Seleccionar página

Aplicación de mensajería Kik creará blockchain propia a partir de bifurcación de Stellar

Aplicación de mensajería Kik creará blockchain propia a partir de bifurcación de Stellar

La Fundación Kik, responsable del desarrollo del proyecto Kin, informó la creación de una blockchain propia a partir de Stellar, con la que esperan “tomar con sus propias manos” el futuro de la aplicación y su advenimiento como un ecosistema tokenizado.

La Fundación publicó un comunicado este martes en donde explican que las plataformas blockchain actuales no cuentan con las características necesarias para soportar las actividades que realizan, por lo que han decidido actuar por sí mismos y construir una cadena que responda fielmente a sus necesidades. “Es como si estuviéramos en la selva de la cadena de bloques tratando de encontrar nuestro camino a través de un espeso bosque sin una brújula o un mapa”, se lee en el comunicado, firmado por Natanel Lev, vicepresidente de la Fundación.

Esta decisión se toma tras haber evaluado las características de Ethereum -blockchain en la que está soportado el criptoactivo KIN- y obtener como resultado que no está preparada para los fines de la aplicación. La escalabilidad y las comisiones impredecibles son algunos de los principales motivos. Adicionalmente, se fijaron en Stellar, pero esta también tiene debilidades, especialmente en cuanto a “liquidez”, afirmaron.

Investigamos blockchains alternativas y Stellar resultó el mejor candidato porque resolvió los problemas relacionados con la escalabilidad y la previsibilidad de tarifas que encontramos en Ethereum. A medida que comenzamos a crear un plan de migración de Ethereum a Stellar, llegamos a comprender que mientras estamos en el mundo de Ethereum, todavía tiene sus limitaciones en cuanto a la liquidez.

Natanel Lev

Vicepresidente , Fundación Kin

Apostar por Stellar, además, abría tres nuevos caminos: utilizar la tesnet de la red, creando una cadena de acceso público, utilizar la Mainnet, y enfrentar las dificultades inherentes a esta blockchain o crear una blockchain propia, la Kin Blockchain.

“Lo que necesitamos a largo plazo, y lo estamos haciendo a largo plazo, es nuestra propia solución que elimina los problemas de escala empresarial y puede personalizarse según nuestras propias necesidades. A la luz de esto, decidimos construir nuestra propia cadena de bloques – Kin Blockchain”, enfatiza el comunicado.

Por esta razón han decidido utilizar un fork de la red de Stellar:

Bifurcar Stellar nos permite personalizarlo para nuestras propias necesidades, lo que mejorará la experiencia del usuario del Kin SDK y eliminará cualquier problema de subsidio de tarifas que pueda ralentizarnos a medida que avancemos. Esta decisión respalda la innovación sin límite y permite a los desarrolladores contribuir y mejorar más fácilmente las herramientas e infraestructura del ecosistema Kin, les permite crear casos de uso personalizado que de otro modo nunca existirían.

 

Natanel Lev

Vicepresidente, Fundación Kin

Hasta ahora la Fundación había apostado por aplicar una estrategia multi-blockchain, utilizando lo mejor de Ethereum y Stellar cadenas para los fines de su proyecto. Sin embargo, esta labor también presentó sus propias dificultades, como el trabajo técnico en Stellar y la realización de la migración del token KIN2 a esta red, con la permanencia del KIN1 en Ethereum. Según explicaron vía Reddit, KIN2 será el token para la interfaz de usuarios, aunque tienen planes de crear un mecanismo de intercambio y una moneda unificada.

“Nuestros planes para construir un mecanismo de intercambio también siguen siendo los mismos. Todavía planeamos crear una moneda unificada en dos redes”, escribieron. Además, en esa misma red social anunciaron que trabajarán con ambas redes, y que mientras que la bifurcación de Stellar será propiamente de Kin, lo que quede en Ethereum se regirá bajo las reglas de esa blockchain.

Quienes decidan unirse a este proyecto podrán operar nodos de la red, colaborando de una manera importante a su funcionamiento y seguridad, aunque Kin “tendrá el control de quién tiene acceso a los nodos, y los validadores deberán ser aprobados por la fundación”.

A pesar de la valentía de la Fundación para embarcarse en este proyeccto, hay algunas consideraciones técnicas que deben valorarse.

En primer lugar, elegir la red “más veloz” o “más adecuada” para un proyecto determinado y bifurcarla para aprovechar sus características podría no tener el efecto deseado, ya que a mayor velocidad en la creación de bloques, mayor porcentaje de bloques huérfanos. Además. la red principal conservaría su funcionamiento normal, pero el protocolo y el código propio de la cadena podrían provocar errores en una cadena alterna que va a ser modificada.

Además, asumiendo que el fork funcione completamente, la probabilidad de conseguir un bloque de confirmación en menos de 5 minutos es menor al 40%, lo que quiere decir que en 6 de 10 ocasiones, los mineros generaran bloques huérfanos en la red. Esto se traduce en trabajo perdido.

Kik una aplicación de mensajería instantánea gratuita para dispositivos móviles, disponible para sistemas operativos como iOS, Android, Windows Phone, BlackBerry y Symbian, lanzada en 2010. Ya en mayo de 2016 contaba con más de 300 millones de usuarios a nivel global.

Imagen destacada por Denys Rudyi / stock.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Javier Bastardo

Filósofo poseedor de una curiosidad incurable. Entusiasmado por las potencialidades de las criptomonedas y blockchain en el mundo que viene.

CriptoCaricatura

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad