Publicidad

¿Qué son los tokens no fungibles (NFT)?

Publicidad
Exchange
La plataforma de cambio fácil y accesible

FixedFloat te permite intercambiar tus criptomonedas de forma rápida y segura. Tú eliges si las tasas de cambio fijas o variables se ajustan a tu estrategia y luego nuestros bots hacen el trabajo duro de elegir la mejor oferta para ti.

¡Conoce más!

Juega
- Juega Fútbol Fantasy y colecciona NFT!

¿Eres fanático del futbol? En Sorare puedes coleccionar e intercambiar NFT de tus jugadores favoritos y armar un equipo que compite con otros del mundo, basado en el rendimiento real de los jugadores.

¡Conoce más!

Trading
Binance - El ecosistema cripto.

Únete al principal exchange de criptomonedas del mundo, Binance. Haz trading en cualquier dispositivos desde cualquier parte del mundo. Comienza a hacer trading con seguridad y a tu conveniencia.

¡Regístrate ya!

Apuestas
- El mejor casino bitcoin!

La mejor experiencia online con pagos y retiros ultrarrápidos. Bonos y promociones increíbles y frecuentes para jugadores. Amplia selección de juegos de alta calidad y personal de soporte útil y receptivo.

¡Apuesta ahora!
Hechos clave:
  • Un NFT es un elemento digital único registrado en una blockchain que puede ser comercializado.
  • Son tokens no-fungibles, es decir, que no pueden ser intercambiados por otro elemento "igual".
  • El concepto de un token único e identificable nace con las monedas coloreadas en Bitcoin.
  • Los NFT son programables, así como tienen una representación estándar en cada blockchain.
  • Desde arte hasta videojuegos, los NFT se han popularizado en la industria de entretenimiento.

Un token no fungible, también conocido por sus siglas NFT, es un tipo de token criptográfico que representa un activo único, irrepetible y limitado en su cantidad. Estos elementos digitales también son conocidos como «criptocoleccionables», debido a que poseen característica de escasez y rareza que los hacen atractivos para su compra en serie y su colección.

¿Qué es un NFT?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los NFT son tokens que representan un objeto o entidad única en su tipo registrada en la blockchain. Por ejemplo, pueden ser una obra de arte especifica de un artista o el único gato azul con bigotes de un juego.

Publicidad

Estos funcionan en redes de contratos inteligentes, tales como Ethereum, que es actualmente la blockchain con el mayor mercado de tokens no fungibles. Aunque, en realidad, sus primeros pasos los dieron en Bitcoin. Tan temprano como en el año 2014, se creó la primera plataforma para comercializar activos digitales únicos, llamada Counterparty, en donde se intercambiaron las primeras cartas coleccionables y memes registrados en la blockchain.

Un token no fungible, también conocido por sus siglas NFT, es un tipo de token criptográfico que representa un activo único, irrepetible y limitado en su cantidad. Estos elementos digitales también son conocidos como «criptocoleccionables», debido a que poseen característica de escasez y rareza que los hacen atractivos para su compra en serie y su colección.

Los NFT funcionan en redes de contratos inteligentes, tales como Ethereum, que es actualmente la blockchain con el mayor mercado de tokens no fungibles. También han existido versiones de estos activos en redes como Bitcoin, que es la primera blockchain donde se comerció activos como memes y cartas de juego.

Los NFT funcionan como versiones tokenizadas de otros elementos digitales o de objetos del mundo real. Por ejemplo, pueden ser la representación de una obra de arte física o un personaje de un videojuego. Debido a ello, muchos de estos funcionan como una prueba verificable en blockchain de que un objeto es auténtico y pertenece a un usuario. Asimismo, algunos de estos tokens son piezas únicas en su tipo, lo que permite su colección.

Publicidad

Los NFT hoy por hoy se han convertido en una parte fundamental de la nueva economía digital impulsada por blockchain. Con base en estos tokens se han creado artículos de juego, arte digital, sistemas de identidad digital, certificados, licencias, boletos para eventos, nombres de dominio e incluso registros de propiedad de activos físicos. O sea, todo un nuevo ecosistema donde el objeto digital es indiscutiblemente una pieza comercial y útil.

Debido a sus características de escasez e identificación, los NFT se han popularizado como artículos de colección o piezas de juego interactivas.

¿Qué significa «no fungible»?

Para entender a profundidad la naturaleza de los NFT resulta clave conocer el concepto de fungibilidad. Esta palabra hace referencia a unidades que pueden ser reemplazadas por elementos idénticos. Es decir, se trata de un objeto o activo cuyas unidades individuales son intercambiables e indistinguibles las unas de las otras.

Por ejemplo, las monedas nacionales como el dólar, el euro o los pesos latinoamericanos son activos fungibles, puesto que cada una de sus unidades puede ser intercambiada por otras equivalentes. Si se tiene un billete de 5 dólares, este puede ser canjeado por otro billete de 5 dólares que sea auténtico.

Publicidad

Los NFT son diferentes a las criptomonedas y tokens

Mientras las monedas digitales como bitcoin y los tokens son activos financieros que pueden ser intercambiables por unidades equivalentes, los NFT no. La palabra «no-fungible» está designando exactamente que se trata de un elemento digital que es único y limitado, por ende, no podemos intercambiar arte digital por el token de un gatito como si fuesen iguales. O, en otro ejemplo, dos NFT de Axie Infinity no pueden ser tratados de forma equivalente, aunque pertenezcan al mismo proyecto, ya que pueden tener elementos o características que los hagan únicos en su tipo y más valiosos.

Una de las peculiaridades de los NFT es que cada elemento es único, incluso aquellos de su misma clase. En este sentido, un usuario de CryptoKitties no puede intercambiar a su personaje por otro como piezas iguales. Fuente: CryptoKitties.

Los NFT, por otro lado, tal y como dice su nombre, son «no fungibles». Estos activos se diferencian de las monedas fiduciarias exactamente por el principio de fungibilidad, ya que la característica más destacable de los NFT es que son artículos únicos, limitados y posiblemente coleccionables. O sea, ningún token de NFT equivale a otro de forma exactamente igual, o al menos no en teoría.

Cuando los NFT fueron creados, la idea era generar activos digitales que tuviesen atributos similares a bitcoin, pero que también tuviesen un identificador en cada unidad. De esta manera, cada pieza es diferente la una de otra y la dirección donde se alojan en su respectiva blockchain puede ser utilizada como una prueba de propiedad.

¿Cómo funciona un NFT en blockchain?

Lo primero que hay que saber para comprender el funcionamiento general de un token no fungible, es que estos activos son creados y transferidos dentro de una red blockchain. Sin embargo, a diferencia de una criptomoneda nativa o un token ERC-20, estos representan a otros elementos digitales que pueden ser del mundo físico, encontrarse almacenados en otras aplicaciones o ser inherentes a la blockchain en la que fueron creados.

Publicidad

Por ejemplo, un NFT puede ser un certificado de autenticidad de una obra de arte que existe en el mundo real; pueden ser los boletos de un evento virtual que se dará en otra plataforma; o pueden llegar a ser la representación de elementos de juego que interactúan con el protocolo mismo de la blockchain, como fue el caso de CryptoKitties por mucho tiempo.

Los NFT son representaciones digitales de objetos en la blockchain

Un NFT puede ser un certificado de autenticidad de una obra de arte que existe en el mundo real; pueden ser los boletos de un evento virtual que se dará en otra plataforma; o pueden llegar a ser la representación de elementos de juego que interactúan con el protocolo mismo de la blockchain, como fue el caso de CryptoKitties por mucho tiempo.

El funcionamiento de estos tokens, así como los elementos que interactúan con los NFT, dependerán del caso de uso de cada token. Por ejemplo, los metadatos, que es toda la información adicional inherente al token, pueden estar almacenados dentro del contrato inteligente del NFT o en una dirección externa a la red dependiendo de cómo ha sido desarrollado el activo

Asimismo, el funcionamiento también va a depender de en qué blockchain ha sido emitido el NFT y bajo qué tipo de estándar de contrato inteligente. Se le conoce como estándar (en tecnología) a una serie de especificaciones comunes que comparten un grupo similar de productos digitales. Por ejemplo, Internet tiene estándares para comunicación de data como HTTPS o IP. Los estándares dan la garantía de que todos los productos generados bajo ese mismo código se van a comportar de una forma específica.

Publicidad

En el caso de los tokens NFT, existen varios estándares tanto para la blockchain de Ethereum, y se están desarrollando para otras redes de contratos inteligentes. Sin embargo, el estándar más común es el ERC-721, el cual determina que se pueden crear, poseer y comercializar activos que poseen un identificador único en la dirección donde se genera. De esta manera, pueden ser rastreados, certificando así la autenticidad del activo, su propiedad y esencia irrepetible.

Los estándares de NFT son reutilizables y heredables, lo que ha permitido la generalización y proliferación de tokens no fungibles en redes como Ethereum. Asimismo, estas especificaciones técnicas determinan que los NFT existen en una dirección identificable y no puedan ser replicados, o transferidos, sin el permiso del dueño de dicha dirección.

Artistas han creado sus propias piezas de arte digital a partir de NFT. Asimismo, existen empresas que prestan servicios para la creación de tokens no fungibles. Fuente: OpenSea.

Cualquier persona puede crear estos activos digitales, puesto que los estándares son de código abierto. Eso sí, se necesita conocimientos en como programar en una blockchain y cómo desarrollar contratos inteligentes. Una tarea que no es sencilla, por lo cual existen empresas que se dedican exclusivamente a acuñar este tipo de elementos digitales.

Publicidad

Los tokens no fungibles pueden ser almacenados en monederos, solo si estos poseen navegadores Web 3 para interactuar con aplicaciones descentralizadas (DApps). Asimismo, tienen la capacidad de que su propiedad puede ser transferida a otro usuario y se registra un historial de movimientos. Es decir, en este sentido funcionan exactamente igual a un token ERC-20 o una criptomoneda nativa, como BTC o ETH.

Características de los NFT en blockchain

Con estos elementos en mente, resulta destacable que los tokens no fungibles en blockchain son una nueva alternativa para representar, distribuir y comercializar elementos únicos en la Internet.

Es debido a características como interoperabilidad, capacidad de programación e incluso desarrollo estándar, que los NFT se han popularizado en mercados como el arte digital y los videojuegos. En este apartado subrayaremos cada uno de los elementos que diferencian a los tokens no fungibles de otros activos y elementos coleccionables.

Publicidad
Los tokens no-fungibles tienen características únicas que convierten en un elemento distintivo del mercado de criptomonedas.

Estándares de tokens no fungibles

Para hablar sobre cómo funciona un token no fungible es necesario profundizar en los estándares desarrollados para crear dichos activos digitales. Tal y como hemos mencionado antes, las características de un token no fungible y sus interacciones dependen en gran medida de con cuál estándar ha sido creado, puesto que son la garantía de que el activo se comportará de una forma específica.

Los tokens no fungibles son interoperables gracias a su representación estándar

Debido a que los NFT tienen especificaciones estándares entre sí, un desarrollador solo tiene que seguir estos comandos comunes para incorporar funciones al NFT. Por ejemplo, los NFT pueden compartir funciones de acceso, transferencia o, incluso, identificación sin necesidad de perder sus atributos que lo hacen único.

En este apartado exploraremos cada uno de los estándares que existen para NFT, tanto en la blockchain de Ethereum, como en otras redes de contratos inteligentes:

En Ethereum:

Fuera de Ethereum:

Metadatos y NFT

Otro elemento importante para el funcionamiento de un token no fungible son los metadatos, por lo que resulta imprescindible no profundizar en las características y funciones que cumplen. Los metadatos proporcionan información descriptiva de una dirección específica. Es decir, señalan datos particulares y únicos del activo representando.

Publicidad

Por ejemplo, en un personaje de un juego, los metadatos pueden señalar el nombre del elemento, mostrar una imagen del mismo, una descripción de su diseño y personalidad, así como algún rasgo adicional que lo haga único. Por otro lado, si el NFT se trata de un boleto para un evento, puede incluir fechas, la clase de ticket qué es e incluso la hora de entrada a dicho evento. Y si, por el contrario, se trata de una obra digital, puede señalar el autor de la obra, los materiales o técnica que se utilizaron para llevarla a cabo, y si posee mecanismos programables.

Los metadatos brindan información sobre con qué tipo de estándar fue creado el elemento digital, su nombre, su fecha de creación, características peculiares y una imagen. Fuente: Open Sea.

Cada uno de estos datos se puede almacenar tanto dentro como fuera de la blockchain. Sin embargo, esto dependerá de la decisión de los desarolladores del token, así como de las exigencias del elemento a crear.

En blockchain:

Cuando los metadatos se encuentran dentro de una blockchain, significa que la información del activo está registrada en el contrato inteligente y forma parte de él. O sea, todos los datos residen en el token.

Publicidad

Una de las ventajas de este formato es que la información no puede ser borrada o alterada sin que quede registrado en la blockchain. En este sentido, un usuario malicioso no puede reclamar la autoría de una obra o modificar las descripciones de un personaje de videojuego, puesto que las mismas han sido codificadas junto al token.

Fuera de la blockchain

A pesar del obvio beneficio que genera el registrar información de los NFT en una blockchain, la mayoría de los proyectos de tokens no fungibles almacenan sus metadatos fuera de la cadena de bloques.

Esta realidad se debe en gran medida a las limitaciones de almacenamiento que posee Ethereum en la actualidad. Debido a ello, estándares como el ERC-721 posee un método donde se puede indicar a las aplicaciones donde encontrar los metadatos de un elemento determinado.

Publicidad

El contrato conecta al usuario con la información por medio de una URL pública, mientras los desarrolladores registran y resguardan los datos de cada token en servidores centralizados e IPFS (sistema de archivos interplanetario, desarrollado por Juan Benet).

A diferencia del resguardo de una blockchain, este tipo de servicios siempre está expuesto a la posibilidad de un ataque de hackers. Los piratas cibernéticos pueden borrar información, alterarla o incluso robarla para su conveniencia, convirtiendo a este método en una manera vulnerable de resguardar la identificación de los tokens.

¿Por qué tienen valor los NFT?

Para entender por qué un NFT de un meme, una obra digital o una carta coleccionable, es un elemento valioso, es importante tomar en cuenta que el concepto del valor es subjetivo. A diferencia de las monedas fiduciarias, cuya valía depende de su liquidez, usabilidad y prestigio —variables económicas y monetarias—, las personas interactúan con los tokens no fungibles de una manera similar que, con las obras de arte, las prendas de ropa y los bienes materiales. Es decir, por medio del gusto.

Publicidad

Muchos NFT resultan valiosos para sus compradores debido a que sus características son «deseables». Una obra de arte puede ser bella para un ser humano y horrenda para otro. Asimismo, algunos disfrutan jugando videojuegos, otros coleccionando cartas y otros tanto viendo cine. No todos los seres humanos valoramos las mismas cosas, pero hay ciertos grupos de personas que tienen intereses en común y pueden determinar qué objeto les parece a ellos más valioso.

Al igual que al comprar una obra de arte, algunos adquieren collages de NFT porque les resulta interesante, tal y como ha ocurrido con la obra del artista Beeple. Fuente: Beeple.

Claro está que el mercado de tokens no fungibles es muy variado. No todos los activos creados por medio de un contrato NFT son obras de arte para un público subjetivo o memes coleccionables, también existen series de estos activos que son valiosos por su historia o por su utilidad. Por ejemplo, un ticket puede ser valioso porque es la oportunidad para asistir a un evento, o un certificado en blockchain es valioso porque me permite validar que poseo algo en dicha red.

Otros tokens resultan valiosos por el origen con el que fueron generados. Por ejemplo, para el 2021 se han vendido memes de Rare Pepe o personajes de Cryptopunks a precios exorbitantes, ya que se tratan de piezas que forman parte de la historia del ecosistema de criptomonedas. Asimismo, un tweet de Jack Dorsey se vende por miles de dólares porque es un NFT que representa las primeras palabras tuitedas por el mismísimo CEO de la red social.

Publicidad

El NFT más caro del mercado

The Merge es la obra de arte en formato NFT más cara de la historia, al verse en diciembre de 2021 por casi 92 millones de dólares a un total de 30.000 compradores. Sí, se trata de una pieza digital que tiene múltiples dueños, puesto que estos invirtieron diversos tokens para crear en base a ellos una serie de NFT dinámicos.

Al igual que al comprar una obra de arte, algunos adquieren collages de NFT porque les resulta interesante, tal y como ha ocurrido con la obra del artista Beeple. Fuente: Beeple).

El historial de una pieza puede hacer que un objeto se vuelve más caro y valioso a los ojos de una comunidad, y esto no solo ocurre en blockchain. Los vinos que se maceran más tiempo son más costosos, así como un collar puede ser subastado por millones de dólares si pertenece a una celebridad o ha sido creado por un joyero de mucho prestigio.

Algunos artistas y desarrolladores interesados en NFT señalan que el valor de estos tokens está en su inmutabilidad y en su naturaleza irrepetible. Debido a que se tratan de elementos digitales que están en una blockchain, datos como la propiedad y su historial de transacciones quedan grabados para siempre. En este sentido, resulta fácil verificar quién es el dueño de cada pieza y la autenticidad de qué es un original.

Otro punto de gran importancia que contribuye a la valoración de los NFT hoy en día es la especulación. Tal y como ha ocurrido con otras tecnologías financieras dentro del ecosistema de criptomonedas, la idea de que un activo se va a revalorar con el paso del tiempo y puede generar enormes ganancias, motiva a cada vez más personas a apostar por este mercado.

Publicidad

Asimismo, este es un patrón de conducta que ocurre con la compra de todo «objeto de colección», puesto que la gente tiende a comprar dichas piezas con la promesa de que el día de mañana podrá venderlas más caras. Los NFT cumplen con este comportamiento especulativo, puesto que hoy en días muchos miembros del ecosistema están adquiriendo tokens no-fungibles de manera compulsiva bajo la premisa de que el día mañana pueden costar incluso más dinero.

La fiebre de los NFT ha llegado a tal punto que incluso una obra del polémico artista Banksy ha sido quemada para convertirla en un token. Fuente: OpenSea).

Sin embargo, como ocurre con toda inversión, no está asegurado que el valor y la popularidad de los NFT se mantenga a lo largo del tiempo. Aunque puede ocurrir que ciertos de estos elementos digitales se conviertan en piezas extrañas y de colección, no todo lo que se crea a base de NFT es realmente valioso y podría el día de mañana depreciarse si el interés por este mercado disminuye.

Mitos y polémicas sobre los tokens no fungibles

A pesar de que el valor de los NFT puede ser subjetivo, como el de cualquier pieza artística o de colección, la realidad es que aún muchos se preguntan de dónde vienen las ventas millonarias que se están haciendo alrededor de este mercado. ¿Son realmente tan valiosos los tokens no fungibles? ¿O son solamente otra burbuja?

Este tipo de interrogantes se generan debido a varios mitos, polémicas y dudas que se han generado alrededor del mercado NFT. Tal y como ha pasado con otros avances tecnológicos (tanto dentro como fuera del ecosistema de criptomonedas), resulta debatible por qué un grupo de personas confía ciegamente que un código que representa un collage o un gato criptográfico puede llegar a costar 10.000 o 100.000 dólares americanos. Las cifras son muy altas, y es que algunos NFT de artistas desconocidos se están vendiendo mejor que obras de arte de afamados artistas de renombre.

Más allá de la posible especulación y sobreestimulación que está ocurriendo en el nicho de los NFT, es importante señalar que expertos en el tema consideran que se debería cuestionar la pertinencia de los tokens no fungibles como certificados de propiedad o autenticidad. Un usuario de Twitter, identificado como @neitherconfirm, sugirió que los NFT se pueden convertir en papeles sin obra de arte u obras de arte sin papel.

¿Por qué gastar millones de dólares en una imagen digital?

No son pocos los que se preguntan sobre el atractivo de los NFT, e incluso los consideran una idea alocada al considerar que ciertas personas invierten miles de dólares en comprar estos activos que solo se pueden ver en la web. Aunque se trata de un tema que genera muchas opiniones y controversias, el hecho de que algunos NFT se hayan podido comercializar bajo esos precios prueba que el valor de los objetos es una decisión social y que la especulación desmedida puede generar burbujas financieras.

Ya hemos hablado anteriormente de los metadatos y como estos pueden ser almacenados en servidores centralizados que, sin la seguridad correcta, pueden ser atacados por terceros. Pues la imagen de una obra, su autoría e incluso las descripciones de la misma son susceptibles a ser alteradas y destruidas por usuarios maliciosos en dichas aplicaciones.

Asimismo, alguien puede intentar vincular una misma imagen a una nueva dirección y robar así la obra de otra persona. Es decir, los NFT no son certificados de propiedad infalibles, y aún se necesita más investigación y desarrollo hasta que se logre estipular maneras más seguras de almacenamiento.

Por otro lado, los NFT también se pueden prestar para el robo de contenido artístico en Internet. Pongamos un ejemplo: un artista publica un dibujo con marca de agua (o sin ella) en su perfil de Twitter, un usuario astuto utiliza esta imagen y genera un NFT para certificarla como de su autoría. Dicha imagen luego la comercializa en un mercado abierto de Ethereum, lucrándose con el trabajo del otro. La persona que compra dicha pieza no sólo estaría comprando arte pirateado, sino un elemento digital que no tiene realmente valor puesto que no es el original y no posee el consentimiento del autor. Por si fuera poco, el autor también pierde las posibilidades de vender su arte como único e irrepetible en cualquier otro mercado.

Usuarios están creando NFT de tuits que no son suyos, así como apropiándose de imágenes sin el consentimiento del autor. Fuente: Gizmodo

Otro punto débil de los NFT es que no son activos que duran para siempre. A diferencia de las obras de arte o las piezas de colección que pueden durar siglos y hasta ser restauradas, los tokens no fungibles están expuestos a la precariedad de Internet y la inconstancia de los desarrolladores. Es cierto que una parte de estos activos hace vida en blockchains como Ethereum, que son relativamente inmutables. Pero, también es importante notar que metadatos como la imagen, el nombre y otras descripciones del elemento digital, interactúan no solo con servidores externos a la blockchain, sino también con aplicaciones mantenidas por empresas.

Pongamos otro caso hipotético: un usuario compra un costoso personaje de un videojuego. En la blockchain queda registrado de forma inmutable que esa dirección pertenece ha dicho usuario, siendo el único dueño del personaje tokenizado. Sin embargo, para poder interactuar con ese personaje es necesaria otra aplicación, la del mundo del videojuego, que es manejada por una compañía externa a la comunidad de la blockchain. Si el día de mañana dicha compañía quiebra, la aplicación dejará de funcionar y no se podrá interactuar más con el videojuego. Es decir, el usuario sólo tendrá unos datos codificados en una blockchain de que le pertenece un elemento digital que una vez fue un personaje de un popular videojuego, que ya no existe.

Un mito que aún se cree de los tokens no fungibles y confunden a muchos usuarios acerca de su valor, es la idea de que la escasez de los NFT es el elemento que determina su precio. En un principio se creía que mientras más original y único es un NFT, más valioso sería con el paso del tiempo, tal y como ha pasado con la promesa de Bitcoin con su emisión limitada. Sin embargo, en el anterior apartado de este artículo hemos explorado que el valor de los NFT (como de cualquier elemento físico o digital) es muy variable y subjetivo.

Al final el precio de los NFT no se ha visto determinado directamente por su escasez, sino por la manera en que los usuarios interactúan con dichos tokens. Las personas compran un objeto porqué les es útil en contexto, les gusta o tiene una historia que le da prestigio. En este sentido, los NFT más exitosos son aquellos que sirven para acceder a eventos, dan habilidades en videojuegos o forman parte de la historia misma de Internet.

¿Dónde se almacenan los NFT?

Debido a que el mercado de NFT aún está en pleno desarrollo, no existen muchos monederos especializados en el almacenamiento de este tipo de tokens. La mayoría de estos monederos se pueden descargar en teléfonos celulares o sincronizar con los navegadores de Internet. Asimismo, algunas de estas aplicaciones interactúan con monederos de hardware, que son algunos de los dispositivos más seguros para resguardar activos criptográficos.

Coinbase Wallet:

Coinbase, una de las empresas de criptomonedas más conocidas del mundo, presta servicios de almacenamiento para activos criptográficos desde hace ya varios años. La aplicación, que está disponible para teléfonos iOS y Android, permite enviar y recibir tokens ERC-721. Asimismo, también acepta otras múltiples criptomonedas y tokens ERC-20 de Ethereum. El monedero posee Navegador Web 3 para visualizar elementos digitales en otras aplicaciones, así como una integración a su exchange americano.

Enjin:

La marca Enjin tiene uno de los monederos más completos para el almacenamiento de tokens NFT. La aplicación admite tanto el estándar ERC-721 como el ERC-1155, así como BTC, ETH y variados tokens ERC-20, llegando a prestar soporte a tokens personalizados. El monedero es compatible con sistemas operativos iOS y Android. Asimismo, permite establecer el costo de las transacciones y de las tarifas de gas que desea pagar el usuario en Ethereum.

Metamask:

Metamask es uno de los monederos más populares para Ethereum, siendo una aplicación que se puede sincronizado con navegadores web, como Chrome y Brave. El monedero tiene soporte para tokens ERC-721, así como ETH y otros activos bajo el estándar ERC-20. Además de estas características, interactúa con la Web 3 para comunicarse directamente con aplicaciones descentralizadas (Dapps).

Trust Wallet:

Adquirida por el exchange Binance hace ya un tiempo atrás, Trust Wallet es otra de las opciones de monedero para Ethereum que se ha consolidado en el mercado. La app interactúa con el exchange directamente, así como con la Web 3 para comunicarse con aplicaciones de NFT. Al igual que Metamask y Coinbase, acepta únicamente tokens bajo los estándar ERC-721, aunque también presta servicios de almacenamiento para ETH y otros activos que hacen vida en la blockchain de Ethereum.

¿Dónde comprar y vender NFT?

Los usuarios de criptomonedas suelen estas acostumbrados a que la compra y venta de activos criptográficos se realiza en exchanges o plataformas peer-to-peer. Existe una gran variedad de empresas que prestan servicios de intercambio para criptomonedas nativos u otros activos criptográficos, siendo algunas de las marcas más conocidas Binance, Bittrex, Bitfinex o Kraken.

Sin embargo, en el caso de los NFT la situación varía drásticamente. Debido a que los tokens no fungibles son unos activos con múltiples casos de uso, resulta común que no exista una oferta homogénea de exchanges dedicados a la venta de todo tipo de tokens. Aunque sí hay mercados abiertos que se dedican exclusivamente a estos activos criptográficos, proliferan con aún mayor fuerza empresas y plataformas dedicadas a la venta de un token particular o de categorías de NFT.

Por ejemplo, existen mercados dedicados única y exclusivamente a la venta de arte digital. Asimismo, las empresas que emiten NFT para juegos, como CryptoKitties, suelen prestar servicios para la creación y venta de estos elementos digitales. De esta manera, se van creando pequeños mercados a los que se pueden acceder estos tokens.

A continuación, mencionaremos algunos de los lugares donde puedes adquirir cualquier NFT de tu gusto:

Galerías de arte:

En la actualidad existen varias plataformas que se dedican exclusivamente al comercio y subasta de obras de arte creadas a partir de NFT. Por ejemplo, existe una red social, llamada Cent, donde se discute y comparte arte criptográfico. Debido a que la web posee un sistema de micropagos, también se presta para la compra y venta de obras de arte digitales.

Sin embargo, algunos de los mercados más conocidos para la adquisición de estas piezas son:

Super Rare es uno de los mercados para la compra y venta de arte digital más conocidos del ecosistema. Fuente: SuperRare).

Juegos:

Desde los famosos CryptoKitties pasando por el popular juego MyCryptoHeroes, son muchas las iniciativas de tokens NFT interactivos que tienen sus propios mercados para acceder a nuevos personajes y crear tus propios tokens. Los usuarios que estén interesados en comprar un gato criptográfico, por ejemplo, pueden adoptarlo en la página web del videojuego donde existe un extenso catálogo de gatos recién creados.

Por otro lado, aquellos que empiezan a jugar en plataformas como MyCryptoHeroes, acceden directamente a un personaje «heroico» y pueden recoger gemas extrañas para ganar fuerza en el juego. Estos personajes, luego, pueden ser vendidos en mercados abiertos de Ethereum que estén enfocados en NFT, dándoles la capacidad de convertirse en activos de comercio.

Axie Infinity, un juego similar a Pokemon, también ha ganado popularidad en los últimos años por su concepto NFT.

Axie Infinity es otro de los proyectos que se dedica a crear y vender personajes caricaturescos de NFT para pelear. Se encuentra en el TOP 10 de las plataformas de criptocoleccionables más populares del mercado, según CryptoSlam, y ha tenido hasta 100.000 usuarios activos al mes en el transcurso del 2020.

Mercados abiertos:

Cuando algún usuario quiere vender un meme NFT, un arte digital extraño, un gato criptográfico especial o un héroe super potente de su videojuego, puede acudir a los mercados abiertos que comercializan tokens no fungibles.

Open Sea es el exchange de NFT más conocido y popular del mercado para el momento, siendo catalogado por Dapp Radar como «el Ebay de Ethereum». La plataforma alberga hasta 200 categorías de NFT, permitiendo la comercialización de activos no fungibles para deportes, juegos, arte, tarjetas coleccionables, memes raros, terrenos de realidad virtual e incluso gatos de CryptoKitties.

Open Sea tiene más de 200 categorías para la venta de NFT de todo tipo. Fuente: Open Sea.

Los usuarios sólo necesitan tener ETH y un monedero de Metamask, incorporado ya sea en su navegador Chrome o en Brave. Esta aplicación le permitirá interactuar directamente con el mercado de Open Sea, donde deberán crear un usuario para empezar a operar. La plataforma conecta tanto a vendedores y compradores de tokens no fungibles, por lo cual cualquiera puede acceder o comerciar sus NFT en este mercado bajo el precio que mejor le parezca.

Otros:

Así como existen estas plataformas dedicadas a la venta de arte o de juegos, también hay otras iniciativas que se dedican a mercados aún más exclusivos. Por ejemplo, la venta de tweets, cartas coleccionables o fichas únicas de la NBA.

Valuables es la plataforma en donde Jack Dorsey vendió el NFT del primer tuit que publicó en Twitter. Los usuarios pueden publicar capturas de tuit convertidas en tokens no fungibles, los cuales son subastados al mejor postor en la página principal de la web.

Para aquellos que están más interesados en las cartas coleccionables y los memes, Myth.Market se dedica exclusivamente a este nicho. El portal comercia con tarjetas de GoPepe, Garbage Pail Kids y cartas de Blockchain Heroes.

Aquellos interesados en los deportes también pueden coleccionar NFT de basquetbol. La tienda NBA Top Shot vende videos de juegos de la NBA como tokens no fungibles en la red de Ethereum, llegando a movilizar más de 200 millones de dólares en compras.

Publicidad
Publicidad