Seleccionar página

Venezuela estudia quedarse con más del 55% de la recaudación de la ICO del Petro

Venezuela estudia quedarse con más del 55% de la recaudación de la ICO del Petro

Pese a que el borrador del white paper del Petro, al que ha tenido acceso CriptoNoticias, recoge que más de dos mil millones de dólares, el 55 por ciento de lo recaudado por la ICO, sería adjudicado al “Fondo Soberano”, fuentes cercanas a la administración del Gobierno de Maduro indicaron a este diario que todavía están barajando la posibilidad de reservarse una cantidad superior. Este porcentaje es la recompensa que se cobra el estado venezolano por su respaldo a la citada moneda digital, si la Oferta Inicial de Monedas se lleva a término con éxito.

Fuentes vinculadas con compañías de proyectos tecnológicos blockchain precisaron a CriptoNoticias que dado que el Estado pretende reservarse más de la mitad de lo recaudado, quizá hubiese sido conveniente especificar más detalladamente el destino de los fondos. Las mismas fuentes indicaron que el capital asignado al desarrollo de la plataforma en el borrador del white paper no parece demasiado generoso.

Una de las cuestiones importantes que no figura en el borrador son los métodos de pago que se aceptarán en el proceso. No obstante, al utilizarse un contrato inteligente de Ethereum es previsible que solo se acepten criptomonedas. Este hecho imposibilitará que la mayor parte de la población venezolana pueda invertir en el ICO, ya que los conocimientos requeridos para ello son aún bastante complejos.

Según consta en el citado documento, el resto de los fondos recaudados serán adjudicados a partes iguales (15%) al proyecto Petro, al desarrollo del ecosistema y al desarrollo tecnológico. En cuanto al desarrollo del ecosistema, el texto indica que será un fondo para “la promoción e impulso a las aplicaciones dentro del ecosistema Petro, que serán propuestas a través de la SUPCACVEN y seleccionadas por los tenedores de Petro por medio de votaciones a través de la cadena de bloques”.

En el apartado del desarrollo tecnológico se hace referencia a los “fondos destinados a inversiones en tecnologías, infraestructuras, zonas especiales y proyectos que contribuyan al avance económico del país, con especial énfasis en aplicaciones de las cadenas de bloques para mejorar la productividad y transparencia en empresas y organismos públicos”.

Tal y como informó ayer CriptoNoticias, la oferta inicial de monedas (ICO) se llevaría a cabo sobre la plataforma blockchain Ethereum utilizando tokens ERC-20 y contratos inteligentes. Así, según consta en el borrador, la ICO tendría dos partes: una preventa privada de 38,4 millones de petros, que comenzaría en febrero, y una venta pública de 44 millones de Petros, con inicio en marzo de 2018. El resto, hasta los 100 millones de Petros previstos para la emisión, serían retenidos por la Superintendencia de Criptomonedas y Actividades Conexas Venezolana y la fundación VIBE (Venezuelan Initiative for Blockchain Economics).

Los tokens Petro se pondrían en venta en lotes y con “descuentos decrecientes para estimular la inversión temprana”, recoge el borrador. El primer lote sería de 3,4 millones de Petro con el máximo descuento de 60%, los siguientes de 5 millones de Petro tendrían descuentos progresivamente menores, hasta llegar al último lote de 24 millones, sin descuento.

El documento también destaca que el Petro será divisible en 100 millones de unidades, por lo que la unidad mínima de cuenta será de 0,00000001 Petro. Tal y como informamos ayer, los tokens emitidos en esta ICO en Ethereum serían posteriormente trasladados a una plataforma blockchain propia del Estado, bifurcada de la criptomoneda Decred.

Asimismo, la plataforma no funcionaría con Prueba de Trabajo para proteger su red y alcanzar consenso, tal como lo hacen Bitcoin, Ethereum, Litecoin y muchas otras, sino que utilizaría Prueba de Participación o Tenencia, en la que nodos federados se encargan de validar con su firma los bloques a añadir a la cadena. Estos nodos serían elegidos manualmente, probablemente manejados por el Estado o instituciones financieras, y no generarían recompensas por minería (emisión de nuevas monedas) ni comisiones de transacciones. Como consta en el borrador “Los costos de transacción son nulos, ya que no hay incentivo de minería de prueba de trabajo y son los nodos federados los que aseguran la red”.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Covadonga Fernández

Periodista, corresponsal CriptoNoticias en España, fundadora Blockchain Media, Observatorio Blockchain.

CriptoCaricatura

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

Publicidad