Seleccionar página

¿Qué es (ideológicamente) Bitcoin?

  • El término "bitcoin" da respuesta a una larga lista de definiciones
  • No existe una "definición oficial" de Bitcoin
¿Qué es (ideológicamente) Bitcoin?

Bitcoin es una tecnología, bitcoin es una moneda, bitcoin es un protocolo P2P, bitcoin es la base fundacional de un mundo descentralizado, bitcoin es Bitcoin Cash o Gold u otra-nueva-criptomoneda, bitcoin es una burbuja, una estafa, una blockchain, una red de pagos, un nuevo tipo de dinero, una mercancía, un valor, un ideal. Todas esas definiciones han salido a colación para la primera de las criptomonedas, por parte de diversos actores tanto públicos como privados, pero Bitcoin no tiene copyright, no tiene administradores oficiales ni dueños. Por tanto, Bitcoin no tiene una definición oficial.

Bitcoin.org es la página educativa más popular sobre Bitcoin, aun así, no es oficial. Bitcoin Core es el grupo de desarrolladores dominante por mucho, aun así, tampoco es oficial. Varios gobiernos en distintos países han definido, por lo general, de forma muy diferente, qué pueden ser Bitcoin y las criptomonedas para ellos, para su legislación o conveniencia. Por supuesto, esto tampoco es oficial en cuanto a Bitcoin se refiere.

¿Hay algo “oficial” sobre Bitcoin, siquiera? El Libro Blanco y “Satoshi Nakamoto”, quizás; ganando ese mérito sólo por ser la primera fuente. Sin embargo, su creador ha permanecido en el anonimato, tal vez nunca averigüemos de quién se trata. Él, ella o ellos tampoco reclamaron ninguna clase de derecho. Bitcoin fue registrado bajo la Licencia MIT, que reza lo siguiente:

“Se concede permiso por la presente, libre de cargos, a cualquier persona que obtenga una copia de este software y de los archivos de documentación asociados (el “Software”), a utilizar el Software sin restricción, incluyendo sin limitación los derechos a usar, copiar, modificar, fusionar, publicar, distribuir, sublicenciar, y/o vender copias del Software, y a permitir a las personas a las que se les proporcione el Software a hacer lo mismo, sujeto a las siguientes condiciones:

– El aviso de copyright anterior y este aviso de permiso se incluirán en todas las copias o partes sustanciales del Software”.

En resumidas cuentas, cualquiera es libre no sólo de utilizar Bitcoin, sino de modificar su protocolo y hasta de venderlo. En cuanto a lo que “es” Bitcoin y sus características, estrictamente hablando y contra todo pronóstico, no podemos encontrar mucha guía en su Libro Blanco. Sí, allí se describe “una versión puramente peer-to-peer (de parte a parte) de dinero electrónico”, pero se le llama “bitcoin” sólo en el título. De hecho, el término “bitcoin” sólo aparece dos veces en todo el documento, y ambas están en el encabezado. La única otra es la página web de Bitcoin.org.

‘Bitcoin’ sólo aparece dos veces en su Libro Blanco. Fuente: Captura.

Frases como “Bitcoin es X, Y o Z” o “Bitcoin posee las siguientes características” están por completo ausentes del primer documento destinado a describir su sistema. Algo, cuando menos, curioso. Como si el propio Satoshi quisiera dejar la definición abierta al público, se limita a utilizar oraciones como “Una versión puramente peer-to-peer de dinero electrónico permitiría que los pagos en línea se envíen directamente de una parte a otra sin pasar por una institución financiera”; “Lo que se necesita es un sistema de pago electrónico basado en pruebas criptográficas en lugar de confianza”; o “Definimos una moneda electrónica (y no específicamente bitcoin) como una cadena de firmas digitales”.

Sólo más tarde, fuera del Libro Blanco, Satoshi se atrevería a usar el largamente evadido “Bitcoin es” en las notas de lanzamiento de la versión alfa:

“Bitcoin es un nuevo sistema de efectivo electrónico que utiliza una red de igual a igual para evitar el doble gasto. Es completamente descentralizado, sin servidor o autoridad central”

Un concepto conciso y muy flexible, que lo hace parecerse, de forma inevitable, a muchas otras criptomonedas. Esta fue, probablemente, la causa raíz para la pelea por el nombre con Bitcoin Cash.

Para aquel momento, Roger Ver y Bitcoin.com intentaron nombrar a la criptomoneda BCH, recién nacida, como el “verdadero Bitcoin”. ¿Qué podría argumentarse ante ello? ¿Basado en qué? Lo cierto es que Bitcoin Cash, según la definición anterior del mismo Satoshi, también es un sistema de efectivo electrónico que utiliza una red de igual a igual para evitar el doble gasto. Que sea descentralizado, o no, está en discusión todavía. ¿Eso implica que otras criptomonedas cuya descentralización sí sea probada podrían tomar el nombre de Bitcoin? ¿Tal vez Litecoin o Bitcoin Gold podrían reclamar el título? O, si probara su completa descentralización, ¿podría hacerlo Bitcoin Cash? ¿Y qué pasaría con la red que fue creada primero, ya no sería Bitcoin?

Durante el conflicto con Bitcoin Cash, muchos buscaron demandar a Roger Ver por intentar usurpar el nombre de Bitcoin. No obstante, como afirmó Jameson Lopp: “No hay sitio web, foro, cuenta de redes sociales, fundación, repositorio de código, conferencia, alianza empresarial u organización de ningún tipo que defina bitcoin”. Por tanto, ¿de qué se trataría la demanda? ¿De quién se violan los derechos, si nadie posee Bitcoin? El principal argumento a esto fue que los inversionistas podrían confundirse de plataformas y poner su dinero (y perderlo) en algo que, en primer lugar, no habrían elegido sino tuviera la palabra “bitcoin” en el nombre. Y es que BTC y BCH tienen una diferencia fundamental: su tamaño de bloque. No son cadenas de bloques idénticas, ¿a cuál llamamos “Bitcoin” entonces, y por qué?

Si recurrimos a Satoshi, lo único vagamente oficial en Bitcoin, la cadena correcta fue, en primer lugar, la más larga; y luego, la que tuviera mayor poder computacional a su favor. Es decir, más mineros.

Roger Ver, en su presentación sobre porqué Bitcoin Cash es Bitcoin, describe a su vez una serie de características técnicas que, según su recopilación del Libro Blanco, comentarios de Satoshi en la web y la página Bitcoin.org, debería poseer el “legítimo” Bitcoin. Ahora bien, como ya discutimos, Satoshi no define en realidad Bitcoin en el Libro Blanco y Bitcoin.org no es oficial. Todo está sujeto a interpretación y eso fue precisamente lo que aprovechó él mismo para darle el título a Bitcoin Cash, utilizando afirmaciones bastante debatibles o erróneas, como que la primera blockchain no es en realidad un sistema P2P de efectivo electrónico, cuando claramente lo es.

En todo caso, podemos plantear un escenario hipotético donde Ver tiene razón en lo técnico, y resulta que el BCH posee esas características y el BTC no. ¿Esto le daría el título de forma automática? La respuesta es no. Del mismo modo, podemos afirmar que Bitcoin (BTC), de hecho, tiene más poder computacional y/o es la cadena más larga. ¿Es eso lo que lo hace Bitcoin? La respuesta allí vuelve a ser no. ¿Y por qué?

Elizabeth Stark, CEO de Lightning Labs, planteó un escenario donde un gobierno logra “atacar” a esta red más larga/con mayor poder computacional y se apodera de ella, con capacidad para modificarlo todo. Podemos imaginar que la mayoría de los mineros e incluso que la mayoría de los desarrolladores son parte del mismo gobierno, así que estos podrían empezar a implementar sus propias reglas, a su conveniencia. ¿Seguirían allí los usuarios, pensando que eso es Bitcoin sólo porque es la cadena con más poder? ¿O preferirían migrar a una cadena mucho más “humilde” pero descentralizada?

Pensando en ello, se hace evidente que Bitcoin es más que un puñado de especificaciones técnicas, las cuales sólo son factores para definirlo. También, Bitcoin es más que una persona, organización o empresa. Satoshi, lo más “oficial” disponible, desapareció del criptomundo hace casi nueve años. Bitcoin continuó sin él y su adopción aumenta cada vez más. Incluso, en el oscuro escenario en el que Satoshi hubiera decidido a posteriori, de repente, crear “otro Bitcoin”, uno privado, con copyright, es probable que los usuarios no hubieran aceptado tal cosa, pues uno de los factores claves que lo definen, la descentralización, se hubiera perdido. En ese escenario, sería casi segura la división de desarrolladores independientes, manteniendo la cadena original descentralizada.

Hablemos sobre un escenario hipotético más: algún grupo decidió crear, hoy, una criptomoneda por completo descentralizada, idéntica a Bitcoin, bifurcada directamente de la primera blockchain, y consideran que debería quedarse con el título. La diferencia crucial que proponen, digamos, es una solución más inmediata para hacer las transacciones más privadas. En Bitcoin hay varias propuestas para lograr eso, por supuesto, pero a este grupo hipotético no le gusta lo lento que trabaja Bitcoin Core o están en desacuerdo con su filosofía conservadora. Se crea así una nueva criptomoneda, igualmente descentralizada y con un sistema de efectivo electrónico P2P.

¿A cuál de las dos deberíamos llamar “Bitcoin”? La nueva funciona muy bien. No ha tenido fallas de seguridad. La minería no está concentrada en ninguna parte. Está sólo arreglando los bugs de su sistema privado, mientras Core implementa otro diferente y arregla sus propios bugs. ¿Entraría en juego aquí entonces el hecho de que una fue primero y otra después, o de que una tiene mayor poder computacional que la otra? Puede ser. Pero no necesariamente.

Tal vez Bitcoin.org no sea oficial, pero afirma algo que me parece muy acertado:

 “De la misma manera que nadie controla la tecnología detrás del correo electrónico, Bitcoin tampoco tiene propietarios. (A) Bitcoin lo controlan todos los usuarios de Bitcoin del mundo. Aunque los programadores mejoran el software, no pueden forzar un cambio en el protocolo de Bitcoin porque todos los demás usuarios son libres de elegir el software y la versión que quieran. Para que sigan siendo compatibles entre sí, todos los usuarios necesitan utilizar software que cumpla con las mismas reglas. Bitcoin sólo puede funcionar correctamente si hay consenso entre todos los usuarios”.

Cada usuario es libre de elegir el software y la versión que quiera. Bitcoin sólo funciona de forma correcta si existe consenso… así que Bitcoin, básicamente, es sus usuarios. Lo que ellos decidan, porque así fue diseñado. No hay respuesta “oficial”, correcta, en realidad. Como mencionó el desarrollador ‘Shinobimonkey’ durante el debate contra BCH: “En última instancia, creo personalmente que no se puede definir objetivamente bitcoin, y lo he intentado. En este punto, [en mi opinión] se trata de incumbencia”.

Ahora mismo, se puede decir que la mayoría de los usuarios llama “Bitcoin” a la primera blockchain. Esa es la verdadera razón por la que ostenta el título, y debería serlo siempre. Personalmente, creo que Bitcoin ha creado todo un mundo y ha sentado las bases de un ideal que puede trascenderlo. Su definición no debería encasillarse.

 

Imagen destacada por onur / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Isabel Pérez

Profesional en Letras. Apasionada de la lectura, la escritura, la investigación y las criptomonedas.

Mercado Latino

Bitcoin
25.748.238,20 VES
227.844,62 ARS
3.520.000,00 CLP

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad