Seleccionar página

Serenity, la próxima evolución de Ethereum, todavía no tiene fecha de lanzamiento

  • Para Vitalik Buterin, Serenity aumentaría mil veces la capacidad de procesamiento de la red.
  • El cofundador de Ethereum habló del futuro de esa red en la conferencia anual de desarrolladores.
Serenity, la próxima evolución de Ethereum, todavía no tiene fecha de lanzamiento

Durante la conferencia anual de desarrolladores de Ethereum, realizada en Praga esta semana, el jefe científico de la Fundación Ethereum, Vitalik Buterin, habló acerca de los planes para la escalabilidad de esta red y de la hoja de ruta para lograr la próxima evolución de esta red, la cual tiene como meta principal cambiar su mecanismo de consenso del actual Prueba de Trabajo a Prueba de Participación.

Vitalik Buterin abrió la DEVCON4 con un discurso acerca de los aciertos y errores que han tenido hasta ahora los intentos de escalabilidad para la red de Ethereum. Para el desarrollador, los avances que ha conseguido el equipo en los últimos dos años hacen que la implementación de Serenity, también conocida o Ethereum 2.0, esté cada vez más cerca, aunque no dio una fecha específica para ello.

Serenity, según Vitalik, aumentaría mil veces la rapidez de las transacciones de la red. A su juicio, esa actualización sería “la computadora mundial, como debe ser, y no un teléfono inteligente de 1999 que puede procesar solo 20 transacciones por segundo”. Se marcaría así el paso definitivo al consenso por Prueba de Participación, al combinar los avances del nuevo protocolo Casper y la técnica de escalamiento conocida como sharding, expresó el desarrollador.

Para que la nueva versión de Ethereum sea implementada, aseguró Vitalik, todavía hace falta estabilizar las especificaciones (que combinarían Casper y sharding), continuar con el desarrollo y hacer diversas pruebas, implementar líneas de cliente cruzadas y realizar pruebas de seguridad.

Serenity llegará en cuatro etapas, señaló Vitalik en su presentación. En la fase uno, se combinará la prueba de participación con la red existente, para que los validadores de Casper puedan participar. En la segunda fase, se dispondrá de una versión simplificada de la actualización, donde los dos segmentos de cadenas de datos podrán almacenar la información, pero no podrán comunicarse entre sí hasta la siguiente fase, en la que se podrán ejecutar contratos inteligentes y realizar transferencias de fondos. La última fase incluyen la optimización y los ajustes que sean necesarios.

El cambio y sus pasos

El 2018 ha sido un año un tanto difícil para Ethereum. La propuesta de reducción de las recompensas por bloque y la posterior caída del precio del criptoactivo han hecho que la comunidad cuestione el estado actual de esta “computadora blockchain”. El equipo de desarrolladores anunció una serie de cambios que para el último trimestre del año estarían en funcionamiento, pero noviembre llegó y ninguno de ellos se ha materializado.

Constantinople, por ejemplo, sería una bifurcación que prepararía el camino para un cambio en el mecanismo de consenso de la red. En ese sentido, las metas de esta mejora son más descentralización, abaratar la minería, reducir la recompensa por bloque y escalar la red. Esta actualización, en el momento de ejecutarla en la red de pruebas de Ethereum, presentó varias fallas, lo que llevó a los desarrolladores a extender el plazo para el lanzamiento hasta 2019.

Después de Constantinople se aplicaría el protocolo Casper, con el que la red de Ethereum pasaría de Prueba de Trabajo a Prueba de Participación. En esta transición, se introduce la figura de validador y en teoría se reduce el costo de equipos y de electricidad. El validador pone en garantía parte de sus ethers para la validación de un bloque y, usando zk-SNARKs se verifica la veracidad de la información. Una vez completado este proceso, el validador recibe una recompensa proporcional al dinero puesto en garantía. La versión 0.1.0 de Casper fue publicada en mayo, luego de un arduo trabajo de ensayo y error desde el año 2015, cuando fue propuesto.

La técnica de escalamiento de sharding, por su parte, busca aliviar el congestionamiento de la red, al modificar su segmentación y dividir la validación entre distintos nodos, con el fin de mejorar la eficiencia. La implementación de Sharding haría que los validadores no tengan que almacenar nodos completos, por lo que el proceso de validación se aceleraría, según el equipo de Ethereum.

En la DEVCON4, Vitalik detalló cómo el uso conjunto de sharding y Casper (llamada Shasper por la comunidad) en Serenity, aceleraría el proceso de mejora de la red, pues brindaría “los beneficios de la prueba de participación y fragmentación al mismo tiempo”. Sin embargo, el desarrollador destacó que prefiere el nombre Serenity al de  Shasper, un término que considera poco elegante.

De igual forma, Vitalik y un grupo de desarrolladores interpretaron, junto al compositor Jonathan Mann, una canción bastante divertida, en la que se presentó “el cementerio de ideas” que en los últimos años no han funcionado para mejorar la escalabilidad de la red.

 

Imagen destacada por Marisha / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Zuleika Salgado

Bitcoiner y aficionada a la literatura.

Mercado Latino

Bitcoin
196.386,66 DOP
23.833.494,26 PYG
3.435,55 EUR

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad