sábado, octubre 16, 2021
bloque ₿: 705.284
sábado, octubre 16, 2021 | bloque ₿: 705.284

¿Qué son los tokens no fungibles (NFT)?

¿Qué es un NFT?

Un token no fungible, también conocido por sus siglas NFT, es un tipo de token criptográfico que representa un activo único, irrepetible y limitado en su cantidad. Estos elementos digitales también son conocidos como «criptocoleccionables», debido a que poseen característica de escasez y rareza que los hacen atractivos para su compra en serie y su colección.

Los NFT funcionan en redes de contratos inteligentes, tales como Ethereum, que es actualmente la blockchain con el mayor mercado de tokens no fungibles. También han existido versiones de estos activos en redes como Bitcoin, que es la primera blockchain donde se comerció activos como memes y cartas de juego.

Los NFT funcionan como versiones tokenizadas de otros elementos digitales o de objetos del mundo real. Por ejemplo, pueden ser la representación de una obra de arte física o un personaje de un videojuego. Debido a ello, muchos de estos funcionan como una prueba verificable en blockchain de que un objeto es auténtico y pertenece a un usuario. Asimismo, algunos de estos tokens son piezas únicas en su tipo, lo que permite su colección.

Los NFT hoy por hoy se han convertido en una parte fundamental de la nueva economía digital impulsada por blockchain. Con base en estos tokens se han creado artículos de juego, arte digital, sistemas de identidad digital, certificados, licencias, boletos para eventos, nombres de dominio e incluso registros de propiedad de activos físicos. O sea, todo un nuevo ecosistema donde el objeto digital es indiscutiblemente una pieza comercial y útil.

¿Qué significa «no fungible»?

Para entender a profundidad la naturaleza de los NFT resulta clave conocer el concepto de fungibilidad. Esta palabra hace referencia a unidades que pueden ser reemplazadas por elementos idénticos. Es decir, se trata de un objeto o activo cuyas unidades individuales son intercambiables e indistinguibles las unas de las otras.

Por ejemplo, las monedas nacionales como el dólar, el euro o los pesos latinoamericanos son activos fungibles, puesto que cada una de sus unidades puede ser intercambiada por otras equivalentes. Si se tiene un billete de 5 dólares, este puede ser canjeado por otro billete de 5 dólares que sea auténtico.

tokens nft criptokittyes ethereum
Una de las peculiaridades de los NFT es que cada elemento es único, incluso aquellos de su misma clase. En este sentido, un usuario de CryptoKitties no puede intercambiar a su personaje por otro como piezas iguales. Fuente: CryptoKitties.

Los NFT, por otro lado, tal y como dice su nombre, son «no fungibles». Estos activos se diferencian de las monedas fiduciarias exactamente por el principio de fungibilidad, ya que la característica más destacable de los NFT es que son artículos únicos, limitados y posiblemente coleccionables. O sea, ningún token de NFT equivale a otro de forma exactamente igual, o al menos no en teoría.

Cuando los NFT fueron creados, la idea era generar activos digitales que tuviesen atributos similares a bitcoin, pero que también tuviesen un identificador en cada unidad. De esta manera, cada pieza es diferente la una de otra y la dirección donde se alojan en su respectiva blockchain puede ser utilizada como una prueba de propiedad.

Origen e historia:

El abuelo de los NFT: Las monedas coloreadas

La historia de los tokens no fungibles en blockchains se remonta a los primeros años de la industria, cuando la comunidad de Bitcoin apenas daba sus primeros pasos para diversificarse. Fue en el 2012 cuando aparecen «las monedas coloreadas», que es el primer antecedente de los NFT que conocemos hoy en día.

Aunque algunos expertos argumentan que las monedas coloreadas son los primeros tokens no fungibles que se comerciaron en la blockchain de Bitcoin, la realidad es que su funcionamiento dista mucho de lo que hoy conocemos como un activo NFT. Se trataban de nuevos activos hechos a partir de pequeñas denominaciones de un bitcoin, pudiendo ser tan pequeñas como un solo satoshi —que es la unidad mínima de BTC—, los cuales se usaban para representar una variedad de elementos digitales y activos varios.

Por ejemplo, las monedas coloreadas podían ser utilizadas para designar propiedades, cupones, emitir acciones de una empresa, generar suscripciones o incluso comercializar coleccionables digitales. Es decir, ampliaban la utilidad de Bitcoin y permitieron una mayor experimentación entre los desarrolladores de la comunidad.

Sin embargo, la realidad es que la red de Bitcoin no estaba prevista que funcionara de esta manera y terminó teniendo una gran desventaja. Un BTC podía representar a otro valor sólo si todos los participantes estaban de acuerdo, ya de que lo contrario el sistema se desmoronaba.

De esta manera, si un grupo de 5 participantes estaban de acuerdo de que 100 monedas coloreadas representaban 100 acciones, podían comercializar con ellas. Pero, si uno de estos participantes decidía burlar el pacto y dejar de considerar esta equivalencia, entonces ya no se podía seguir utilizando el mismo sistema. Las monedas coloreadas tenían mecanismo de consenso débil, por lo cual su vida útil fue limitada.

Counterparty en Bitcoin: Spells of Genesis y Rare Pepes

Las monedas coloreadas, aunque fallidas, mostraron el enorme potencial que tenía la emisión de objetos únicos digitales en redes de blockchain. El gusanillo de la curiosidad picó a un grupo de desarrolladores, compuesto por Robert Dermody, Adam Krellenstein y Evan Wagner, quienes construyeron una plataforma financiera llamada Counterparty.

Counterparty funciona conectada a la red de Bitcoin, pero como un protocolo aparte. De esta manera, se presentó a la iniciativa como un sistema distribuido, peer-to-peer, que permitía la creación de nuevos activos digitales. Y fue así como llegaron los juegos de cartas coleccionables y los intercambios de memes raros a la red de Bitcoin, fue también aquí cuando se empezó a formar un mercado cada vez más variado de NFT en blockchain.

La plataforma Counterparty apareció en el mercado para el año 2014, y ya para el 2015 se había emitido el primer juego con activos criptográficos en una blockchain, bajo el nombre de Spells of Genesis. El proyecto llevo a cabo una Oferta Inicial de Moneda (ICO) para financiar su lanzamiento, así como distribuyeron entre sus inversionistas un token llamado BitCrystal que luego fue utilizado como moneda de juego.

Fue con la introducción de Spells of Genesis que se empezó a conformar una comunidad cada vez más ávida de tokens no fungibles, llegando para el 2016 las primeras cartas coleccionables en una blockchain y el intercambio de memes más icónico de Bitcoin. Todo inició con la asociación de Force of Will con Counterparty, una alianza que permitió el lanzamiento de sus cartas en la plataforma.

El evento fue de gran importancia para el mercado NFT de Bitcoin, ya que estas cartas coleccionables en su modalidad física estaban en el cuarto puesto de ventas en el mercado estadounidense. Poco después, para finales del 2016, aparecieron también los memes coleccionables con la famosísima figura del «Rare Pepe» o también conocido en español como el «Pepe raro».

tokens coleccionables Rare Pepes bitcoin
Los primeros “rare pepes” alusivos a Bitcoin hacían referencia a Satoshi Nakamoto y Mt.Gox.

Pepe es un personaje de rana que ha tomado la Internet y ha acaparado un fiel grupo de fans. Estos empezaron a emitir desde Counterparty dichos memes como activos, y mientras más poco común era la imagen de «Pepe» más valioso se volvía el meme. La actividad tuvo tal éxito que hoy en día existe un directorio donde se clasifican todos los memes de rana que se encuentran registrados en la blockchain, e incluso existen expertos que certifican la rareza de dichos activos sobre otros.

El meme del Pepe Raro fue el primero en cruzar el puente desde Bitcoin a Ethereum, que es hoy por hoy la plataforma con el mayor ecosistema de NFT. Fue para aquel entonces, a principios del 2017, cuando se empezaron a cotizar tokens no fungibles en el mercado de Ethereum y el interés por estos activos empezó a acrecentarse fuera de los confines de Bitcoin.

Los punketos toman Ethereum como NFT

El ecosistema de tokens no fungibles de Ethereum se conformó mucho antes de que se creara el estándar ERC-721, comúnmente utilizado para crear NFT. Esto se debió al ingenio de los desarrolladores, John Watkinson y Matt Hall, quienes se dieron cuenta que podían crear personajes únicos en Ethereum y distribuirlos.

Fue así como nacieron los Cryptopunks, una serie de 10.000 personajes distintos que estaban inspirados en el grupo de «cypherpunk» de 1990 que sentó las bases de Bitcoin y una Internet más privada. Hall y Watkinson decidieron lanzar los Cryptopunks para la comunidad en junio del 2017, permitiendo que cualquiera los reclamara.

tokens coleccionables CriptoPunks larva labs
Los cryptopunks representan cada uno un personaje distinto y único. Debido a ello, son coleccionables. Fuente: Larva Labs.

Muy pronto se conformó un mercado secundario para la venta de los punks criptográficos, abonando así el camino para la introducción de unos tokens no fungibles más especializados. Para octubre del 2017, la llegada de un estándar único para los NFT era una realidad, apareciendo así el producto que revolucionaria a todo el mercado: Los Cryptokitties.

El furor de Cryptokitties y la locura de los coleccionables

Cryptokitties es, sin lugar a dudas, uno de los proyectos de tokens no fungibles en blockchain más exitosos de todos los tiempos. La idea de este juego era simple pero revolucionaria: permitía a asiduos de Ethereum adoptar, criar, procrear e intercambiar adorables gatos virtuales.

Rosados, con alas, colmillos, con puntos o brillitos. Los gatos virtuales eran bonitos e interactivos. Además, se podían coleccionar porque cada uno era único e irrepetible. Axion Zen, la empresa encargada de su desarrollo y hoy conocida como Dapper Labs, había creado un nuevo estándar (el ERC-721) que hacía posible que un activo fuese único en su tipo y su propiedad rastreable.

El concepto fue presentado en octubre del 2017 en el ETH Waterloo Hackathon, uno de los eventos más importantes de Ethereum. El juego ganó el primero lugar y, al poco tiempo, se había convertido en todo un fenómeno viral. Los Cryptokitties coincidieron con el mercado alcista del 2017, lo que les dio mayor notoriedad, así como también aparecieron en las noticias por sus ventas exorbitantes y hasta llegaron a congestionar la red de Ethereum.

Token NTF cryptokittyes Ethereum
Los cryptokitties son adorables gatos con características únicas y peculiares, tales como alas, colas de reptiles y múltiples colores.

Desatado el furor por los gatos criptográficos, los NFT se empezaron a generalizar. Aparecieron cientos de juegos replicando a CryptoKitties, como fue el caso de robots y héroes. Asimismo, se desarrollaron entornos como Kitty Race y Kitty Hat que añadían funciones interactivas a la comunidad de los gatos, permitiendo competir entre ellos o personalizar sus accesorios.

También aparecieron juegos más especulativos, como fue el caso de Cryptocelebrities, que era una plataforma con una mecánica de mercado del tipo «papa caliente». Es decir, los usuarios podían comprar un coleccionable a un precio relativamente bajo y luego este podía ser comprado o «arrebatado» por otro usuario por un precio mucho más alto. De esta manera, los usuarios generaban dinero rápido con los tokens no fungibles que compraban.

El sistema de Cryptocelebrities tuvo su acogida en aquel entonces, sobre todo con personajes polémicas como Donald Trump, que se vendió por un precio mayor a 130 mil dólares para la fecha. Sin embargo, este tipo de juegos sólo demostró que el mercado se estaba convirtiendo en una burbuja de especulación y que apenas las personas estaban entendiendo de qué realmente iban los tokens NFT, y cuáles podían ser sus múltiples usos.

Diversificación de los NFT en Ethereum: Arte digital, mundos virtuales y ERC-1155

Cuando en el 2018 la fiebre por las criptomonedas empezó a decaer, también las operaciones en los juegos de NFT descendieron progresivamente. Sin embargo, el interés no mermó. La realidad era que, con la introducción de un estándar para los elementos digitales no fungibles, una diversa cantidad de iniciativas decidieron incorporarse a este mercado y lanzar sus propias propuestas.

Fue en este período que proliferaron las plataformas de arte digital. Las artes plásticas son unas de las comunidades que tiene mayor compatibilidad con el concepto de los NFT, ya que una obra —sea una pintura, un mural o una escultura— también basan su valor en la rareza, en la propiedad, en la utilidad y el origen de una obra.

mercado tokens nft arte Rarible
Se han conformado mercados digitales para la venta de obras de arte creadas a partir de NFT, tales como Rarible. Fuente: Rarible.

Artistas han utilizado a los tokens NFT ya sea para certificar la autenticidad y pertenencia de una pieza, o para generar la pieza desde cero. De esta manera, iniciativas como SuperRare, Know Origin, Makers Place y Rare Arts Labs se convirtieron en los mercados ideales para la venta de tokens no fungibles como obras de arte.

Fue también en el período entre el 2018-2019, cuando se popularizó el término NFT para designar a este tipo de activos. Con el lanzamiento de la plataforma NonFungible.com, se consolidó el término de «no fungible» para describir a esta nueva clase de elementos digitales que se encontraban y comercializaban en redes blockchain.

Empresas como Axie Infinity y Neon District también duplicaron sus comunidades debido al creciente interés en los NFT. Y mercados abiertos, como OpenSea, se consolidaron como un ecosistema para vender todo tipo de tokens no fungibles que se encontraban emitidos en la blockchain de Ethereum.

Asimismo, los NFT han seguido penetrando la industria de los juegos, con desarrolladores en Japón liderando este mercado. Por ejemplo, MyCryptoHeroes es uno de los juegos más populares que combina atributos de blockchain y un ecosistema fuera de la cadena. Los usuarios pueden usar sus héroes en el juego, y luego transferirlos a Ethereum para venderlos en mercados abiertos.

tokens nft juegos ecosistema coleccionables
MyCryptoHeroes es uno de los juegos basados en NFT más populares del ecosistema. Fuente: DappRadar.

Los mundos virtuales también se han aliado a los tokens no fungibles con la venta de terrenos y la incorporación de artículos únicos, tales como obras de arte. Por ejemplo, Decentraland, ciudad virtual creada en blockchain, recaudó 10 millones de dólares en ventas de parcelas en su metaverso, siendo uno de los comercios más grandes de NFT para el 2018.

Entre los adelantos tecnológicos que se incorporaron a este mercado en dicho período, destaca que el equipo Enjin expandió las posibilidades de los tokens no fungibles creando un nuevo estándar, conocido como ERC-1155. Este permite transferir elementos de un juego a otro de maneras más sencillas, y es descrito por expertos en el tema como una versión más eficiente de los NFT. Más adelante, en un apartado específico para los estándares, profundizaremos en las características del ERC-1155.

Asimismo, para entonces, aparecieron las plataformas de acuñación de tokens no fungibles, como Digital Chain, y también se añadió la posibilidad de crear servicios de nombre descentralizados (ENS) en Ethereum con NFT. Una serie de servicios que ha ampliado los casos de uso del mercado.

¿Una nueva temporada de éxito para NFT?

Si 2018 y 2019 fue un período especialmente prolífico para la diversificación de los tokens NFT, 2020 y 2021 es una temporada para probar las mieles de los adelantos tecnológicos que se han logrado en este ecosistema. Y es que, mientras el mercado de finanzas descentralizadas (DeFi) de Ethereum se ha ido consolidando y popularizando, los NFT también están dando mucho de qué hablar.

token coleccionable ethereum vitalik buterin
Los artistas Trevor Jones y Alotta Money crearon una pintura NFT inspirada en Vitalik Buterin, la cual se va transformando conforme el precio de ETH y eventos relacionados a Ethereum. Fuente: AsyncArt.

Por ejemplo, en 2020 se lanzó un nuevo tipo de arte digital NFT capaz de ser programable y mutar de apariencia. Conocido como arte volátil, este avance tecnológico fue introducido por la plataforma de arte, AsyncArt. Permite que un elemento digital interactúe con datos de la blockchain, o incluso información de los oráculos. La galería de arte ha vendido dos piezas que funcionan con este nuevo mecanismo, un cuadro de Bitcoin y otro de Vitalik Buterin, ambos por más de 200 ETH.

Si estas mejoras en los tokens no fungibles no son suficientes para ilustrar el ascenso del mercado, resulta interesante la data del mercado interno de NFT. Según gráficas de Dapp Radar, para el mes de febrero de 2021 se comerciaron más de 500 millones de dólares en compra y venta de estos activos. Asimismo, estas piezas digitales se venden por precios cada vez más altos por el interés que despiertan en coleccionistas e inversores, llegando a comprarse un meme NFT de Homero Simpson Pepe en 320 mil dólares y un cryptopunk de 7,5 millones.

Los NFT, además, han llegado a esferas insospechables este 2021. Por ejemplo, una de las subastas más elitistas y longevas del mundo, Christie’s, vendió una obra de arte creada por medio de un token no fungible. También para esta misma fecha se ha creado un token de una obra de Banksy, el popular y polémico artista callejero inglés, luego de haber sido quemado el graffiti original para convertirlo en una pieza digital. Incluso, el mismísimo Jack Dorsey, CEO de Twitter, ha comercializado su primer tweet en la plataforma en formato token no fungible.

token ntf tweet jack dorsey
El primer tuit de Jack Dorsey se convirtió en un NFT a inicios del 2021, comercializándose en el mercado de Valuables.

Estos movimientos en el mercado sugieren que los tokens NFT se están haciendo una tendencia cada vez más importante en el ecosistema de criptomonedas, captando un público variado por su rareza y sus infinidades de casos de uso. Con la introducción en el arte digital y las casas de subasta, pareciera que los NFT están transitando el camino para su uso cada vez más común

¿Cómo funciona un NFT en blockchain?

Lo primero que hay que saber para comprender el funcionamiento general de un token no fungible, es que estos activos son creados y transferidos dentro de una red blockchain. Sin embargo, a diferencia de una criptomoneda nativa o un token ERC-20, estos representan a otros elementos digitales que pueden ser del mundo físico, encontrarse almacenados en otras aplicaciones o ser inherentes a la blockchain en la que fueron creados.

Por ejemplo, un NFT puede ser un certificado de autenticidad de una obra de arte que existe en el mundo real; pueden ser los boletos de un evento virtual que se dará en otra plataforma; o pueden llegar a ser la representación de elementos de juego que interactúan con el protocolo mismo de la blockchain, como fue el caso de CryptoKitties por mucho tiempo.

El funcionamiento de estos tokens, así como los elementos que interactúan con los NFT, dependerán del caso de uso de cada token. Por ejemplo, los metadatos, que es toda la información adicional inherente al token, pueden estar almacenados dentro del contrato inteligente del NFT o en una dirección externa a la red dependiendo de cómo ha sido desarrollado el activo

Asimismo, el funcionamiento también va a depender de en qué blockchain ha sido emitido el NFT y bajo qué tipo de estándar de contrato inteligente. Se le conoce como estándar (en tecnología) a una serie de especificaciones comunes que comparten un grupo similar de productos digitales. Por ejemplo, Internet tiene estándares para comunicación de data como HTTPS o IP. Los estándares dan la garantía de que todos los productos generados bajo ese mismo código se van a comportar de una forma específica.

En el caso de los tokens NFT, existen varios estándares tanto para la blockchain de Ethereum, y se están desarrollando para otras redes de contratos inteligentes. Sin embargo, el estándar más común es el ERC-721, el cual determina que se pueden crear, poseer y comercializar activos que poseen un identificador único en la dirección donde se genera. De esta manera, pueden ser rastreados, certificando así la autenticidad del activo, su propiedad y esencia irrepetible.

Los estándares de NFT son reutilizables y heredables, lo que ha permitido la generalización y proliferación de tokens no fungibles en redes como Ethereum. Asimismo, estas especificaciones técnicas determinan que los NFT existen en una dirección identificable y no puedan ser replicados, o transferidos, sin el permiso del dueño de dicha dirección.

Cualquier persona puede crear estos activos digitales, puesto que los estándares son de código abierto. Eso sí, se necesita conocimientos en como programar en una blockchain y cómo desarrollar contratos inteligentes. Una tarea que no es sencilla, por lo cual existen empresas que se dedican exclusivamente a acuñar este tipo de elementos digitales.

tokens gif Open Sea
Artistas han creado sus propias piezas de arte digital a partir de NFT. Asimismo, existen empresas que prestan servicios para la creación de tokens no fungibles. Fuente: OpenSea.

Los tokens no fungibles pueden ser almacenados en monederos, solo si estos poseen navegadores Web 3 para interactuar con aplicaciones descentralizadas (DApps). Asimismo, tienen la capacidad de que su propiedad puede ser transferida a otro usuario y se registra un historial de movimientos. Es decir, en este sentido funcionan exactamente igual a un token ERC-20 o una criptomoneda nativa, como BTC o ETH.

Características de los NFT en blockchain

Con estos elementos en mente, resulta destacable que los tokens no fungibles en blockchain son una nueva alternativa para representar, distribuir y comercializar elementos únicos en la Internet.

Es debido a características como interoperabilidad, capacidad de programación e incluso desarrollo estándar, que los NFT se han popularizado en mercados como el arte digital y los videojuegos. En este apartado subrayaremos cada uno de los elementos que diferencian a los tokens no fungibles de otros activos y elementos coleccionables.

  1. Representación estándar: Tal y como hemos mencionado anteriormente, los NFT poseen especificaciones comunes, reutilizables y heredables. Estándares como el ERC-721 y el ERC-1155 determinan funciones como el control de acceso al token, su transferencia a otras direcciones y el rastreo de su propiedad.
  2. Interoperabilidad: Gracias a su representación estándar, los tokens no fungibles tienen la capacidad de interactuar con todo el ecosistema sin mayores problemáticas. Los NFT se pueden negociar en distintos mercados, visualizar en monederos e incluso utilizarlos en mundos virtuales. Las aplicaciones sólo tienen que prestar soporte al ERC-721 para empezar a interactuar con activos coleccionables.
  3. Tienen libre comercio: Aunque es cierto que no existe un mercado tan amplio para la compra y venta de NFT en comparación con otros activos criptográficos, una de las ventajas que ofrecen estos tokens es que se pueden comercializar con mayor facilidad que otros elementos digitales. Debido a que forman parte de una economía descentralizada y un mercado digital en pleno crecimiento, existen plataformas sofisticadas que están dispuestas a prestar servicios para la venta de arte digital o herramientas de juego.
  4. Inmutables y de escasez demostrable: Los contratos inteligentes que rigen a los NFT permiten a los desarrolladores establecer límites de suministro sobre sus tokens, así como hacer cumplir propiedades que no se pueden modificar. Por ejemplo, al momento de crear un NFT se puede determinar que sólo existirán 100 piezas de ese elemento, característica que no se puede modificar porque está en su código. En este sentido, con solo auditar el código del contrato, los usuarios pueden tener la certeza de que el token que poseen es único en su tipo o que pertenece a una serie limitada.
  5. Programables: Otra característica destacable de los tokens no fungibles es que son programables. Esto significa que los desarrolladores pueden incluir mecánicas más complejas en los tokens, determinando si quieren que los mismos se reproduzcan, se generen de forma aleatoria o se modifiquen bajo cierto criterio. Por ejemplo, tal y como hemos mencionado en CriptoNoticias, existen obras de arte con NFT que cambian de forma dependiendo del precio de Bitcoin o de fechas festivas concernientes a la comunidad.

Estándares de tokens no fungibles

Para hablar sobre cómo funciona un token no fungible es necesario profundizar en los estándares desarrollados para crear dichos activos digitales. Tal y como hemos mencionado antes, las características de un token no fungible y sus interacciones dependen en gran medida de con cuál estándar ha sido creado, puesto que son la garantía de que el activo se comportará de una forma específica.

En este apartado exploraremos cada uno de los estándares que existen para NFT, tanto en la blockchain de Ethereum, como en otras redes de contratos inteligentes:

En Ethereum:

  • ERC721: Es el primer estándar del mercado que se lanzó para representar a los activos digitales no fungibles en la red de Ethereum. Fue desarrollado por la empresa de CryptoKitties, Dapper Labs, en lenguaje Solidity. Se trata de un contrato heredable, lo que significa que los desarrolladores pueden crear fácilmente nuevos contratos compatibles con el ERC-721.
    Posee un diseño básico y sencillo, centrado en identificar al dueño del activo y permitir su movilización en la blockchain. Para ello, el estándar proporciona un mapeo de identificadores únicos en las direcciones, los cuales permiten rastrear la propiedad de dicho token. Asimismo, poseen un código para transferencias.
  • ERC1155: Es uno de los estándares más recientes para tokens no fungibles, desarrollado por el equipo Enjin. Este contrato incorpora la idea de «semi-fungibilidad» al mundo de los NFT, ya que a diferencia del ERC-721 no se identifican activos individuales y únicos en su tipo, sino clases de activos.
    Esta nueva característica permite que una dirección posea varios elementos. Por ejemplo, con el ERC-721 un usuario puede tener una espada única e irrepetible. Sin embargo, con el ERC-1155 se pueden tener múltiples de estas espadas en una misma dirección.
    El ERC-1155 se convierte en un token no fungible más eficiente para transferir varias unidades de una aplicación a otra. Sin embargo, también elimina la posibilidad de rastrear el historial de una espada individual. Debido a ello, resulta más complejo saber quién y cuándo ha poseído un elemento en específico.
  • ERC-998 o compostables: Los NFT creados bajo el estándar ERC-998 son los menos comunes, siendo esta una propuesta del desarrollador Matt Lockery. Se trata de una versión más avanzada del estándar ERC-721, la cual proporciona una plantilla donde se pueden contener activos fungibles y no-fungibles.
    Por ejemplo, en una dirección puede existir una obra de arte o personaje de videojuego único e irrepetible, pero también pueden estar alojada en esa misma dirección varios elementos intercambiables de ese personaje u obra. Por ejemplo, pueden estar almacenadas varias espadas, sombreros o pócimas, que complementan al elemento coleccionable.

Fuera de Ethereum:

  • DGoods estándar en EOS: El equipo de Mythical Games también se ha dedicado a desarrollar un estándar capaz de ser compatible con varias blockchains. La iniciativa se llama DGoods y conecta a redes como EOS con Ethereum para el uso de NFT.
  • Modelo NFT para la red de Cosmos SDK: La blockchain de Cosmos también tiene su propio módulo para el desarrollo de NFT. Se trata de un software capaz de brindar herramientas para el desarrollo de tokens no fungibles en la red. Así, es capaz de interactuar con otras tecnologías blockchain.

Metadatos y NFT

Otro elemento importante para el funcionamiento de un token no fungible son los metadatos, por lo que resulta imprescindible no profundizar en las características y funciones que cumplen. Los metadatos proporcionan información descriptiva de una dirección específica. Es decir, señalan datos particulares y únicos del activo representando.

Por ejemplo, en un personaje de un juego, los metadatos pueden señalar el nombre del elemento, mostrar una imagen del mismo, una descripción de su diseño y personalidad, así como algún rasgo adicional que lo haga único. Por otro lado, si el NFT se trata de un boleto para un evento, puede incluir fechas, la clase de ticket qué es e incluso la hora de entrada a dicho evento. Y si, por el contrario, se trata de una obra digital, puede señalar el autor de la obra, los materiales o técnica que se utilizaron para llevarla a cabo, y si posee mecanismos programables.

información interna tokens nft
Los metadatos brindan información sobre con qué tipo de estándar fue creado el elemento digital, su nombre, su fecha de creación, características peculiares y una imagen. Fuente: Open Sea.

Cada uno de estos datos se puede almacenar tanto dentro como fuera de la blockchain. Sin embargo, esto dependerá de la decisión de los desarolladores del token, así como de las exigencias del elemento a crear.

En blockchain:

Cuando los metadatos se encuentran dentro de una blockchain, significa que la información del activo está registrada en el contrato inteligente y forma parte de él. O sea, todos los datos residen en el token.

Una de las ventajas de este formato es que la información no puede ser borrada o alterada sin que quede registrado en la blockchain. En este sentido, un usuario malicioso no puede reclamar la autoría de una obra o modificar las descripciones de un personaje de videojuego, puesto que las mismas han sido codificadas junto al token.

Fuera de la blockchain

A pesar del obvio beneficio que genera el registrar información de los NFT en una blockchain, la mayoría de los proyectos de tokens no fungibles almacenan sus metadatos fuera de la cadena de bloques.

Esta realidad se debe en gran medida a las limitaciones de almacenamiento que posee Ethereum en la actualidad. Debido a ello, estándares como el ERC-721 posee un método donde se puede indicar a las aplicaciones donde encontrar los metadatos de un elemento determinado.

El contrato conecta al usuario con la información por medio de una URL pública, mientras los desarrolladores registran y resguardan los datos de cada token en servidores centralizados e IPFS (sistema de archivos interplanetario, desarrollado por Juan Benet).

A diferencia del resguardo de una blockchain, este tipo de servicios siempre está expuesto a la posibilidad de un ataque de hackers. Los piratas cibernéticos pueden borrar información, alterarla o incluso robarla para su conveniencia, convirtiendo a este método en una manera vulnerable de resguardar la identificación de los tokens.

¿Por qué tienen valor los NFT?

Para entender por qué un NFT de un meme, una obra digital o una carta coleccionable, es un elemento valioso, es importante tomar en cuenta que el concepto del valor es subjetivo. A diferencia de las monedas fiduciarias, cuya valía depende de su liquidez, usabilidad y prestigio —variables económicas y monetarias—, las personas interactúan con los tokens no fungibles de una manera similar que, con las obras de arte, las prendas de ropa y los bienes materiales. Es decir, por medio del gusto.

Muchos NFT resultan valiosos para sus compradores debido a que sus características son «deseables». Una obra de arte puede ser bella para un ser humano y horrenda para otro. Asimismo, algunos disfrutan jugando videojuegos, otros coleccionando cartas y otros tanto viendo cine. No todos los seres humanos valoramos las mismas cosas, pero hay ciertos grupos de personas que tienen intereses en común y pueden determinar qué objeto les parece a ellos más valioso.

tokens nft coleccionable collage ethereum
Al igual que al comprar una obra de arte, algunos adquieren collages de NFT porque les resulta interesante, tal y como ha ocurrido con la obra del artista Beeple. Fuente: Beeple.

Claro está que el mercado de tokens no fungibles es muy variado. No todos los activos creados por medio de un contrato NFT son obras de arte para un público subjetivo o memes coleccionables, también existen series de estos activos que son valiosos por su historia o por su utilidad. Por ejemplo, un ticket puede ser valioso porque es la oportunidad para asistir a un evento, o un certificado en blockchain es valioso porque me permite validar que poseo algo en dicha red.

Otros tokens resultan valiosos por el origen con el que fueron generados. Por ejemplo, para el 2021 se han vendido memes de Rare Pepe o personajes de Cryptopunks a precios exorbitantes, ya que se tratan de piezas que forman parte de la historia del ecosistema de criptomonedas. Asimismo, un tweet de Jack Dorsey se vende por miles de dólares porque es un NFT que representa las primeras palabras tuitedas por el mismísimo CEO de la red social.

token ntf cryptopunk vendido mayor precio
Al igual que al comprar una obra de arte, algunos adquieren collages de NFT porque les resulta interesante, tal y como ha ocurrido con la obra del artista Beeple. Fuente: Beeple).

El historial de una pieza puede hacer que un objeto se vuelve más caro y valioso a los ojos de una comunidad, y esto no solo ocurre en blockchain. Los vinos que se maceran más tiempo son más costosos, así como un collar puede ser subastado por millones de dólares si pertenece a una celebridad o ha sido creado por un joyero de mucho prestigio.

Algunos artistas y desarrolladores interesados en NFT señalan que el valor de estos tokens está en su inmutabilidad y en su naturaleza irrepetible. Debido a que se tratan de elementos digitales que están en una blockchain, datos como la propiedad y su historial de transacciones quedan grabados para siempre. En este sentido, resulta fácil verificar quién es el dueño de cada pieza y la autenticidad de qué es un original.

Otro punto de gran importancia que contribuye a la valoración de los NFT hoy en día es la especulación. Tal y como ha ocurrido con otras tecnologías financieras dentro del ecosistema de criptomonedas, la idea de que un activo se va a revalorar con el paso del tiempo y puede generar enormes ganancias, motiva a cada vez más personas a apostar por este mercado.

Asimismo, este es un patrón de conducta que ocurre con la compra de todo «objeto de colección», puesto que la gente tiende a comprar dichas piezas con la promesa de que el día de mañana podrá venderlas más caras. Los NFT cumplen con este comportamiento especulativo, puesto que hoy en días muchos miembros del ecosistema están adquiriendo tokens no-fungibles de manera compulsiva bajo la premisa de que el día mañana pueden costar incluso más dinero.

tokens coleccionables arte banksy
La fiebre de los NFT ha llegado a tal punto que incluso una obra del polémico artista Banksy ha sido quemada para convertirla en un token. Fuente: OpenSea).

Sin embargo, como ocurre con toda inversión, no está asegurado que el valor y la popularidad de los NFT se mantenga a lo largo del tiempo. Aunque puede ocurrir que ciertos de estos elementos digitales se conviertan en piezas extrañas y de colección, no todo lo que se crea a base de NFT es realmente valioso y podría el día de mañana depreciarse si el interés por este mercado disminuye.

Mitos y polémicas sobre los tokens no fungibles

A pesar de que el valor de los NFT puede ser subjetivo, como el de cualquier pieza artística o de colección, la realidad es que aún muchos se preguntan de dónde vienen las ventas millonarias que se están haciendo alrededor de este mercado. ¿Son realmente tan valiosos los tokens no fungibles? ¿O son solamente otra burbuja?

Este tipo de interrogantes se generan debido a varios mitos, polémicas y dudas que se han generado alrededor del mercado NFT. Tal y como ha pasado con otros avances tecnológicos (tanto dentro como fuera del ecosistema de criptomonedas), resulta debatible por qué un grupo de personas confía ciegamente que un código que representa un collage o un gato criptográfico puede llegar a costar 10.000 o 100.000 dólares americanos. Las cifras son muy altas, y es que algunos NFT de artistas desconocidos se están vendiendo mejor que obras de arte de afamados artistas de renombre.

Más allá de la posible especulación y sobreestimulación que está ocurriendo en el nicho de los NFT, es importante señalar que expertos en el tema consideran que se debería cuestionar la pertinencia de los tokens no fungibles como certificados de propiedad o autenticidad. Un usuario de Twitter, identificado como @neitherconfirm, sugirió que los NFT se pueden convertir en papeles sin obra de arte u obras de arte sin papel.

Ya hemos hablado anteriormente de los metadatos y como estos pueden ser almacenados en servidores centralizados que, sin la seguridad correcta, pueden ser atacados por terceros. Pues la imagen de una obra, su autoría e incluso las descripciones de la misma son susceptibles a ser alteradas y destruidas por usuarios maliciosos en dichas aplicaciones.

Asimismo, alguien puede intentar vincular una misma imagen a una nueva dirección y robar así la obra de otra persona. Es decir, los NFT no son certificados de propiedad infalibles, y aún se necesita más investigación y desarrollo hasta que se logre estipular maneras más seguras de almacenamiento.

Por otro lado, los NFT también se pueden prestar para el robo de contenido artístico en Internet. Pongamos un ejemplo: un artista publica un dibujo con marca de agua (o sin ella) en su perfil de Twitter, un usuario astuto utiliza esta imagen y genera un NFT para certificarla como de su autoría. Dicha imagen luego la comercializa en un mercado abierto de Ethereum, lucrándose con el trabajo del otro. La persona que compra dicha pieza no sólo estaría comprando arte pirateado, sino un elemento digital que no tiene realmente valor puesto que no es el original y no posee el consentimiento del autor. Por si fuera poco, el autor también pierde las posibilidades de vender su arte como único e irrepetible en cualquier otro mercado.

tokens nft arte sin atribución autor
Usuarios están creando NFT de tuits que no son suyos, así como apropiándose de imágenes sin el consentimiento del autor. Fuente: Gizmodo

Otro punto débil de los NFT es que no son activos que duran para siempre. A diferencia de las obras de arte o las piezas de colección que pueden durar siglos y hasta ser restauradas, los tokens no fungibles están expuestos a la precariedad de Internet y la inconstancia de los desarrolladores. Es cierto que una parte de estos activos hace vida en blockchains como Ethereum, que son relativamente inmutables. Pero, también es importante notar que metadatos como la imagen, el nombre y otras descripciones del elemento digital, interactúan no solo con servidores externos a la blockchain, sino también con aplicaciones mantenidas por empresas.

Pongamos otro caso hipotético: un usuario compra un costoso personaje de un videojuego. En la blockchain queda registrado de forma inmutable que esa dirección pertenece ha dicho usuario, siendo el único dueño del personaje tokenizado. Sin embargo, para poder interactuar con ese personaje es necesaria otra aplicación, la del mundo del videojuego, que es manejada por una compañía externa a la comunidad de la blockchain. Si el día de mañana dicha compañía quiebra, la aplicación dejará de funcionar y no se podrá interactuar más con el videojuego. Es decir, el usuario sólo tendrá unos datos codificados en una blockchain de que le pertenece un elemento digital que una vez fue un personaje de un popular videojuego, que ya no existe.

Un mito que aún se cree de los tokens no fungibles y confunden a muchos usuarios acerca de su valor, es la idea de que la escasez de los NFT es el elemento que determina su precio. En un principio se creía que mientras más original y único es un NFT, más valioso sería con el paso del tiempo, tal y como ha pasado con la promesa de Bitcoin con su emisión limitada. Sin embargo, en el anterior apartado de este artículo hemos explorado que el valor de los NFT (como de cualquier elemento físico o digital) es muy variable y subjetivo.

Al final el precio de los NFT no se ha visto determinado directamente por su escasez, sino por la manera en que los usuarios interactúan con dichos tokens. Las personas compran un objeto porqué les es útil en contexto, les gusta o tiene una historia que le da prestigio. En este sentido, los NFT más exitosos son aquellos que sirven para acceder a eventos, dan habilidades en videojuegos o forman parte de la historia misma de Internet.

¿Dónde se almacenan los NFT?

Debido a que el mercado de NFT aún está en pleno desarrollo, no existen muchos monederos especializados en el almacenamiento de este tipo de tokens. La mayoría de estos monederos se pueden descargar en teléfonos celulares o sincronizar con los navegadores de Internet. Asimismo, algunas de estas aplicaciones interactúan con monederos de hardware, que son algunos de los dispositivos más seguros para resguardar activos criptográficos.

Coinbase Wallet:

Coinbase, una de las empresas de criptomonedas más conocidas del mundo, presta servicios de almacenamiento para activos criptográficos desde hace ya varios años. La aplicación, que está disponible para teléfonos iOS y Android, permite enviar y recibir tokens ERC-721. Asimismo, también acepta otras múltiples criptomonedas y tokens ERC-20 de Ethereum. El monedero posee Navegador Web 3 para visualizar elementos digitales en otras aplicaciones, así como una integración a su exchange americano.

Enjin:

La marca Enjin tiene uno de los monederos más completos para el almacenamiento de tokens NFT. La aplicación admite tanto el estándar ERC-721 como el ERC-1155, así como BTC, ETH y variados tokens ERC-20, llegando a prestar soporte a tokens personalizados. El monedero es compatible con sistemas operativos iOS y Android. Asimismo, permite establecer el costo de las transacciones y de las tarifas de gas que desea pagar el usuario en Ethereum.

Metamask:

Metamask es uno de los monederos más populares para Ethereum, siendo una aplicación que se puede sincronizado con navegadores web, como Chrome y Brave. El monedero tiene soporte para tokens ERC-721, así como ETH y otros activos bajo el estándar ERC-20. Además de estas características, interactúa con la Web 3 para comunicarse directamente con aplicaciones descentralizadas (Dapps).

Trust Wallet:

Adquirida por el exchange Binance hace ya un tiempo atrás, Trust Wallet es otra de las opciones de monedero para Ethereum que se ha consolidado en el mercado. La app interactúa con el exchange directamente, así como con la Web 3 para comunicarse con aplicaciones de NFT. Al igual que Metamask y Coinbase, acepta únicamente tokens bajo los estándar ERC-721, aunque también presta servicios de almacenamiento para ETH y otros activos que hacen vida en la blockchain de Ethereum.

¿Dónde comprar y vender NFT?

Los usuarios de criptomonedas suelen estas acostumbrados a que la compra y venta de activos criptográficos se realiza en exchanges o plataformas peer-to-peer. Existe una gran variedad de empresas que prestan servicios de intercambio para criptomonedas nativos u otros activos criptográficos, siendo algunas de las marcas más conocidas Binance, Bittrex, Bitfinex o Kraken.

Sin embargo, en el caso de los NFT la situación varía drásticamente. Debido a que los tokens no fungibles son unos activos con múltiples casos de uso, resulta común que no exista una oferta homogénea de exchanges dedicados a la venta de todo tipo de tokens. Aunque sí hay mercados abiertos que se dedican exclusivamente a estos activos criptográficos, proliferan con aún mayor fuerza empresas y plataformas dedicadas a la venta de un token particular o de categorías de NFT.

Por ejemplo, existen mercados dedicados única y exclusivamente a la venta de arte digital. Asimismo, las empresas que emiten NFT para juegos, como CryptoKitties, suelen prestar servicios para la creación y venta de estos elementos digitales. De esta manera, se van creando pequeños mercados a los que se pueden acceder estos tokens.

A continuación, mencionaremos algunos de los lugares donde puedes adquirir cualquier NFT de tu gusto:

Galerías de arte:

En la actualidad existen varias plataformas que se dedican exclusivamente al comercio y subasta de obras de arte creadas a partir de NFT. Por ejemplo, existe una red social, llamada Cent, donde se discute y comparte arte criptográfico. Debido a que la web posee un sistema de micropagos, también se presta para la compra y venta de obras de arte digitales.

Sin embargo, algunos de los mercados más conocidos para la adquisición de estas piezas son:

  • SuperRare: es descrita en el portal web como un mercado donde se venden piezas de arte digital «certificadas en Ethereum». La plataforma permite a artistas y vendedores mostrar sus colecciones a otros usuarios, estipulando el precio que desean recibir por las obras en venta. Asimismo, posee un mercado secundario para la reventa de piezas adquiridas.
mercado tokens NTF Super Rare
Super Rare es uno de los mercados para la compra y venta de arte digital más conocidos del ecosistema. Fuente: SuperRare).
  • Foundation: Con un diseño web simple y de fondo blanco, Foundation sirve como portal para subastar arte digital en cuestión de horas. Los usuarios pueden proponer una de sus piezas y dejar que el mercado apueste para quedarse con ella.
  • Nifty Gateway: Con un mercado ordenado por nombres de artistas y las piezas más vendidas, Nifty Gateway es otra de las opciones para adquirir arte NFT emitido en Ethereum.

Juegos:

Desde los famosos CryptoKitties pasando por el popular juego MyCryptoHeroes, son muchas las iniciativas de tokens NFT interactivos que tienen sus propios mercados para acceder a nuevos personajes y crear tus propios tokens. Los usuarios que estén interesados en comprar un gato criptográfico, por ejemplo, pueden adoptarlo en la página web del videojuego donde existe un extenso catálogo de gatos recién creados.

Por otro lado, aquellos que empiezan a jugar en plataformas como MyCryptoHeroes, acceden directamente a un personaje «heroico» y pueden recoger gemas extrañas para ganar fuerza en el juego. Estos personajes, luego, pueden ser vendidos en mercados abiertos de Ethereum que estén enfocados en NFT, dándoles la capacidad de convertirse en activos de comercio.

tokens nft juego anxie infinity
Axie Infinity, un juego similar a Pokemon, también ha ganado popularidad en los últimos años por su concepto NFT.

Axie Infinity es otro de los proyectos que se dedica a crear y vender personajes caricaturescos de NFT para pelear. Se encuentra en el TOP 10 de las plataformas de criptocoleccionables más populares del mercado, según CryptoSlam, y ha tenido hasta 100.000 usuarios activos al mes en el transcurso del 2020.

Mercados abiertos:

Cuando algún usuario quiere vender un meme NFT, un arte digital extraño, un gato criptográfico especial o un héroe super potente de su videojuego, puede acudir a los mercados abiertos que comercializan tokens no fungibles.

Open Sea es el exchange de NFT más conocido y popular del mercado para el momento, siendo catalogado por Dapp Radar como «el Ebay de Ethereum». La plataforma alberga hasta 200 categorías de NFT, permitiendo la comercialización de activos no fungibles para deportes, juegos, arte, tarjetas coleccionables, memes raros, terrenos de realidad virtual e incluso gatos de CryptoKitties.

venta tokens nft mercado Open Sea
Open Sea tiene más de 200 categorías para la venta de NFT de todo tipo. Fuente: Open Sea.

Los usuarios sólo necesitan tener ETH y un monedero de Metamask, incorporado ya sea en su navegador Chrome o en Brave. Esta aplicación le permitirá interactuar directamente con el mercado de Open Sea, donde deberán crear un usuario para empezar a operar. La plataforma conecta tanto a vendedores y compradores de tokens no fungibles, por lo cual cualquiera puede acceder o comerciar sus NFT en este mercado bajo el precio que mejor le parezca.

Otros:

Así como existen estas plataformas dedicadas a la venta de arte o de juegos, también hay otras iniciativas que se dedican a mercados aún más exclusivos. Por ejemplo, la venta de tweets, cartas coleccionables o fichas únicas de la NBA.

Valuables es la plataforma en donde Jack Dorsey vendió el NFT del primer tuit que publicó en Twitter. Los usuarios pueden publicar capturas de tuit convertidas en tokens no fungibles, los cuales son subastados al mejor postor en la página principal de la web.

Para aquellos que están más interesados en las cartas coleccionables y los memes, Myth.Market se dedica exclusivamente a este nicho. El portal comercia con tarjetas de GoPepe, Garbage Pail Kids y cartas de Blockchain Heroes.

Aquellos interesados en los deportes también pueden coleccionar NFT de basquetbol. La tienda NBA Top Shot vende videos de juegos de la NBA como tokens no fungibles en la red de Ethereum, llegando a movilizar más de 200 millones de dólares en compras.