Seleccionar página

Cómo usar Bisq, una casa de cambio descentralizada

Cómo usar Bisq, una casa de cambio descentralizada

Bisq es una plataforma que pretende cambiar el concepto tradicional de casas de cambio que intercambian bitcoin. La raz+on es que cuando realizamos intercambios de criptomonedas, generalmente utilizamos servicios centralizados como Localbitcoins o Paxful. Estos servicios suelen almacenar datos en sus servidores, por ejemplo direcciones IP, información personal, ubicación, entre otros. El problemas es que si los sistemas de seguridad de dichos servidores llegan a ser vulnerados comprometerían totalmente la privacidad de los usuarios.

¿Qué solución ofrece Bisq con respecto a este problema?

Bisq funciona bajo el formato de red descentralizada, donde cada uno de los usuarios conectados serían un nodo independiente de la red. Además de esto, y para garantizar aún más la privacidad, las conexiones a la plataforma se realizan a través de una encriptación de red TOR. Por lo tanto, se puede decir que, en cuanto a privacidad, no tendremos problemas.

Además, al abrir una transacción, no hay formar de mantener una línea de comunicación directa con el otro usuario. Esto se debe a que no existe ningún tipo de chat donde podamos ser víctimas de engaños, que conlleven a una potencial estafa.

Pero, ¿cómo sabrá el otro usuario a dónde depositar? Si, por ejemplo, realizamos un intercambio en Bisq mediante un depósito bancario, antes de abrir dicha oferta, debemos registrar primero los datos de la cuenta que recibirá los fondos.  Posteriormente, esta información será enviada al comprador para que concrete la transacción. Esto será la única información que el usuario verá acerca de nosotros. Podremos ver notificaciones sobre si se ha realizado el pago, el estado actual de la transacción, entre otros aspectos relacionados con el estatus del pago.

¿Quién se encarga de proteger los intercambios?

Quizás te preguntes ¿si la plataforma es totalmente descentralizada quien manejará los desacuerdos entre usuario? En estos casos entran en juego los árbitros. Estos son usuarios que poseen la facultad de auditar las disputas. Ellos no son escogidos por nadie, ya que, antes de llegar a ser un árbitro, deben depositar una alta suma del Token BSQ en garantía, dado que en caso de fallar de forma partidaria hacia una de las parte, este puede ser auditado por otros árbitros y perder su depósito.

Ventajas de usar Bisq

  • Privacidad: garantizada gracias a una red descentralizada y una red TOR.
  • Seguridad en nuestros fondos: cada bitcoin a intercambiar es depositado en una cuenta multifirma. Una vez que ambas partes lleguen al acuerdo final, los fondos son liberados.
  • Sencillez: una interfaz muy dada al usuario.

Descarga e instalación de Bisq

Esta plataforma funciona al instalar un único archivo. Debido a esto, no será necesario el uso de ningún tipo de cuenta o registro, solamente tendremos que descargar la aplicación de Bisq, que será el medio con el cual nos conectaremos a la red. Este archivo lo podremos encontrar en la pagina web oficial de Bisq.

Fuente: Bisq.

El instalador se descargará automáticamente una vez hallamos elegido nuestro sistema operativo. Posteriormente, ejecutamos el archivo que acabamos de descargar, esperamos a que finalice la instalación e inmediatamente se ejecutará la aplicación.

Fuente: Bisq.

Lo que vemos en la imagen anterior será el preámbulo para aplicar el software. Al ser esta la primera vez que se ejecuta en nuestro ordenador, se mostrarán los términos de acuerdos.

Si leemos algunas de estas políticas, vemos que se menciona que el precio, manejado por la plataforma, se fija mediante un promedio entre: Coinmarketcap, Poloniex y el precio actual del bitcoin. Cada usuario se hace responsable de los riesgos derivados del uso de métodos de pago donde se vean involucrados entidades bancarias.

bisq_conectando

Fuente: Bisq.

El siguiente paso es esperar que la aplicación se conecte a la red.Esta conexión se realizará a través de una red TOR, que ocultará el origen de dirección IP que estamos utilizando. A causa de esto, el proceso puede ser lento y todo dependerá de la velocidad de Internet que tenemos.

Libro de ordenes de Bisq. Fuente: Bisq.

Con todo listo, esto es lo que veremos por primera vez: el libro de órdenes del par BTC/USD, es decir, un mercado de intercambio entre bitcoin y dólares estadounidenses. Pero aún no intercambiaremos nada, primero tenemos que respaldar las cartera que usaremos dentro de la plataforma.

Respaldar nuestra cartera de Bisq

Antes de explorar o realizar alguna venta o compra, vamos a respaldar la cartera bitcoin que usaremos dentro de la plataforma. Esto lo podremos hacer a través de 12 palabras de recuperación, dado que esta cartera fue generada en nuestro computador, este respaldo no será almacenado en ningún servidor aparte, así que depende de cada usuario velar por la seguridad de estas palabras, que son el único medio de acceder a los fondos dentro de Bisq.

Por otro lado, la semilla de recuperación, como también es llamada la clave secreta que da acceso a los fondos de bitcoins, la encontraremos yendo al apartado Cuenta. Esta opción la encontraremos en la esquina superior derecha. Dentro de esta opción, seleccionaremos sobre el menú izquierdo la opción  Semilla del monedero.

bisq_respaldo

Semilla de recuperación de nuestro monedero. Fuente: Bisq.

Advertencia: La semilla que respaldaremos a continuación, no nos respaldará la sesión entera dentro de la aplicación. Con esto me refiero a que las transacciones, intercambios abiertos, cuentas creadas, no van a ser respaldadas desde esta semilla, esta solo servirá como medio de respaldo de los fondos en BTC dentro de la plataforma.

Como pueden ver en ovalo rojo, las 12 palabras de respaldo tienen una fecha particular indicada. Tanto las palabras como la fecha deben ser resguardadas en un lugar seguro, preferiblemente anotadas en un papel o un soporte fuera de línea. Hy que recordar que esta es la única forma de acceder a nuestras claves privadas.

En la parte inferior tendremos el recuadro donde colocaremos, en caso de una restauración, las 12 palabras de recuperación junto con la fecha.

Crear copia de seguridad

Si bien, como mencionaba antes, la frase de recuperación no nos garantiza un respaldo total de la aplicación, ¿cómo crear una copia de seguridad? En el menú izquierdo, veremos en la última opción Copia de seguridad.

bisq_respaldo

Fuente: Bisq.

En este apartado podremos generar una nueva copia de seguridad y restaurar la información.

En primer lugar, escogeremos la ubicación donde almacenaremos la copia de seguridad. Elegimos la opción Seleccionar localización de copia de seguridad. Elegimos la carpeta destino y hacemos click en Hacer una copia de seguridad ahora, esto creará un archivo dentro de la carpeta seleccionada.

En cambio, si queremos restaurar, debemos selección Abrir directorio. Quizás aquí te confundas un poco pero es es fácil de resolver. Cuando seleccionas esta opción, vas a ver una carpeta con archivos, estos archivos deben ser sustituidos por los que se generaron en tu copia de seguridad. Solo copias, sustituyes y listo.

Por último, y como recomendación final, se sugiere que las copias de seguridad deben ser realizadas periódicamente, y guardadas en dispositivos de almacenamiento externo.

Explorando Bisq

Con nuestra cuenta asegurada, es hora de explorar la plataforma.

bisq_ordenes

Fuente: Bisq.

Lo que vemos en la imagen anterior es la sección Mercado, que habíamos visto al inicio. Aquí daremos un vistazo general a las ofertas del mercado, tanto para compra como para venta.

Para ver en mayor detalle las ofertas, podemos seleccionar los listados correspondientes desde el menú superior para la compra o venta.

bisq_bitcoin

Listado de órdenes para comprar BTC. Fuente: Bisq.

Esto que vemos es el listado de ofertas disponibles para comprar bitcoin. Las ofertas están filtradas dependiendo de lo que nosotros como compradores ofrecemos para realizar el intercambio.

Listado de ordenes donde podremos vender BTC. Fuente: Bisq.

El apartado en el cual nos encontramos en la imagen anterior es el de Venta BTC. Su aspecto cambia muy poco con respecto al de compra. Más adelante profundizaremos en cada uno de estos para comprar o vender bitcoins.

bisq

Fuente: Bisq.

Esta es la sección de nuestro portafolio: desde aquí podremos a administrar todas las transacciones o intercambios dentro de nuestra cuenta. Hay que recordar que estas transacciones solo se respaldarán si creamos una copia de seguridad.

Fuente: Bisq.

La sección de fondos es el equivalente a una cartera. Desde aquí tendremos a disposición las direcciones necesarias para recibir fondos y enviarlos. Por otro lado, tendremos un par de pestañas extras, además de la de transacciones, donde veremos los fondos reservados, que son los bitcoins depositados en garantía, y los fondos bloqueados, que son los que están comprometidos en un intercambio sin culminar.

Fuente: Bisq.

En esta sección contamos con un apartado especializado de soporte técnico para los usuarios. Hay que tomar en cuenta que Bisq es un sistema descentralizado, y ninguna compañía presta servicios adicionales para el intercambio. Es por esto que este apartado nos servirá solamente para reportar fallas con respecto a la funcionalidad de la plataforma.

En la parte central tendremos el valor promedio actual de bitcoins expresado en la moneda fiduciaria seleccionada, al igual que contaremos con los balances de los saldos en nuestra cartera.

Registrar cuentas en Bisq

Cuando comenzamos hablar en este tutorial, mencionamos que al momento de vender bitcoins en Bisq, no existe forma alguna de mantener contacto directo con la otra persona. Pero entonces ¿cómo sabrán donde depositarnos? Pues, al abrir una orden de intercambio, el usuario que nos compra recibirá nuestra cuenta.

Entonces, ¿Qué son las cuentas?

Son los datos necesarios para realizar un depósito. De igual forma, podemos registrar distintos tipos de cuenta. Las bancarias, para pagos por transferencias o depósitos en moneda fiduciaria. Cuentas para altcoins, donde podemos canjear bitcoins por cualquier otra criptomoneda admitida en Bisq. Y por último tenemos las cuentas para procesadores de pago como Uphold, Neteller, etc.

El registro de las cuentas de depósito, lo haremos desde el apartado Cuenta.

Cuentas de moneda nacional. Fuente: Bisq.

Al entrar, encontraremos inmediatamente la sección que permite registrar cuentas para transferencias con moneda nacional. En estas, podemos fijar transacciones que requieran datos bancarios (transferencias, depósitos) o procesadores de pago, que trabajen con monedas nacionales.

Como recomendación, evitemos, en la medida de lo posible, usar transferencias bancarias o cualquier medio que conlleve compartir datos bancarios. A través de esta medida, evitamos comprometer nuestra privacidad.

Bisq no incluye procesadores de pago en los cuales sea muy fácil cancelar una operación realizada, como es el caso de Paypal, esto con la finalidad de evitar posibles estafas.

Registrar cuenta de transferencias bancarias

La primera cuenta que registraremos será de transferencias bancarias. Empezamos seleccionando, en la parte inferior del recuadro la opición Gestionar Cuentas, y luego Añadir una nueva cuenta.

Fuente: Bisq.

Posteriormente, veremos un recuadro donde elegiremos el método de pago a registrar. En nuestro caso particular, seleccionaremos Transferencia bancaria nacional. Cabe destacar que tenemos 2 opciones más muy similares a esta última: indicadas como transferencias con bancos específicos y transferencia con el mismo banco.

Fuente: Bisq.

Lo que estamos viendo en la imagen anterior es un formulario general para transferencias. Quizás falte uno que otro dato, ya que el método de transferencias varía según el país donde nos encontremos. Esto se puede solucionar agregando datos extras en recuadros de textos que no sean necesarios rellenar.

Por otra parte, con el país seleccionado, se nos colocará automáticamente la moneda local, esto evidentemente puede ser cambiado.

Respecto a cómo rellenaremos este formulario, tenemos que detallar lo siguiente:

  • Nombre del propietario: es el nombre del propietario de la cuenta a depositar. Podemos ser nosotros o un tercero, no existe ningún tipo de inconvenientes. Este dato es obligatorio.
  • Nombre del banco: es el nombre de la institución bancaria. Este dato es obligatorio
  • ID Bancario(BIC/SWIFT): este un identificador que utilizan los bancos para definir el nombre de la institución, país, localidad y número de sucursal. Este dato puede no ser solicitado en algunos países.
  • Número de sucursal: es un número que indica la sucursal del banco que usaremos. Este dato puede no ser solicitado en algunos países
  • Número de cuenta: este número será el identificador de la cuenta a depositar. Hay que tener en cuenta que hay países donde debemos indicar el tipo de cuenta (ahorro, corriente, efectivo), esto lo podemos colocar en el mismo recuadro.
  • Limitaciones: es el tiempo que tendremos para que se confirme la transacción, es decir hasta recibir el deposito. En el caso contrario la operación se cerrará.
  • Salt: identificador que verifica la de la cuenta que estamos creando.

Luego está la opción de utilizar un nombre personalizado, obviamente esto solamente lo veremos nosotros en los listados de cuenta registradas.

Terminado todo, hacemos clic sobre Guardar nueva cuenta, donde aparecerá el siguiente recuadro.

Fuente: Bisq.

Como pueden ver en la imagen, tendremos una advertencia de evitar usar este tipo de métodos ya que conllevan ciertos riesgos. También podremos contar con la posibilida de ver los límites de transferencia en bitcoins, estos límites dependerán de la edad o antigüedad que posee la cuenta que registremos.

Concluiremos esta parte del proceso eligiendo Entendido.

Fuente: Bisq.

Una vez la cuenta haya sido guardada, se podrá visualizar en el listado de gestión de cuentas. Para concluir, podremos importar o exportar las cuentas registradas.

Registrar cuenta para intercambios con Altcoin

Es evidente que a través de Bisq solamente podemos comprar o vender bitcoin, pero estos canjes se pueden realizar usando no solamente monedas fiduciarias, sino también altcoin..

Dado que no mantendremos comunicación con nuestra contraparte en la transacción, podemos fijar una cartera de una altcoin, que será enviada al otro usuario para que este realice el deposito en bitcoin u otra moneda, igual que como ocurre en el caso de los depósitos bancarios.

Para empezar, volveremos nuevamente al apartado de Cuenta, pero esta vez, en el menú lateral, seleccionaremos Cuentas de Altcoin.

Fuente: Bisq.

Agregaremos la cuenta a través del botón Añadir una nueva cuenta.

Fuente: Bisq.

Este será el formulario para agregar una nueva cuenta de altcoin. Solamente vamos a colocar dos cosas: la criptomoneda a intercambiar, y la dirección de dicha criptomoneda. Posteriormente veremos el límitede valor permitido por cada intercambio, junto con el tiempo máximo de espera. En este punto, tendremos la posibilidad de usar la función Salt, que es un identificador que permite medir la edad de la cuenta.

Finalmente guardamos los cambios realizados y listo, tenemos la cuenta configurada.

Fuente: Bisq.

Iniciar intercambios en Bisq

Antes de empezar, hay que resaltar que existen dos maneras de comprar o vender en Bisq. En primer lugar, tenemos la más rápida, que es buscar en el listado alguna oferta que se adecue a lo que estamos buscando. Por otro lado, está la opción de publicar una oferta y esperar que algún usuario acepte nuestros términos. Esta última es la opción más lenta, aunque mejora mientras más atractiva sea la oferta.

Existe una condición para que las publicaciones puedan ser visibles en el listado. Debido a que estamos utilizando una red descentralizada, el ordenador desde donde estamos ejecutando la aplicación de Bisq funcionará como un nodo, por lo tanto, debemos mantener la aplicación abierta, esto permitirá que nuestras publicaciones puedan ser visibles en los listados. Una vez ya se abra una transacción podemos cerrar la aplicación sin ningún problema.

Abrir transacciones de compra a través de ofertas abiertas

Primero debemos abrir un intercambio de la forma más rápida, es decir, buscando ofertas de personas que vendan BTC. Por consiguiente, iniciaremos esta búsqueda dando clic sobre el menú de Compra BTC.

bisq

Fuente: Bisq.

En esta tabla se encuentran todas las órdenes de compra abiertas. Algunas estarán opacas, debido a que aún no configuramos una cuenta para este tipo de intercambio.

Igualmente, el listado de la tabla puede ser filtrado por el tipo de moneda a intercambiar y método de pago a utilizar. En el caso de que elijamos una criptomoneda, no tendremos la opción de escoger el método de pago por obvias razones.

Cada columna representa un ítem específicoesto, tanto en compras como ventas:

  • Mercado: es el par que vamos a intercambiar.
  • Precio: es el valor unitario de intercambio. Por ejemplo, es el valor de un Dash en bitcoin. A lado del precio veremos un porcentaje que significa el incremento o disminución del precio con respecto al precio promedio.
  • BTC (min-max): son las cantidades mínimas y máximas de bitcoins que podemos intercambiar con el usuario.
  • Cantidad (min-max): son las cantidades mínimas y máximas que podemos intercambiar, pero en esta columna están expresada en la divisa a cambiar por nuestros bitcoins.
  • Método de pago: el tipo de pago ofrecido o aceptado por el usuario
  • Trader: icono que identifica al usuario. Desde aquí podemos fijar alguna etiqueta, con la cual identificaremos a usuarios confiables.

Entonces, lo que corresponde ahora es buscar una oferta, y posteriormente abrirla haciendo clic sobre el botón de Tomar Oferta.

Fuente: Bisq.

Este será el primer paso que permitirá abrir una oferta. Desde acá fijaremos la cantidad a comprar, teniendo en cuenta los límites impuestos por el ofertante.

Al seleccionar ir al siguiente paso, nos encontremos con dos anuncios: el primer nos dará instrucciones sobre los depósitos de seguridad. Estos cumplen la finalidad de hacer que el usuario deposite una cantidad fijada por el vendedor, así nos veremos obligados a realizar la operación de intercambio de forma correcta. Una vez finalice la transacción los fondos volverán a nuestro poder

Fuente: Bisq.

El segundo anuncio, como pueden ver, nos muestra el total a depositar junto a las opciones que tendremos para realizar esta operación. Podemos cancelar el pago directamente desde la cartera interna de Bisq, así como también es posible transferir desde un monedero externo.

Fuente: Bisq.

Finalmente, seleccionamos desde qué monedero depositaremos y listo. Inmediatamente se nos abrirá la sección del nuestro portafolio de las ofertas abiertas.

Fuente: Bisq.

Esto que vemos aquí es nuestra orden de compra abierta, en la parte inferior están los detalles que debemos conocer sobre la transacción. Por otro parte, del lado izquierdo tendremos el estado actual de la transacción. Por lo tanto, lo primero será esperar que nuestro depósito se confirme en la blockchain de Bitcoin, para finalmente proceder a transferir el pago de los BTC que estamos comprando.

Fuente: Bisq.

Con nuestro depósito confirmado, es momento de transferir el pago. Esta opción se habilitará una vez que el vendedor haya depositado los fondos en garantía. Por otro lado, para finiquitar el pago, en la parte inferior estarán los datos del usuario donde realizaremos el depósito, ya sea en criptomonedas o en moneda fiduciaria.

Con el pago realizado, marcaremos la opción de Pago realizado. Esto notificara al otro usuario que hemos pagado, de modo que se disponga a la liberación de los fondos.

Fuente: Bisq.

Ya con los fondos liberados, es momento de mover los bitcoins que acabamos de comprar. Aquí tendremos a disposición dos opciones: podemos mover los fondos directamente a nuestra cartera interna o transferirlos a una cartera externa. Solo queda seleccionar la opción de nuestra conveniencia.

Publicar oferta de compra

Como les mencioné al principio, existen dos formas de realizar un intercambio, y en esta ocasión publicaremos una oferta de compra.

Inicialmente, tenemos que ir a la sección de Comprar BTC y hacer clic sobre el botón amarillo que nos permitirá crear dicha orden.

Fuente: Bisq.

En esta sección comenzaremos eligiendo la cuenta de intercambio, que equivale a elegir la divisa con la cual deseamos comprar bitcoin. Posteriormente fijaremos los siguientes valores:

  • Cantidad de BTC a comprar: es la cantidad exacta que deseamos comprar. Esto aplicaría en el caso de que fijemos una cantidad mínima, como el límite superior.
  • % por debajo del precio de mercado: es el aumento o disminución porcentual sobre el precio de mercado.
  • Cantidad a gastar en: es la cantidad total a gastar en la moneda divisa que elijamos.
  • Cantidad mínima de BTC: es la cantidad minina que estamos dispuestos a comerciar.
  • Precio fijo en BTC por 1: es el precio en BTC por la moneda de nuestra elección.
  • Depósito de seguridad para BTC comprador: será el deposito mínimo exigido.

Para continuar seleccionaremos Siguiente paso.

Fuente: Bisq.

Debemos hacer un depósito de seguridad que dará garantía de un buen intercambio, igual que en el caso anterior. Obviamente cuando la compra finalice, tendremos este depósito devuelta en nuestra cartera.

Cuando hayamos publicado nuestra oferta, estará disponible desde el apartado de portafolio. Los pasos siguientes después de que un usuario acepte nuestra oferta, serán los mismos que realizamos en el caso anterior. Por otra parte, debemos recordar que, la publicación solo estará visible si mantenemos la aplicación abierta y evidentemente conectada a Internet.

Iniciar intercambios de ventas

Al igual que ocurría en el caso de la compra, vamos a tenemos dos métodos de venta, uno de forma rápida que consiste en buscar ofertas abiertas, y otro que consiste en abrir una nueva oferta por nuestra cuenta. Empecemos por el primer caso.

Abrir transacciones de venta a través de ofertas abiertas

Comenzaremos yendo al apartado de Venta BTC en el menú superior.

Fuente: Bisq.

En esta ventana tendremos una tabla de ofertas, que podremos organizar por moneda y método de pago. Cada columna representa los mismos ítems que en el caso de la compra, así que saltaremos al siguiente paso, donde abrimos la transacción.

Fuente: Bisq.

A partir de aquí seguiremos los mismos pasos anteriores:

  • Indicar cantidad que se va a vender.
  • Realizar un depósito el depósito de seguridad para garantizar un proceso transparente.

Con estos pasos realizados, es nuestro turno de transferir los fondos a una cartera, que garantizará que no puedan ser movidos por ninguna de las partes de manera individual.

Lo siguiente es esperar que el usuario marque la opción de que ha realizado el pago, donde nosotros deberemos confirmar que dicho pago se realizó, una vez verificado de manera correcta, y posteriormente liberar los bitcoin.

Publicar oferta de Venta

Para empezar, tenemos que dirigirnos nuevamente al apartado de Venta BTC, y elegir la opción de Crear nueva oferta a vender BTC.

Fuente: Bisq.

Prácticamente no hay variación con respecto a la publicación de una oferta para la compra. Así que, cuando ya tengamos nuestra orden publicada, tenemos que esperar que alguien realice una operación de intercambio con nosotros, partiendo de la oferta que acabamos de publicar.

Cuando el usuario finalice el depósito de seguridad es nuestro turno depositar los fondos a vender.

El paso siguiente es esperar que el usuario marque la opción de que ha realizado el pago, y proceder a confirmar ya sea en nuestra cuenta bancaria, o carteras de altcoins, que el depósito se ha realizado con éxito.

Con los fondos ya pagados, es nuestro turno liberarlos y terminar el proceso.

Conclusiones y opiniones sobre Bisq

Bisq da todo lo que ofrece, me refiero específicamente a su privacidad. Desde ocultar nuestra dirección IP hasta recomendarnos no utilizar depósitos bancarios, debido al riesgos que estos implica, Bisq tiene muy en claro que la privacidad y seguridad van primero.

En cuanto a la interfaz de usuario y su uso, puede que sea un poco tosca. Esto se debe a que utiliza patrones de diseño un poco antiguos, pero no hace que sea una interfaz complicada.

Quizás al momento de conectarnos tengamos que realizar más de un intento, debido a que no logra sincronizar correctamente los saltos de red en la configuración TOR. Esto también está relacionado con la velocidad de nuestro Internet.

Imagen destacada por Bisq

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Miguel Arroyo

Ingeniero de sistemas. Economía, Marketing, Programación y Diseño, mis cuatro pilares de formación.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD