Seleccionar página

China impone autocensura en plataformas de blockchain del país

  • El nuevo reglamento entrará en vigencia a partir del próximo 15 de febrero.
  • Las plataformas deberán registrar el nombre de los usuarios, almacenar datos y censurar contenidos.
China impone autocensura en plataformas de blockchain del país

La Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) anunció la aprobación de una serie de reglas para regular los servicios de información basados en blockchain,tales como plataformas de contenido, portales de noticias y redes sociales. Tales plataformas tendrán que censurar contenido, registrar la identidad de cada uno de sus usuarios y permitir el acceso a toda la información a las autoridades del país.

La información fue difundida este 10 de enero en el sitio web de la CAC, donde se publica el nuevo documento, aprobado como Reglamento de gestión de servicios de información de blockchain, el cual entrará en vigencia el próximo 15 de febrero.

En el material, que consta de 23 artículos, se establece que a partir de su entrada en vigencia, tanto los sitios de información de Internet como las plataformas de blockchain que operan en China y permiten publicar contenidos o participar en redes sociales, deben implementar un registro del nombre real de sus usuarios, mediante el suministro y certificación de sus datos de identificación nacional y su número de teléfono.

De acuerdo a la nueva ley, los administradores de estos espacios también tendrán que censurar el contenido considerado por las autoridades como un “peligro para la seguridad nacional”, o información que esté “prohibida por las leyes y reglamentos”.

De la misma manera, están obligados a almacenar los datos del público registrado en sus plataformas. A tal efecto, se les recomienda firmar acuerdos de servicio con los usuarios, aclarar los derechos y obligaciones de ambas partes y exigir que se cumplan las disposiciones legales y las convenciones establecidas.

El objetivo -según el Reglamento- es “salvaguardar la seguridad nacional y los intereses públicos y sociales”, al tiempo de “proteger los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos, las personas jurídicas y otras organizaciones”. En consecuencia, insta a los proveedores de estos servicios a respetar las reglas aprobadas y hace responsable de su cumplimiento a la Oficina Estatal de Información en Internet.

El documento legal define a los proveedores como todas aquellas “entidades o nodos” que proporcionen servicios de información o soporte técnico basados en tecnología blockchain. Estas compañías también deberán completar un registro obligatorio ante la CAC, dentro de los diez días siguientes al inicio de sus operaciones.

En ese sentido, los servicios informativos que se ofrezcan a través de la cadena de bloques, deberán pasar por una revisión y aprobación de las autoridades, antes de ser registrados. Asimismo, en el caso de incluir nuevos productos, servicios, aplicaciones o funciones en línea, la empresa tendrá que notificarlo a la Oficina de Información de Internet del Estado para su evaluación, en base a las regulaciones pertinentes. A tales fines, las autoridades también realizarán una auditoría periódica de estas compañías.

Se agrega en el material, cuyo borrador fue elaborado en octubre de 2018, que cualquier infracción o incumplimiento del reglamento será sancionado con multas e incluso puede ser calificado como delito, con implicaciones penales.

Polémica en torno al nuevo reglamento

Antes de su aprobación definitiva, el borrador de este nuevo reglamento -emitido por el gobierno de China como medida para tratar de controlar las redes de blockchain-,  debió ser sometido a consulta pública hasta el pasado 2 de noviembre, según el anuncio publicado por la CAC.

Sin embargo, el reportero del medio local South China Morning Post, Zheping Huang, observa que el documento final no presenta cambios importantes en relación al borrador hecho en octubre.

Al respecto, recuerda que estas medidas surgieron después de que un activista en China utilizara, en abril de 2018, la plataforma de Ethereum para publicar una carta abierta sobre un supuesto encubrimiento de acoso sexual en una importante universidad, hace 20 años. Con esta publicación, no permitida por las autoridades, los estudiantes pudieron ser parte de la campaña denominada #Metoo (YoTambién) y eludir la censura que se impone en las principales redes sociales de ese país, como Wechat y Weibo.  

Zheping explica que como todos los registros de transacciones son públicos en Ethereum, aun es posible que cualquiera pueda leer la carta. Se refiere con ello a una de las principales características de esta tecnología.

Uno de los temas clave que las nuevas reglas no abordaron es que la cadena de bloques es una tecnología en la que los datos no se pueden cambiar ni borrar, lo que va en contra de las leyes chinas que rigen los datos del usuario.

Zheping Huang

Expone así las dificultades que pueden enfrentar las autoridades chinas en su intento de controlar las nuevas redes descentralizadas. Estas propiedades son justamente las que llaman la atención del público, puesto que  las nuevas redes sociales y espacios de contenido se ofrecen como alternativa ante el enfoque centralizado que ha caracterizado a las plataformas tradicionales, en torno a la privacidad, la seguridad y el manejo de los datos.

Imagen destacada por Nomad_Soul / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Glenda González

Comunicadora social, con Maestría en Gerencia Empresarial, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Docente en educación superior y facilitadora de cursos sobre periodismo digital. También terapeuta. Amante de la investigación y encantada con esta era de la tecnología.

Mercado Latino

Bitcoin
34.612.622,66 PYG
5.545,80 USD
232.481,18 ARS

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad