Seleccionar página

Susanne Tarkowski Tempelhof: “blockchain reemplazará los gobiernos existentes”

Susanne Tarkowski Tempelhof: “blockchain reemplazará los gobiernos existentes”

Susanne Tarkowski Tempelhof es la fundadora de Bitnation, una organización descentralizada que ofrece aplicaciones de gobierno basadas en blockchain. Su entusiasmo por el espacio cripto empezó en 2011, justo dos años después de que Satotoshi Nakamoto publicase el famosos paper que dio origen a la tecnología de la cadena de bloques. Susanne relata que cuando apenas había oído hablar de alguna  cosa relacionada con Bitcoin, le surgió la iluminación alrededor de una copa en un bar.

Era 2011 y estaba trabajando para el Gobierno de Estados Unidos, haciendo investigación sobre gobernanza en zonas en guerra. Estaba impresionada con el autogobierno que alcanzaban las comunidades, pero verdaderamente indignada con las grandes entidades burocráticas, con los gobiernos tradicionales, que creaban más problemas de los que resolvían. Y, de repente, Bitcoin era la respuesta a estos problemas.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora, Bitnation

Tarkowski, que exhibe una trayectoria de vida apasionante y cosmopolita, se dedica completamente al campo cripto/libertario/tech desde hace seis años. “Hacia finales de 2013, realicé una publicación en el blog con el título Lex Cryptographia y empecé a escuchar cosas de Ethereum y contratos inteligentes, y me di cuenta de que esta tecnología reemplazaría a los gobiernos existentes”. Susanne, que atribuye a su padre su posición anti-estatalista, afirma que “siempre he tenido esta visión de crear un proveedor no geográfico de servicios de gobierno. Por eso, cuando me di cuenta de la tecnología que estaba emergiendo, decidí poner en marcha Bitnation”.

Antes de fundar Bitnation, esta mujer, que siempre se ha cuestionado la utilidad de las fronteras de las naciones, trabajó siete años en zonas en guerra para diferentes gobiernos. La mayor parte de las veces viendo cómo posibilitar la gobernanza y analizando cómo era vista por la población local. Más tarde creó una empresa y se la vendió por muchos millones a una firma estadounidense. Después, se dedicó al periodismo, al diseño gráfico y al desarrollo de webs.

Susanne relata que estuvo pensando en el concepto que dio origen a Bitnation durante casi un decenio, “pero el 14 de julio de 2014 finalmente decidí iniciarlo publicando un esquema, de una página de lo que quería crear, en Facebook. Muchos voluntarios se unieron al instante para ayudar a comenzar a construir Bitnation. Para el 5 de octubre de 2014, ya habíamos hecho nuestro primer piloto de blockchain, que fue el primer matrimonio blockchain del mundo. Fue seguido por una serie de otros pilotos que también fuimos los primeros en hacer en el mundo, incluidos la ciudadanía mundial, el título de la tierra, el certificado de nacimiento y la constitución”.

También hicimos una identificación de refugiados, con la que ganamos el prestigioso Premio de la UNESCO NetExplo en 2017, y un notario público, en asociación con el programa e-Residencia de Estonia. Miles de personas usaron el notario para cosas como casarse, registrar acuerdos de préstamo, acuerdos independientes, certificados de nacimiento y más.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora, Bitnation

La fundadora de Bitnation explica que “toda esa retroalimentación ayudó a informar nuestro diseño para Pangea, que es una jurisdicción de cadena de bloques completa para la que ahora estamos recaudando dinero a través de una ICO, que empezará el 25 de marzo. Pangea está ahora en su tercera iteración desde 2015, con una gran mejora tanto de front-end como back-end. Durante el último año, nuestro equipo ha crecido exponencialmente, incluyendo 10 ingenieros a tiempo completo, un equipo legal que ayuda a diseñar la jurisdicción, y un consejo asesor más sólido. ¡Estamos muy entusiasmados y esperamos ver un crecimiento exponencial durante 2018!”.

Sobre la visibilidad de las mujeres en el desarrollo de la industria blockchain, afirma desconocer el problema, ya que no ha experimentado discriminación alguna en este espacio, aunque reconoce que “es posible que exista, puesto que los medios de comunicación vienen diciendo últimamente que blockchain es una especie de ‘club de machotes’. Puede que tenga algo de verdad, porque la mayor parte de los pioneros fueron hombres y tal vez se haya creado cierta cultura tribal”.

La solución a esa sospecha la sitúa Susanne Tarkowski en la inmersión de las propias mujeres en el campo:

“Cuantas más mujeres se establezcan en la industria, como tecnólogas y empresarias, en áreas típicamente dominadas por hombres, será progresivamente más fácil cambiar la percepción de que las mujeres no están interesadas, o no pueden ser buenas programadoras o empresarias. Cada vez veo a más mujeres convirtiéndose en desarrolladores, empresarias y académicas, lo que supone un cambio radical desde los inicios del espacio cripto”.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora de Bitnation

No obstante y a pesar de apuntar el cambio que, según ella, se está produciendo, reconoce que blockchain todavía sigue siendo una tecnología fronteriza, concepto clave para Tarkowski, en la que hay que arriesgarse.

Como buena liberal, sitúa las soluciones en los propios actores: “Creo que depende de las mujeres aprender la tecnología, aprovecharla, ganar dinero con ella. No creo que haya ningún atajo para eso. Esperar a que los hombres se acerquen y den acceso, no tiene sentido”. Su línea es clara, como apunta, dependerá de lo que cada uno sea capaz de aprender y de conseguirse un espacio. Reconoce que no ha sido fácil para ella, pero que también ha sido “muy emocionante y divertido”. Se sitúa así en sus orígenes y afirma que “todos pensaban que me había vuelto loca, pero ahora la gente de mi entorno ve que lo que estamos construyendo es un concepto viable y que es el momento de esta tecnología.”

El principal consejo de Susanne a las mujeres que quieren iniciarse en blockchain es no esperar y hacer las cosas por uno mismo: “leer whitepaper de Bitcoin y Ethereum, pasar algún tiempo aprendiendo y experimentando con la tecnología, e ir a los meetups locales a conocer gente e intercambiar experiencias con la comunidad”.

Tecnología fronteriza y riesgo vuelven a convertirse en la matriz explicativa del relativo escaso uso de blockchain en nuestras vidas cotidianas: “Es un ecosistema fronterizo, lo que significa que la mayoría de las tecnologías están en una etapa muy inicial. Las cosas están fundamentalmente en estado de prueba y la seguridad siempre es un desafío, lo que significa que a menudo lleva más tiempo y dinero crear aplicaciones para el uso generalizado de los consumidores. Pero está cambiando mucho ahora, solo en los últimos dos años Ethereum, por ejemplo, ha recorrido un largo camino en términos de crear un gran ecosistema de desarrolladores”.

“En Bitnation siempre nos hemos centrado en el usuario final y, desde 2015, tenemos disponible la tecnología existente para uso público, utilizada por decenas de miles de personas, como nuestras identificaciones de refugiados con las que, como he señalado más arriba, ganamos el Premio Grand Prix de la UNESCO NetExplo en 2017 y nuestro notario público, construido en asociación con el programa e-Residency de Estonia”, explica, para ponerse de ejemplo de cómo llegar al ciudadano de a pie. “Un Ciudadano con mayúsculas, si tenemos en cuenta que no sólo es soberano, sino que puede generar su propia soberanía”.

“Ahora puedes descargar nuestra jurisdicción de blockchain desde la tienda de Google Play y usarla directamente en Android para construir naciones y llevar a cabo acuerdos”.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora, Bitnation

Susanne afirma que para que blockchain se extiendan entre los ciudadanos ha de darse un equilibrio entre seguridad y usabilidad. “Hay ciertas aplicaciones que han obtenido una gran acogida, como Bitstamp y Binance, por ejemplo, pero que han sacrificado descentralización, haciéndolas menos seguras para los usuarios. Es muy difícil construir un software amistoso desde el punto de vista del cliente, como opuesto al de quien facilita el software. Un ejemplo lo tenemos en la recuperación de contraseñas. Si nos ponemos completamente del lado del cliente, no sería realmente posible la recuperación de la contraseña, que significa que el usuario tiene que dedicar tiempo y energía a anotar y proteger su clave privada, y recuperarla si la necesita, lo que es un obstáculo para que se adopte de manera mayoritaria. Por otro lado, si cualquiera puede cambiar la contraseña de tu cuenta, significaría que tú no posees tus propios datos o monedas”. Explicación que remacha: “Se trata de retos que nos encontramos cada día en Bitnation”.

El otro aspecto importante para extender el uso de blockchain es “una apariencia mejor y diseños de la interfaz y la experiencia del usuario más amigables, lo que es frecuentemente ignorando en el mundo cripto”, señala Susanne, y subraya que “hay que tener en cuenta que buena parte de la infraestructura blockchain está todavía siendo construida para ese espacio cripto”.

Se muestra totalmente de acuerdo con que la tokenización significa una revolución económica:

“Creo que la gente rechazará progresivamente el dinero inflacionario, como las monedas fiduciarias, al ver que hay alternativas deflacionistas como bitcoin y otras monedas criptográficas”.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora de Bitnation

Además, “la capacidad de asegurar activos en blockchain genera un clima de confianza necesario para un acuerdo comercial, un acuerdo familiar o un registro de propiedad de activos, lo que desbloqueará miles de millones en capital donde más se necesita, en lugares con sistemas de mantenimiento de registros deficientes en economías emergentes. Y finalmente, la capacidad de poder recibir recompensas en fichas para llevar a cabo tareas cotidianas, como escribir un blog, hacer acuerdos, compartir experiencia, ese tipo de cosas, producirá una cantidad sustancial de ‘ingresos pasivos’ para muchas personas, que a lo largo del tiempo podría desarrollarse para convertirse en algo similar a una renta básica universal”.

La tecnología blockchain también genera temores en Susanne y explica que su gran temor es de tipo biométrico, puesto que tiene la capacidad de vincular las características corporales a un registro digital.

Sería fácil realizar un genocidio en la historia, si se usase de manera errónea, por las personas erróneas. Por eso, en Bitnation, somos muy estrictos con las identidades pseudo-anónimas.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora, Bitnation

Ahora bien, entre las ventajas, señala que disminuirá las desigualdades sociales al extender el acceso a la creación de valor.

Para Tarkowski, blockchain es una vuelta a los orígenes de internet. “Veo las tecnologías blockchain, junto con otros protocolos distribuidos, como redes de malla y sistemas de archivos distribuidos, como una forma de hacer que internet sea lo que se suponía que era desde el principio: un universo libre donde podemos reclamar nuestra soberanía y construir nuestros propios recursos financieros y realidades sociales”. Una vuelta a los orígenes de internet, que, según su perspectiva, está encarnada en su Bitnation.

Entusiasmada con su proyecto, relaciona sus capacidades y explica que “se pueden crear acuerdos con contratos inteligentes, obtener mediación y arbitraje entre pares, la ejecución de contratos por un sistema de reputación basado en inteligencia artificial y crear naciones y comunidades de aceptación”. Sobre si su propuesta no es demasiado utópica, responde que:

“Creer que las personas pueden coexistir pacíficamente en un único modelo coercitivo, que es el paradigma actual del Estado-Nación, es un pensamiento utópico. Es aún más utópico pensar que una especie de gobierno único al estilo de Naciones Unidas puede gustar a todas las diferentes variedades y deseos de la Humanidad”.

Susanne Tarkowski Tempelhof

Fundadora de Bitnation

En su opinión, Bitnation es la única forma racional no utópica de resolver el estancamiento de la gobernanza actual en el mundo, porque se abre para que cada persona cree su propia alternativa de acuerdo con sus propios deseos. ¿Es anarquismo? Es lo que espera: “Todo lo que hacemos se centra en la capacidad de las personas para recuperar su propia soberanía, para poder optar o no por los proveedores de servicios de gobierno, según su elección. Aunque Panarchy (gobierno de todos) es una definición más ajustada”, concluye.

Para no perderte ninguna de las entrevistas de esta serie, visita: Blockchain se escribe con nombre de mujer.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Covadonga Fernández

Periodista, corresponsal CriptoNoticias en España, fundadora Blockchain Media, Observatorio Blockchain.