Seleccionar página

Mt. Gox: de la magia a la quiebra

  • Comenzó a ser casa de cambio de Bitcoin en el 2010 y cerró en el 2014 por el robo de 850 mil BTC.
  • El ex CEO de Mt Gox fue encontrado inocente de malversación de fondos en el 2019.
Mt. Gox: de la magia a la quiebra

Esta semana, Mark Karpelès, ex CEO de Mt Gox, fue hallado inocente de malversación de fondos y los clientes de la extinta casa de cambio continúan esperando que en este 2019, cinco años después del robo de 850.000 BTC, sus fondos sean devueltos. Es este artículo haremos un recuento de la historia de esta casa de cambio.

De un juego de cartas Magic a Bitcoin

En el 2007, Jed McCaleb, programador que posteriormente se convertiría en fundador de Ripple (2011) y Stellar (2014) creó un sitio web dedicado al comercio de las cartas versión online del popular juego de cartas Magic: The Gatering. El dominio para el sitio web sería una abreviatura de Magic: The Gathering Online Exchange. Esta página funcionó con este fin durante unos tres meses.

No fue hasta el 18 de julio de 2010 que mtgox.com se convirtió en un servicio de intercambio de bitcoin. En marzo del 2011, el desarrollador francés Mark Karpelès compró la plataforma a McCaleb, quien no tenía el tiempo necesario para llevar el proyecto al siguiente nivel. Para ese momento, bitcoin valía unos USD 0,80.

Un mal comienzo

Karpelès se formó como desarrollador en Francia. Dos años antes de adquirir Mt Gox se mudó a Japón, donde fundó la compañía Tibanne Co. Ltd. Sin embargo, antes de cumplir un año siendo manejada por su nuevo CEO, un hacker vulneró la seguridad de Mt Gox. Para lograrlo, el ciberdelincuente se hizo con las credenciales de un auditor de la plataforma.

Logró transferir el equivalente a USD 8.750.000 en bitcoin a sus cuentas el 19 de junio de 2011. Para venderlas utilizó la misma plataforma, con un pedido masivo que logró que cada bitcoin, valorado en aquel entonces en USD 17,51, valiera USD 0,01. Como medida de seguridad, los directivos de la casa de cambio movieron 424.242 BTC a sus monederos fríos.

La mayor plataforma de intercambio de bitcoins en el mundo

En abril del 2013, bitcoin llegó a un pico de USD 230. Para ese entonces, la casa de cambio era la más importante del criptomercado, ya que manejaba el 70% de las transacciones de bitcoin en todo el mundo. La plataforma llegó a procesar 150 mil BTC diarios, con 127 mil usuarios activos.

Fuente: flickr.com

El 15 de mayo, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) emitió una orden para confiscar dinero de la casa de cambio ya que la plataforma no contaba con licencia de la Red de Ejecución de Delitos Financieros de los Estados Unidos (FinCEN) para operar como intermediario. Hasta julio, el DHS incautó más de USD 5 millones de la plataforma.

Los retiros en dólares estadounidenses fueron suspendidos el 20 de junio, debido a que la sucursal de Mizuho Bank en Tokio presionó para cerrar la cuenta que la casa de cambio mantenía en el banco. El 29 de junio, recibió licencia de la FinCEN para para operar. El 4 de julio, la casa de cambio anunció que los retiros se habían habilitado con normalidad, pero hasta el 5 de septiembre, pocos retiros fueron realizados con éxito.

El 5 de agosto, la casa de cambio anunció que durante ese período había reportado pérdidas significativas, debido a que los depósitos de crédito no se habían compensado de manera correcta, por lo que los nuevos depósitos no se acreditarían hasta que las transferencias pendientes no fueran completadas. En noviembre, los usuarios reportaron que sus retiros demoraban de semanas a meses.

El Gran Robo

En medio de quejas por los retrasos de los retiros, el 7 de febrero del 2014 la casa de cambio detuvo todos los retiros para evaluar las causas técnicas de esta demora. El 10 de febrero, sus representantes indicaron que el problema se debía a un error de maleabilidad en las transacciones de Bitcoin, que permitía que las transacciones fueran reenviadas. Los directivos afirmaron que trabajarían en este problema junto a Bitcoin Core y otros organismos.

Desde el 2012, Karpelès había sido miembro fundador de la Fundación Bitcoin y parte de su directiva, pero el 23 de febrero de 2014 renunció a este cargo y eliminó todos los mensajes de su cuenta de Twitter. Hasta ese momento, todos los retiros continuaban detenidos. La directiva había emitido un par de comunicados en los que indicaba que estaban tomando medidas de seguridad y que pronto se reanudarían los retiros con nuevos límites diarios y mensuales.

Mt Gox suspendió todas las operaciones el 24 de febrero de 2014 y el sitio web se desconectó, devolviendo solo una página en blanco. Ese día, un documento de gestión de crisis interna que supuestamente se filtró mostraba cómo un robo que no fue detectado durante años hizo a la empresa insolvente.

Al día siguiente, el sitio web indicó que se había tomado la decisión de cerrar todas las operaciones y Karpelès dijo a la prensa que la casa de cambio se encontraba en un punto de inflexión. Unos 24 mil usuarios se vieron afectados por el robo de 850.000 BTC, el 7% de los bitcoins en circulación en ese momento, que equivalían a unos USD 480 millones. Desde ese momento iniciaron las demandas contra la casa de cambio. Karpelès se pronunció y alegó que unos 200.000 BTC fueron hallados en los monederos fríos de la compañía.

Desde febrero a marzo, período en que la casa de cambio presentó dificultades para el retiro, el valor de bticoin cayó un 36%. La casa de cambio intentó declararse en bancarrota. En una rueda de prensa el 28 de febrero, Karpelès pidió disculpas a la comunidad por los defectos en su sistema de seguridad.

La búsqueda de los responsables

Mark Karpelès. Fuente: Reuter/flickr.com

El 1 de agosto del 2015, Karpelès fue arrestado en Tokio. Fue acusado de falsificar los datos de su cuenta en la compañía en febrero del 2013 y rellenarla con un millón de dólares. En ese momento, la Policía Metropolitana de Tokio determinó que el 99% de los fondos habían desaparecido por la manipulación del sistema y no por un hackeo.

Karpelès también fue acusado de malversar 2.6 millones de dólares en bitcoins. Luego de 11 meses privado de libertad a la espera de juicio, salió bajo fianza el 14 de julio del 2016. El CEO pagó un aproximado de 95 mil dólares por su libertad.

En junio del 2017 Chainalisys indicó que conocía el paradero de los 600.000 BTC robados, pero que los investigadores no conocían las llaves privadas para acceder a ellos. En julio, Karpelès nuevamente fue sometido a juicio, en el que se declaró inocente de todos los cargos.

En esos días, las autoridades determinaron que cerca de 300.000 BTC fueron lavados con las cuentas de la casa de cambio BTC-e y en Grecia se detuvo a Alexander Vinnik por el delito, quien posteriormente sería identificado como administrador de esta casa de cambio. Vinnik mantuvo su inocencia.

Los planes para devolver los fondos

Ese año, las autoridades determinaron que los fondos serían devueltos a los usuarios en moneda fiduciaria. Con el aumento que había experimentado la criptomoneda ese año, aún después de la devolución a todos los acreedores, Karpelès se haría mil millones más rico que en el momento en que la empresa se declaró en bancarrota.

En noviembre, Karpelès llegó a plantear una rehabilitación civil mediante la reactivación de la casa de cambio. Así, el CEO indicó que, para liquidar a los clientes, sería necesario recaudar USD 245 millones, los cuales podrían provenir incluso de una ICO. Esta estrategia no contemplaba tocar los 200.000 BTC que permanecían en manos de Tibanne.

En marzo del 2018, el administrador de la casa de cambio vendió cerca de 36 mil BTC de sus reservas para indemnizar a los clientes. Algunos bitcoiners responsabilizaron a estos movimientos del administrador por la caída del precio de la criptomoneda que comenzó en aquel momento y que se mantiene al momento de la redacción de este artículo.

En agosto, la casa de cambio habilitó una herramienta para que los acreedores solicitaran el reembolso de sus fondos, como parte de la rehabilitación civil. En diciembre, la fiscalía de Tokio solicitó que Karpelès fuera privado de libertad durante diez años por los cargos de malversación de fondos y manipulación de los registros financieros de la casa de cambio.

Rumor de relanzamiento y ¿final feliz?

En febrero de este año, el multimillonario Brock Pierce anunció que tenía planes de relanzar Mt Gox, puesto que había adquirido el 88% de las acciones de la casa de cambio en el 2014 a cambio de 1 BTC. Karpelès negó la venta de las acciones a Pierce.

El 14 de marzo, el juicio contra Karpelès llegó a su fin. La Corte determinó que Karpelès era inocente de malversación de fondos, ya que la casa de cambio no poseía un sistema contable que registrara los movimientos de sus ejecutivos.

Fue condenado a dos años y medio de prisión por haber manipulado los registros de la empresa en varias ocasiones durante el 2013. A esto se aplicó una suspensión de la pena durante cuatro años, ya que no poseía antecedentes penales en el país. No obstante, Karpelès había sido condenado a un año de prisión en el 2010 por fraude informático, un delito menor en Francia. El desarrollador nunca cumplió esta condena por haberse mudado del país.

Aunque Karpelès fue encontrado inocente de malversación de fondos, parte de la comunidad bitcoiner continúa considerando el caso de Mt Gox como una de las mayores estafas del criptomundo. Los afectados que reclamaron sus fondos en criptoactivos podrían recibir los BTC y BCH entre mayo y junio de este año.

 

Imagen destacada por Twitter Trends 2019 / flickr.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Zuleika Salgado

Bitcoiner y aficionada a la literatura.

Mercado Latino

Bitcoin
3.747.600,00 CLP
4.984,59 EUR
3.318.263,44 CRC

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad