Seleccionar página

Melissa Quinn: “con blockchain podemos comenzar a dar la bienvenida a aquellos que no cuentan con servicios bancarios”

Melissa Quinn: “con blockchain podemos comenzar a dar la bienvenida a aquellos que no cuentan con servicios bancarios”

Melissa Quinn es la gerente de desarrollo corporativo de RightMesh, una startup canadiense que acaba de recaudar 18 millones de dólares en la preventa de un ICO que lanzará el próximo día 27. Licenciada en administración de empresas por la Simon Fraser University y con un master en recursos humanos, Melissa trabaja en estrecha colaboración con todo el equipo de la compañía, mientras busca socios, asesores y otros game changers que compartan la misma visión empresarial que la compañía donde trabaja. RightMesh es una plataforma que incentiva a las personas para que compartan los recursos de sus dispositivos móviles, como internet, almacenamiento o datos, con quienes carecen de ellos.

Empeñada en utilizar la innovación tecnológica como una fuerza para el bien en los negocios, Quinn cree que hay mujeres increíbles en la industria blockchain y que todas están realizando cosas extraordinarias, pero matiza que la sociedad está atrapada en estereotipos antiguos, que dicen que los roles centrados en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son más masculinos. Según Melissa, el problema para la generación que está trabajando ahora empezó a una edad temprana, en la que no les animaban a participar en esas áreas.

“Esto lleva inevitablemente a industrias dominadas por hombres, que perpetúan la sensación de que las mujeres están menos cualificadas o que son menos capaces”.

Quinn explica que diferentes conversaciones mantenidas con varias personas la hacen concluir que el “síndrome del impostor” es, en términos generales, mucho más prevalente entre las mujeres que entre los hombres.

Cuando aplicas eso a una industria que comenzó siendo muy masculina y muy técnica, tu experiencia como mujer empeora. A menudo, he recibido comentarios como ‘eres inteligente para  ser una chica guapa’ o ‘estás buscando un nuevo trabajo, estoy buscando una asistente personal’. Me cuesta creer que los hombres reciban este tipo de comentarios.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

También afirma que existe una tendencia de algunas mujeres a sentarse y esperar a ser llamadas. “Sin embargo, esta industria es relativamente nueva para todos y representa una oportunidad increíble para llevar a cabo un desarrollo equilibrado a medida que crece y madura. Si motivamos a las jóvenes a ser valientes y a explorar las oportunidades disponibles, podremos romper el estigma de que la tecnología es una industria masculina”. Para que el mensaje llegue a todas las edades, propone la tutoría como vía de ayuda para ascender a los roles que tienden a ser el centro de atención.

“La tutoría es un gran recurso para alentar a las mujeres a intensificar y desafiarse a sí mismas o al status quo. Tener a alguien que conoces y en el que confíes, diciéndote: eres una excelente candidata para esa oportunidad; es lo que más necesitamos. Las tutorías expanden las redes verticalmente y aumentan la confianza y el apoyo interno para las mujeres”.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo en RightMesh

A las mujeres que quieren iniciarse en esta tecnología, las recomienda comprometerse con la comunidad, “porque hay muchos recursos y grupos de apoyo en los que participar, todos extremadamente acogedores y serviciales. Esta industria está en el punto en que es una oportunidad única en la vida, así que no hay que esperar para dar un paso adelante”.

Melissa, que goza de una gran reputación en el ecosistema blockchain, afirma que hay que tener en cuenta que la naturaleza de esta industria, en general, apela a tendencias estereotipadas, proyectadas como innatas en las mujeres, “como colaboración, confianza o descentralización y que tenemos la oportunidad de revolucionar nuestras vidas con blockchain, pero también la de revolucionar los estándares de la industria y aportar prácticas para la diversidad y la inclusión”. Puntualiza que es evidente que algunos eventos están tratando de tener una participación igualitaria de hombres y mujeres, tanto de oradores como de asistentes y que esto puede crear un efecto dominó de inspiración.

“Mostrar a las mujeres en posiciones de liderazgo crea una atmósfera de bienvenida en todo el mundo”.

Sobre su trabajo en RighMesh, explica que ha tenido la suerte de formar parte de un equipo, cuyos fundadores, Chris Jensen y John Lyotier, son “increíblemente comprensivos. Desafían mi forma de pensar, ya sea mi tendencia a empequeñecerme, mi miedo a la incompetencia o mi temor a que las personas me decepcionen. Nunca he sido alguien que sienta que solo necesito admirar a las mujeres como mentoras y estas dos personas han sido unos mentores increíbles para mí. También he tenido la guía increíble de nuestra estratega ejecutiva, Alyse Kileen, a quien veo como alguien que abre el camino hacia el poder para las mujeres. Dicho esto, creo que es importante mantener una voz de defensa de las mujeres en este espacio y crear redes de apoyo siempre que sea posible”.

Sobre el estado actual de blockchain, Melissa comenta lo lejos que ha llegado internet desde los años noventa y aventura que con la tecnología blockchain ocurrirá lo mismo.

Algún día, con suerte, ya no hablaremos de que blockchain es una parte crítica del negocio. De la misma manera que hemos soltado la ‘e’ del ‘e-commerce’.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

Melissa cree fundamental que para que blockchain y cripto se vuelvan más convencionales, hay dos obstáculos que debemos superar: gobiernos y regulaciones y diseño de interfaz y experiencia de usuario.

Respecto al papel que desempeñan los gobiernos y las reglamentaciones en la cadena de bloques, considera que las empresas en este momento no tienen pautas y límites a seguir y que, además de haber una incertidumbre extrema, existe una falta de claridad por parte de los reguladores en la mayoría de las jurisdicciones.

“Vemos que los gobiernos y las grandes instituciones exploran esta tecnología y, sin embargo, dejan a las personas en el aire y en la oscuridad. Si no adoptan una postura favorable y de apoyo, obstaculizarán la innovación y obligarán a las empresas a buscar opciones alternativas”.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo en RightMesh

En cuanto al diseño de interfaces y experiencia del usuario, afirma que aún tenemos un largo camino por recorrer. “Durante mucho tiempo, las personas han sacrificado la privacidad y la seguridad por comodidad, pero debemos encontrar un equilibrio que sea realista para la población en general”.

Para que la gente de la calle acoja esta tecnología, afirma que hace falta una red peer to peer.

Hay muchas empresas con admirables misiones en este campo, bancarizando a los no bancarizados y apoyando la gestión de identidades, por nombrar algunas. Sin embargo, sin una conectividad significativa muchos de estos elementos solo podrán ser utilizados por los mismos tres mil millones de usuarios privilegiados de la población total.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

En cuanto a si la tokeneconomía puede ser la puerta de entrada a una revolución económica, considera que de forma conjunta, la tecnología blockchain, los modelos de negocio tokenizados y el comercio sin fronteras revolucionarán las formas tradicionales de pensar.

Llevarán beneficios y competencias económicas a un subconjunto completamente nuevo de personas y ampliarán el bienestar de muchas de ellas. Hay 2.500 millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso a la banca, pero tenemos la oportunidad de utilizar la innovación para ampliar la creación de valor como nunca antes.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

En cuanto a la brecha digital y a las desigualdades que produce en la sociedad, Quinn afirma que vivimos tiempos donde la desafortunada realidad muestra una brecha cada vez mayor entre los que tienen conectividad y los que no la tienen y se quedan atrás. Por ello, explica que el objetivo de RightMesh siempre ha sido conectar a los próximos mil millones. “Lo hacemos potenciando a los usuarios para que utilicen sus dispositivos inteligentes, incluso en mercados emergentes, para crear valor para sí mismos y experimentar una conectividad significativa”, explica.

Melissa afirma que las aplicaciones facilitadas por RightMesh podrán llegar hasta la última milla y llevar a esos usuarios a un mundo conectado.

“Podrán comprar y vender el exceso de recursos telefónicos, como datos o internet, lo cual conducirá a disminuir la brecha digital, al permitir que los cuatro mil millones de usuarios que actualmente no están conectados se beneficien social y económicamente de una mayor conectividad”.

Quinn explica que sus desarrolladores han estado luchando con la forma de identificar a los usuarios en mallas de redes, ya que las direcciones IP, el modo de identificación típicamente utilizado en dispositivos conectados a internet, no funcionan adecuadamente en plataformas de malla.

“Más tarde, descubrimos que la cadena de bloques de Ethereum se podía integrar con nuestra plataforma para dotar a cada nodo con una identificación de usuario única. A medida que nuestros desarrolladores trabajaron para asegurar nuestra plataforma con la blockchain de Ethereum nos dimos cuenta de que nuestros valores se alinean con muchos otros de la comunidad de blockchain. La naturaleza misma de una verdadera red de malla entre iguales trata de capacitar a las personas para que, con sus dispositivos inteligentes, se conecten más libremente. Por la misma razón, la tecnología blockchain tiene una visión similar para unir a las personas para trabajar en beneficio colectivo de todos”, indica.

Quinn precisa que habrá más cambios e irrupciones.

Anteriormente, daba por hecho que tengo una cuenta bancaria a la que puedo acceder prácticamente en cualquier momento con mi conexión de internet o de datos. Luego, supe que eso me convierte en una de las 1.500 millones de personas privilegiadas de todo el mundo con acceso a capacidades bancarias completas (aunque el acceso total está sujeto a las autoridades centrales). Hay casi 4.000 millones de personas que carecen de conectividad y de todos los beneficios sociales y económicos que ello conlleva, y 2.500 millones de personas que siguen sin acceso a la banca.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

“Blockchain permite el acceso descentralizado y distribuido a una red que incluye y reconoce activos digitales, lo que significa, en teoría, que ahora podemos comenzar a dar la bienvenida a aquellos individuos que no cuentan con servicios bancarios. La triste realidad es que blockchain todavía depende de la conectividad”.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo en RightMesh

Melissa explica que RightMesh es el primer proyecto que aborda el problema de la conectividad para hacer que blockchain sea accesible para los que no tienen servicios bancarios, subraya Melissa. “Nuestra empresa está construyendo una red y una plataforma que es realmente de igual a igual y conecta ordenadores y otros dispositivos con diferentes sistemas operativos y protocolos. Por lo tanto, los teléfonos móviles, los ordenadores e incluso los dispositivos incluidos en el internet de las cosas se pueden conectar entre sí, para formar la infraestructura cuando no existe o es muy costosa de usar”, puntualiza Quinn.

Respecto a las aplicaciones de la cadena de bloques, Melissa explica que, cuando combinas la tecnología blockchain y un amplio acceso a la conectividad, las posibilidades son infinitas.

Decenas de nuevas empresas están utilizando la tecnología para todo, desde el intercambio de música hasta el seguimiento del suministro de productos agrícolas y la administración de registros de pacientes en hospitales y farmacias. Mi esperanza es que cualquier modelo que incluya una economía de intercambio, como alquileres vacacionales o uso compartido de automóviles, incorporará blockchain para aumentar la eficiencia y la confianza.

Melissa Quinn

Gerente de desarrollo corporativo, RightMesh

Para no perderte ninguna de las entrevistas de esta serie, visita: Blockchain se escribe con nombre de mujer.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Covadonga Fernández

Periodista, corresponsal CriptoNoticias en España, fundadora Blockchain Media, Observatorio Blockchain.