Select Page

Tras la pista de Satoshi Nakamoto en Colombia

Tras la pista de Satoshi Nakamoto en Colombia

El suspenso cayó sobre la agenda de la quinta edición de laBITconf 2017 con el rumor de la posible presentación del creador de Bitcoin entre los invitados. Esto partió de la confirmación de asistencia de dos sospechosos comunes: Nick Szabo y Dorian Satoshi Nakamoto.

El misterio de la identidad del verdadero Nakamoto es un tema común en la cultura bitcoiner, con una lista relativamente corta de nombres que ha cambiado poco desde 2009, por lo que la presencia de los dos tímidos personajes aumentó la expectativa de la primera laBITconf realizada en Bogotá, Colombia.

satoshi-labitconf-press-colombia

Nakamoto accedió a una reunión privada con la prensa durante el evento para responder preguntas sobre su experiencia al convertirse en un “falso Satoshi”.

Szabo logró escurrirse entre los curiosos sin conceder entrevistas, pero en la agenda del evento había una historia pendiente por ser escuchada entre el público latinoamericano. Durante una reunión privada con organizadores y la prensa, Nakamoto compartió su perspectiva sobre su aterrizaje brusco en el ecosistema. En sus sesentas, de traje y modales sencillos, con expresión amable y actitud conciliadora, el curioso invitado explicó el origen y consecuencias de esta fiebre desatada de improviso hace tres años a su alrededor.

La historia del “falso Satoshi”

Dorian Nakamoto fue agregado en 2014 a una lista a la que él asegura no pertenecer. Con o sin motivos para ser referencia en la búsqueda del creador de Bitcoin, ya es una figura pública y parte de la cultura pop bitcoiner. Pese a sus protestas, el ingeniero californiano está representado en expresiones de arte como pinturas, retratos, tazas, camisetas e incluso muñecos con su rostro.

“Esto es un nuevo mundo para mí. No sabía nada sobre Bitcoin. La primera vez que escuché de eso fue cuando mi hijo Erick me llamó antes de la publicación y me dijo ‘Hey, Bitcoin, ¿has escuchado algo sobre eso?’ y yo le dije ‘¡No!'”, cuenta. Según reveló, todo comenzó por una periodista en búsqueda de una historia, enfocada en el hombre equivocado. Tras un primer acercamiento que no despejó las dudas de la entrevistadora y generó la suspicacia de su entrevistado, la investigación se intensificó.

Después se acercó a mi esposa y le preguntó cosas personales. Y no me gustó que luego se acercara a mis hijos. ¿Por qué involucraría a mis hijos? Yo no soy una superestrella, no soy persona pública (…) Creo en la libertad de expresión, pero no creo que los medios deban tomar a una persona de su vida privada y sacar su ropa sucia, incluyendo mi historial médico, incluyendo mi reciente batalla con el cáncer.

Dorian Satoshi Nakamoto

dorian-satoshi-nakamoto-bitcoin

Con su nuevo estatus de “falso Satoshi”, Dorian Nakamoto aún enfrenta las secuelas de la publicación que lo convirtió en una figura de culto en el ecosistema bitcoiner. Foto: derstandard.at

La inquisición emprendida en su contra impulsó a Nakamoto a llamar a las autoridades policiales, quienes se inclinaron por la causa de la periodista. Ante esto, el ingeniero cedió a realizar una segunda entrevista, cuya publicación lamentó por varios años. “Algo que me molestó de la publicación fue que la periodista removió todos mis condicionales” añadió. Con una serie de afirmaciones que asegura no haber hecho, su “postulación” en la lista de posibles creadores de Bitcoin fue expuesta y no tardó en generar impacto.

Con varios personajes atribuyéndose el puesto de presunto creador de la primera criptomoneda, la difamación de la audiencia incrédula pronto alcanzó al introvertido californiano con la historia publicada por Newsweek, una revista que en palabras de Nakamoto estaba “luchando por sobrevivir” y “necesitaba una historia sensacionalista”. La lucha legal posterior representó un desgaste que el profesor, desempleado en el momento y con una familia numerosa, no podía costear. “Tuve que tomar una gran decisión. ¿Debía pelear contra Newsweek o no? Y finalmente dije que no”, relató.

No obstante, no todo ha sido negativo: personajes relevantes del ecosistema salieron en defensa de Nakamoto, entre ellos el reconocido bitcoiner Andreas Antonopoulos. Su nueva fama lo involucró en un mundo del que ya se siente parte, asistiendo a conferencias alrededor de Estados Unidos y en su primer viaje internacional. El “falso Satoshi” asegura ser feliz actualmente, aunque podría seguir bajo la sombra del creador de Bitcoin por un buen tiempo. “Aún recibo llamadas de personas que me interrogan por esa publicación”, comenta.

Si no él, entonces ¿quién?

“Yo pienso que el creador de Bitcoin debería ser una mujer”, comenta el periodista Aaron Koening, quien asistió al laBITconf para entrevistar al “falso Satoshi” de la conferencia. El rostro oculto tras la creación del protocolo de la primera criptomoneda es un tema atrayente, por lo que las especulaciones alrededor de la o las identidades detrás del Libro Blanco de Bitcoin son un lugar común para la comunidad bitcoiner a nivel internacional.

Por otro lado, Rodolfo Andragnes, creador de la ONG Bitcoin Argentina y organizador del evento, apunta entre sus sospechosos a Hal Finney, pionero de la criptografía fallecido en 2014. El nombre de Finney encabeza la lista de posibles Satoshis al ser la primera persona en usar el software de Bitcoin, aunque hasta el momento no se ha podido definir su autoría en la creación de la criptomoneda.

Además, Andragnes considera que darle un rostro al enigmático personaje no conlleva a un mayor beneficio que satisfacer una curiosidad general. “Es irrelevante porque no puede cambiar nada. Puede proponer y tendrá sus seguidores, pero no puede hacer que se decida absolutamente nada a nivel de software. Pero sí es relevante a nivel social”, opinó.

No obstante, hay quienes mantienen sus reservas en este tema. Para Gonzalo Blousson, co-fundador de la startup blockchain Signatura, no es “quién” sino “quiénes” figuran entre los autores del famoso Libro Blanco de Bitcoin. Su lista de sospechosos es corta: Nick Szabo, quien es un “medio Satoshi” según Blousson, y posiblemente el fallecido Finney, un “Satoshi real”, al cual se refirió como ” el que ya no está con nosotros”.

El pasado 31 de octubre el Libro Blanco de Bitcoin cumplió 9 años desde su publicación, sin revelación alguna de los autores del invento que habría de revolucionar el concepto financiero y tecnológico a nivel mundial. Aunque continúan las averiguaciones y abundan los “falsos Satoshis”, la realidad es que el, o los creadores de Bitcoin, han mantenido una sola verdad ante la duda que cumplirá una década entre la comunidad bitcoiner: “Todos somos Satoshi“.

About The Author

Diana Aguilar

Periodista. Investigadora enfocada en economía, emprendimiento y tecnología.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD