Seleccionar página

HODL o minería: cada una puede ser más eficiente en diferentes escenarios, dice estudio

HODL o minería: cada una puede ser más eficiente en diferentes escenarios, dice estudio

En el estudio “Valuación de las operaciones de minería”, publicado este martes por Ledger Journal, se propone una modificación del método tradicional del Valor Presente Neto, denominado Valor de Criptomoneda Neto (NCV), para el análisis de la rentabilidad de la minería. NCV considera la criptomoneda como activo subyacente y con ese enfoque compara las estrategias de minería versus trading.

En la introducción de este estudio se señala que dentro del gran auge actual de las operaciones de minería hay dos posiciones opuestas acerca de la rentabilidad de las mismas.

Una opinión sostiene que la minería es rentable, la otra señala que HODLing [comprar y mantener] es más rentable. Sin embargo, de acuerdo a cualquier criterio económico sólo hay una estrategia óptima. Un criterio ampliamente usado hasta ahora es el del Valor Presente Neto (NPV). En el caso cripto [de la minería] se usa el NPV para acumular los flujos de caja futuros que produce un minero. Sin embargo, el método NPV no es sencillo de interpretar porque depende de la tasa de interés escogido para la moneda fiat respectiva. Para un minero que produce criptomonedas, determinar su NPV es complejo porque no está clara la tasa de interés que debe aplicarse.

José López Berengueres

Profesor, Universidad de los Emiratos Árabes Unidos

También es difícil considerar o estimar el efecto de la apreciación de la moneda fiat, señala el autor. Pero además, las criptomonedas constituyen un activo que no se deprecia, incluso pueden revalorarse, dice Berengueres.

Como alternativa al NPV, este trabajo propone el Valor Neto de Criptomoneda (NCV) al que define como “…la suma del flujo de monedas que una operación de minería producirá menos los gastos operativos (no de capital) valorados al precio de la criptomonedas el día de compra del equipo”.

En la fórmula para el cálculo del NCV intervienen la cantidad de criptomonedas minadas en un lapso determinado menos el monto de la factura de electricidad, el crecimiento de la tasa de hash global, otros gastos como pago a pools de minería, software de minería o alojamiento y administración.

La rentabilidad comienza, sostiene el autor, cuando el NCV es mayor que el costo de la operación de minería en un período determinado, dividido entre el precio inicial del equipo.

Dos escenarios de rentabilidad

Un ejemplo de minería de Ethereum es propuesto para ilustrar en concepto de NCV: un inversionista considera la adquisición de un rig de 8 GPU RX580, que emplea el software de minería Claymore, y desea saber si invierte en el equipo o adquiere ETH con ese capital inicial, para luego guardar esas criptomonedas con la expectativa de que su precio se incremente.

Con los datos siguientes se puede aplicar la fórmula del NCV, suministrada en el trabajo.

La electricidad cuesta 0.19EUR/kwh (precio de Amsterdam), el rig cuesta $6.756. Se prevé un gasto administrativo de 10%, El software Claymore 1%, alojamiento del rig: entre 5% y 25%. La línea 1 representa comprar las criptomonedas y mantenerlas. La curva 2 es el flujo de caja que corresponde a la compra de un rig el día 0 con @P0 y luego contabilizar las monedas producidas. La producción de monedas decrece cuando se añade más poder de hash a Ethereum, siguiedo una curva exponencial. La curva 3 muestra el NCV para el mismo rig, pero asumiendo crecimiento lineal de la capacidad de la red, que corresponde a una interpolación lineal. Finalmente, la curva 4 muestra el escenario optimista para los mineros: que la capacidad crezca a la misma tasa que la Ley de Moore.

José López Berengueres

Profesor, Universidad de los Emiratos Árabes Unidos

Aplicando el método NCV, asumiendo crecimiento exponencial o lineal de la capacidad, los retornos respectivos de la minería -curvas 1 y 2-,  no logran superar la estrategia HODL. Fuente de la imagen: estudio.

En este caso, el retorno comienza a declinar después del primer año, y el máximo alcanzado es menor al 50% de la estrategia HODL. Se ha supuesto un precio constante de la criptomoneda. Si se estima una apreciación de la misma, los gastos como electricidad y operación disminuirían proporcionalmente.

En un segundo escenario, de minería de Bitcoin Cash, las estimaciones usando NCV, determinan que el retorno de las operaciones de minería superan la estrategia HODL. Esta alternativa es descrita con detalle en la publicación, donde especifica desde el costo de la electricidad y el porcentaje de incremento diario de la dificultad hasta el costo del kwh, entre otros. Cabe destacar, que en la actualidad la tasa de hash de Bitcoin Cash ha disminuído significativamente.

Aquí se introduce la variable de un equipo adquirido en pre-compra, un S9 Miner y entregado de 4 a 5 meses después. Se evidencia el efecto dramático de ese período muerto, de cero retorno, en comparación con el equipo que comienza la operación de minería inmediatamente después de ser adquirido.

Con el mismo rendimiento, el S9 precomprado y entregado 4 meses después, debe enfrentar una mayor tasa de hash global y apenas logra superar la estrategia HODL antes de que comience el decrecimiento del retorno. Fuente de la imagen: estudio.

Además de ofrecer una guía precisa para la estimación de los costos de las operaciones de minería con un método basado en la criptomoneda, el trabajo también considera otros factores que pueden impactar la rentabilidad, como los costos de enfriamiento, el ciclo de vida de las GPU o el riesgo de minar con tarjetas gráficas adquiridas sin garantía.

Como aporte importante para la valuación de  las operaciones de minería, este trabajo introduce el concepto de Valor Neto de Criptomoneda, muestra cómo aplicarlo en los casos de minería de Ethereum y Bitcoin Cash y compara su rentabilidad con la estrategia de HODL.

Destaca como factor importante que afecta la rentabilidad la fecha de entrega del equipo después de haber sido pagado. La minería es cada vez menos rentable para quienes se inician, dice el estudio, pues mientras los mineros existentes pueden actualizar sus equipos sólo cambiando las tarjetas GPU, los entrantes deben cubrir los costos de infraestructura, enfriamiento, cableado y personal, entre otros gastos.

Imagen destacada por Gukodo / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Froilan Fernández

M.Sc. en Sistemas Digitales. Divulgador de temas de TI desde 1986 y convencido del gran potencial del Blockchain.

CriptoCaricatura

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad