miércoles, septiembre 22, 2021
bloque ₿: 701.728
miércoles, septiembre 22, 2021 | bloque ₿: 701.728

Soporte y resistencia en trading: ¿Dónde se mantiene o rompe el precio de bitcoin?

Todo aquel que esté medianamente interesado en el trading de criptomonedas, o en el mercado de bitcoin, alguna vez se ha topado con los conceptos de soporte y resistencia. Son, quizás, dos de los indicadores más útiles para determinar patrones de comportamiento en el mercado y desarrollar estrategias con base en las tendencias del precio de un activo financiero.

No obstante, debido a que se trata de términos técnicos, los traders más novatos suelen desconocer su funcionamiento e incluso minimizar su importancia a la hora de operar en el mercado. Cuando, en realidad, saber identificar las zonas de resistencia o soporte del precio de un activo puede marcar la diferencia entre perder dinero o ganarlo a la hora de invertir.

Debido a que su presencia es clave en el trading, en este articulo profundizaremos sobre los usos que se da a la resistencia y al soporte para operar en mercados como bitcoin.

¿Qué es el soporte y la resistencia de un precio?

Los conceptos de «soporte» y «resistencia» se refieren a un nivel o zona de precio que un activo financiero alcanza en determinados momentos, pero que, por diversas razones, no suele superar o atravesar. En la mayoría de los casos, al alcanzar esta zona, el precio tiende a detenerse para estabilizarse o revertir la tendencia que venía registrando. No obstante, también puede ocurrir que el precio rompa la barrera y se consolide la tendencia.

El soporte, por ejemplo, funciona como una especie de suelo con el que el precio de un activo choca para, generalmente, rebotar parabólicamente o estabilizarse. Es decir, las cotizaciones de una criptomoneda no suelen bajar más allá de esta zona, porque los traders consideran que venderla más barata sería infravalorarla.

Por lo general, las áreas de soporte se encuentran más abajo que el precio actual en el que cotiza la criptomoneda. Asimismo, se le conoce como una zona de demanda, puesto que en ese nivel de precios suele aumentar la cantidad de compradores operando, por lo que el precio no suele bajar más y se revaloriza a mejores cifras.

El área de resistencia, por otro lado, funciona como un techo donde el precio de una criptomoneda alcanza un tope que no puede traspasar, por lo que tiende a caer o estabilizarse. En esta zona, generalmente, el precio de cotización es puesto bajo observación por los traders, quienes tratan de figurar si ese es el valor real de la moneda o si está sobrevalorada.

Al contrario del soporte, la resistencia es un nivel de oferta, puesto que los inversionistas aumentan la toma de ganancias al vender los activos que acumularon al inicio del ciclo. Esta acción hace que el precio se detenga o, incluso, que se revierta a una tendencia bajista.

La zona de resistencia es donde el precio de un activo suele rebotar y retroceder, mientras que el soporte es un área que el precio no traspasa y se recupera. Ambas áreas pueden romperse, lo que da paso a una nueva tendencia en el mercado.

Tal y como podemos ver, el soporte y la resistencia son indicadores que reflejan áreas en una gráfica de precio que son de interés para el trader, puesto que facilitan identificar niveles en donde aumenta la incertidumbre en el mercado. Por medio de la oferta y la demanda, los traders se ponen de acuerdo en estas zonas con respecto a si el precio de una criptomoneda está demasiado caro o barato.

Es importante aclarar que la resistencia y el soporte no se trata de cifras exactas o concretas, sino más bien de un sector en las cotizaciones del mercado donde existe mayor preponderancia de poder de venta o compra.

Por si fuera poco, las áreas de soporte y resistencia no son siempre precisas y tienen la capacidad de mutar. Dependiendo del comportamiento del mercado y los diversos factores que afectan su desempeño, alguna de estas zonas puede romperse y dar paso a un nuevo patrón de comportamiento. De esta manera, una antigua área de soporte que cedió se puede convertir en un nuevo nivel de resistencia o viceversa.

Una antigua zona de resistencia se puede convertir en un nuevo nivel de soporte si el precio de un activo rompe dicha barra y se consolida.

Un ejemplo de esto ha sido el precio de bitcoin, cuyas zonas de resistencia y soporte han cambiado constantemente en los últimos años. Cuando a mediados de 2020 su precio no alcanzaba a superar el área de los 30.000 dólares, para junio del 2021 este nivel ha sido considerado como un punto de soporte. O sea, luego de que bitcoin rompió el techo de los 30.000 dólares por unidad, este nivel paso a ser una especie de suelo que contenía el precio de la criptomoneda.

Otro aspecto clave del soporte y la resistencia es que ambas áreas se conforman a corto plazo. Con esto queremos decir que el mercado está en constantes fluctuaciones, por lo que suele posicionar nuevos pisos y techos para su precio. No obstante, se puede hablar de un área clave de soporte y resistencia solo si dicho nivel se mantiene con el paso del tiempo. De esta manera, si el precio de un activo suele revertirse en varias oportunidades cuando llega a esta zona, estamos frente a un indicador confiable que refleja un patrón de comportamiento para los traders y que hace más difícil que el precio pase de este nivel.

¿Para qué se usan los niveles de resistencia y soporte en el trading de bitcoin?

La resistencia y el soporte se tratan de dos herramientas fundamentales para analizar el comportamiento del mercado y crear estrategias con base en los datos que arrojan. Por ejemplo, dichos indicadores señalan en tiempo real áreas de un gráfico de precio donde existe mayor probabilidad de que el precio de una criptomoneda (como bitcoin) tenga una reversión o una pausa en su ascenso/descenso.

Al tratarse de una barrera comercial, los operadores pueden esperar que cuando el mercado llega a esa zona, la mayoría de las veces tendrá un comportamiento similar. No obstante, si ocurre lo contrario y el precio de la criptomoneda logra romper la barrera, entonces también se puede prever que se acelere la tendencia que venía registrando el precio y se consolide dicho patrón de mercado.

Asimismo, los puntos de resistencia y soporte son considerados zonas de mayor liquidez, puesto que cuando el activo alcanza este precio suele existir mucho movimiento comercial. Los comerciantes, entre ellos los de gran capital, por ejemplo, ballenas o market makers en general, suelen utilizar estos indicadores para conformar sus estrategias. Cuando el precio llega en esta zona, los comerciantes suelen entrar o salir de posiciones para beneficiarse de la subida del mercado o evitar pérdidas cuando el precio se desploma.

No resulta extraño que un trader venda sus bitcoins cuando el precio está a punto de tocar el techo de resistencia o compre cuando haya rebotado del nivel de soporte. Debido a ello, los comerciantes suelen monitorear ambos indicadores a la hora de llevar a cabo un análisis técnico (AT) de una criptomoneda.

En el caso de la gestión de riesgo, una de las herramientas más importantes para minimizar las pérdidas en el trading, también ambas áreas son de suma importancia para equilibrar las estrategias comerciales. El área de soporte de un activo se puede convertir, a la hora de hacer una estrategia, en el punto más bajo que puede alcanzar el precio de la criptomoneda para que la operación no genere pérdidas. Los comerciantes suelen colocar sus órdenes de stop-loss, que no son más que órdenes de venta automáticas, en un precio cercano o dentro del área de soporte.

Los traders suelen poner sus órdenes de stop-loss cerca de la zona de soporte, mientras que las ordenes take-profit se posicionan en el área de resistencia.

Por el contrario, las zonas de resistencia pueden ser los lugares predilectos de los comerciantes para tomar beneficios de sus operaciones, tal y como hemos mencionado antes. Por medio de una orden take-profit ubicada cerca de esta área, el trader puede recoger ganancias sin exponerse a una reversión del precio. De esta manera, los comerciantes más experimentados conforman sus estrategias con base en ambos indicadores.

Tipos de resistencia y soporte: ¿cómo calculo estas áreas claves de precio?

Existen diversas maneras para calcular cuál es el área de soporte y resistencia que registra el precio de una criptomoneda en determinado momento. Así como lo mencionamos anteriormente, ambos indicadores pueden ser imprecisos y varían según la percepción de cada operador.

Los operadores pueden identificar estas zonas por medio de datos fijos —como los niveles psicológicos o las zonas de oferta/demanda— o con herramientas dinámicas —como lo son las líneas de tendencia, la media móvil o los niveles Fibonacci—.

Soporte y resistencia estática

Se conoce como soporte o resistencia estática cuando dicha área se calcula con base en datos concretos, que pueden ser constantes y/o repetitivos. Por ejemplo, algunos traders utilizan las bases de la psicología del mercado para calcular un posible nivel de precio que genere reacciones entre los comerciantes. O, también, puede ser alguna zona en donde se acumule mayor oferta y demanda de criptomonedas.

De esta manera, los indicadores estáticos suelen ser cifras permanentes, en donde existe gran expectativa de que el mercado reaccione de determinada manera al momento de alcanzarlas.

1. Resistencia o apoyo psicológico:

Cuando hablamos de un indicador estático de resistencia o soporte, la psicología del mercado destaca como una de las herramientas más utilizadas. De esta manera, los traders evalúan posibles áreas críticas de comercio dependiendo de cómo los humanos reaccionan e interactúan comúnmente con los valores.

A diferencia de otras formas de calcular estas zonas, la resistencia o soporte psicológico suelen ser números redondos que pueden tener gran impacto en el imaginario colectivo. Precios como 1 dólar, 10.000 o 100.000 dólares son puntos claves que puede alcanzar un activo en su vida histórica de cotizaciones, puesto que cuando el precio supera una de estas áreas provoca grandes reacciones entre los comerciantes.

Los niveles de resistencia y apoyo psicológico son cifras de gran relevancia para la comunidad del activo que se cotiza

Pongamos un ejemplo, cuando bitcoin superó a principios del 2017 los 1.000 dólares por unidad, el mercado reaccionó a este hecho histórico. En un principio ocurrió un retroceso, manteniéndose la moneda en un valor que oscilaba entre los 700 y los 900 dólares. Sin embargo, para el mes de abril de ese año, BTC rompió nuevamente ese punto de resistencia psicológica y lo consolidó, el ascenso por encima de los 1.000 catapultó nuevos récords de precio y a pocos meses llegaba a más de 10.000 dólares por unidad.

2. Zonas de gran oferta y demanda:

Otra forma de identificar un área de precio importante para una criptomoneda como bitcoin, es haciendo una revisión histórica sobre zonas que anteriormente han acumulado una gran cantidad de ofertas o demandas en el pasado.

No son pocas las áreas de precio en un mercado en donde se ha registrado un desbalance de compradores y vendedores, el cual generó un movimiento explosivo en el precio. Al volver a visitar dichas áreas, el precio suele comportarse como si estos lugares fueran puntos de resistencia o soporte importantes.

Por ejemplo, cuando bitcoin superó a principios del 2021 los 45.000 dólares, que era su mayor barrera registrada hasta el momento, el precio se disparó en cuestión de días hasta alcanzar los 50.000 dólares por unidad. Sin embargo, cuando meses después la tendencia alcista se revirtió, se consideraba los 45.000 dólares una zona de soporte segura.

3. Precio máximo y mínimo de las velas japonesas:

Si estás tras la búsqueda de un área de resistencia o soporte para tu comercio intradía con solo ver las gráficas de precio, entonces los indicadores de precio máximo y mínimo de las velas japonesas pueden ser una señal de un área en específico en donde se concentra una gran cantidad de operaciones de compra y venta.

En CriptoNoticias tenemos un artículo especializado en cómo aprender a leer un gráfico de velas, que es una de las herramientas más utilizadas por los traders de criptomonedas. Para refrescar tu memoria, digamos que los gráficos de velas registran en tiempo real el precio más alto y bajo que alcanzó un activo en determinado momento.

La mecha de una vela japonesa refleja el precio máximo y mínimo que están dispuestos a pagar los traders por una criptomoneda en un momento determinado.

Esto significa que tienen la capacidad de monitorear cuál es el precio máximo y mínimo que están dispuestos a pagar los traders por dicho activo. Debido a ello, algunos operadores pueden hacer un estudio sobre cuáles son los precios con los se oferta una criptomoneda en un periodo de tiempo y concluir si existe un valor dominante, donde el precio no suele bajar o subir más después llegarse a cotizarse en ese nivel.

Tipo de soporte y resistencia dinámica

En cuanto a los soportes y resistencias dinámicos, vale señalar que se trata de áreas que se pueden calcular por medio de herramientas técnicas (AT). En este caso, a diferencia del tipo estático, no son cifras fijas o áreas inamovibles; sino más bien de una serie de puntos o zonas que tienen mayor preponderancia a funcionar como una barrera en el precio.

Suelen ser un tipo de indicador más fiable que aquellos que entran en la clasificación de resistencias y soportes estáticos. Esto se debe a que suelen mutar conforme avanza el precio e interactúan los operadores, conformándose con base en los patrones que registra el precio del activo para el momento en que se realiza el análisis técnico.

1. Línea de tendencia

Basados en el estudio de gráficos y patrones clásicos dentro de ellos, las líneas de tendencias son una de las herramientas más utilizadas para identificar una barrera de resistencia o soporte en el precio de un activo. Se trata de líneas perpendiculares que se conforman a partir de varios puntos o zonas de interés en un gráfico. De esta manera, se pueden ilustrar formas típicas como triángulos, cuñas o hombros/cabeza, que describen un comportamiento particular entre las órdenes de compra y venta de los operadores.

Las áreas de soporte y resistencia suelen coincidir con las líneas de tendencia trazadas por los traders. Esto se debe a que, uno de estos trazos describe el movimiento de los precios más bajo que ha alcanzado el activo en un tiempo determinado, mientras que la otra está siguiendo los puntos de precio más altos con los que ha cotizado ese mismo activo. De esta manera, se puede notar en qué área los vendedores o compradores ganan dominancia sobre el precio la mayoría de las veces.

Por medio de los patrones de gráficos, un trader puede prever una futura tendencia en el precio y guiarse por zonas donde el activo tiene mayor resistencia/soporte.

Cuando el precio de un activo sobrepasa las líneas de tendencia calculadas por el trader, se puede decir que estamos frente a la ruptura de un patrón. Es decir, hay quiebre en el comportamiento que viene registrando el mercado y, por ende, se puede estar conformando una nueva tendencia para el activo criptográfico.

2. Media móvil Simple

La Media Móvil Simple (MMS), que es uno de los indicadores más populares en el mundo financiero, es otra de las herramientas que se usa para calcular en qué zona de precio se encuentra una brecha de resistencia o soporte. Se trata de un cálculo aritmético, basado en periodos de tiempo, que se usa para analizar conjuntos de datos y crear un promedio de precios.

En el caso del trading, la media móvil simple toma el precio medio de cierre del activo en un periodo de tiempo y lo divide por el número de periodos en que se registró dicho patrón. De esta manera, la herramienta hace posible que un trader pueda identificar una tendencia dominante, el precio real que tiene un activo y sus puntos claves de comercio (tales como una brecha de resistencia o de soporte).

Cuando una media se dibuja en un gráfico de precios, hay un punto en que el precio en vivo del mercado suele comportarse de una manera similar a la línea trazada por la herramienta. Gracias a ello, un trader puede identificar puntos exactos en donde existen oportunidades para entrar al mercado o salir, sirviéndole así como indicador de que está frente a una zona de resistencia o soporte.

Con la media móvil, los traders no tiene que calcular la zona de resistencia y soporte por sí mismos, puesto que está se refleja gracias a la herramienta sobre el gráfico.

Al igual que las líneas de tendencia, la media móvil no representa zonas fijas de precio. Es un indicador que suele cambiar constantemente con el paso del tiempo, puesto que se encuentra evaluando datos claves del mercado mientras estos mutan segundo a segundo y reacciona rápidamente a cambios los patrones de comportamiento. En este sentido, puede ser una forma mucho más precisa de calcular la resistencia y soporte de un activo.

Aunque se encuentra disponible en diversas gráficas de precio y plataformas financieras de forma automática, el comerciante es el encargado de calibrar los datos con base en su estrategia para así poder identificar qué está pasando en el mercado y si le conviene abrir una posición en ese momento.

3. Retroceso de niveles Fibonacci:

Los niveles Fibonacci son otros de los indicadores de análisis técnico que pueden ser utilizados para predecir puntos clave de soporte y resistencia. Esta herramienta es capaz de calcular puntos de retroceso en el precio de relevancia para el mercado, fijándolos en puntos específicos de la gráfica que se identifican bajo los porcentajes 38,2%, 50%, 61,8% y 100% del tramo.

Cuando un precio va describiendo una tendencia, ya sea de alza o caída, la serie Fibonacci va estipulando una brecha de soporte o resistencia en las zonas anteriormente mencionadas de la gráfica. Estos lugares se convierten en zonas claves de comercio, por lo que, si el precio logra superarlas o romperlas, entonces se estaría frente a un cambio de dinámica o la consolidación de una tendencia.

Los niveles Fibonacci monitorean el porcentaje de reversión o aumento en el precio de una criptomoneda.

Pongamos un ejemplo. Bitcoin sube de los 50.000 dólares hasta los 60.000 dólares por unidad, pero luego empieza a bajar de precio. Ya se fijó que para aproximadamente los 56.000 dólares hay un soporte de precio, también los hay en los 55.000, en los 53.000 y en los 50.000 dólares. Si el precio logra romper alguno de estos soportes, dicho punto tiene una gran probabilidad de convertirse en una zona de resistencia y ahora al precio le costara subir desde ese lugar.

Con los niveles Fibonacci cerramos el tema de la resistencia y soporte en trading. Una herramienta, que tal y como hemos podido ver, resulta de gran ayuda para entender el comportamiento del mercado, la psicología detrás del precio de un activo y las zonas claves de comercio.