuros. Es decir, en él se especula y comercializa información. Este concepto ya se venía explorando en el sector financiero tradicional, pero en el ecosistema DeFi se agrega la característica de que este servicio es automatizado y no necesita de un tercero que sea el árbitro de una disputa.

Los usuarios de estas plataformas depositan dinero en sus contratos inteligentes con el objetivo de ganar dinero si pronostican el resultado correcto. En los mercados predictivos descentralizados se puede apostar sobre pronósticos políticos, meteorológicos, deportivos, financieros y de cualquier otro evento de importancia que ocurra en el mundo de carne y hueso. Por ejemplo, las elecciones de Estados Unidos han provocado en dos oportunidades un gran movimiento de usuarios y transacciones en estas plataformas, ya que la gente especula sobre los resultados electorales.

Una de las plataformas más conocidas en Ethereum para los mercados predictivos es Augur, que sigue creciendo en popularidad con el paso de los años. Le sigue GNOSIS, introducida por primera vez en el 2017.

mercados predictivos gnosis criptomoneda
Augur inició su recaudación de fondos en el 2015 mediante una Oferta Inicial de Moneda (ICO) que le permitió financiar el desarrollo del mercado predictivo. Fuente: Augur/augur.net

Piscinas de liquidez (Liquidity Pools)

Las piscinas de liquidez, o también conocidas en inglés como Liquidity Pools, son plataformas que buscan facilitar la negociación de activos en el ecosistema DeFi. Para lograr este objetivo, captan la atención de usuarios que deseen suministrar liquidez a través de criptomonedas en su protocolo y les ofrecen rendimientos por los fondos que depositan en los contratos inteligentes.

Las plataformas determinan que tokens entrarán en su grupo y cuál es el rendimiento de estos activos por un tiempo determinado. La idea es crear un mercado automatizado de criptomonedas que siempre tenga dinero disponible a corto plazo, evitando así las grandes oscilaciones de precio de un activo. Uniswap es una de estas aplicaciones que funciona como Liquidity Pool en Ethereum.

Otros

Además de las aplicaciones anteriormente descritas, existen otras herramientas financieras que han tomado cada vez más fuerza en el mercado DeFi. Como es el caso de:

  1. Plataformas de emisión de tokens: que se encuentran mayoritariamente enfocadas en los tokens valores y proporcionan herramientas, así como el marco legal, para que usuarios puedan emitir sus propios valores tokenizados en una blockchain. De esta manera, se puede digitalizar una acción, una vivienda o una obra de arte. La plataforma Binance Launchpad y la iniciativa Harbor son algunas de estas DeFi dedicadas a la emisión de tokens.
  2. Plataformas de gestión de activos: son servicios enfocados en el manejo de inversiones con criptomonedas. Dichas aplicaciones integran un índice de precios, gestión de riesgos, intercambio de activos criptográficos y cumplimiento de normativas. Las aplicaciones Insta.dapp y Yearn Finance se han dedicado a este sector.
  3. Tokens envueltos: es un token que representa a una criptomoneda de otra blockchain, permitiendo así que dicho valor pueda ser transferido en una red ajena a la de su emisión. Por ejemplo, el token WBTC permite transferir y comercializar un bitcoin tokenizado en la blockchain de Ethereum.
  4. Criptocoleccionables: Los activos no fungibles, como también se le conoce a los criptocoleccionables, aparecieron por primera vez en la blockchain de Bitcoin. Destacados como piezas únicas e indivisibles, dieron nacimiento a icónicos productos como los Rare Pepes y Spells of Genesis. Sin embargo, fue en la blockchain de Ethereum, bajo el ERC-721, que estos productos coleccionables ganaron popularidad y empezaron a ser coleccionados por su escasez. En la actualidad son utilizados para juegos en la blockchain, identificar piezas de colección, crear artículos de lujo e incluso comercializar obras de arte.

Conceptos de DeFi

  • Yield farming: traducido al español como “agricultura de rendimiento”, es el nombre que se le ha dado a un nuevo tipo de estrategia de inversión que se lleva a cabo en el ecosistema DeFi. Los usuarios que practican este método aprovechan las tasas de rendimiento de los protocolos de finanzas descentralizadas, así como los tokens de recompensa que emiten estas plataformas, con el objetivo de apalancar rendimiento de capital. Para aprovechar las oportunidad de inversión en el mercado, los agricultores de rendimiento suelen pedir préstamos, acumular tokens de recompensa y depositar en varios protocolos a la vez con el objetivo de ir aumentando la ganancia total que pueden hacer en estas plataformas con solo utilizarlas.
  • Minería de liquidez: se le conoce por este nombre a la práctica que llevan a cabo usuarios del ecosistema DeFi para recibir y acumular un tipo de token de recompensa, el cual es otorgado por las plataformas para atraer a nuevos clientes. Aquellos usuarios que practican yield farming suelen buscar aquellas plataformas que ofrezcan tokens de recompensa, para depositar sus criptomonedas en ellos, ganar dichos tokens y así multiplicar sus ganancias. Asimismo, las aplicaciones DeFi que emiten estas recompensas buscan con esta estrategia aumentar la liquidez de sus mercados.
  • Componibilidad: El término se refiere a la capacidad de interoperabilidad y desarrollo comunitario que tiene el ecosistema DeFi. Como ya hemos mencionado anteriormente, las aplicaciones de este mercado son de código abierto. Esta característica permite que cualquier persona interesada pueda tener acceso al código que conforma la app, llegando incluso a reutilizarlo para componer nuevos servicios o crear nuevas funciones que interactúen entre sí.
Imagen de lego de dinero basado en Defi
Las DeFi son también conocidas como «legos de dinero», porque se pueden interconectar apps simples para formar otras más complejas. Fuente: Totle /medium.com
  • Lego de dinero: Metáfora utilizada por miembros del ecosistema DeFi para ilustrar la capacidad de componibilidad e interoperabilidad de estas aplicaciones. El término refiere al famoso juego de mesa originario de Dinamarca, Lego, el cual está basado en un conjunto de piezas que pueden ser combinadas en múltiples formas para crear estructuras más complejas. Asimismo, quienes comparan al ecosistema DeFi con Lego, consideran que las aplicaciones de finanzas descentralizadas tienen una capacidad de composición simular a la del juego, donde cada servicio puede ser combinado con otros para crear productos financieros más complejos. Por ejemplo, la stablecoin DAI emitida por MakerDAO es comúnmente utilizada para pedir préstamos en la plataforma Compound, mezclando así dos servicios en uno.
  • Valor Bloqueado: Es un término utilizado para designar a aquellos tokens que se encuentran depositados en contratos inteligentes de aplicaciones DeFi. Estos fondos generalmente se encuentran comprometidos en un acuerdo, por lo cual se dice que están “bloqueados” o “retenidos” por un periodo de tiempo. Los usuarios suelen bloquear sus tokens para conseguir préstamos o generar rendimientos en pools de liquidez, aunque también pueden estar depositados en un monedero. Estos tokens bloqueados representan una porción de dólares, ethers, bitcoins y otros activos que se encuentran comprometidos en una aplicación, y por ende no están disponibles para su venta o circulación libre en el mercado.
  • Atomic Swap: Es un tipo de intercambio de criptomonedas que se da de forma descentralizada y sin necesidad de intermediarios en el proceso gracias al uso de contratos inteligentes, tales como el HTLC o el ZKSnarks. Gracias a este tipo de servicios los usuarios pueden mantener el control total de sus fondos, así como de sus claves privadas, evitando el riesgo de pérdidas por contraparte.

¿Qué beneficios tienen las DeFi?

Las finanzas en blockchain nacen de la promesa de crear una alternativa al mercado financiero tradicional, donde el dinero es custodiado por instituciones y los arbitrajes dictaminados por tribunales. La figura del intermediario es una pieza fundamental en el funcionamiento de las finanzas tradicionales, y los usuarios necesitan depositar su confianza en ellos a la hora de utilizar los servicios. Sin embargo, esto expone a riesgos de censura, malversación de fondos y altas tasas de interés.

La idea del ecosistema DeFi, iniciando con propuestas como Bitcoin, es eliminar la figura del intermediario y así proveer una mayor seguridad y eficiencia a sus usuarios, tal y como lo expone Satoshi Nakamoto en el whitepaper de Bitcoin. Cada individuo tiene el control sobre sus fondos, así como se encarga de asegurarlos y administrarlos a su conveniencia. La introducción de las finanzas programadas, ejecutadas por código, aumenta la transparencia, disminuye las posibilidades de censura y limita el poder de las instituciones. De esta manera, se promete una mayor independencia económica y un mercado menos manipulable.

Debido a que ya no se necesita un tercero a cargo, las aplicaciones DeFi también resultan ser servicios financieros globales y mucho menos costosos que los tradicionales. Los usuarios pueden pedir préstamos, realizar intercambios de criptomonedas o apostar en un oráculo bajo un esquema de tarifas que se compone por la oferta y demanda del mercado. Asimismo, las redes blockchain hacen posible los pagos transfronterizos digitales en cuestión de horas o incluso minutos. Una característica que no pueden ofrecer las entidades bancarias, cuyos servicios de transferencias a otros países suelen tardar días para hacerse efectivas.

Imagen del ecosistema Defi por RSK
Estado del ecosistema DeFi formado en RSK, una cadena lateral de Bitcoin. Fuente: rsk.co

El ecosistema DeFi también se describe a sí mismo como un mercado de fácil acceso. El concepto de “finanzas abiertas” propone disminuir los requisitos necesarios para optar por uno de estos servicios en el mercado tradicional. Por ejemplo, para acceder a un préstamo en DeFi no es necesario tener una cuenta bancaria o poseer grandes cantidades de dinero (o propiedades bajo tu nombre). Asimismo, muchos de estos servicios proponen resguardar la privacidad de sus usuarios, así que tampoco se necesitan ingresar datos personales para poder usar estas plataformas. Esto hace posible que personas de cualquier estatus económico, nacionalidad, creencia o postura política puedan acceder a productos financieros.

Las finanzas descentralizadas también son un mercado en constante crecimiento, el cual ha reportado tasas de interés y rendimiento superiores al del sector financiero tradicional. Esto ha seducido a muchos usuarios de criptomonedas, quienes apuestan por el mercado DeFi para aprovechar las nuevas oportunidades de inversión. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las aplicaciones DeFi aún están en plena maduración y que existen riesgos inherentes a su uso que deben ser tomados en cuenta antes de participar en este mercado. Por ejemplo, a medios de este año, con la explosión de popularidad del yield farming, hubo un crecimiento exacerbado de interés por las DeFi, el cual terminó en una burbuja financiera que explotó y desplomó al mercado entero.

Riesgos de las finanzas descentralizadas

Imagen torre jenga de riesgos de finanzas descentralizadas
Todo usuario debería conocer de los riesgos de las finanzas descentralizadas antes de depositar criptomonedas en alguno de sus protocolos. Composición por CriptoNoticias

Debido a que se trata de una industria en pleno crecimiento, son muchos los riesgos financieros a los que se expone un usuario a la hora de utilizar aplicaciones DeFi. Vulnerabilidades técnicas, errores de uso y movimientos bruscos de mercado son algunos de los elementos que alertan a especialistas del sector, y que todo usuario debería conocer antes de depositar criptomonedas en alguno de estos protocolos.

  • Blanco predilecto de los hackers: Las aplicaciones DeFi pueden manejar en sus contratos inteligentes mucho, pero mucho, dinero. Esto las convierte en un objetivo de interés para los criminales cibernéticos, quienes están tras la pista de negocios vulnerables a ataques inadvertidos. Si una plataforma es lanzada al mercado sin auditoría, con un sistema de seguridad pobre o problemas de programación, podría sufrir un robo masivo de tokens, tal y como ha ocurrido con proyectos como Origin Dollar, Lendf.me y Harvest.
  • Error de codificación inadvertido o intencionado: Como ya se ha dicho anteriormente, las aplicaciones de finanzas descentralizadas dependen en gran medida de los códigos que las conforman. Los contratos inteligentes hacen posible la ejecución de operaciones vitales para estas plataformas, tales como la transferencia de dinero, custodia de tokens o liquidación de créditos. Un error a la hora de codificar un contrato inteligente podría bloquear los tokens de los clientes sin posibles soluciones. Asimismo, entidades maliciosas que hacen vida en el ecosistema, podrían utilizar sus contratos y la inexperiencia de los usuarios, para hacerse con el dinero de su clientela sin que estos lo adviertan.
  • Fraudes: Debido a la explosión de popularidad de las DeFi, también se han incrementado los ataques de phishing (robo de identidad) o plataformas fraudulentas que pretenden sustituir a las originales. Ya sea por la descarga de una aplicación maliciosa, el lanzamiento de un token ficticio o el envío de correos electrónicos con virus capaces de robar información personal, los usuarios del ecosistema deben estar alertas ante posibles fuentes de robo o suplantación de identidad.
  • Problemas de gobernanza: Algunas plataformas DeFi poseen sus propios sistemas de gobernanza descentralizados, los cuales permiten que los usuarios voten por decisiones que afectaran a la comunidad, incorporarán nuevas funciones o cambiarán las normativas del protocolo. Se trata de democracias participativas, donde todo aquel que posea tenencias en dicha plataforma, puede hacer valer su voz. Sin embargo, como toda democracia, pueden existir ciertos problemas que vulneren el buen funcionamiento de estos gobiernos. Sea un grupo de usuarios mal intencionados, una facción que quiera tomar el poder completo de la aplicación o sobornos internos, puede ocurrir que alguna decisión afecte la naturaleza del protocolo, llegando incluso a poner en peligro los fondos de sus usuarios.
  • Errores de uso: Una de las características que más preocupa a los usuarios de redes descentralizadas es que, ante la eliminación de intermediarios, la responsabilidad del servicio es traspasada a los usuarios. Cada individuo que utiliza plataformas blockchain está encargado de administrar y salvaguardar sus fondos, ya que más nadie tiene acceso a los mismos. Si los usuarios no toman las medidas necesarias para asegurar sus finanzas o no tienen el conocimiento suficiente para manipular estos activos, puede ocurrir que pierdan el acceso a sus monederos, transfieran su dinero de forma inadecuada o no operen correctamente uno de estos servicios financieros. Cualquiera de estos simples errores podría determinar una pérdida catastrófica para el usuario, puesto que unos tokens enviados a una dirección incorrecta o a un monedero sin acceso pueden ser casos donde no exista la posibilidad de que un tercero pueda ayudar.
  • Falta de conocimiento: Ya hemos dicho que las aplicaciones DeFi son finanzas programables. Esto significa que conocimientos técnicos, como la codificación, son vitales para el buen entendimiento de una de estas plataformas. Asimismo, debido a que las redes blockchain y las criptomonedas son tecnologías medianamente nuevas, esto agrega una nueva capa de complejidad a la hora de que un usuario interactúe y entienda el funcionamiento del ecosistema. La falta de conocimiento a la hora de utilizar una aplicación DeFi puede ser fatal no sólo por los errores de uso, sino que podría condenar a un usuario a utilizar una herramienta que ha sido mal diseñada y codificada. Quien no posea conocimiento sobre cómo ha sido creado un contrato inteligente, o de si el mismo no tiene errores de codificación, podría estar depositando su dinero en una aplicación que tarde o temprano colapsara con todos sus fondos dentro.
  • Insider trading: Y para entender cuán importante es el manejo de información y conocimiento en el mercado DeFi, hay que saber también que este ecosistema es vulnerable a una práctica conocida como “insider trading” o “comercio desde adentro”. Este término se utiliza para designar el uso indebido de información privilegiada a la hora de invertir en un mercado, otorgándole ventaja a un individuo sobre otros, puesto que dichos datos no son de acceso público. El insider trading es un riesgo que corren todos los mercados que están recién conformándose, ya que muchos creadores y empleados de estos negocios tienden a utilizar información a la que tienen acceso por su posición privilegiada para hacer inversiones ventajosas. En este sentido, una persona que practica el insider trading podría depositar su dinero en una aplicación horas antes de que la misma notifique el lanzamiento de un nuevo token, una tasa de interés o una alianza que haga que sus activos se revaloricen. Mientras el resto de la comunidad ingresa a esta oportunidad de forma rezagada, los privilegiados ya se habrían estado lucrando horas antes gracias a que poseían la información antes de tiempo.
  • Acumulación de vulnerabilidades por interoperabilidad: El mercado DeFi es considerado uno de los más riesgosos en la comunidad de criptomonedas debido a su volatilidad y la acumulación de riesgos financieros. Debido a que se trata de un ecosistema interoperable, con altas capacidades de componibilidad, el funcionamiento de muchas de sus aplicaciones depende de otras herramientas con las que se interconecta. Si uno de estos servicios deja de funcionar correctamente, puede ocurrir un efecto dominio que afecte también a otras aplicaciones. Por ejemplo, si ocurre algún problema con el protocolo MakerDAO, plataformas de préstamos, intercambios descentralizados y piscinas de liquidez podrían verse también afectadas por el inconveniente, dado que Maker subyace a muchas de ellas. Esta es una característica que tiene que ser tomada en cuenta por los usuarios a la hora de manejar dinero en este ecosistema.