Seleccionar página

Gleb Markov: “Todas las cosas en la vida son transitorias, pero las criptomonedas están aquí para quedarse”

Gleb Markov: “Todas las cosas en la vida son transitorias, pero las criptomonedas están aquí para quedarse”

Descargo de responsabilidad: CriptoNoticias no ofrece consejos legales, financieros o de inversión, ni sustituye la debida diligencia de cada interesado. CriptoNoticias no respalda a ninguna de las ofertas iniciales de moneda (ICO) aquí promocionadas. El contenido y los enlaces provistos en este artículo solo cumplen propósitos informativos. Para más información haga click aquí.

Crypterium es una iniciativas afiliadas a ICOBox que ha obtenido más de $32 millones de recaudación en su venta inicial de monedas, usando los servicios que ofrece esta última para el asesoramiento empresas emergentes.

Recientemente Gleb Markov, COO de Crypterium realizó un manifiesto titulado Todas las cosas en la vida son transitorias, pero las criptomonedas están aquí para quedarse, el cual expresa su visión de cómo las criptomonedas benefician al entorno económico social en la actualidad.

Breve historia del dinero

El dinero y sus equivalentes han existido durante casi tanto tiempo como la humanidad. Antes de que se viese representado en monedas y billetes de banco, el dinero podía ser cualquier cosa de valor que se pudiera intercambiar por lo que uno quería: pieles, herramientas, comida, piedras preciosas, etc. En este Sistema, el comprador y el vendedor determinaban el valor real del intercambio, según el momento de la compra y las necesidades actuales del mercado. Cuanto más popular sea una forma particular de pago, más sentido tiene aceptar, acumular y usar. Con el tiempo, por diversos motivos históricos, económicos y sociales, ciertos métodos de pago pueden crecer o disminuir en popularidad.

El dinero tal como lo conocemos surgió hace muchos milenios para agregar un nivel de objetividad y simplificar los cálculos del valor de los intercambios. ¿Cuántos gallos vale la pena? ¿Cuál es el valor razonable de un arado a cambio de huevos de gallina? Estas respuestas son subjetivas, lo que hace que el comercio sea difícil de predecir. El dinero asumió el papel de un medio de pago universal. Inicialmente, el dinero estaba respaldado por alguna forma de seguridad, pero todo el dinero en el mundo de hoy es simbólico y se basa en la confianza. Y donde quiera que haya confianza, puede perderse.

Para que el dinero se considere moneda de curso legal, debe cumplir con ciertos criterios, la mayoría de los cuales son casi imposibles de analizar por un consumidor promedio. La historia y la estructura del dinero se han estudiado ampliamente y muchos trabajos científicos se centran en una cuestión clave: el papel del emisor del dinero.

¿Quién debería poder emitirlo? ¿El puesto de un emisor afecta el valor del dinero y, de ser así, debería delegarse a una autoridad central? En el modelo tradicional de dinero, el emisor central es un requisito obligatorio. En el mundo de hoy, esta función se asigna a los Bancos Centrales, que emiten el dinero y luego lo hacen circular entre los consumidores a través de los bancos. Este modelo es problemático: para que funcione correctamente, se debe confiar en la estabilidad de los bancos y esto no se puede garantizar, ya que depende de demasiados factores para controlar.

El rápido desarrollo tecnológico trajo consigo una solución a mucaoss de los incovenientes que tradicionalmente están asociados al control sobre el suministro de dinero. En palabras de Albert Gore, vicepresidente de los Estados Unidos, ganador del Premio Nobel de la Paz: soy un gran admirador de Bitcoin […] La regulación del suministro de dinero debe ser despolitizada.

La aparición de la tecnología blockchain hace casi 10 años allanó el camino para eso: el nacimiento de la próxima generación de dinero denominada criptomoneda. Aunque el primer dinero digital se emitió a principios de la década de 1980, las criptomonedas basadas en blockchain ofrecieron una diferencia radical: la descentralización, la característica clave de blockchain. Las criptomonedas forman parte de una red de trabajo que actúa de forma automática, con data distribuida entre todos los participantes de la red. Todas las transacciones se implementan de igual a igual, sin intermediarios. Y es por eso que las criptomonedas ahora se están apoderando rápidamente del mundo.

Ventajas del dinero criptográfico

Las criptomonedas ofrecen a los consumidores múltiples ventajas que no se encuentran en el dinero fiat. Para empezar, están libres de límites territoriales. Todas las criptomonedas existentes se pueden usar en cualquier parte del mundo: el primer dinero del “mundo real”. Debido a su descentralización inherente, no se pueden restringir, y ningún usuario de criptomonedas se puede tratar de manera diferente a otros usuarios. Esta nueva economía es independiente de cualquier país en particular. Los usuarios tienen control total sobre el valor y el uso de sus tenencias de criptomonedas, lo que significa que los consumidores no dependen de los bancos centrales ni de las instituciones de crédito. Las criptomonedas se pueden comprar y vender tanto por monedas fiduciarias (fiat) como por otras criptomonedas, lo que ofrece a los consumidores una mayor influencia sobre el valor de sus activos.

Las criptomonedas basadas en blockchain como bitcoin y la mayoría de altcoins se emiten a través de algoritmos de minería predeterminados, públicamente disponibles, que por su propio diseño no pueden ser manipulados, ni siquiera por los propios desarrolladores de los algoritmos. No podrían acelerar la emisión de nuevas monedas, lo que significa que las reglas del juego son las mismas para todos los jugadores. También predeterminado por los algoritmos de minería es el límite superior de la cantidad de monedas que se pueden extraer: para bitcoin, es de 21 millones, de los cuales ya se extrajeron más de 15 millones. Debido a que es un producto finito, el valor de la criptomoneda es inmune a un “colapso” debido a un problema no controlado por parte de terceros.

Aunque los precios de las criptomonedas, al igual que las monedas fiat, están sujetas a la volatilidad asociada con la oferta y la demanda del mercado, las ventajas anteriores sirven para garantizar el crecimiento constante a medio y largo plazo. La tasa de crecimiento de una criptomoneda particular está determinada por el número de sus titulares: cuanto más popular es, más constante es la tasa de crecimiento. Esto a su vez significa que cuantos más proveedores de bienes y servicios estén dispuestos a aceptarlo, más usuarios estarán interesados ​​en comprarlo o minarlo.

Los algoritmos de minería de criptomonedas están diseñados para ralentizar la producción a medida que se alcanza el límite de extracción superior, lo que se conoce como “aumento de la dificultad minera”. A medida que la eficiencia y rentabilidad de la minería disminuye con el tiempo, los usuarios se ven obligados a recurrir a otras formas de adquisición de criptomonedas, es decir, compra, lo que aumenta aún más su valor.

Las criptomonedas basadas en blockchain también permiten rastrear anónimamente todas las transacciones, lo que garantiza un alto nivel de confianza y una mejor protección contra el robo, la pérdida y el fraude, ya que todas las operaciones se pueden verificar independientemente. Aunque se desconoce la identidad de los usuarios, las direcciones de sus billeteras son visibles, y según las instrucciones explícitas del propietario de la billetera, los fondos pueden retirarse o abonarse de manera segura. A diferencia de los bancos convencionales, nadie desconoce la cantidad de fondos en la cartera del usuario.

No existen límites en los montos de las transacciones de criptomonedas: los usuarios son libres de decidir cuánto y dónde gastar su dinero. Las transacciones se realizan en tiempo real, prácticamente sin esfuerzo e irrevocablemente, con plena certeza de que los fondos llegaron al destinatario deseado.

Estas son solo algunas de las ventajas clave que ofrecen las criptomonedas. Con cada día que pasa se vuelve cada vez más obvio que las criptomonedas son el camino del futuro. Ofrecen oportunidades de inversión inigualables y permiten que evolucionen modelos comerciales completamente nuevos, como las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO).

Las criptomonedas aún están en una etapa de desarrollo y el público todavía está tratando de aceptar el concepto y aprender a hacer un cambio hacia el nuevo paradigma de pago. Pero su uso se está extendiendo, y cada vez más empresas están abiertas a aceptar pagos por sus bienes y servicios en criptomonedas y cada vez más personas reciben sus salarios en bitcoin. Esto significa que las criptomonedas se están convirtiendo en una realidad cotidiana para una población cada vez mayor.

El mercado de criptomonedas continuará creciendo, y este progreso es imparable: se puede apostar 100 bitcoins que la capitalización de criptomonedas 2018 será mayor que la de 2017. La única variable será el ritmo de su crecimiento.

El siglo XX vio el cambio radical en casi todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas, y no será razonable esperar que para el final del siglo XXI todavía usemos el dinero fiduciario moralmente obsoleto. La transición a las criptomonedas es la progresión lógica y natural en la vida continuamente digitalizada de la humanidad. En el momento de su introducción, el concepto de dinero tradicional cumplía con los requisitos del mercado antiguo. Pero las prioridades cambian, y con ellas surgen nuevas necesidades. Las criptomonedas basadas en blockchain se ajustan a las realidades infinitamente más sofisticadas de nuestros tiempos y ofrecen abundantes ventajas sobre sus “padres” fiduciarios.

 

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

CriptoNoticias

CriptoNoticias es el diario líder en noticias e información en español acerca de Bitcoin, criptomonedas, tecnología blockchain y aplicaciones descentralizadas (dapps).

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD