BTC $ 9,669.78 1.88% / Ƀ 1.00 -2.24%
ETH $ 245.99 4.20% / Ƀ 0.02544 2.29%
EOS $ 2.72 2.02% / Ƀ 0.0002815 0.36%
LTC $ 47.73 4.26% / Ƀ 0.004934 2.34%
XRP $ 0.2048 1.59% / Ƀ 0.00002119 -0.28%
DASH $ 78.46 0.94% / Ƀ 0.008114 -0.66%
DCR $ 18.37 1.12% / Ƀ 0.001900 1.12%
XMR $ 67.54 1.64% / Ƀ 0.006985 -0.44%
ZEC $ 53.10 3.71% / Ƀ 0.005484 1.80%
ETC $ 7.00 1.26% / Ƀ 0.0007235 -0.54%
XTZ $ 3.04 6.12% / Ƀ 0.0003140 4.42%
BTC $ 9,669.78 1.88% / Ƀ 1.00 -2.24%
ETH $ 245.99 4.20% / Ƀ 0.02544 2.29%
EOS $ 2.72 2.02% / Ƀ 0.0002815 0.36%
LTC $ 47.73 4.26% / Ƀ 0.004934 2.34%
XRP $ 0.2048 1.59% / Ƀ 0.00002119 -0.28%
DASH $ 78.46 0.94% / Ƀ 0.008114 -0.66%
DCR $ 18.37 1.12% / Ƀ 0.001900 1.12%
XMR $ 67.54 1.64% / Ƀ 0.006985 -0.44%
ZEC $ 53.10 3.71% / Ƀ 0.005484 1.80%
ETC $ 7.00 1.26% / Ƀ 0.0007235 -0.54%
XTZ $ 3.04 6.12% / Ƀ 0.0003140 4.42%

RSK: plataforma de contratos inteligentes sobre Bitcoin

Este artículo fue patrocinado por IOVLabs.


Seguro recuerdas los contratos inteligentes, ya hemos hablado de ellos: son algoritmos digitales construidos en una cadena de bloques para llevar a cabo una transacción automática, previamente acordada entre dos o más partes. Es decir, sirven para hacer acuerdos y aplicaciones descentralizadas dentro de la blockchain.

Uno de los grandes sospechosos de ser Satoshi Nakamoto, el criptógrafo estadounidense Nick Szabo, fue quien acuñó el término por primera vez cuando publicó el documento titulado “Formalizar y asegurar relaciones en redes públicas” en 1997. Durante ese año no existía la tecnología necesaria para “incrustar” contratos digitales en el mundo real, como él proponía. Claro que entonces llegó Bitcoin en 2009 y todo cambió —para mejor, por supuesto. La tecnología detrás de la primera criptomoneda podría permitir crear estos contratos… aunque no así nada más.

Resultó que la blockchain de Bitcoin no era tan idónea para eso en específico. Así, empezaron a surgir desarrolladores que decidieron tomar la arquitectura (el concepto) de la tecnología y modificarla especialmente para permitir la programación de contratos inteligentes. De ahí surgen Ethereum, Stellar, EOS y etcétera.

Y, aun así, ¡giro inesperado! ¿Y qué tal si se pudieran hacer contratos inteligentes apoyándose en la blockchain de Bitcoin, que es la más segura y estable? Pues sí, se puede. Para eso sirve la cadena lateral de RSK.

¿Qué es una cadena lateral?

La clave está en su nombre. En estos casos, tenemos una blockchain principal —digamos que es Bitcoin—, y a su lado —lateralmente— corre en paralelo una blockchain independiente que se une a ella con una especie de “puente” llamado conector bidireccional (two-way peg). Por este puente “cruzan” las criptomonedas de la blockchain principal para alimentar a la secundaria, que tiene funciones adicionales.

Aunque cuando decimos “cruzan” en realidad hablamos de una ilusión, porque lo que sucede es que la cadena lateral tiene su propio token equivalente a la criptomoneda de la cadena principal. Así, cuando un usuario necesita acceder a las funciones de la cadena lateral, transfiere desde su monedero en la cadena principal la cantidad de criptomonedas que necesite a una dirección multifirma en ella donde permanecen bloqueadas.

Una vez bloqueadas las criptomonedas en la cadena principal, la misma cantidad de tokens equivalentes se desbloquea en la cadena secundaria. Y viceversa, si quieres de vuelta el saldo de tus criptomonedas en la blockchain principal para utilizarlas fuera de la cadena lateral.

Por ejemplo, digamos que quieres usar la cadena lateral RSK, así que bloqueas en la blockchain de Bitcoin un BTC. Ese BTC se congela fuera de tu alcance, pero a cambio tienes ahora 1 RBTC en la cadena lateral RSK y con ese RBTC puedes empezar a pagar las pequeñas cantidades que exigen las transacciones para crear contratos inteligentes o hacer pagos instantáneos. Como ves, las cadenas laterales son útiles y no tan intimidantes como suenan.

Ahora sí llegamos a RSK —anteriormente QixCoin o Rootstock, por si te suena

Logo-RSK-Smart-Contracts
Logo de RSK. Fuente: Facebook RSK.

Bueno, ahora que te explicamos el concepto, ya te podemos decir con propiedad que RSK es una cadena lateral que funciona con Bitcoin como blockchain principal. ¿Y cuál es la función adicional que ofrece y que no podemos encontrar en la blockchain de Bitcoin? Contratos inteligentes complejos, al igual que en Ethereum y compañía, pero en una blockchain asegurada por el poder de procesamiento de la red Bitcoin.

Aunque cabe acotar que, si algo llegara a fallar con estos contratos, incluso diseños maliciosos, la falla o el ataque quedaría confinado dentro de la cadena de RSK y no afectaría en lo absoluto a Bitcoin. Lo opuesto también es válido, pues ambas blockchain están aisladas entre sí y son sistemas independientes.

Tal como lo explica su Libro Blanco, RSK —abreviatura para Rootstock— es la fusión de dos plataformas: QixCoin y Ethereum. QixCoin, nombre con el que inició RSK, fue un proyecto de blockchain con criptomoneda propia que pretendía desarrollar una máquina Turing completa con pago por ejecución de cada tarea —lo que ahora es el “gas” en Ethereum. De esta última red toman ideas para la interfaz y la máquina virtual (VM), además de adoptar su mismo lenguaje de programación: Solidity, una especie de mezcla entre JavaScript, Python y también C++, especialmente diseñado para crear contratos inteligentes.

Vale mencionar que en 2015 QixCoin evoluciona a RSKLabs, la cual en noviembre de 2018 se convierte en RIFLabs y en mayo de 2019 se renueva a IOVLabs, por Internet of Value (Internet del Valor), para diferenciar la compañía de sus productos RSK y RIFOS.

Así se validan las transacciones en RSK

Bitcoin usa Prueba de Trabajo (PoW) para validar las transacciones y añadir bloques a su cadena, RSK usa PoW para hacer lo mismo. Ahora bien, dado que RSK es una cadena lateral de Bitcoin, utiliza su mismo algoritmo de minado, el SHA256. Esto es lo que permite realizar la minería fusionada (de la que hablaremos más adelante) para ambas cadenas sin requerir equipos extra ni pérdida de poder de cómputo.

Claro que en RSK se agregan al menos tres factores que no están en la red Bitcoin: la Federación RSK, la minería fusionada y DECOR+. Hablemos de la primera para comenzar.

¿Recuerdas que antes mencionamos que para usar una cadena lateral el usuario debe enviar criptomonedas de la principal y estas se bloquean en una dirección multifirma? Pues bien, ¿acaso no te preguntaste quiénes manejan esa última dirección donde quedan congeladas tus monedas?

La respuesta por aquí es la Federación RSK: un grupo de 15 miembros en un sistema semi-intermediado, los cuales se encargan de congelar y descongelar los BTC según sea necesario. Esos 15 miembros son mayormente compañías destacadas del ecosistema con capacidad técnica para mantener y administrar su propio nodo. A cambio de sus servicios, la Federación recibe el 1% de las comisiones por transacción generadas en RSK.

Por otra parte, si se diera el caso de que se quiera cambiar a algún o algunos miembros de la Federación, cada uno de los miembros actuales deberá votar por medio de un contrato inteligente público para aceptar o rechazar a los nuevos miembros. Para tal proceso se daría una semana, de modo que, si a los usuarios no les agrada la nueva Federación, tendrían tiempo de retirar sus BTC.

RSK RIFOS Bitcoin Evolucion
Evolución del ecosistema Bitcoin mediante RSK. Fuente: IOVlabs.

¿Qué es la minería fusionada?

Vamos ahora con la minería fusionada, un término que puede sonar un poco aterrador, pero no tiene mucha ciencia. Básicamente, se trata de minar dos o más criptomonedas distintas al mismo tiempo, con las soluciones de minería de una sola de ellas, los mismos equipos y casi el mismo software. O sea, una oferta de dos por uno (¿o tres y más por uno?) en minería.

Para que el ofertón sea posible, sin embargo, las criptomonedas a minar deben tener el mismo algoritmo y una de ellas, conocida como la cadena auxiliar, deberá tener su código ya modificado para permitir este procedimiento.

Como te habrás figurado, este es el método que utiliza RSK para validar sus transacciones y encadenar bloques nuevos a su red. Bitcoin y RSK comparten el mismo algoritmo (SHA-256) y RSK actúa como la cadena auxiliar.

La cuestión va así: los pools de minería de Bitcoin incluyen una referencia a un bloque de RSK en cada trabajo que envíen a sus mineros. Cada vez que ellos encuentren una solución al acertijo hash, pueden pasar tres cosas:

  • Dicha solución satisface la dificultad de la red Bitcoin y de RSK, así que se envía a ambas redes para el ensamblado de un nuevo bloque y su publicación en la red;
  • La solución sólo es compatible con RSK porque esta cadena tiene menor dificultad que la red Bitcoin, así que sólo es enviada a ella; o bien,
  • La solución no es compatible con ninguna de las dos cadenas y no se envía.

En los dos primeros casos, el minero recibe comisiones extra de parte de RSK. Este proceso de minería se realiza con la potencia utilizada en la minería de Bitcoin y, a su vez, realiza minería fusionada para RSK y no tiene un costo o impacto adicional para los mineros.

Para este octubre de 2019, RSK tiene un poco más del 40% del hashrate de la red Bitcoin, convirtiéndola en una de las plataformas de contratos inteligentes más seguras del mundo. No obstante, en un futuro próximo planea incrementar aún más su seguridad incentivando la incorporación de nuevos pools a la minería fusionada con Bitcoin, hasta el 60% del hashrate.

¿Qué es DECOR+ y con qué se come?

A ver, empezaremos con que DECOR es un acrónimo para DEterministic COnflict Resolution (Resolución de conflicto determinista). Se trata de un protocolo cuyo principal objetivo es que los mineros no jueguen sucio y se repartan de forma justa las recompensas.

Paremos aquí para hablar de ese juego sucio llamado “minería egoísta”. Este se da cuando un grupo de mineros listillos confabulan entre ellos para reunir mayor poder de minado que los demás, minar una cadena más larga y secreta, y añadirla más tarde a la blockchain pública, reemplazando así a los bloques nuevos añadidos por otros mineros con menor capacidad y arrebatándoles su recompensa.

DECOR+ previene este tipo de comportamiento en la cadena de RSK. En el caso de un conflicto en un bloque, es decir, que más de un minero halló una solución al mismo tiempo; este sistema se asegura de que la totalidad de los mineros escoja el mismo bloque para seguir construyendo la cadena. Ese bloque será el que deje mayor recompensa para todas las partes involucradas, tanto para los mineros en conflicto como para los demás. Y el proceso es automático, por lo que ni siquiera debe haber interacción entre los mineros.

Minería-egoísta-DECOR-RSK
DECOR+ previene el comportamiento egoísta entre los mineros. Fuente de la imagen: Prazis Images / stock.adobe.com

Asimismo, DECOR+ permite la creación de una política de incentivos por parte de todos los mineros para asignar recompensas a los bloques dependiendo de las circunstancias. De esa forma, por ejemplo, si se quisiera incentivar el minado de cierto tipo de bloques, se puede aumentar la recompensa para estos.

Algunos parámetros interesantes de RSK

Ya que hablamos de las transacciones en RSK, bien podemos mencionar otros detalles importantes al respecto; como los costos, eso es interesante para cualquiera. En promedio, cada transacción costaría unos 0,046 dólares, mientras que en Bitcoin el promedio es de 0,24 dólares. Todo dependiendo de las circunstancias de cada red, por supuesto.

En cuanto a la velocidad, RSK puede alcanzar 10 transacciones por segundo (TPS) hacia cadenas externas y 20 TPS dentro de su misma plataforma, con un promedio de 30 segundos para confirmar cada transacción individual. No obstante, en mayo de 2019 IOVLabs estrenó RIF Lumino, una solución de tercera capa (de la que hablaremos también más tarde) que permitiría a proveedores de pago lograr hasta 5.000 TPS.

Podemos mencionar también que la cadena de RSK es igual de cuasi anónima que Bitcoin, pero más adaptable a la implementación de mecanismos de privacidad como CoinJoin, firmas de anillo o prueba de conocimiento cero. Y pese a la existencia de la Federación, las decisiones importantes acerca de la plataforma se toman contando con cinco votos, cada uno de los cuales se da a mineros, usuarios de RSK y Bitcoin, la Federación, desarrolladores de RSK y Bitcoin Core y ONGs de Bitcoin o Ethereum, respectivamente.

Hablemos de RIFOS para construir como en AWS

Quizás esto sólo te puede interesar si eres programador, pero igual si no lo eres te lo vamos a contar: para poder construir una página web o aplicación se necesita recurrir a ciertos servicios digitales, como almacenamiento, bases de datos, potencia de cómputo y otras cosas más. Es infraestructura básica, como los ladrillos con los que puedes llegar a construir una casa.

Pues bien, para las páginas y aplicaciones tradicionales —centralizadascof— existen terceras partes que ofrecen esa infraestructura ya lista para que los programadores construyan con esos servicios lo que a ellos les dé la gana. Una de esas terceras partes es Amazon, que ofrece su paquete Amazon Web Services (AWS) para facilitar bastantes los procesos.

Sin embargo, en el mundo descentralizado, esos “ladrillos digitales” rara vez vienen en la plataforma que el programador pretende usar para construir aplicaciones descentralizadas; así que ese programador ingenuo tiene que construirlo todo desde el principio, incluidos los “ladrillos”. Pensando en ese problemilla RSK creó el RSK Infraestructure Framework Open Standard (Marco abierto de infraestructura de RSK), o más corto, RIFOS.

Logo-RIF-OS-RSK
Logo de RIFOS. Fuente: Twitter RIFOS

RIFOS es un conjunto de protocolos abiertos de infraestructura descentralizada que se transmiten en contratos inteligentes basados en la blockchain de RSK para permitir un desarrollo más rápido, más fácil y escalable de aplicaciones distribuidas (dApps). O, en otras palabras, es la plataforma donde se pueden encontrar los ladrillos digitales descentralizados que los programadores estaban necesitando para construir sus cosillas.

Las funciones de RIFOS

Entre los servicios iniciales de esta plataforma se incluyen un Directorio (servicio de nombres), Pagos (protocolo de pago fuera de cadena), Data (almacenamiento y transmisión de datos), Comunicaciones (un enrutamiento seguro, sesión y protocolo de comunicaciones cifradas) y Entradas (un protocolo de interoperabilidad que incluye transferencias de cadena cruzada y servicio de oráculos).

Asimismo, otros usuarios y terceras partes podrán ofrecer sus propios servicios, estarán disponibles varios paquetes de API y la red funcionará con su propio “combustible”, el Root Infrastructure Framework Token, o mejor, token RIF. Ya sé lo que piensas: ¿qué ya no tenía RSK su propio token, el RBTC? Pues sí. La aparición del token RIF no implica que se vaya a reemplazar al RBTC, sino que cada uno funciona en su propia red y para sus propios propósitos.

¿Y para qué es necesario un token adicional si ya existía el otro? Te preguntarás. Pues verás, RBTC es usado en la blockchain RSK para pagar los costos computacionales de los contratos inteligentes desarrollados sobre ella, similar a como se usa el Ether en la blockchain de Ethereum. En cambio, el token RIF está destinado a permitir que cualquier tenedor del token consuma cualquier servicio que sea compatible con los protocolos del sistema operativo RIF. Dichos servicios pueden incluir servicios de infraestructura desarrollados por terceros y cualquier otra aplicación que pueda implementarse en RIFOS que acuerde aceptar tokens RIF como un medio para acceder/consumir el servicio o la aplicación.

RIFOS pretende ser una plataforma que no sólo sirva a los desarrolladores en una sola blockchain, sino una capa de infraestructura fuera de cadena (off-chain) que inicialmente se construye sobre el ecosistema RSK, pero que se integrará en un futuro con otras plataformas especializadas en contratos inteligentes como Ethereum y EOS. Para hacerlo, es importante tener un token que sea neutral para cualquiera de esas redes y cuyo precio se defina en relación con la oferta y la demanda de servicios de infraestructura, sin depender del precio particular de la criptomoneda nativa de la red (RBTC, ETH, EOS, etc.).

Desde la perspectiva del usuario puede que no plantee ninguna fricción adicional, ya que en un futuro cercano las DEX (casas de cambio descentralizadas) o los intercambios atómicos podrían proporcionar una conversión instantánea entre las monedas nativas de las redes donde los protocolos RIF OS están integrados y el token RIF.

Para hacernos una idea general, el ecosistema de RIFOS estaría conformado por los usuarios de las dApps, las dApps, interfaces de desarrollo (API y bibliotecas) y los servicios que ya mencionamos antes (Directorio, Pagos, etc.). A esto se sincronizaría la cadena lateral de RSK, la cual, a su vez, se conecta con Bitcoin. Justo así:

Ecosistema-RIFOS-RSK-blockchain
Componentes del ecosistema RIFOS. Fuente: Libro Blanco.

La alianza con Azure

¿Recuerdas que al principio mencionamos AWS como algo similar —pero centralizado— a RIFOS? Pues otra de esas opciones es Microsoft Azure, un mercado en línea que también ofrece distintos servicios de infraestructura para desarrolladores. Sólo que Microsoft no pone allí tan solo herramientas que se utilicen dentro de sus propios sistemas, sino que forja alianzas con distintos actores para ofertar también “servicios puente” hacia estas.

Uno de esos actores desde abril de 2019 es IOVLabs, así que ahora los programadores pueden encontrar en Azure un nodo completo de la blockchain de RSK. Este se instala y administra de forma prácticamente automática, sin necesidad de servidores locales ni de mantenimiento manual. De esa forma, los desarrolladores pueden experimentar con las funciones de este sistema a bajo costo y tras una instalación rápida, de un solo click.

RSK-alianza-Microsoft-Azure
RSK se integra a Azure. Fuente de la imagen: Medium RSK

Esta ha sido una de las pocas blockchains públicas en lograr incursionar en este mercado; muy usado por compañías de todo tipo, por cierto. Ahora, además de contar con RIFOS, los programadores también tendrán fácil el manejo del nodo y ni siquiera tienen que conocer mucho sobre blockchain para poder construir una aplicación descentralizada. Los ladrillos y pilares digitales ya están hechos y listos para ser usados en nuevos edificios.

Planes de escalabilidad

Recordemos que la escalabilidad en el entorno de las criptomonedas es esa palabra que todos insisten en repetir, aunque pocos saben lo que en verdad significa, y muchos menos son los que tienen ideas para llevarla a cabo. Cuando decimos “escalabilidad” nos referimos a la capacidad de “escalar”, de crecer de una plataforma.

Eso quiere decir que una cadena es escalable cuando puede pasar sin problema de hacer S transacciones al día a hacer XXL transacciones al otro día, más o menos. Soporta la demanda de nuevos usuarios sin afectar la calidad de su funcionamiento… que no se queda pegada porque todos la estén usando a la vez, vamos.

A la fecha, cada blockchain en existencia tiene su propia capacidad en cuanto a usuarios y esta suele medirse en transacciones por segundo (TPS). Por ejemplo, Bitcoin puede procesar apenas de 3 a 7 TPS, aunque esto lo compensa con la seguridad y estabilidad de su plataforma. Hay otras mucho más veloces, pero también menos seguras. Es por ello que RSK decidió basarse en Bitcoin; si bien, esto no significa que no tengan sus propios planes para superar su actual récord de 20 TPS.

Propuestas de mejora

Tal como en Bitcoin, los colaboradores de RSK pueden hacer sus propias Propuestas de Mejora (RSKIP) a través de GitHub, en donde se discuten, se modifican y, si todo sale bien, se adoptan. Ahora mismo, entre las 139 RSKIPs existentes, al menos 75 pretenden aumentar la escalabilidad de RSK.

RSK-mejoras-escalabilidad-bitcoin
RSK pretende ir mejorando su escalabilidad con el tiempo. Fuente de la imagen: Angelov / stock.adobe.com

Claro que no podemos hablar de todas por aquí, si quieres conocerlas y formar parte puedes ir a GitHub. Pero podemos decir que la estrategia general de escalabilidad de RSK es hacer cada vez más con cada vez menos. O, más específicamente, reducir cada vez más los recursos consumidos por las transacciones dentro de la cadena y comprimir la blockchain todo lo que se pueda, sin afectar la calidad de su funcionamiento, sino todo lo contrario.

Respecto a esa meta, podemos mencionar un par de propuestas destacables: la RSKIP53 (o protocolo LTCP) y la RSKIP04 (transacciones paralelas). El protocolo LTCP pretende reducir el tamaño de las transacciones utilizando una técnica llamada compresión delta, que básicamente toma una versión original de la data —las transacciones— como “plantilla” para no repetir el mismo contenido en la siguiente, sino sólo guardando los bytes modificados. Asimismo, con LTCP se eliminarán las firmas de las transacciones y en su lugar se firmarán sólo cadenas de transacción.

Con RSKIP04, por su parte, se agregaría un nuevo campo al encabezado de cada bloque para indicar a los mineros cómo repartir las transacciones en conjuntos y cómo los nodos completos deben procesarlas en paralelo (simultáneamente) de forma segura. Así se ahorraría espacio y se ganaría velocidad.

Con la implementación de estas dos propuestas, RSK calcula que podría llegar hasta las 100 TPS, pero su objetivo final no se queda allí, sino que planean llegar hasta las 20.000 TPS utilizando RIF Lumino.

La red RIF Lumino

A estas alturas ya debes saber qué es la Lightning Network (LN), ¿no? Te lo recordamos por si acaso: es una red de pagos descentralizada fuera de cadena que funciona para realizar… pues… pagos de forma instantánea con BTC, sin importar el tamaño de la transferencia. Para ello, se abren canales de pago alternos. De hecho, LN está diseñada para permitir que transfieras unos centavitos o menos sin que se vayan en comisiones. Se considera una solución de “segunda capa” pues está construida sobre la blockchain de Bitcoin, de modo que las transacciones se realizan fuera de la cadena principal para que sean instantáneas y se añade la última transacción previa al cierre del canal de pago.

Logo-RIF-Lumino-RSK
Logo de la red RIF Lumino. Fuente: Libro Blanco.

La red RIF Lumino es algo muy similar, sólo que es descrita como una solución de “tercera capa” pues está basada en la cadena de RSK, que a su vez se apoya en la blockchain de Bitcoin. Con este nuevo canal, es posible realizar pagos fuera de cadena con cualquier token desplegado dentro de RSK de forma casi instantánea, segura y con comisiones mínimas. Además, Lumino ha sido integrada con el servicio de nombres de RIFOS, por lo que en lugar de tener que usar direcciones alfanuméricas los usuarios podrán utilizar seudónimos.

Vale mencionar que RIF Lumino, ya disponible para el público, es la piedra angular de un ecosistema de pagos más grande, RIF Payments. Este permitirá a los usuarios interactuar con otras redes de pago como LN en Bitcoin y Raiden en Ethereum, posibilitando también los intercambios atómicos entre distintas blockchains. A esto se agregará además una casa de cambio para los distintos tokens.

Lo más interesante: para qué sirve todo esto en el mundo real

Bueno, vamos a empezar recordando para qué sirve un contrato tradicional: para casi cualquier cosa. Los contratos inteligentes valen para lo mismo, sólo que están escritos en una cadena de bloques y asegurados por una red P2P; de modo que no pueden violentarse. Y la cadena lateral de RSK ofrece herramientas para la creación de estos contratos asegurados por el poder de Bitcoin, así que puedes “escribir” en ellos lo que se te ocurra.

Asimismo, dentro de RSK pueden crearse aplicaciones descentralizadas (dApps), las cuales pueden tratarse casi de cualquier cosa. Imagina un mercado como Google Play, lleno de aplicaciones de todo tipo. Pues RSK posibilita eso, pero de forma descentralizada. O sea que quién está detrás de las aplicaciones, asegurando su funcionamiento, no es una única parte, sino muchas. De hecho, todos los nodos que estén conformando RSK para ese momento.

Todo eso por no mencionar los pagos instantáneos de Lumino y la posibilidad de mejorar software externo utilizando esta tecnología. Aunque podemos irnos a casos específicos, por supuesto, porque RSK ya ha sido utilizado por distintas organizaciones para mejorar sus procesos.

Caridad con BitGive, Circle of Angels y B4H

Logo de BitGive. Fuente Facebook BitGive
Logo de BitGive. Fuente: Facebook BitGive

BitGive es una de las pioneras en el mundo de la caridad con criptomonedas. Su plataforma icónica, GiveTrack, permite rastrear los fondos que se donan. Y resulta que GiveTrack está construida no sólo sobre la blockchain de Bitcoin, sino también con la tecnología de RSK.

De la misma manera, la red de Circle of Angels utiliza RSK para construir contratos inteligentes que sirvan a su propósito de financiamiento a iniciativas que utilicen las blockchains en impacto social. B4H, por su parte, es una organización sin ánimo de lucro que busca acelerar proyectos que tengan el potencial de generar un impacto positivo en la sociedad. Para ello también se apoya en la tecnología de RSK y en la plataforma Giveth.

Finanzas con Sesocio.com, Money on Chain y Davivienda

Alianza-Money-Chain-RSK
Alianza de Money on Chain con RSK. Fuente: Medium RSK

SeSocio es un mercado de inversión en línea para América Latina que permite a cualquiera invertir en diferentes instrumentos a partir de pequeñas cantidades, gracias a la tecnología de RSK. Money on Chain, por otro lado, creó una stablecoin basada en la blockchain de RSK y allí mismo tienen su casa de cambio descentralizada.

Davivienda resulta un caso destacado, pues es el tercer banco más grande de Colombia y opera desde 1972. Usando la tecnología de RSK fue posible crear una cartera de micropagos con comisiones mínimas para los usuarios de esta entidad.

Gobernanza con OS City, Enargas y ActivΦs mmp

OS City es una compañía que ofrece software para posibilitar gestiones gubernamentales más transparentes y eficientes. Ese software, por supuesto, está construido sobre la cadena de RSK.

Enargas es un organismo del Estado argentino, encargado de regular el servicio de gas natural en ese país. Su objetivo es crear una plataforma basada en RSK que funcione para registrar identidades digitales y certificar la calidad del servicio para al menos dos millones de usuarios finales.

Logo de Activos MMP. Fuente: Facebook Activos MMP
Logo de Activos MMP. Fuente: Facebook Activos MMP

Por último, ActivΦs mmp es una app desarrollada por la compañía de servicios financieros Koibanx, quienes usan la cadena de RSK para la creación de “puntos” (tokens) que los ciudadanos del municipio Marcos Paz (provincia de Buenos Aires) pueden conseguir como premio por pagar a tiempo sus impuestos, asistir a eventos y realizar acciones de beneficio comunitario. Después, estos tokens pueden intercambiarse por varios bienes y servicios dentro del municipio.


También podemos mencionar que RSK ha sido utilizado en el área de seguros (88i), logística (dexFreight) entretenimiento (CryptoSpaceShip, Watafan), programas de lealtad (TokkenIt), trazabilidad de alimentos (Carnes Validadas), y consultoría (Neoris).

Carteras y casas de cambio compatibles

Ahora que has visto todo lo que RSK puede hacer y la forma en que lo hace, quizás te interese saber sobre las carteras y casas de cambio compatibles con sus tokens. Aquí te dejamos una pequeña lista.

Carteras

Para RBTC: Uport, MyCrypto, Cobo, Edge, Portis, Mellow Wallet, Ledger, Trezor, D’cent, Jaxx Liberty.

Para Token RIF: Ibitcome, MyCrypto, Metamask, Ledger, Trezor, D’cent, MEW.

Casas de cambio

Para RBTC: Bitso, Liquid, Huobi Global, Bithumb, Huobi Korea, Bitfinex, Coinall, CoinBene, Cashierest, MXC, Lykke, CoinBig.

Para Token RIF: Bitfinex, CoinBene, Cashierest, Bitbulls, CoinBig, KuCoin, Coinall, Bithumb Global, Liquid.


 

Imagen destacada modificada de LuckyStep / adobe.stock.com

Artículo por Isabel Pérez