Seleccionar página

Constantinople llegará a Ethereum a finales de febrero tras segunda postergación

  • La activación de Constantinople se concretará a la altura del bloque 7.280.000.
  • La nueva fecha de la bifurcación fue decidida hoy, por los desarrolladores principales de Ethereum.
Constantinople llegará a Ethereum a finales de febrero tras segunda postergación

En una reunión realizada hoy 18 de enero, los desarrolladores principales de Ethereum acordaron activar la bifurcación dura (hard fork) Constantinople, recientemente suspendida, a finales del próximo mes de febrero.

Entre los participantes de la reunión se encontraban Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, y otros desarrolladores y ejecutivos relacionados estrechamente con esta red como: Hudson Jameson, Lane Rettig, Afri Schoedon, Péter Szilágyi, Martin Holste Swende, Danny Ryan y Alexey Akhunov.

Según la información publicada en las redes sociales de algunos de los participantes de dicha reunión, se espera que el nuevo intento de ejecutar el hard fork se concrete a la altura del bloque 7.280.000. Este bloque se estaría minando en algún momento entre el 26 y el 28 de febrero de este año.

La bifurcación conocida como Constantinople, que implica importantes cambios en el funcionamiento de Ethereum, fue cancelada repentinamente la semana pasada, a pocas horas de activarse en la red principal. La suspensión fue producto del hallazgo de un bug en los contratos inteligentes, que permitía realizar ataques de reentrada. La vulnerabilidad fue expuesta por la firma de seguridad ChainSecurity, el pasado martes 15 de enero.

La falla fue detectada en la propuesta EIP-1238, uno de los cinco cambios que experimentará la red de Ethereum tras la bifurcación. Dicha propuesta fue diseñada para reducir los costos de gas en las operaciones. En la reunión, los desarrolladores acordaron suprimir la EIP-1238 del hard fork, para poder concretar la actualización de la red lo más pronto posible. La EIP-1283 será corregida para incluirla en una futura bifurcación programada.

El desarrollador Péter Szilágyi, autor de la propuesta, explicó que se realizarían dos bifurcaciones duras casi simultáneas. Una en la que Constantinople se mantiene tal cual está, seguida de otra que deshabilita la EIP-1238. De esta forma, se garantiza que las redes de prueba y privadas que ya activaron el fork puedan deshacer la actualización anterior y aplicar la nueva Constantinopla “limpiamente”.

El día de ayer se supo que, tras la reciente cancelación de Constantinople, un pequeño grupo de mineros que ya se habían actualizado para el evento, no descargó el software para suspender la bifurcación. Al parecer, el llamado a actualizarse para el no-fork no llegó a tiempo para algunos mineros, que terminaron en la cadena equivocada.

A pesar de que la bifurcación Constantinople fue discutida ampliamente por la comunidad de Ethereum, su implementación ha sido esquiva. Inicialmente, el hard fork estaba programado para el mes de octubre de 2018, pero algunas fallas detectadas en la red de pruebas llevaron a su postergación para enero de 2019.

 

Imagen destacada por: cunaplus / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Genny Diaz

Comunicadora Social. Adepta a la libertad. Curiosa de las nuevas tecnologías Firme creyente de que los valores y principios sostienen las grandes sociedades.

Mercado Latino

Bitcoin
12.380.542,50 VES
26.910,02 BOB
23.994.988,33 PYG

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad