viernes, agosto 23, 2019
BTC $ 10,424.2 2.89% / Ƀ 1.000 1.56%
ETH $ 194.49 1.44% / Ƀ 0.01864 -1.53%
BCH $ 315.96 2.16% / Ƀ 0.03039 -0.59%
XRP $ 0.2777 2.85% / Ƀ 0.00002661 -0.15%
LTC $ 75.55 2.96% / Ƀ 0.007260 0.15%
MIOTA $ 0.2598 -0.61% / Ƀ 0.00002493 -3.30%
XEM $ 0.05608 -1.65% / Ƀ 0.00000538 -1.65%
DASH $ 93.75 2.82% / Ƀ 0.008974 0.02%
NEO $ 9.91 0.66% / Ƀ 0.0009539 -1.63%
ETC $ 7.21 -2.67% / Ƀ 0.0006916 -5.54%
XMR $ 82.64 0.43% / Ƀ 0.007898 -2.22%
SC $ 0.001981 0.00% / Ƀ 0.00000019 0.00%
DCR $ 25.21 -2.74% / Ƀ 0.002418 -2.74%
LSK $ 1.23 -2.07% / Ƀ 0.0001184 -2.07%
ZEC $ 51.35 0.41% / Ƀ 0.004899 -2.49%
BTC $ 10,424.2 2.89% / Ƀ 1.000 1.56%
ETH $ 194.49 1.44% / Ƀ 0.01864 -1.53%
BCH $ 315.96 2.16% / Ƀ 0.03039 -0.59%
XRP $ 0.2777 2.85% / Ƀ 0.00002661 -0.15%
LTC $ 75.55 2.96% / Ƀ 0.007260 0.15%
MIOTA $ 0.2598 -0.61% / Ƀ 0.00002493 -3.30%
XEM $ 0.05608 -1.65% / Ƀ 0.00000538 -1.65%
DASH $ 93.75 2.82% / Ƀ 0.008974 0.02%
NEO $ 9.91 0.66% / Ƀ 0.0009539 -1.63%
ETC $ 7.21 -2.67% / Ƀ 0.0006916 -5.54%
XMR $ 82.64 0.43% / Ƀ 0.007898 -2.22%
SC $ 0.001981 0.00% / Ƀ 0.00000019 0.00%
DCR $ 25.21 -2.74% / Ƀ 0.002418 -2.74%
LSK $ 1.23 -2.07% / Ƀ 0.0001184 -2.07%
ZEC $ 51.35 0.41% / Ƀ 0.004899 -2.49%

Qué es Bitcoin Cash (BCH)

Bitcoin Cash no es Bitcoin. Sin embargo, su historia también es la historia de Bitcoin, pues hasta el primero de agosto de 2017 fueron la misma criptomoneda: Bitcoin Cash es la primera bifurcación directa de Bitcoin. Esto quiere decir que el código original de la primera blockchain y sus transacciones fueron clonadas hasta cierto punto —específicamente, hasta el bloque número 478.558—. Desde allí, se creó una nueva cadena de bloques con reglas diferentes y, por tanto, una nueva moneda digital aparte (y no en lugar) de Bitcoin.

Logo de Bitcoin Cash. Fuente: página oficial.

La principal oferta de Bitcoin Cash está escrita en su nombre (dinero efectivo): ser un método de pago mucho más rápido que el Bitcoin original. Con tal de cumplir esa meta, sus desarrolladores decidieron hacer un aumento importante en el tamaño de los bloques de la red original, pasando de 1 MB a 8 MB y de allí a los actuales 32 MB.

Para comprender por qué exactamente esta fue la opción escogida y por qué se tuvo que crear una nueva criptomoneda en vez de implementarse la misma medida en Bitcoin, debemos revisar los antecedentes que llevaron a ese resultado.

Orígenes e historia

Satoshi Nakamoto construyó la primera cadena de bloques con 1 MB de capacidad por bloque, que permitiría sólo alrededor de 7 transacciones por segundo. Desde el principio, se supo que esta sería una capacidad mas bien temporal pues, a medida que mas personas utilizaran la red en esas condiciones, la velocidad disminuiría y las comisiones se dispararían. Y eso fue exactamente lo que sucedió.

Ya en 2016, los problemas de escalabilidad (crecimiento) en Bitcoin fueron haciéndose cada vez más notorios. La adopción de la moneda comenzó a multiplicarse, trayendo como consecuencia una importante ralentización en la red. Durante una de las semanas más ocupadas de su historia, se registraron incluso decenas de miles de transacciones pendientes por confirmación. Esto dio lugar al llamado “mercado de comisiones”: muchos usuarios tuvieron que pagar un monto más alto de comisión para los mineros, con tal de ver su transacción confirmada lo antes posible. Si se decidía pagar el monto menor, era posible que la transacción se quedara días en espera o no se realizara en lo absoluto. Así, las transacciones pequeñas se hicieron imposibles, pues cada movimiento podía superar los 15 dólares.

Algo quedaba más que claro: Bitcoin debía escalar, sus capacidades debían mejorarse cuanto antes para poder seguir funcionando con una mayor cantidad de usuarios. Toda la comunidad estaba de acuerdo en esto, pero el cómo no tardó en dividirla.

Publicidad

Bloques más grandes o más eficientes

Surgieron en 2017 dos grupos con el mismo objetivo, pero con distintas propuestas para lograrlo: quienes querían aumentar el tamaño de los bloques y quienes preferían una alternativa distinta, que mejorara su funcionamiento sin necesidad de aumentar su tamaño.

Logo de Bitcoin Unlimited. Fuente: Página oficial

En el primer grupo se ubicaron los partidarios de Bitcoin Unlimited, la organización que mantiene el cliente de Bitcoin del mismo nombre, liderada por el emprendedor Roger Ver. Su propuesta fue realizar un hardfork (bifurcación dura) para eliminar el límite en el tamaño de los bloques: éste se ajustaría según las necesidades de la red.

El segundo grupo estuvo liderado por los desarrolladores de Bitcoin Core, el principal cliente de Bitcoin. La solución que presentaron fue Segregated Witness (SegWit), un método a través del cual se reubicaban las firmas de las transacciones dentro del bloque, optimizando así espacio y permitiendo una capacidad de hasta 2 MB. Para activarlo, sólo habría que realizar un softfork (bifurcación suave), menos drástico que un hardfork porque mantiene compatibilidad con las versiones anteriores del cliente Bitcoin.

Sin embargo, para llevar a cabo cualquiera de las dos opciones, como es obligatorio en el sistema de Bitcoin, se necesitaba llegar a un consenso en la comunidad, conformada por los nodos y los mineros. La polémica comenzó entonces.

Comunidad dividida

Los desarrolladores de Bitcoin Core mantuvieron su posición, debido, sobre todo, a dos factores: los bloques flexibles que proponía Unlimited no habían sido lo suficientemente probados, por tanto, implementar la propuesta no sería muy seguro para la red; y aumentar el tamaño de los bloques de Bitcoin llevaría a una mayor centralización, dado que se necesitaría equipo más sofisticado para soportarlos. De esa forma, unas pocas compañías podrían llegar a controlar la criptomoneda.

Por su parte, desde Unlimited también se mantuvieron firmes, alegando que SegWit apenas sería una solución temporal y no definitiva. Todo apuntaba a un hardfork que dividiera a la red, los mineros y los nodos de Bitcoin, creando una criptomoneda adicional con la que se compartiría precio, comunidad y crédito, tal como sucedió con Ethereum.

Para evitar ese escenario, alrededor de 58 compañías del ecosistema, entre ellas nombres tan importantes como Blockchain, Bitmain, Coinbase y Circle, llegaron a un nuevo acuerdo en mayo de 2017: activar SegWit, pero seguido de un hardfork que aumentara el tamaño de bloque a 2 MB. Esta propuesta fue SegWit2x y, al final, no se realizaría.

El nacimiento

En julio, quizás sospechando el resultado, un grupo de inversionistas y emprendedores mayormente asiáticos y liderados por la casa de cambio y grupo de minería ViaBTC (siendo Bitmain el mayor inversionista de esa compañía), decidieron llevar a cabo un hardfork independiente a la comunidad de Bitcoin para crear una nueva criptomoneda basada en el mismo código, pero que tendría las sustanciales diferencias que el equipo de Core no estaba permitiendo.

La primera implementación de este protocolo, denominada Bitcoin ABC (por Adjustable Blocksize Cap – Límite ajustable del tamaño de bloque), fue presentada por su desarrollador principal, Amaury «Deadal Nix» Séchet, durante la conferencia “El Futuro de Bitcoin” realizada en Arnhem (Países Bajos) a principios de julio.

Amaury Séchet en una conferencia de Bitcoin Cash en junio de 2018. Fuente: CoinGeek

Esta nueva “versión” de Bitcoin obtendría apoyo de los grupos de desarrolladores de Unlimited y Bitcoin XT, además de la compañía de desarrollo de blockchain nChain.

Poco después, el 1 de agosto, el hardfork se realizó y el bloque génesis de Bitcoin Cash fue minado a las seis horas por ViaBTC, con un tamaño de sólo 1,9 MB, pese que se estableció un límite inicial de hasta 8 MB. Cada Bitcoin Cash (BCH) empezó a ser comerciado en las casas de cambio Kraken, ViaBTC y HitBit a un precio promedio de $214.38.

Bitcoin no se vio mayor afectado por el acontecimiento. La única diferencia que pudieron notar sus usuarios fue que su saldo en BTC se duplicó en BCH. Esto se debió sólo al hardfork, que copió la cadena original. Después de esa fecha, ambas criptomonedas se consiguen y comercian por separado.

Publicidad

Pelea por el nombre de Bitcoin

A pesar de que, desde el principio, Bitcoin Cash fue considerado como una altcoin y estuvo lejos de competir por mineros y nodos con Bitcoin, sus desarrolladores intentaron legitimarlo como el “verdadero Bitcoin”, e incluso conservaron el Libro Blanco original de la primera criptomoneda en su página como si este fuera de Bitcoin Cash.

Tal como reza en su sitio oficial:

Bitcoin Cash ofrece una moneda fuerte al mundo, cumpliendo con la promesa inicial de Bitcoin como dinero electrónico de usuario a usuario (…) Bitcoin Cash suele estar representado por el símbolo BCH y es considerado por sus partidarios como la continuación legítima del proyecto de Bitcoin como dinero digital de usuario a usuario.

Bitcoin Cash

Quien más se ha visto en medio de la polémica por el nombre ha sido Roger Ver, CEO del grupo de minería y página de noticias Bitcoin.com y fuerte partidario de Bitcoin Cash. Para empezar, en dicha página, no se admite que Bitcoin Cash sea nombrado de otra forma que no incluya la palabra “Bitcoin”, pues, para ellos, Bitcoin Cash es la legítima continuación de la primera blockchain, y así es como buscan promocionarlo. Muchos usuarios y compañías, en cambio, utilizan el término “Bcash” para referirse a la nueva criptomoneda, cosa que fue rápidamente aclarada, con el fin de seguir conservando el término.

Según reza en el portal, el sólo nombrarlo así sería un intento hostil y deliberado para “confundir” a los usuarios:

Si su billetera o casa de cambio usa el término «bcash», es probable que se refieran a Bitcoin Cash; pero debe tenerse en cuenta que «bcash» no es el nombre propio, ni una abreviatura comúnmente utilizada de Bitcoin Cash, y es un intento hostil para confundir a los usuarios. Sería mejor proceder con cautela al tratar con cualquiera que use el término «bcash» en lugar del nombre real de la moneda, Bitcoin Cash.

Bitcoin Cash

Con la misma intención de conservar el nombre e incluso el acrónimo de Bitcoin, en numerosas ocasiones, este sitio ha realizado claros intentos para asignarse tal crédito.

Así, por ejemplo, la polémica se dio cuando en el explorador de blockchain disponible en esta página comenzó a referirse al BCH como “Bitcoin” a secas, mientras que el BTC fue designado como “Bitcoin Core”. Del mismo modo, en una promoción para la compra de BCH con tarjeta de crédito, aparecía el acrónimo “BTC” en lugar del correspondiente.

Comprar-BCH-Tarjeta-Crédito
Anuncio de compra de Bitcoin Cash usando el logo y acrónimo de Bitcoin. Fuente: Bitcoin.com

Desde enero de 2018, el conflicto también incluyó a la cuenta de Twitter @Bitcoin, una de las más populares del criptomundo, con más de 600 mil seguidores para esa fecha. Dicha cuenta fue creada en 2011 por alguien no identificado, y tras una pausa de actividad en 2017, comenzó a publicar otra vez a principios de 2018. El problema que muchos usuarios de Bitcoin notaron fue que las nuevas publicaciones tenían una clara inclinación por Bitcoin Cash y artículos del sitio Bitcoin.com (algo que aún a diciembre de 2018 continúa).

Como consecuencia, comenzaron las acusaciones hacia Bitcoin.com sobre haberse apoderado de esa cuenta para confundir a los usuarios desprevenidos. Algo que se negó desde el portal, alegando que, quien sea que se encuentre detrás de @Bitcoin, sencillamente cambió de perspectiva sobre a cuál cadena apoyar.

A raíz de esta polémica y de los numerosos reportes, @Bitcoin fue suspendida a principios de abril; aunque volvió a ser reestablecida poco después y ahora sigue abierta y publicando sobre Bitcoin Cash.

El problema no se detuvo, sino que continuó entre abril y mayo, con muchos usuarios y desarrolladores acusando a Bitcoin.com y Roger Ver de fraude por intentar apoderarse del nombre de Bitcoin, al punto de llegar a organizarse para preparar una demanda judicial con más de 1.100 simpatizantes.

Solo ante dicha amenaza, los datos engañosos fueron retirados de Bitcoin.com. Pero, al no poder probarse que @Bitcoin está bajo el control de este portal, los cambios en dicha cuenta fueron inexistentes.

Pese a todo lo ocurrido, en septiembre de 2018 apareció en Bitcoin.com un artículo titulado “Por qué Bitcoin Cash es Bitcoin”, que resume una presentación de Roger Ver y enumera ciertas cualidades que, a su criterio, son “cosas que hacen de Bitcoin, Bitcoin”. Estas son ser un sistema de efectivo electrónico de usuario a usuario, tarifas bajas, pagos rápidos, pagos confiables, cadena escalable, pagos no reversibles, cadena de firmas digitales, códigos de operación habilitados, algoritmo SHA-256 y ser la cadena más larga, con la mayor prueba de trabajo.

De acuerdo a este artículo, el BTC cumpliría sólo dos de esas características, mientras que al BCH sólo le faltaría la última. Un resultado, cuando menos, sumamente debatible, y, cuando más, totalmente equivocado.

Las bifurcaciones

El primer hardfork (bifurcación) de Bitcoin Cash se trató de una actualización sin más consecuencias, principalmente para arreglar el algoritmo de dificultad de la minería. Ese primer protocolo ocasionaba que el nivel de dificultad para crear nuevos BCH sufriera altibajos muy marcados, pues fue diseñado para aumentar o disminuir según el número de mineros presentes en la red y estos movían su poder computacional constantemente entre Bitcoin y Bitcoin Cash, apegándose a la cadena que más les ofreciera ganancias en ese momento.

Para solventar ese problema, el viejo algoritmo fue reemplazado el 13 de noviembre de 2017 por uno que evitaría fluctuaciones extremas en la dificultad, pero continuaría ajustándose al poder computacional presente.

Unos meses después, el 15 de mayo de 2018, fue realizado otro hardfork para aumentar el tamaño de bloque a 32 MB. Esta medida se dio a pesar de que, para la fecha, el máximo registrado en el llenado de un bloque era de apenas 4,7 MB; presumiblemente con miras a masificarse en el futuro.

Bitcoin Cash y Bitcoin SV

Para noviembre de 2018, el grupo de desarrolladores Bitcoin ABC planeó un nuevo hardfork con la intención de actualizar Bitcoin Cash para implementar contratos inteligentes y validaciones fuera de su blockchain, aún manteniendo el tamaño de bloque en 32 MB. Tal iniciativa fue tomada como una afrenta para otros líderes de la comunidad, quienes decidieron lanzar otro protocolo con el fin de contrarrestar dicha actualización y mantener el BCH únicamente como medio de pago.

Publicidad

En el primer grupo, respaldando a Bitcoin ABC, se posicionaron como líderes Roger Ver y Jihan Wu, CEO de Bitmain, la empresa que ostenta el título como mayor fabricante en el mundo de equipos ASIC para la minería de criptomonedas. Entretanto, los líderes del segundo grupo fueron Craig Wright, autodenominado Satoshi Nakamoto y Jefe Científico de nChain; y el multimillonario Calvin Ayre, dueño del mayor grupo de minería de Bitcoin Cash para el momento, CoinGeek.

Además de no permitir los cambios que consideraban innecesarios, la versión liderada por el segundo grupo y titulada “Bitcoin SV” (Satoshi Vision), aumentaría el tamaño de bloque a 128 MB. Según reza su anuncio de lanzamiento:

Reflejando su misión de cumplir con la visión del fundador de Bitcoin, Satoshi Nakamoto, el nombre del proyecto representa la «Visión de Satoshi» o SV. Creado a solicitud de la empresa minera líder en BCH, CoinGeek y otros mineros, Bitcoin SV está diseñado para proporcionar una opción de implementación BCH clara para los mineros que apoyan la visión original de Bitcoin, en lugar de implementaciones que buscan hacer cambios innecesarios al protocolo original de Bitcoin.

Bitcoin Cash

Dado que las actualizaciones de ABC y nChain son incompatibles, la red de Bitcoin Cash se dividió en dos el 15 de noviembre, cuando fue realizado el hardfork, quedando en existencia dos criptomonedas distintas. A diferencia de la bifurcación que separó a Bitcoin Cash de Bitcoin, en esta ocasión ambas criptomonedas compiten de igual a igual por precio, poder computacional e incluso por el nombre.

Logo de Bitcoin SV. Fuente: cuenta oficial de Twitter

Así, mientras que el 14 de noviembre Bitcoin Cash tenía un precio de $425, al día siguiente había descendido a $289 y Bitcoin SV comenzó a comerciarse en $96. La única ventaja del grupo ABC fue que las casas de cambio conservaron su criptomoneda con el acrónimo BCH, una suerte de unción como el “verdadero” Bitcoin Cash.

A finales de noviembre, el centro de investigaciones de BitMEX, que había estado siguiendo el conflicto, reportó pérdidas para los promotores y mineros de ambas cadenas de al menos 8,9 millones de dólares. Pese a ello, las cadenas continúan compitiendo en la denominada “guerra de hashes”, donde la comunidad decidirá cuál de ellas tendrá más poder computacional (hashrate).

Si bien en principio ABC se mostró con ventaja, para el 8 de diciembre de 2018 SV la superó por un 36,5%; mientras que sus precios, según CoinMarketCap, se mantienen más bien cerca en $105 para BCH y $92 para BSV. Por su parte, BCH mantiene la ventaja en el número de nodos en funcionamiento: 1.032 contra los 527 de Bitcoin SV.

¿Quiénes están detrás de su mantenimiento?

Según se dice en su página web, existen múltiples equipos de desarrolladores ocupándose de Bitcoin Cash, entre ellos los ya mencionados Unlimited y XT. Amaury Sechet continúa siendo el líder de desarrollo de Bitcoin ABC y Daniel Connolly es el líder de desarrollo de Bitcoin SV. Las compañías nChain y CoinGeek, por su parte, dedican ahora sus esfuerzos a Bitcoin SV; mientras que Bitcoin.com y Bitmain se mantienen con BCH.

Entre los desarrolladores con más aportes se cuentan Josh Ellithorpe, ingeniero de software en Coinbase, con 252 revisiones (commits) al código; Shammah Chancellor, con 60 revisiones, pero quien renunció a Bitcoin ABC a principios de diciembre; Corentin Mercier, de CoinSpice, con 29 revisiones; Cláudio Gil, ingeniero de software portugués, con 5 revisiones; y Jason Cox, del grupo ABC, con 4 revisiones. Además, en total, se cuentan hasta 98 colaboradores provenientes de diversos países.

Diferencias con Bitcoin

Para cualquier usuario, a simple vista, no hay mucha diferencia entre Bitcoin y Bitcoin Cash. No obstante, son dos criptomonedas totalmente distintas, con cadenas distintas, por lo que no deberían enviarse fondos en BTC a una dirección de BCH ni viceversa. A continuación, enumeramos las diferencias más importantes:

Logo y acrónimo

Logo simple en verde de Bitcoin Cash. Fuente: Keysheet.

Por supuesto, ambas criptomonedas poseen su propio logo y acrónimo. Bitcoin mantuvo su logo y acrónimos originales tras el hardfork (BTC o XBT), y así se representa en todas las casas de cambio y carteras. Por su parte, en cuanto a Bitcoin Cash, si bien al principio fue muy usual asignarle el acrónimo BCC, este no tardó en cambiar a BCH, debido sobre todo a que la moneda de BitConnect ya era representada con BCC.

El logo de Bitcoin Cash, además del clásico círculo naranja con la B en blanco, inclinada hacia la derecha, se rodea de dos figuras rectangulares que simulan una especie de billete. Para diferenciarlo de Bitcoin, algunos portales y carteras, como Jaxx y Exodus, prescinden de esas figuras y optan sólo por cambiar el color a verde.

Comisiones

El principal propósito de aumentar el tamaño de bloque en Bitcoin Cash fue reducir las comisiones que los usuarios pagan a los mineros cada vez que realizan una transacción. Este objetivo se logró, pues, a diciembre de 2018, las comisiones de transar en BCH son un 39% más baratas que hacerlo en BTC; sin embargo, la cantidad de transacciones en Bitcoin Cash representan apenas el 3% de las realizadas en Bitcoin. Cabe mencionar que, en ambas criptomonedas, dichas comisiones están muy por debajo del dólar.

Pese a ello, esa diferencia puede ser temporal. Ya en junio de 2018, Bitcoin tuvo comisiones más bajas que Bitcoin Cash, gracias a la creciente adopción de SegWit y transacciones en lotes (batching).

Minería

Ambas cadenas utilizan el sistema de Prueba de Trabajo (PoW) con algoritmo SHA 256 para crear nuevas monedas y validar transacciones. Mediante esta táctica, los mineros (quienes otorgan su poder computacional) deben utilizar sus equipos para realizar miles de millones de cálculos por segundo, con el fin de intentar encontrar la respuesta que creará el nuevo bloque.

El Antminer S9 de Bitmain es uno de los equipos con los que puede minarse Bitcoin Cash. Fuente: Bitmain

Pese a ello, el algoritmo utilizado para ajustar la dificultad en Bitcoin Cash fue, desde el comienzo, diferente al utilizado en Bitcoin. El primero en implementarse fue el Emergency Difficulty Adjustment (EDA), diseñado para que esta cadena pudiera mantenerse como la minoritaria, al ajustar la dificultad automáticamente a la salida o entrada de mineros, pero a cambio produciendo fuertes fluctuaciones en el poder computacional. Estas, a su vez, ocasionaban confirmaciones lentas y afectaban el calendario de emisión de la moneda.

Debido a tal problema, el EDA fue cambiado al Difficulty Adjustment Algorithm (DAA), que evita fuertes fluctuaciones cuando el poder computacional es estable, pero permite los cambios rápidos en la dificultad cuando este cambia. A diferencia de Bitcoin, que ajusta su dificultad cada dos semanas aproximadamente, este algoritmo permite modificarla cada 24 horas.

A diciembre de 2018, la recompensa para los mineros de Bitcoin Cash es de 12.5 BCH por bloque resuelto. Para abril de 2020, aproximadamente, esta se reducirá a la mitad, es decir, 6.25 BCH. Por otro lado, las comisiones que reciben los mineros de BCH por parte de los usuarios alcanzan sólo $0.14 por bloque, en promedio, contra los $500 aproximados que ofrece Bitcoin.

Escalabilidad

Ambas cadenas tienen el objetivo de masificarse, por lo que sus respectivos desarrolladores han presentado planes para mejorar las capacidades de cada una. Claro que sus métodos son bastante distintos.

En Bitcoin Cash se decidió, desde el principio, no implementar SegWit y tomar la vía del aumento en el tamaño de bloque según fuera necesario. Las soluciones de segunda capa como Lightning Network, al menos a la fecha, también han estado fuera de consideración.

Carteras

Modelo de cartera Nano S de Ledger. Fuente: Ledger

Para utilizar Bitcoin Cash, al igual que con cualquier otra criptomoneda, es necesario hacerse con una cartera.

Según su página oficial, hasta 26 carteras pueden almacenar Bitcoin Cash. Entre las carteras frías están Ledger, Trezor y KeepKey. Entre las móviles están Coinomi y BitPay; para escritorio destacan Exodus, Copay y Jaxx; y entre las que sólo se encuentran en línea se cuentan Coinbase y WebMoney.

Casas de cambio

En estos portales puede adquirirse la criptomoneda, venderla o comerciar con ella, de acuerdo a las opciones y precios que ofrecen. En la página oficial de Bitcoin Cash están numeradas 40 casas de cambio provenientes de varias partes del mundo, que operan con distintas monedas, opciones y comisiones de servicio.

Las monedas fiduciarias más admitidas en la compraventa son el euro y el dólar, aunque el yen japonés, el yuan chino y ciertas monedas latinoamericanas también se encuentran entre las opciones. Aparte, más allá del puro intercambio, algunos de estos portales, como Poloniex y Kraken, ofrecen herramientas para el trading.

Entre los intercambios más reconocidos en los que se puede comerciar con BCH podemos mencionar a Bittrex, ShapeShift, Bithumb, Changelly, bitFlyer, Bitstamp, Coinbase y Buda.com (anteriormente SurBTC). Asimismo, está disponible la plataforma P2P LocalBitcoinCash, bastante similar a LocalBitcoins, donde los usuarios comercian directamente entre ellos pero contando con una capa extra de seguridad.

Publicidad

Acusaciones de centralización

No todas las criptomonedas son descentralizadas y, aunque es una característica ideal, tampoco es obligatoria: cada usuario puede decidir lo que más le agrada o conviene. Sin embargo, el gran ideal de Bitcoin es eliminar todo intermediario y permitir las transacciones de persona a persona de forma segura, sin que nadie pueda controlar del todo la red, y, por tanto, modificarla o establecer reglas en detrimento de los usuarios. Bitcoin Cash, al considerarse por algunos como la “verdadera” continuación de ese ideal, sin duda, debe ser descentralizado.

De hecho, según se lee en su página web oficial, su desarrollo es descentralizado:

Con múltiples equipos independientes de desarrolladores proveyendo implementaciones de software, el futuro es seguro. Bitcoin Cash es resistente a ataques políticos y sociales en el desarrollo de protocolo. Ningún único grupo o proyecto puede controlarlo.

Bitcoin Cash

Pese a todo esto, Bitcoin Cash, junto a sus partidarios y desarrolladores, han sido repetidamente acusados de centralización en la red, lo que implica que, contrario a lo establecido en su página, unos pocos grupos y proyectos pueden estar controlándolo. Tal fue la principal razón de los desarrolladores de Bitcoin Core para negarse a aumentar el tamaño de los bloques: al necesitar equipo más avanzado para minar, esta tarea recaería sólo en los mineros con más recursos. Mayormente, compañías.

Entre las acusaciones más graves podemos recordar la del grupo de desarrolladores Bitpico, quienes se han dedicado a realizar pruebas de estrés tanto en Bitcoin como en Bitcoin Cash. De acuerdo a sus descubrimientos en julio de 2018, hasta el 98% de los nodos asociados a esta red se encontraban físicamente unos muy cerca de los otros, y 49% de ellos estaban funcionando dentro de las instalaciones del conglomerado chino Alibaba. Esto podría permitir que la entidad poseedora de esos nodos atacara la red. Aunque dichos resultados fueron polémicos, se ha teorizado, además, que Alibaba mantiene cierta sociedad con Bitmain, empresa fuertemente relacionada con Bitcoin Cash.

Otras acusaciones incluyen la del criptógrafo Nick Szabo, de quien se ha sospechado que es el creador de Bitcoin, y quien llegó a llamar a la red de Bitcoin Cash “un títere centralizado”.

La demanda

La que es quizás la acusación más grave llegó este año en forma de demanda judicial por parte de la compañía United Investment Corp, basada en Florida, en contra específicamente de Roger Ver, como CEO de Bitcoin.com; Jihan Wu, como CEO de Bitmain, Jesse Powell, como CEO de Kraken y Amaury Sechet, Shammah Chancellor y Jason Cox como desarrolladores del grupo Bitcoin ABC, encargado del último hardfork. Según reza el documento:

Esta acción involucra un esquema de una red muy unida de individuos y organizaciones para manipular el mercado de la criptomoneda Bitcoin Cash, secuestrando efectivamente la red de Bitcoin Cash, centralizando el mercado y violando todos los estándares aceptados, los protocolos y el curso de conducta asociado con Bitcoin desde su inicio.

Bitcoin Cash

De acuerdo al mismo texto, esta compañía, más bien desconocida, habría invertido millones de dólares en infraestructura para minar Bitcoin Cash y habría sufrido pérdidas importantes por dicha manipulación de la red durante el último hardfork. Debido a ello, entre sus exigencias para reparar ese daño se cuenta el devolver al código de Bitcoin Cash a su estado anterior. Curiosamente, tanto Craig Wright como Calvin Ayre habían mencionado con anterioridad demandas venideras para el equipo de ABC.

Para el momento de redacción, aún no se tiene un desenlace sobre este conflicto.

Perspectivas

La visión a futuro de Bitcoin Cash como criptomoneda, según el grupo de desarrolladores Bitcoin ABC, es masificarse en todo el globo, con transacciones casi inmediatas y gratuitas, y, adicionalmente, poseer su propia economía de tokens creados dentro de la misma blockchain; algo muy similar a lo ofrecido por Ethereum.

Para lograr esto, tienen planeadas una serie de actualizaciones que se darían cada 6 meses, en cada una de las cuales se irían incluyendo nuevas características como bloques ajustables de hasta 1 TB, satoshis fraccionados, mejoras en las comisiones, una función de pre-consenso, la activación de códigos de operación (opcodes) para permitir cualidades más avanzadas y un nuevo formato de transacción.

De acuerdo a su página oficial:

Creemos que el diseño básico de Bitcoin Cash es sólido y no necesita ningún cambio radical. Sin embargo, esto no significa que sea perfecto. Es prudente realizar mejoras incrementales en el sistema con un diseño técnicamente sólido y una ingeniería cuidadosa. Mediante la implementación de optimizaciones y actualizaciones de protocolo, podemos habilitar el efectivo digital de usuario a usuario para escalar muchas órdenes de magnitud más allá de los límites actuales.

Bitcoin Cash

Pese a todos estos planes a futuro, a diciembre de 2018 Bitcoin Cash se enfrenta a una época difícil, donde aún está compitiendo contra la recién creada Bitcoin SV para conseguir el apoyo de la comunidad. Entretanto, sus principales promotores y desarrolladores parecen tener por delante un conflicto legal en el que, difícilmente, podrá conseguirse un acuerdo pacífico. Ahora bien, el que Bitcoin SV tome el nombre de Bitcoin Cash sigue siendo dudoso.

De momento, los bloques que Bitcoin Cash insistió tanto en seguir aumentando, permanecen muy por debajo de su capacidad, la mayoría sin llegar siquiera al MB de tamaño. Si la adopción aumenta o no en lo próximo está aún por verse.

Imagen destacada por Myst / stock.adobe.com

Artículo por Isabel Pérez