Seleccionar página

Litecoin: La Plata de las Criptomonedas

Litecoin: La Plata de las Criptomonedas

Desde tiempos antiguos el hombre ha dado un alto valor a los metales preciosos, no sólo debido a su belleza física, sino también a su proceso de obtención, purificación, durabilidad y disponibilidad limitada. Los dos más conocidos son el oro y la plata, ya que son metales que en tiempos de crisis suelen ser adoptados por inversionistas como ‘activos refugio’. Es decir que al prever situaciones como recesiones o guerras, por ejemplo, muchos inversionistas prefieren posicionar su capital sobre estos metales y no en acciones cuya volatilidad pudiera dispararse en cualquier momento.

Charlie Lee, fundador de Litecoin, compara a Bitcoin y Litecoin con el oro y la plata en el mundo de las criptomonedas. No solo por sus equivalencias con respecto a su valor en el mercado, sino por la utilidad que le suele dar la gente. Según la explicación de Lee en una entrevista, el oro y el bitcoin se prestan más para ser más aplicados como inversiones a largo plazo y adquisiciones costosas, mientras que la plata y el Litecoin brinda una mayor fluidez, siendo más prácticos para sus usuarios en las compras cotidianas.

El origen de Litecoin

Graduado del MIT y con una maestría del mismo instituto en ciencias de la computación, Charlie Lee fue empleado de empresas de renombre en el mundo de la informática antes de idear Litecoin entre las que figuran Microsoft y Google. En octubre del 2011 Lee creó Litecoin mientras trabajaba para Coinbase, empresa en la que llegó a ser director del Departamento de Ingeniería mientras se ocupaba paralelamente del desarrollo de Litecoin. Finalmente, Lee decidió renunciar a su puesto en Coinbase para dedicarse exclusivamente al desarrollo de Litecoin, aumentando el desarrollo a esta blockchain y sus proyectos.

Después de quedar maravillado por los ideales que representaba Bitcoin, Lee se enfocó en crear una plataforma que le permitiera tanto apoyar el desarrollo de Bitcoin, como mejorar las deficiencias que este presentaba. Luego de haber ideado un nombre, Lee registró el dominio Litecoin.org. EL 5 de octubre del 2011 Lee publica su proyecto en GitHub y 3 días después ya el primer bloque en la cadena de Litecoin había sido registrado. Es así como nació Litecoin.

Un detalle muy curioso en cuanto al lanzamiento de Litecoin es que Charlie Lee, a diferencia de Satoshi Nakamoto y muchos otros desarrolladores de criptoactivos en la actualidad, no conservó ni un solo LTC para sí mismo, sino que decidió adquirirlos por sus propios medios como si fuese un usuario más.

El algoritmo de minado utilizado por Litecoin es el scrypt, y sus transacciones se realizan en su misma blockchain. El sistema viene recibiendo mejoras como la activación de SegWit, lo que le permite separar las firmas de confirmación de los datos de la transacción, trayendo como resultado una mayor velocidad y seguridad a las mismas.

Entre las principales ventajas que ofrece Litecoin ante otras blockchains podemos mencionar: su velocidad (genera bloques cada 2 ½ minutos, reduciendo el tiempo de confirmación de cada transacción), su liquidez (con un límite de producción de 84 millones de monedas en total), y sus bajos costos por transacción (uno de los más económicos en el mercado de las criptomonedas actualmente).

Gráfico histórico del costo por transacciones de Litecoin. Cortesía de BitInfoCharts

Además, Litecoin ha mostrado contar con un consenso unificado y grupo de desarrolladores comprometidos con su trabajo, lo que ha permitido probar e implementar distintos avances en su blockchain sin necesidad de verse en encrucijadas como en las que se ha encontrado Bitcoin últimamente.

¿Cómo minar Litecoin?

El algoritmo scrypt es a prueba de ASIC, a lo que se debe que tiempo atrás fuese posible minar Litecoin con una computadora común o alguna tarjeta de video que pudiese hacer el procesamiento necesario. Pero en la actualidad la minería de esta criptomoneda se ve obligada a llevarse a cabo por medio de dispositivos ASIC si se quieren ver ganancias en esta actividad. Estos dispositivos vienen preparados para minar un tipo de criptomoneda o algoritmo en específico.

El más reconocido actualmente puede que sea el Antminer L3+, producido por la empresa Bitmain. El mismo ofrece un poder de procesamiento de 504MH/s, consumiendo alrededor de 800W de electricidad. Su valor puede oscilar entre los $3.500 y los $5.000, aunque a pesar de ello suelen desaparecer del inventario de sus vendedores en cuestión de horas en algunas ocasiones. Esto se debe al alto grado de rentabilidad que ofrecen, permitiendo al dueño recuperar su inversión en corto tiempo. El L3+ tiene competidores de otras marcas y modelos tales como el A4 Dominator de Innosilicon, el BW-L21 de BW.com, y el minero USB Moonlander 2 de Futurebit.

La minería con ASIC, si bien es costosa debido al alto valor de los equipos en sí, es un poco más sencilla que la hecha con tarjetas gráficas o procesadores, ya que el dispositivo viene totalmente armado listo para conectarlo a una fuente de poder y al internet. Por otro lado, el software que cada uno usa suele venir con el ASIC, ahorrando al usuario algo de tiempo de investigación sobre el software ideal.

En cuanto a minar sólo o en pool, suele recomendarse el minado en pool cuando uno cuenta con pocos equipos para esta actividad (a diferencia de las granjas de minado que cuentan con grandes cantidades de dispositivos y su poder de minado es extraordinario). Entre las pools más recomendadas en el mundo de la minería LTC están Litecoinpool y Zpool.

Litecoin y el mercado

Litecoin ha mostrado un comportamiento estándar en el mercado tomando en cuenta la volatilidad que lo caracteriza de por sí, aunque según muchos de sus usuarios es una criptomoneda infravalorada. Es decir que en comparación con las ventajas que ofrecen otras criptomonedas, LTC debería tener un valor mucho más alto. Recientemente experimentó un repunte épico, donde luego de haberse mantenido estable en el rango de los $3,5 por unidad desde finales del 2015, comenzó un ascenso en abril de este año que le llevó a alcanzar un ATH de $92.07 y una capitalización en el mercado superior a los $4.000 millardos, según CoinMarketCap.

Gráfico histórico de precios de Litecoin. Cortesía de CoinMarketCap

Todas las principales casa de cambio alrededor del mundo ya cuentan pares de intercambio para LTC. Las que registran un mayor volumen de transacciones de esta criptomoneda son Bithumb, OKCoin, GDAX, Bitfinex y Poloniex de acuerdo a estadísticas de CoinMarketCap. En Latinoamérica, se puede adquirir Litecoin a través de casas de cambio como Bitinka y Uphold.

Además de poder ser transada a través de casas de cambio, el LTC también se puede adquirir por medio de la red de cajeros automáticos bitcoin que ofrecen acceso a esta criptomoneda. Cabe destacar que LTC es la segunda criptomoneda con mayor accesibilidad por este medio, justo después de bitcoin.

¿Dónde guardar y gastar mis litecoins?

Existen múltiples carteras tanto físicas como digitales que ofrecen soporte para LTC. Entre las más reconocidas de tipo hardware o físicas son las siguientes: Trezor, Ledger, KeepKey, y Opendime. Mientras que entre las carteras digitales para LTC tenemos a: Electrum-LTC, Exodus, Loaf wallet, y Jaxx .

La adopción de Litecoin como método de pago alrededor del mundo es un proceso que aún tiene muchos pasos por delante, pero ya se cuenta con sitios en los que se puede pagar totalmente en LTC sin problemas, como por ejemplo: BitRoad, una tienda de artículos electrónicos con base en Londres,  Reino Unido; All Things Luxury, una joyería canadiense; y CryptoPet, una tienda en línea de artículos para mascotas.

Desde hace un tiempo ha recorrido la red una petición dirigida a Jeff Bezos, CEO de Amazon, para que esta empresa empiece a aceptar pagos en Bitcoin y Litecoin. Pero hasta el día de hoy, no se han anunciado reacciones con respecto a esta petición por parte del líder minorista de internet.

En la actualidad Litecoin se encuentra en el quinto lugar de las criptomonedas con mayor capitalización en el mercado. Sus equipos de desarrolladores ya han alcanzado buena parte de los hitos establecidos en su ruta de trabajo para el 2017, entre los más remarcables están los que han venido desarrollando recientemente como son: la Lightning  Network, los intercambios atómicos (Atomic Swaps), y las transacciones confidenciales. El último de estos aun no ha llegado a su etapa de prueba, pero hemos podido apreciar pruebas realizadas ya de la LN y los intercambios atómicos con resultados alentadores. El desarrollo de estas herramientas no ha sido pensado para uso exclusivo de Litecoin y Bitcoin, sino que busca la integración otras blockchains y criptomonedas, permitiendo un crecimiento integral en la adopción de esta tecnología.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Alfredo Oquendo

Profesor, músico, compositor, emprendedor y aficionado a la gente, la cultura, los idiomas y las nuevas tecnologías (entre tantas otras cosas)

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD