Seleccionar página

BBVA y Wave ejecutan en 2,5 horas la venta de 25 toneladas de atún entre México y España, gracias a blockchain

BBVA y Wave ejecutan en 2,5 horas la venta de 25 toneladas de atún entre México y España, gracias a blockchain

BBVA ha reducido a 2,5 horas el tiempo de una transacción de comercio internacional –incluyendo envío, verificación y autorización- que normalmente lleva entre 7 y 10 días, gracias a la tecnología blockchain. El proceso ha sido realizado en colaboración con la empresa israelí Wave y se trata del primer piloto que automatiza la presentación electrónica de documentos en una operación de importación-exportación entre Europa y Latinoamérica.

La prueba se ha realizado con una operación de compraventa real entre México y España, en la que la empresa Frime, localizada en Barcelona (España), ha comprado más de 25 toneladas de atún congelado a Pinsa Congelados, radicada en Mazatlán (México). La operación se ha realizado a través de una carta de crédito, el sistema de pago más tradicional en las operaciones de comercio internacional, emitida por BBVA España y pagada por BBVA Bancomer, el nombre de la entidad en el país azteca.

Aunque de momento se trata solo de un piloto, Daniel Berenguer, responsable de Digital Trade Finance en Client Solutions, explicó a CriptoNoticias que “en los últimos meses se ha avanzado mucho y existe gran interés por parte de la industria en tener una aplicabilidad real de blockchain lo antes posible y, de hecho, hay grandes rondas de inversión”. No obstante, añadió que todavía es temprano para determinar cuándo podrán ofrecer a sus clientes dicha tecnología, ya que se encuentra en una fase experimental y aún debe solucionar retos como la escalabilidad y la adopción general por parte del mercado.

Poner en marcha el piloto ha costado un año. Un tiempo que han utilizado, entre otras cuestiones, en buscar el socio tecnológico más adecuado. En este sentido, Berenguer afirma que la compañía Wave ofrece una aplicación simple y fácil de administrar, dotando a los participantes de transparencia en cuanto al seguimiento de la operación y ofreciendo, además, la robustez tecnológica necesaria.

“Otros capítulos importantes fueron la búsqueda de las compañías Pinsa y Frime, así como su disponibilidad para testar la plataforma con nosotros; la firma de contratos ad hoc con las contrapartidas, el análisis de sus implicaciones legales en países diferentes, las autorizaciones internas en cuanto a seguridad, etc. Y, por último, la búsqueda de una operación real que cumpliera con los requisitos del scope del piloto”, indica Berenguer.

El responsable de Digital Trade Finance en Client Solutions relata a este diario que, a futuro, la utilización de contratos inteligentes permitirá desencadenar una acción, por ejemplo, un pago, al amparo de un hito del contrato. “La digitalización completa de los documentos y, por consiguiente, la posibilidad de realizar un mapeo de sus campos nos permitirá realizar el chequeo documental de manera automatizada, generando una reducción de costes y del riesgo operacional intrínseco a estas transacciones. Otras tecnologías, como el Internet de las Cosas, lograrán obtener transparencia en cuanto a las mercancías: ubicación, contenido o características”, explicó.

Berenguer añade que la operación ha quedado registrada y validada de manera segura al mismo tiempo para todas las partes, gracias a los registros distribuidos y la inmutabilidad de blockchain. El sistema desarrollado por Wave, explica Berenguer, ha permitido introducir los cambios o correcciones que han ido surgiendo desde el embarco de la mercancía hasta la llegada a destino. Además, el piloto ha incluido la firma electrónica de los documentos, la distribución simultánea de las copias a todas las partes y la recepción de la “propiedad” de la documentación en cada paso de la cadena.

Sobre las dificultades que han tenido que sortear a la hora de realizar la prueba, Berenguer apunta que, aunque fue sencilla y que todo funcionó correctamente, “nos encontramos con que uno de los documentos presentados no cumplía exactamente con los requerimientos del contrato comercial de compraventa, por lo que el equipo de operaciones de BBVA Bancomer (México)​ levantó una reserva, y traspasó electrónicamente la propiedad de los documentos a BBVA, S.A. en España con una discrepancia. Afortunadamente, el importador pudo firmar a través de la plataforma un ‘Waiver’, aceptando el documento presentado –previamente renunciado- como válido, y la operación se pudo finalizar correctamente. Esta dificultad, con la que no contábamos, nos ayudó a entender el potencial que contempla este paso en la transformación de este negocio”.

Sobre este aspecto, Gadi Ruschin, de Wave, subraya que esta es la primera operación que realizan entre Europa y Latinoamérica para simplificar y mejorar los procesos que implican las transacciones de comercio internacional. “El piloto ha aportado una complejidad añadida, dado que se ha podido subsanar una discrepancia en los documentos presentados, y el importador ha aceptado digitalmente una salvedad a través de la plataforma. BBVA ha sido un socio imprescindible por su capacidad de entender el poder transformador de una tecnología como la de Wave”.

La experiencia puesta en marcha por BBVA y Wave demuestra el enorme potencial de la aplicación blockchain a los procesos de importación y exportación. Y aunque se ha centrado exclusivamente en la presentación electrónica de documentos, podría aplicarse al pago final de la carta de crédito e incluso a los procedimientos previos y a la financiación de las operaciones. Sobre este aspecto, Berenguer indicó a CriptoNoticias que “el pago de la operación quedó fuera del piloto, dado que este consistió en la presentación electrónica ​de los documentos y su trasmisión a través de la base de datos distribuida. Además la fecha máxima de pago era 80 días después del embarque”.

En cuanto a si existe algún otro piloto de Carta de Crédito operado con blockchain en otras geografías, Berenguer afirma que “aunque son muy pocas las entidades financieras a nivel global que han podido testar en real una operación de estas características bajo una base de datos distribuida, ninguna había resuelto todavía una discrepancia documental, como sucedió en nuestro caso”

Jorge Zebadúa, director de Estrategia y Productos Banca Empresas y Gobierno de BBVA Bancomer, afirma que la aplicación blockchain en las operaciones de comercio internacional del banco, les permitirá crear un entorno seguro y digital, que será la base de un ‘marketplace’ global para el Comercio Exterior.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Covadonga Fernández

Periodista, corresponsal CriptoNoticias en España, fundadora Blockchain Media, Observatorio Blockchain.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD