Seleccionar página

Sobre cómo Ethereum impulsó el desarrollo de mi DApp

Sobre cómo Ethereum impulsó el desarrollo de mi DApp

Mi nombre es Anya y soy la desarrolladora de las CryptoFregatas, una DApp que ha sido tan popular que hasta el presidente de los Estados Unidos posee una. Hoy, cerca de un nuevo aniversario de la blockchain de Ethereum, he decidido mostrar mi gratitud con este proyecto contando mi historia.

Ethereum, que ofrece una plataforma de contratos inteligentes para aplicaciones descentralizadas (DApp), logró impulsar mi aplicación, con la cual he tenido mucha ganancia, y no solo en materia económica, ya que he aprendido mucho de la tecnología gracias a la contribución de los usuarios, que han desarrollado un gran número de versiones de la aplicación que vio la luz en el 2017.

Decidí llamar a mi aplicación CryptoFregatas. En ella, una serie de tokens coleccionables, representados con el ave nacional de Antigua y Barbuda, tienen características únicas y pueden ser criados, apareados y comercializados gracias a ellas. Esta aplicación no hubiera podido tener ningún éxito en plataformas de juegos como la que ofrece la red social Facebook, donde hay juegos similares totalmente gratuitos.

Además, depender de un proveedor de servicios que limite el funcionamiento del juego y que tenga cierto control sobre él, no me llamó mucho la atención. Así que decidí convertirla en una aplicación descentralizada escrita sobre la blockchain de Ethereum.

Una DApp es descentralizada, y como tal, depende de la comunidad de usuarios que hacen uso de ella. Está determinada por un contrato inteligente que determina su función. Por si no lo sabes, un contrato inteligente es un programa que se ejecuta de manera automática solo cuando se cumplen las condiciones que fueron programadas en su código.

Las ventajas de las DApps son muchas, si las comparamos con las aplicaciones centralizadas. Por ejemplo, no es necesario utilizar un procesador de pagos externo como PayPal. En el caso de la DApp que desarrollé, por ejemplo, las fregatas pueden ser vendidas a cambio de ethers. Así, muchos usuarios vieron las potencialidades de este juego, y algunas fregatas llegaron a venderse por miles de dólares. La aplicación que desarrollé fue tan popular que el año pasado congestionó la red de Ethereum, y para este momento ya cuenta con una versión compatible con dispositivos Android.

Al estar escritas en la blockchain, los datos que proporciones a las DApps serán inmutables, y estarán encriptados, por lo que tú serás el único que podrá leerlos y no podrán ser vendidos, como lo habrá hecho una famosa red social en el pasado.

Por otro lado, la confianza en las DApp está garantizada, ya que por ser de código abierto, cualquier persona puede verificar el funcionamiento de la aplicación y comprobar que no haya ningún funcionamiento oculto. No obstante, Ethereum no es la única blockchain que ofrece el desarrollo de DApps. Sin embargo, en materia de desarrollo de juegos, Ethereum es un fuerte competidor, y por eso elegí poner mi confianza en esta red.

Haber elegido a Ethereum además de razones técnicas, tiene razones económicas muy importantes. En el 2016, cuando la DAO de Ethereum sufrió uno de los ataques más importantes en su historia, decidí quedarme del lado de la cadena principal. En ese entonces, un ciberdelincuente logró hacerse con 60 millones de dólares en ethers. Algunos pensaron que el ataque podría haberse prevenido, ya que un grupo de desarrolladores advirtió acerca de la vulnerabilidad mucho antes de que esta hubiera sido explotada.

El hardfork que protegió los fondos de sus usuarios mediante la invalidación de las transacciones realizadas por el ciberdelincuente, generó mucha polémica en la comunidad. Desde el año 2015 yo era parte de los mineros de la red y llegué a compartir la opinión de aquellos colegas que no estaban de acuerdo con que se realizara el hardfork.

Ellos argumentaban que la medida ponía en jaque la descentralización de la red, ya que la decisión atentaba contra la premisa que ellos defendían: “el código es ley”. No obstante, me convenía que el proyecto de Ethereum continuara a flote, porque para ese año las CryptoFregatas ya rondaban en mi cabeza y en la de Nikolay, artista que dibujaría los prototipos de las aves.

Era de esperarse que la criptomoneda de la cadena principal (que ya contaba con el respaldo de muchas compañías en el mundo, incluida Microsoft) mantuviera un precio competitivo frente a la naciente Ethereum Classic. En esa blockchain, la huella del robo permaneció intacta. Hoy el ether continúa siendo la segunda criptomoneda más importante del mercado, con un precio de 465 dólares según CoinMarketCap.

Ya falta cada vez menos para la Era de Hielo de Ethereum, período que dará paso a la implementación de la Prueba de Participación (PoS), e incluso Google ya está trabajando en integrar Ethereum en sus servicios en la nube. Igualmente, los tokens, fichas que los proyectos escriben sobre esta blockchain para realizar sus ICO, no hacen más que multiplicarse. Y aunque la descentralización de la red sigue causando polémica, me atrevería a decir que Ethereum es la mejor blockchain de todas. Después de Bitcoin, claro.

Descargo de responsabilidad: Esta es una obra de ficción. Los nombres, personajes, empresas, organizaciones, lugares, acontecimientos o hechos que aparecen en la misma son producto de la imaginación del autor o bien se usan en el marco de la ficción. Cualquier parecido con personas (vivas o muertas) o hechos reales es pura coincidencia.

Imagen destacada por Tierney / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Zuleika Salgado

Entusiasta de la tecnología blockchain y el arte.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD