Seleccionar página

A cuatro años de su aparición: cómo Monero y el cine se hicieron amigos

A cuatro años de su aparición: cómo Monero y el cine se hicieron amigos

La primera criptomoneda enfocada en la privacidad del ecosistema blockchain celebra su cuarto aniversario este mes de abril. Monero (XMR), desde su lanzamiento, vio popularizada su adopción en mercados de la darknet, donde la implementaron como método de pago por ser más anónima que bitcoin (BTC).

Con el transcurrir de los años, la apuesta era que, tal como ocurrió con bitcoin, los usos de las criptomonedas para actividades ilícitas se vieran opacados por la adopción de usuarios que las utilizaran con fines dentro de los límites de la legalidad, como compras en tiendas físicas y en línea, ahorros a largo plazo o para especular con su precio en el mercado. Sin embargo, el panorama de adopción en el caso de Monero se ha modificado en los últimos meses con la popularización de Coinhive, un software de minería de que mina XMR.

Coinhive ha sido catalogado como malware (una especie de software maligno) y su malignidad constituye un debate abierto en el ecosistema, pues el mencionado software -y las variantes que han sido identificadas- aprovechan el poder de cómputo de las PC que visitan ciertos sitios web para minar criptomonedas, específicamente: monero. Este software es sumamente popular, ya que, de acuerdo a la empresa de investigación de tráfico web Ahrefs, 9 de cada 10 sitios web que hacen minería de navegador, lo utilizan.

Beneficios del financiamiento con monero y otras criptomonedas

A pesar de sus usos en lado oscuro de la red, monero ha logrado posicionarse en otro sector de la adopción de las criptomonedas, como una de las más utilizadas para solicitar financiamiento destinado a proyectos audiovisuales. Una adopción que le brinda un papel protagónico en el financiamiento independiente de la industria cinematográfica.

El financiamiento independiente del cine es un tema de suma importancia para los productores audiovisuales que buscan llevar a las pantallas sus proyectos, sin ver la libertad creativa del proyecto coartada por los intereses de sus patrocinantes. Una realidad en la que las criptomonedas, por los principios de la blockchain descentralizada y sin intermediarios, han sido puestas en el foco de los cineastas.

Entre las principales ventajas que ofrece el financiamiento mediante criptomonedas esta la disminución radical en comisiones por transacción y la eliminación de intermediarios, así como del cobro por el uso de plataformas de crowdfunding, que se encuentran entre el 3 y 5% del total obtenido. Aunado a ello, otros beneficios obtenibles son la rapidez en el depósito de los fondos y la libertad creativa, lo que permite al realizador tener una completa autonomía del presupuesto.

Proyectos audiovisuales financiados con criptomonedas

La cineasta colombiana Ana María Hermida, directora de La Luciérnaga -película disponible en Netflix- adoptó a monero como moneda para la campaña de crowdfunding de su película Alicia. De acuerdo a Hermida, la principal razón que motivó el financiamiento mediante XMR son las reducciones significativas en las comisiones bancarias.

La cineasta comentó a CriptoNoticias el año pasado, cuando comenzaba su campaña, que durante su último rodaje los bancos obtuvieron al menos 10% del total de presupuesto de la película; un monto que supera los 20.000 dólares. Estas comisiones son justificadas por las entidades bancarias por el proceder de la transacción, pues si las cuentas bancarias no están establecidas en el mismo país, la comisión puede variar entre 15 y 30 dólares por transacción.

Cineasta colombiana, Ana María Hermidia, tiene propuesto rodar la primera película financiada con Monero

Hermida también mencionó que enviar 25.000 dólares de Estados Unidos a Colombia “a través del sistema bancario tradicional” despierta las alarmas de las autoridades y según “equivalía a hacer que el FBI viniera a tu casa en busca de algo sospechoso”, una realidad que habría retrasado la liberación de los fondos de la producción, pues se habría necesitado comprobar la proveniencia de las transacciones como parte de procedimientos rutinarios contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. Una situación que puede ser evitada con facilidad gracias a la inmediatez que provee una transacción por la red de Monero.

Es importante tener en cuenta que más allá del retraso que puede significar una investigación por el origen de los fondos, las instituciones bancarias tradicionales e incluso algunas herramientas de pago digital, pueden tardar días para procesar las transferencias; a diferencia de las criptomonedas, que procesan los pagos en minutos. Una cualidad que beneficia a las producciones cinematográficas, al acortar el tiempo de espera por los fondos.

Documental Satoshi Rising, financiado con monero (XMR) y bitcoin (BTC).

Por su parte, el proyecto documental Satoshi Rising también ha tomado parte en el financiamiento con monero. Este proyecto, orientado completamente al ecosistema blockchain, pretenden mostrar cómo las criptomonedas han cambiado filosóficamente al mundo.

Su punto de partida se basa en cómo la industria financiera, el tráfico de drogas, el financiamiento de la guerra y los impuestos se han visto modificados por la aparición de las criptomonedas. El equipo detrás del documental independiente inició una campaña para recibir donaciones que les permitieran terminar su filmación en monero (XMR) y bitcoin (BTC).

Como se pudo ver en el ejemplo recién mencionado, monero no es la única criptomoneda que es utilizada para financiar la industria cinematográfica. También se ha utilizado bitcoin (BTC) y ether (ETH) con este objetivo, tal y como se hizo en la película australiana The Pitts Circus y la italiana Braids.

The Pitts Circus, película financiada con ether (ETH).

El criptofinanciamiento ante el foco del cine independiente

La posibilidad de financiar proyectos audiovisuales con criptomonedas encaja con la tendencia que evita el patrocinio de las grandes corporaciones productoras y los grandes financistas. Una realidad que llevó a las criptomonedas y la blockchain a formar parte de los tópicos de discusión del Festival de Cine Tribeca, en Nueva York.

De acuerdo a información oficial, el Festival contará con una charla llamada Futuro de las películas – Blockchain: ¿Puede la cadena de bloques producir éxitos de taquilla?, en la que se discutirá el impacto que puede tener la tecnología blockchain para la creación de nuevas historias y la ampliación de las posibilidades de financiamiento.

Hay que tener en cuenta que las alternativas para el financiamiento independiente del cine son plataformas como Kickstarter y YouCaring (antiguo Indiegogo) que permiten la recaudación de fondos a través de servicios de pago como PayPal o cuentas bancarias. El uso de estas plataformas compromete a los realizadores a costear el servicio bancario o de pago digital, además de las comisiones de la plataforma por servicio y por cada donación recibida. Un panorama que desangra las arcas del proyecto al mismo tiempo que aumenta su costo.

Las comunidades de Monero, Bitcoin y Ethereum han servicio como vehículo para lograr la realización de proyectos audiovisuales. Y aunque existan proyectos a futuro como Acorn Collective, que busca gestionar campañas de crowdfunding de proyectos audiovisuales con criptomonedas, hoy por hoy no está disponible ninguna plataforma dedicada a este caso de uso. No obstante, esto demuestra el potencial que albergan las criptomonedas, no solo como activo de inversión, sino como método de financiamiento a proyectos de cualquier índole.

 

Imagen destacada por: Milos / sotck.adobe.com

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Jackeline Rivero

Comunicación Social, UCAB. Interesada en el área económica. Apasionada por el emprendimiento y la investigación.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD