Seleccionar página

$1.7 mil millones en criptomonedas fueron robados en 2018

  • Según reporte, hackers intentarán lavar dinero robado al criptomercado antes de nuevas regulaciones.
  • 58% de los fondos robados pertenecía a empresas residenciadas en Japón y Corea del Sur.
$1.7 mil millones en criptomonedas fueron robados en 2018

1,7 mil millones de dólares fueron robados por hackers y estafadores a propietarios de criptoactivos durante 2018, según cifras publicadas en el reporte de anti-lavado de dinero (AML) con criptomonedas de CipherTrace.

Esta semana los analistas de CipherTrace publicaron su último informe del 2018, el cual abarca las actividades criminales y medidas anti-lavado de dinero (AML) aplicadas en el criptomundo en el cuarto trimestre del año pasado. En el reporte se destaca que 1,7 mil millones de dólares fueron robados por hackers en el 2018, cantidad que los analistas esperan sea lavada este 2019 por los criminales en mixers y casas de cambio de criptomonedas no reguladas, antes de que se impongan nuevas medidas AML a nivel internacional.

Entre los datos publicados, los analistas destacaron que un total de 950 millones de dólares fueron robados a casas de cambio y monederos de criptomonedas en el transcurso del año pasado. El 58% de los fondos robados pertenecía a empresas residenciadas en Japón y Corea del Sur, naciones que a inicio del 2018 sufrieron el hackeo de casas de cambio como Coincheck, Coinrail y Bithumb.

Los analistas también aseguraron que el monto total robado a plataformas de intercambio aumentó 3.6 veces más en comparación con el 2017, y unas seis veces respecto a las cifras del año 2016. Es decir, los criminales cibernéticos se encuentran más interesados en las criptomonedas con el pasar de los años.

Aunque las estafas y robos de piratas cibernéticos aumentaron en el 2018, los analistas destacaron que en el período de octubre a diciembre hubo un descenso en la actividad de los piratas cibernéticos debido a la tendencia bajista del criptomercado. Asimismo, en el reporte se afirmó que para finales del año son más los criminales que se dedican a las estafas —especializándose en los esquemas Ponzi, las ICO falsas y el phishing— que al hackeo de plataformas de intercambio.

Robos cada vez más sofisticados

Entre las prácticas realizadas por hackers para adquirir criptomonedas de forma ilegal, se destacó el robo de credenciales de monederos por medio del número de teléfono de la victima, intercambiando la tarjeta SIM de dichos dispositivos.

La proliferación del phishing por correo electrónico, prácticas de extorsión y secuestro que exigen pagos en criptoactivos, así como el ransomware, fueron de los delitos más característicos del 2018. En el informe se resalta que tan sólo en Corea del Sur fueron congelados 3 millones de dólares en una ICO falsa llevada a cabo por la firma Pure Bit. También en Vietnam salieron afectados 32.000 inversionistas con perdidas de más de 600 millones de dólares en un esquema ponzi con criptomonedas; números que confirman el alcance de las estafas cada vez más sofisticadas en el criptomundo.

En cuanto a lavado de dinero, los analistas hicieron un apartado sobre el uso de servicios de mixers de criptomonedas por parte de piratas cibernéticos. Debido a que estos servicios son utilizados por usuarios de criptomonedas para mantener sus transacciones privadas, los mixers no aplican normas KYC en sus plataformas, lo que motiva a ciertos criminales utilizarlos para evitar que los fondos robados sean rastreados. En este punto en especifico, en el informe de CipherTrace se sugirió que la red Lightning Network también podría ser utilizada con estos fines, aunque en este tema en especifico no se profundizó.

El uso de criptomonedas para evadir sanciones internacionales también ha sido un tema tocado en el informe por los analistas. Países como Venezuela, Corea del Norte, Rusia e Irán han llevado a cabo proyectos de criptomonedas nacionales o están estudiando el uso de aplicar criptoactivos en su economía con el objetivo de burlar las sanciones económicas de Estados Unidos y la Unión Europea. Los analistas afirmaron que este tipo de caso de uso ya está siendo tomado en cuenta por las autoridades regulatorias, por lo cual se espera que entre el 2019 y el 2020 este sea un tema primordial en el seno judicial —una predicción que también ha hecho la firma de seguridad Chainalysis—.

En el informe, los autores concluyen que para el 2020 se prevé que la mayoría de  las entidades regulatorias apliquen medidas anti-lavado de dinero, ya que organizaciones como la Unión Europea y países como Malta, Reino Unido, Japón, Corea del Sur, Bermuda y Canadá están desarrollando sus propios marcos regulatorios para el mercado de criptomonedas que podrían ser aplicados en un plazo de 18 meses.

Debido a ello, los analistas consideran que los hackers aprovecharán estos primeros meses del 2019 para lavar el dinero robado el año pasado, el cual podría ser procesado no sólo por medio de mixers sino también en aquellas casas de cambio que no posean estrictas medidas anti-lavado de dinero. CipherTrace aseguró, hace unos meses atrás, que el 97% del flujo de bitcoins relacionados a actividades criminales es procesado en casas de cambio no reguladas, siendo esta una de las mayores preocupaciones de las entidades regulatorias a nivel internacional.

Imagen destacada por poravute / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Andrea Leal

Si somos lo que leemos, entonces quiero ser de Rimbaud a Pavese.

Mercado Latino

Bitcoin
12.999,98 PEN
74.100,05 MXN
24.115.737,43 PYG

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad